RECUERDOS DE NAVIDAD.


Cuando llegan estas fechas, se mezclan sentimientos distintos. Añoranza, alegria ,tristeza , felicidad o  incluso en ocasiones deseos de que pasen cuanto antes para volver a una normalidad más tranquila tanto a nivel económico como personal.Las calles engalanadas no recuerdan que existe un mundo de ilusión que nos pertenece y en nuestras manos está dejarnos hechizar por ese encanto que cada uno vivimos de forma distinta. Quienes aún conservamos esa parte infantil que nunca debiera perderse, seguimos creyendo en un cagatió insaciable que alimentamos durante dias para que nos cague todas esas chuhes que quizás no nos compramos nunca ( bueno confieso, yo si ).Un Pesebre montado sobre un antiguo Bufet en el que no faltaba de nada, con figuras que aún conservo, desdibujadas hoy por los años y por las veces que de pequeña las toqueteaba con la intención de diseñarlo de nuevo… El mismo Pesebre que hoy monto a mi patrimonio más querido, mis hijos y que viven de la misma forma el tragín de las figuras de una lado para otro, hasta conseguir que una acabe hasta las narices de nieve y tierra esparcida por el suelo, o de encontrarse a Jesús sobre la estrella fugaz o quien sabe si Maria buscando al niño…situaciones que son una vuelta al pasado y que hacen revivir los recuerdos más entrañables.

Cartas a los Reyes que ayudamos a escribir a nuestros hijos y que de alguna forma nos recuerdan los mismos momentos con nuestros padres. Todo un ritual festivo que es hoy más consumista que otra cosa, pero que aún conserva esa calidez de amor incondicional entre las familias.Sin embargo, cada de uno de nosotros vivimos estas fiestas de forma distinta y cuando en las familias faltan personas importantes en nuestras vidas, el sentido de las fiestas toma un aire distinto, aunque sigamos celebrando la Navidad.Todo lo que hoy vivo con mis hijos, es un intento de reproducir lo que vivi con mis padres y hermanas cuando era pequeña, sencillamente porque fuí una cria muy feliz.

 Recuerdo a mis padres llevandome de la mano a la Cabalgata de los Reyes , unas carroces bastante cutres de Barrio donde sus majestades tenian encasquetadas las peores pelucas del mercado y sin embargo su magia me impedia darme cuenta …Tres copas y varias galletas en el Balcón para que Melchor, Gaspar y Baltasar saciaran su cansancio antes de dejar los regalos a una criatura que intentaba ser  buena durante todo el año para que su carta le trajera algo más que carbón (amenaza sin duda efectiva en aquellos tiempos).

Un final de año con las uvas peladas y sin hueso para que no me encasquillara al comerlas…vicio que he conservado durante toda la vida, porque soy incapaz de comermelas de otra forma. Sombreros y serpentinas que hoy compro también a mis hijos para vivirlo del mismo modo.

Todo un mundo reproducido de nuevo para que quienes viven hoy  agenos a la realidad de la vida, disfruten de una infancia feliz como hemos tenido la mayoria de nosotros . Una infancia que recuerdo con cariño y anoranza y que agradezo muy especialmente a mis padres porque sin duda lo que soy hoy como persona,y lo que puedo trasmitir a mis hijos , se lo debo a ellos.

EL LÍMIT DE 80 KM./H A LA PRIMERA CORONA METROPOLITANA


Ja ha començat la indicada limitació per motius predominantment ecològics, i molta gent ha posat el crit al cel mostrant-se molt crítica amb la mesura. Jo, en canvi, la trobo assenyada i a continuació diré els motius en que em fundo per opinar d’aquesta manera.

Fa temps que, portat per aquests mateixos motius, intento, i ho logro de manera gairebé total, no sobrepassar el límit expressat i, en tot cas, mai supero els 100 encara que sigui per autopista. Només en cas de viatges exepcionalment llargs – un viatge de turisme a Bretagne – m’he extralimitat arribant fins als màxims de velocitat permesos.

El resultat de l’experiència és que he reduït el consum aproximadament en un litre per cada cent kilòmetres. Aquest litre de més és causant d’un escreix en la contaminació. És evident que aquesta quantitat de més, desapareix pel tub d’escapament de gasos en forma de productes de la combustió o bé com a carburant no cremat. És evident que el resultat és un aument de la contaminació. El més segur és que sigui expulsat en forma de productes de combustió.

La resistència a l’avanç deguda a la rodadura i a la resistència de l’aire augmenta amb l’augment de la velocitat, la quan cosa explica que el consum sigui més elevat, sempre, és clar que es continui amb la velocitat més llarga. Alguns detractors de la mesura diuen que, com que s’ha de posar una marxa més curta, només per aquest sol motiu la mesura no produeix cap estalvi de carburant.

Sóc del parer – i n’estic plenament convençut – que aquesta darrera afirmació és totalment falsa. La meva experiència, amb un Citroën Xsara de motor Diesel de 110 CV, és que el motor marxa perfectament a 80 per hora en cinquena velocitat, a un règim de 2000 revolucions que entenc que es l’òptim per a un funcionament correcte.

Amb el que he expressat crec que queda clar que la mesura és adequada. La cosa, però, és més complexa. El que he dir és vàlid sempre que no es produeixi una congestió de tràfic, cosa que succeeix més sovint que no desitgem. En aquest cas és evident que la mesura no té cap eficiència. Tanmateix, persisteix la conveniència de la mesura de manera general. En tot cas, la mesura ha d’anar acompanyada de mesures correctores d les aglomeracions cos que ja es porta a terme, però que no sempre dona el fruit esperat.

A part de la mesura que ocupa el nostre comentari, cal que la lluita contra la contaminació en general es reflecteixi en els pressupostos en un doble sentit: en primer lloc cal que les mesures que facilitin el canvi d’electrodomèstics per altres més eficients (de classe A o A+)  no es limitin a una dterminada temporada, sinò que no tinguin límit ni en el temps ni en les quantitats abonades. Per altra banda convindria que, de manera decidida, l’Administració optés per ajuts generosos per a la compra de vehicles híbrids per tal de compensar l’usuari perquè no caigui només sobre ell la despesa necessària per disminuir la contaminació de l’aire.

C rec que he exposat un aspecte parcial del problema de la contaminació, però que tot el que he dit és raonable. M’agradaria haver obert un tema que crec d la màxima importància que altres forers tratessin en altres comunicacions per tal de completarlo o aclarir algun punt que no hagi exposat de manera prou completa.

No eran sus muertos


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

     No, no es que la AVT presidida por el ex vendedor de crecepelos no haya querido participar en la manifestación que contra el terrorismo tuvo lugar el pasado día cuatro, no. La AVT a pesar de los “reproches” de Rajoy, lo que hay que ver y oír, no se manifestó por dos motivos, el primero de ellos por que los familiares del guardia civil fallecido y de su compañero en estado de coma entonces, pero ya fallecido también, por cierto, a raíz de esta segunda muerte la AVT convocó concentraciones ante los ayuntamientos para gritarle al Gobierno, claro, pero los familiares de los fallecidos, repito,  no eran socios de la AVT y por tanto no se podía cargar con todo el trabajo que supone montar una manifestación por unas familias que no estaban asociadas ya que ello hubiera supuesto, para Alcaraz, las críticas de los ya asociados puesto que el suculento sueldo que cobra el presidente de la AVT  como tal, le obliga exclusivamente a velar por los intereses de sus socios. Y en segundo lugar por que la manifestación se planteó de forma seria y rigurosa: Era una manifestación contra los terroristas, no contra el Gobierno, y claro, al establecer estas premisas la AVT no podía participar. Era una cuestión de principios y de honestidad. Otro tanto ha ocurrido con el Foro de Ermua, tampoco se les vio por allí, en particular a la hermana de Miguel Ángel Blanco, esa señora, o señorita, de lágrima fácil y de una emotividad siempre a flor de piel. Tampoco estaba. Tenían sus motivos, ya que los dos guardias civiles víctimas del atentado  no hacían otra cosa que velar por la seguridad de todos nosotros, pero por lo visto su arriesgada y difícil misión no era digna de un reconocimiento público y de un apoyo a sus familias. No, no eran sus muertos.              

    Sería muy interesante que algún medio de comunicación encargara una encuesta para preguntar a los españoles si están de acuerdo con el dinero que el Estado le da a la AVT.

    Perdone usted el sarcasmo querido lector pero es que si lo digo totalmente en serio es para decirles y llamarles lo que no se puede escribir a esta pandilla de vividores a costa de la tragedia, de los muertos, y  que no son más que unos  golpistas, sinvergüenzas y mal nacidos.

     En el futuro quien piense como Alcaraz y quien apoye una manifestación de la AVT  es tan miserable y ruin como ellos y merece los mismos calificativos.

Aunque bien pensado, no se que tal hubiera encajado la AVT en una manifestación organizada por los demócratas.

                                                       

                       

    

Donde dije digo ….


En política los errores y actuaciones del pasado te vuelven a la cara como un salivazo lanzado contra cierzo. Los partidos se tienen como cohartada los unos al os otros de lo que no dijeron o no hicieron cuando deberían haber dicho o hecho.

Magdalena/Álvarez/Cascos, ¿qué curiosa coincidencia con los nombres?, además de haber llenado el trayecto de la alta velocidad hacia Francia de socavones, les asemeja una capacidad pasmosa para anclarse en sus sillones, aparecer en actitudes chulescas e irrespetuosas en el parlamento, por saber echarle la culpa a los demás y ser unos pésimos gestores.

Continua llegint “Donde dije digo ….”