Nuevo logo de Renfe en Catalunya


691-27124-a-renfebarna2.gif

El logo se lo debemos a : o quen ten cu…ten medo

¡Rojo maricón!


          En pleno acto de homenaje y recuerdo por las dos últimas víctimas de ETA en Madrid, algunos de los asistentes auveteros alcaraziles no tuvieron otra ocurrencia que abuchear en el acto organizado conjuntamente por todos los partidos, a los concejales del PSOE y explícitamente a Pedro Zerolo, llamándole rojo maricón.

Después de cuatro años de estrategia incosciente, el PP y allegados han conseguido esto, que quienes se manifestaban en contra del gobierno por la presunta falta de respeto hacia la víctimas por el fallido proceso de paz, no sean capaces de callarse durante los diez minutos de duelo por los Guardias Civiles asesinados el sábado, ¡que triste!.

Continua llegint “¡Rojo maricón!”

LOS LEGIONARIOS DE CRISTO


Se dice que Acebes pertenece a esta secta. Me parece oprtuno proponer a los foreros la lescura d estos dos artículos de la revista Atrio.org, a pesar de haber sido escritos hace más de un año. Creo que son de interés para dar a conocer que clase de bicho es Acebes que, según parece, está relacionado con esta secta cuyo más alto dignatario – creo que fundador – es el sacerdote Marcial Maciel – conocido pederasta condenado por el mismo Papa. Conviene conocer la mierda que anida en el PP.

La miseria moral de los compañeros (¿?) de Acebes el fascista


Publicado en atrio.org

Los legionarios de Cristo contra las familias

16-Mayo-2006    Emilio Bartolomé

    El 7 de julio, según el revelador Programa del Congreso sobre “La transmisión de la fe en la familia”que se celebrará antes de la visita del Papa a Valencia (¡intervendrán 33 cardenales!) está prevista la participación del Director General de los Legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera. ¿Qué piensan realmente de las familias estos señores? ¿Por qué tanta saña contra ellas? Nos lo descubre, a partir de sus mismas normas, un ex-legionario y hermano de un legionario.
    Legionarios de Cristo: Normas de visita a la familia

Quien escribe, a parte de haber sido miembro de esta pseudo congregación religiosa, es hermano de uno de sus miembros sacerdotes. Hace no mucho tiempo hablaba en Madrid con un sacerdote legionario y me quejaba porque en 15 años creo que he visto a mi hermano tres días. A parte de haber estado sin recibir noticias suyas, durante larguísimos periodos de tiempo ni siquiera recibimos una postal navideña. Este sacerdote legionario, mexicano de nacimiento, me decía que él tiene 7 hermanos, y que lleva 30 años sin verlos. Según él decía los hermanos SÍ le invitan a que les visite, pero él dice que tienen que venir ellos a España. Después he sabido, por terceras personas, que a este sacerdote legionario no le hablan sus hermanos pues han fallecido sus padres y no ha ido ni al entierro.

A mi hermano sacerdote se le invitó hace un año a una boda familiar y se le invitó no sólo a que asistiera sino a que la celebrara. La respuesta fue negativa. Hablé con mi párroco para comentarle la situación; mi párroco me sugirió que escribiera al Director General, pidiéndole respetuosamente que se permitiera a mi hermano venir a la boda. Entonces le comenté a mi hermano mi intención de escribir al director general para hacer esta petición. Al fin de semana siguiente se presentó en Madrid, sin aviso previo, para hacer una visita familiar de dos días pero no le permitieron asistir a la boda.

Quiero aprovechar este espacio que me concede ATRIO para denunciar la política de visitas familiares llevada a cabo en esta congregación religiosa a la que muchos llaman secta intraeclesiástica, precisamente por moverse dentro de la Iglesia con todas las bendiciones y promulgando a los cuatro vientos obediencia al Papa y a los obispos, pero comportándose después como una organización nazi

Ante todo he de decir que respeto muchísimo las normar internas que esa Congregación tenga y que mi hermano acepta libremente. Pero ni yo ni ningún familiar de legionario estamos bajo la disciplina de los Legionarios de Cristo, por lo cual no acepto ninguna norma que me afecte a mí.

En segundo lugar, he de decir que las normas de visitas familiares vulneran no solamente derechos humanos, sino los valores familiares defendidos por la Iglesia Católica durante siglos.

Las normas de visitas familiares vienen expresadas en Las Constituciones y después concretadas y matizadas en los diversos Capítulos Generales y en el Manual de principios y normas. A continuación cito literalmente alguno de los artículos del primer y segundo Capitulo General de la Congregación Legionarios de Cristo.

297 #1. “Todos los religiosos y sacerdotes podrán visitar a sus padres dos veces al año, con ocasión del onomástico – o correspondiente cumpleaños -, si sus padres viven en el mismo país. La duración de esta visita no deberá exceder de un día”.
Este artículo marca la pauta: lo más que puedes ver a tu familia son dos días al año. Pero sólo si vives en el mismo país. Si él está en otro país como suele ocurrir, no se le permite visitar a la familia ni siquiera dos días al año.

302 #6.” Si los sacerdotes y religiosos viven en distinto país que su familia, podrán acompañarla durante ocho días, únicamente con ocasión del fallecimiento de sus padres; y en caso de grave enfermedad de los mismos -cuando se pueda prever una próxima muerte -, durante un período prudencial, según evolucione la enfermedad, como se estipula para los novicios. (Cfr. nn. 293, 294). En caso de que sobrevenga la muerte de sus padres después de haber regresado de esa visita, acepten los sacerdotes y los religiosos, con espíritu de fe y amor a Jesucristo, el sacrificio que les suponga el no estar presentes en la muerte y honras fúnebres de sus padres”. Esta es una norma sin sentimientos humanos. El religioso o sacerdote que tiene a su padre gravemente enfermo, en lugar de acompañarle en su sufrimiento se tiene que ir. Sin comentarios. Gran sensibilidad humana, y ¿Qué pasa con el cuarto mandamiento?

305 #9. “Sólo los sacerdotes que residan en el mismo país de sus hermanos, podrán acudir al matrimonio religioso de éstos, absteniéndose de participar en el banquete, «buffet» u otros actos sociales. La duración de esta visita no deberá exceder de un día”. Este es un artículo novedoso, en el cual la distancia se convierte en criterio de moralidad. ¿Por qué se puede visitar a un hermano en el día de su boda si vive en el mismo país, pero si vive en otro país no se le puede visitar? ¿Quizá porque el billete de avión es más caro? ¿Por qué no se puede acudir a la boda de un primo?

307 #11. “Con ocasión de las visitas a su familia, el religioso o sacerdote deberá hospedarse en un Centro de la Legión, si éste existiese en el lugar de residencia de sus padres, previo aviso al Director Territorial y al Rector o Superior del Centro. El religioso o sacerdote irá cada día a visitar a su familia y regresará a dormir al Centro”. ¿Por qué no puedes dormir tu casa con tus padres y hermanos? Si las normas son estrictas y el tiempo concedido para visitar a tu familia escaso, este tiempo aún se reduce más porque tienes que dormir un Centro Legionario.

145. “Como norma general, los novicios y religiosos no podrán recibir otras visitas fuera de lo establecido en la comunicación capitular. Sin embargo, de forma muy ocasional:
a. el Director territorial, oído el superior correspondiente, puede autorizar la visita de algún familiar de reconocida reputación moral que la haya solicitado con anterioridad por circunstancias extraordinarias. Procúrese que esta visita no se prolongue más de una hora, si viven en el mismo país. Pero, si vienen de otro país, permítase el tiempo prudencial que amerite la lejanía y los gastos del viaje”.
En este artículo se detalla, que otro familiar distinto a los padres, que quiera visitar al religioso, tiene que pedir permiso al director territorial y además debe ser de “acreditada reputación moral”. ¿Cómo un personaje como el mamarracho de Maciel, acusado de pedofilia, de abuso de drogas, de blanqueo de dinero de narcotráfico, religioso con voto de pobreza con una flotilla de coches de lujo, que ha tejido una red empresarial con sede en paraísos fiscales, para no pagar impuestos, puede exigir a nadie tener “acreditada reputación moral”?

143. “Queda a juicio del Director territorial, después de oír el parecer del rector del centro vocacional o del instructor de novicios permitir, por serias razones y de forma extraordinaria, que algún apostólico o novicio asista al bautizo, confirmación o primera comunión de sus hermanos. Este permiso se concederá solamente si el acto religioso se celebra en la misma ciudad en que está situado el centro vocacional o el noviciado y, después de saludar a la familia, el apostólico o el novicio deberán regresar al centro.”
Este es el artículo que destila más maldad y que pone más claramente de manifiesto el verdadero objetivo de las normas de visita a la familia: destruir los lazos familiares. Ahora se prohíbe a los apostólicos (son los miembros de los centros vocacionales) que visiten a su hermano pequeño que hace la primera comunión. Aquí lo que se busca explícitamente es hacer daño en el corazón mismo de la infancia. Además el daño es doble: por un lado al apostólico y por el otro al hermanito que hace la primera comunión, que es el día más feliz de su vida y que no puede estar con el hermano mayor.

308. ” Siempre queda al juicio del Rector o Superior el aplicar o no las normas de las visitas a la familia, teniendo presente el bien del religioso y el ambiente familiar”. Esta norma lo que dice es que las normas anteriores podrían no aplicarse a juicio del Rector, si este considera que el ambiente familiar no es el adecuado ¿Quién es el rector para juzgar cual es mi ambiente familiar? ¿No dice el evangelio no juzguéis y no seréis juzgados?

Estos son solo algunos de los artículos restrictivos bajo el epígrafe: Normas de visita a la familia del Capítulo General de los Legionarios de Cristo. Estos artículos violan los derechos humanos, los derechos de los padres a ver a los hijos, el cuarto mandamiento de la Ley de Dios y toda la tradición cristina de fomento de los valores familiares. Este es el rostro verdadero de los Legionarios de Cristo, una secta intraeclesial que se vale de la buena voluntad de las personas para captar vocaciones, para conseguir bienhechores, utilizando para ello argumentos como “el Reino de Cristo”, fidelidad al Papa y a los obispos, etcétera. Y que para lo que de verdad se utiliza es para subyugar y someter a sus religiosos y para forjar un vasto imperio económico, con límites desconocidos.

Más información y artículos en la página www.exlcesp.com.

[Atrio ha publicado desde el año 2002 mucha documentación sobre Legionarios de Cristo]