Clinton alaba la lucha española contra el cambio climático y la pobreza


1195500581137zapateroclintondetalledn.jpg El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton ha elogiado la política del Gobierno español en la lucha contra el cambio climático, la pobreza y el desarrollo, tras reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha anunciado que España aumentará su aportación a la Fundación Clinton.

Zapatero y Clinton se han reunido durante casi dos horas en el Palacio de la Moncloa, minutos después de que el ex mandatario estadounidense almorzara con el Rey Juan Carlos. Continua llegint “Clinton alaba la lucha española contra el cambio climático y la pobreza”

DURAO BARROSO FUE ENGAÑADO POR J. M. AZNAR, G. W. BUSH y T. BLAIR


 

José Manuel Durao Barroso, ha dicho hoy que recibió información falsa relativa a la situación de Irak en la “Cumbre de las Azores”, en la que hizo de anfitrión en su calidad entonces de primer ministro de Portugal. Barroso dice que en ese encuentro se le facilitaron informaciones “que no correspondían a la verdad”, además de aclarar que “hay documentos en ese sentido”, en una entrevista difundida hoy por la emisora “TSF”.

Se refirió así a la reunión de marzo de 2003 en ese archipiélago atlántico portugués en la que tomaron parte el presidente de EEUU, George W. Bush, y los ex jefes de Gobierno británico y español, Tony Blair y José María Aznar, respectivamente, en la que se dio un ultimátum a Sadam Husein.

El presidente de la Comisión Europea destacó que si Portugal organizó en aquel momento la reunión de las Azores fue a petición de sus aliados y, en especial, de España. “Vi documentos, los tuve frente a mí, que decían que había armas de destrucción masiva en Irak”.

“Realizamos -el entonces Gobierno portugués- la cumbre de las Azores porque nos fue pedido por nuestros aliados y amigos: Estados Unidos, el Reino Unido y, sobre todo, España”, pero ha recordado que la posición de su Gobierno nunca fue la de “decir vamos a la guerra”.

Confianza de EEUU

Durao Barroso ha explicado que, además, durante una conversación posterior en Lisboa con el ex presidente estadounidense Bill Clinton, éste le mostró su convencimiento de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak y que la intervención en ese país fue aprobada tanto por demócratas como por republicanos.

Lo que tiene claro es que el “sí” de Portugal a la intervención no le hizo perder posiciones en Europa, como queda demostrado por el hecho de que poco después fue propuesto para la presidencia de la Comisión. Lo que sí mejoró fue la confianza de EEUU en su país.

¿Quería Dios entrar?


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

     He leído el interesante reportaje, publicado en El País el pasado domingo, escrito por el doctor Ramiro Rivera, que fue uno de los facultativos que atendieron desde el primer momento al general Franco cuando este sufrió los primeros síntomas de la dolencia que le llevó a la muerte, y lo he encontrado sumamente interesante. El firmante del reportaje nos cuenta que tuvo sus momentos de preocupación por las posibles discrepancias de tipo profesional que pudieran surgir entre él y el yerno del dictador, Cristóbal Martínez-Bordiu, jefe de del servicio de cirugía torácica y cardiovascular de la Paz, que en el momento de sufrir su suegro la tromboflebitis se encontraba en Manila.

    Cuando Martínez-Bordiu, regresó a España, nos cuenta el autor del reportaje que les dijo que en su servicio disponía de una máquina corazón-pulmón artificial más moderna que la que tenía la Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco, donde éste estaba siendo atendido. Los médicos de este hospital recabaron informes sobre la máquina propuesta por el yerno de Franco y la compañía les dijo que solo habían construido dos prototipos, que uno estaba en Suiza y el otro en Madrid y que en base a los resultados experimentales y a los clínicos obtenidos en Suiza, de Madrid no habían recibido información,  decidieron interrumpir su fabricación.  Esa misma tarde, cuenta el firmante del reportaje, se presentó en la Ciudad Sanitaria Francisco Franco el doctor Martínez-Bordiu con la máquina embalada y con detalles que daban a entender que nunca había sido desembalada y por tanto no había sido usada, aspecto este que confirmaron los médicos del equipo de Martínez-Bordiu.

    Cuando al comienzo de esta reflexión mía decía que el reportaje me parecía interesante era por dos cosas: La primera de ellas me plantea una interrogante: ¿Quién iba a pensar que a tan poderoso personaje lo iban a utilizar como conejillo de indias y además someterle a un tratamiento a través de una máquina que la compañía que la había diseñado y construido, a nivel de prototipo, ante las resultados experimentales había decidido interrumpir su fabricación?  Y la segunda se concreta en que cuando el doctor Ramiro Rivera, manifestó al médico de cabecera de Franco, Vicente Gil, el temor de que alguien del equipo de Martínez-Bordiu pudiera entrar en la habitación del dictador, Vicente Gil le preguntó al policía de paisano que vigilaba la entrada a la habitación de Franco que cual era la orden que tenía a lo que el policía le respondió “Don Vicente, a la habitación de Franco no entra ni Dios”.  Mi reflexión es: En aquellos días ¿llegaría Dios a sentir la necesidad de entrar en la habitación del dictador? ¿Qué informes tendría Dios, supongo que facilitados por los obispos que sacaban al dictador bajo palio, de este siniestro personaje?

 Sería muy interesante que algún obispo lo aclarase.

                                                    

El PP a piñón fijo


Las tres recusaciones presentadas semanas atrás por el PP a tres miembros del TC por entender que su opinión estaba viciada para discutir sobre la inconstitucionalidad de la ley que tiene que reformar la institución, se formularon en base a las opiniones vertidas sobre esa misma ley en una reunión del TC (LOTC), según avanzó el periódico el Mundo.

Uno de los magistrados asistente a esa reunión de claro corte conservador, Ramón Rodríguez Arribas, ha desbaratado tales argumentos en una carta enviada a la prensa para aclarar lo hechos. Dado que los supuestos que llevaron al PP a querer apartar a los magistrados era falsa, todo el mundo esperaba que las retirasen, pero mira tú por donde va a ser que no.

Continua llegint “El PP a piñón fijo”