EL IMPERIO DE LA LEY


Leo con curiosidad noticias acerca de una ley que nos va a decir lo que se debe recordar y cómo, incluyendo que tipo de santocristos y belenes son aceptables o no para los tiempos que corren. Agentes sociales y pastores del pensamiento alertan de que estas medidas son de una urgencia que, en mi despiste general, me había pasado inadvertida, tal vez porque mi atención estaba distraida contemplando socavones y condiciones tercermundistas prestadas a contribuyentes primermundistas que, a menos que se les hunda la casa bajo sus pies o envejezcan treinta años emparedados en una autovía o en un tren, prefieren preocuparse por escudos, himnos y banderines, o eso nos cuenta el gran hermano a través de sus enanitos, porque yo no me lo acabo de creer.

Esta ley va pareja a otras leyes que nos dicen a qué velocidad se debe de conducir o que manojo de dogmas se pueden inculcar, y cuales no, a los críos de la escuela. Quiero creer  que esas leyes, al menos en algún momento, han sido instigadas con buena fe, aunque me queda la inquietud de que ver que no contentan, sino más bien irritan, a quien más desea recordar, olvidar o fantasear sobre presentes y futuros habidos o por haber, estén al lado de la farsa que estén. Algo similar ocurre con lo de la velocidad o con el cancionero de dogmas escolares: aparentemente quienes eran objeto y diana de dichas normas son los primeros en manifestar su desacato y, normalmente, de ejercitarlo.

Confieso que a veces las sutilezas del entresijo legal se me escapan. Soy uno de esos pobres infelices que todavía se rascan la cabeza cuando oye que un juez condena a cuarenta mil años de prisión a un imbécil y luego se explica que de los cuarenta mil cumplirá unos quince, o menos. Supongo que si usted, como yo se pregunta entonces para qué condenarle a los cuarenta mil años, a doscientos cincuenta mil millones de siglos, por decir algo, es que no ha entendido nada del juego. Confío en no haberle estropeado el vermut con toda esa palabrería. La vida en mañana de domingo y con un plato de patatas chips en la mesa se ve diferente, pero aun así me queda una duda que le quiero trasladar, antes de que empiecen las ceremonías litúrgicas del fútbol y el rebaño vuelva al redil. Hace un tiempo que tengo la impresión de que cada vez más las leyes, o su aplicación, no afectan a los sujetos a los que supuestamente deberían de regular sino al resto. Un imperio de leyes, normativas y códigos regula, sanciona, dicta y adormece a un rebaño civil que navega por ese lacio mar de dogmas paternalistas que habitualmente no le incumben, mientras los aludidos, que a veces son los instigadores, circulan con dispensa.

Es una paradoja probablemente ingenua y sin trascendencia, una reflexión de mañana de domingo, similar a esas sentidas columnas donde alguien que no se ha desplazado más de un palmo en otra cosa que no sea un coche oficial nos recuerda como a niños malos, que debemos  usar el transporte público y otras maravillas de esa utopía virtual donde solo contaminan las amas de casa que dejan el grifo abierto, y las televisiones privadas, que ya lo son todas, nos recuerdan, por si nos hemos escabullido de la ley, lo que recordar y cómo. Eso sí, antes del fútbol.

Carlos Ruiz Zafón – Magazine 18/11/07

EL PROGRAMA ELECTORAL DEL MARIONETA PPRIL.


Tres són les bases del programa electoral de don Mariano Marioneta: 1) La defensa de l’ús del castellà i 2) La lluita contra el canvi climàtic i 3) L’exempció d’impostos als qui no arrivin a uns ingrassos de 1600 € mensuals.

Del primer apartat només dir-ne que aquest señor no sap que passa a Catalunya on, si hi ha una llegua en inferioritat de condicions, és el català. Per altra banda,l’ús del català com a llengua vehicular en l’ensenyament, té un propòsit ben definit: que tots els escolars acabats els seus estudis coneguin bé el català i el castellà.

Aquesta regulació va ser decidida PER UNANIMITAT en el Parlament on va rebre fins i tot el vot favorable del PP. És curiós – dit sigui de passada – que a major distància en el temps del règim deFranco, el PP sembla que l’enyori cada vegada més i es torni més i més feixista.

Sentències del Tribunal Constitucional avalen també el règim lingüístic de l’escola a Catalunya.

Quan a la lluita contra el canvi climàtic resulta curiós que l’anunci que se’n fa esdevingui només una setmana després que el señor Rajoy ens sorprengués negant-lo amb el suport de l’autoritatdel seu cosí.-

L’anunci demagògic de l’exempció fiscal dels ciutadans que no arribin a us ingressos mensuals de 1600 € no és sinò una mesura electoralista que segurament no pensa complir. No resulta aventurat pensar que ens enganyarà qui ha intentat fer-ho tantes vegades. Tots recordem aquells “hilillos como de plastilina en estiramiento vertical” que varen resultar ser una fuita de 150 Tm de TxaPPaPPote del PPrestige.

Per altra banda qui funda una promesa electoral en unfet tan fals com la ecessitat de protecció dela llengua castellana a Catalunya, té una molt feble connexió amb la realitat, sobretot si, a més té la barra, la poca decència o com se’n vulgui dir, d’anunciar la lluita contra en canvi climàtic, una setmana després de dir-nos que no existeix.

Una cosa si em crec d’aquest desgraciat líder digital: que si triomfés, dedicaría tots els seus esforços a tocar els collons a l’escola catalana. ‘això no en tinc el més petit dubte. Per això recomano a tothum qui em llegeixi QUE VAGI A VOTAR CONTRA EL FEIXISME. I si està molt descontent amb el comportament dels altrespartits democràtics – que tampoc m’agraden a mi – que vagi a votar contra els feixiste, tapant-se el nas amb una agulla d’estendre roba per no sentir la pudor.

¿Quien confía en el PP?


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa    

                     

     El PP ha celebrado su conferencia política y  han aprovechado el “histórico” evento para “auto jalearse” y han hablado de todo, desde “devolver la confianza a los españoles” hasta que el PP “se ha defendido con dignidad”.

     En lo de la confianza, con que poco convencimiento hablaba de ello Acebes, no se que confianza puede inspirar un partido político cuyos jerifaltes estaban en el Gobierno cuando ocurrió la tragedia del Yak-42 y metieron los cuerpos de los soldados fallecidos en un accidente que se pudo evitar si el ministerio de Defensa comandado por Federico Trillo,  no hubieran contratado un transporte de tropas barato, metieron, repito, a treinta de los cadáveres dentro de los ataúdes sin haberles identificado previamente y así, sin más, se los entregaron a familias que nada tenían que ver con los restos que contenían los sarcófagos, pretendiendo, sabedores de su negligencia, enterrarlos la misma noche en que llegaron a España, no pudiendo  consumar su deseo por que los familiares de los militares fallecidos se opusieron. ¿Qué confianza merecen unos individuos que cometen semejante barbaridad y falta de respeto?

    Lo de la dignidad le tocó a Zaplana. Como no. Zaplana dijo que “durante estos tres años y medio el PP ha logrado defenderse de las mentiras del Ejecutivo respecto al Yak-42, el Prestige, la guerra de Iraq y el 11-M y lo ha conseguido poner por encima de toda la dignidad”.

    O sea, que según los medios de comunicación esto de la confianza y de la dignidad fue lo más relevante de la conferencia. Lo de la confianza le tocó defenderlo a Acebes, que ya no cree ni en si mismo, solo hay que fijarse en su cara cuando habla. Y lo de la dignidad se lo dejaron a Zaplana. Esto último ya es para un 10 pues todos sabemos en que medida valora Zaplana eso de la dignidad. No hay más que recordar algunos pasajes de su vida política.

    También, como no, hablaron de ETA, era justo, necesario, ineludible y normal, el PP le debe mucho a los etarras, son su sustento diario  pase algo o no pase nada. El día en que la banda terrorista deje de actuar los políticos del PP van a ir todos derechitos a inscribirse en las oficinas del INEM. Es triste ver como un partido político basa su actividad política y su sentido de Estado en lo que hace una banda terrorista, en una bandera y en la letra de un himno. Que pena. ¿Quién es capaz de confiar en él?

                                                    

El Guateque de corrupción


La unidad de la Guardia Civil que se creó hace poco ante la evidencia de que la corrupción era la opción política más extendida en el ámbito municipal, no da abasto, más de 100 operaciones abiertas, 57 detenidos y subiendo.

Continua llegint “El Guateque de corrupción”