Es fácil olvidar


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                      

    No, no fue porque renegaran de unas siglas, no fue por que se avergonzaban de que les identificaran con la derecha de siempre, eso les tenía sin cuidado. El cambio de Alianza Popular a Partido Popular, por cierto si tan españoles son no me explico por que no le añadieron la palabra “español” en cambio los socialistas, los que no son españoles, según Rajoy, son el único partido político que la incluye en su denominación, el cambio, repito, fue para confundir a la gente, para guardar las formas, pero ellos nunca renunciaron a ser la misma derecha que apoyó a un dictador durante cuarenta largos años. Querían ocultar sus orígenes franquistas y dar la sensación de una derecha moderna y moderada, pero tenían un problema y el problema no era otro que el de que un cambio de siglas no cambia a las personas.

   En Alianza Popular había defensores del franquismo que no han tenido nunca ningún inconveniente en manifestarse públicamente cantando las excelencias del régimen franquista. Lo ha hecho Fraga, lo ha hecho Aznar, lo ha hecho Mercedes de la Merced y más recientemente lo ha hecho Mayor Oreja. Todos estos, y muchos más, pasaron con armas y bagajes al Partido Popular. Dicho sea con todo respeto a las personas: Son los mismos perros con diferentes collares. A estos se les añadieron los Acebes, Zaplana, Astarloa, Del Burgo, Aguirre y otros de nueva generación. Sin ir más lejos hace unos días en un periódico provincial aparecía una tribuna firmada por un joven concejal perteneciente al grupo popular que es la oposición en Elche, en la que nos hablaba sobre la bandera y acababa con un “¡Viva España!” que no lo mejoraba ni el propio generalísimo en sus mejores tiempos. Por cierto, y hablando de banderas ¿era la del aguilucho la que había que lucir el pasado día 12? por que había bastantes de ellas por las calles de Madrid. Al parecer Rajoy no las vio ya que no las ha criticado. O a lo mejor para él esas también valen. No me sorprendería en absoluto.

     Está claro, son la derecha de siempre, la intolerante, la intransigente la cerril y la que dice, lo dice Rajoy, que no hay que mirar para atrás, que hay que olvidar el pasado y pensar en el futuro. Para algunos, en este caso para la derecha rancia, es muy fácil olvidar lo que no interesa recordar.

                                                     

                                                                                                                                                                                            

LA DEMOCRACIA DEL BOTELLON


Uno que aunque hace días no participa directamente en este blog, no por ello deja de leer los comentarios o artículos que se van publicando y ante las anotaciones realizados por alguno de los participantes, piensa.

Se dice que en los años de predemocracia, los que hubo desde la muerte de Franco hasta las primeras elecciones democráticas, la gente, los ciudadanos, eran mucho más participativos, estaban mucho más implicados en la lucha que se estaba gestando para llevar la democracia a nuestra sociedad.

Es cierto, la juventud sobre todo, estabamos mucho más introducidos en política, sabíamos lo que queríamos y luchabamos por ello, no todos, ya que ya se sabe, para luchar hay que conocer alguna alternativa y en aquellos tiempos lo único que se deseaba era libertad y cuando los medios no informan se tenía que estar en algún partido o asociación, para conocer lo que realmente se quería conseguir.

De todas maneras en aquellos tiempos, habían líderes, gente que eran capaces de ver un sistema de Estado y que su comunicación hacía más fácil el tomar partido, como se puede olvidar aquí a Suárez, González, Fraga, Carrillo, Tierno, Pujol, Roca, etc.  gente capaz de aglutinar en sus ideas a las masas concienciadas.

Yo recuerdo perfectamente, porque acudí a mitines de Felipe González, de Santiago Carrillo, en el Pabellón de Deportes de Girona en la dehesa, como la gente se expresaba, se sentía solidaria y participaba de lo que nos decían estos politicos, lideres de sus ideas y de lo que deseaba el pueblo, democracia, libertad para vivir y convivir.

Que nos está pasando hoy en día, solo hace falta pasarse por los diferentes artículos que escribimos en este blog, se ha pasado de un deseo común al deseo partidista, sectario, a hundir lo que diga el contrario, a poner siempre lo que digan los tuyos por encima de lo que te diga el sentido común, el menos común de los sentidos por cierto.

La oposición, la que sea critica por ejemplo, o dice no, a lo que sea, con tal de poner contra las cuerdas a lo que nos diga el poder, el que sea. Solo se piensa en el interés a cuatro años vista o menos, todo depende de la época en que se desarrolle la oposición a dicho poder.

¿Quién no recuerda por ejemplo, las críticas a la construccion del AVE, por tierras aragonesas y sus famosos socavones? Alguién ha sido capaz de hacer las mismas críticas con lo que está pasando por Barcelona, es hundir por hundir, es hablar por hablar, es confundir la técnica, con la política y las prisas.

Nuestra juventud, tenía quizás y siempre hablo en general, otras prioridades, creo que sabíamos lo que deseabamosy nos pusimos en la lucha por conseguirlo. ¿Que nos pasa hoy en día con nuestra juventud? Pasa que nuestra juventud se ha adocenado, que sus prioridades son otras, hablan del problema de la vivienda, pero no se manifiestan, hablan del problema de los mileuristas, pero se conforman, estamos ante una juventud, que solo se preocupa del hedonismo propio y del pasotismo generalizado, de la democracia del botellón y cuidado que estoy hablando en general, pero esto si es una concepción de la sociedad muy real.

Se ha hablado en este blog, de la serie Cuéntame, de la familia Alcántara, alguno de los que vivieron esa época, ¿no se siente totalmente identificado con esa serie, con esos personajes? Es un retrato totalmente real de lo que fueron esos años, con una gente mayor, que con una guerra vivida a sus espaldas o con el conocimiento de lo que pasó a sus seres queridos muy presente, deseaba el cambio, pero un cambio como el que se gestó, intentando sobre todo conservar la paz, lo que muchos llamaron el consenso.

Para acabar, mi artículo, solo quiero recordar la manifestación contra los problemas derivados del AVE en Barcelona, la participación fue de entre 250 o 900 personas, según quién haga el cálculo, la manifestación de ayer contra la monarquía, parece que reunió a 1000. Algo falla en nuestra sociedad, cuando se olvidan los intereses generales, que implican a más de 160.000 personas, por una manifestación que se sabe que no va a conducir a nada, mejor solo va a conducir a una primera página en algún diario comarcal, para más honra de quienes son lo máximos responsables de la crisis que está arrastrando una sociedad, la catalana, que ha hecho todo lo posible de una manera directa para que otras comunidades se pongan a un nível de suma, aunque sea mediante una resta, de la comunidad que ha contribuido a ello.

Y aquí meto a todos los partidos, algunos de una forma consciente, otros por dejadez, otros porque saben que el catalán no se queja, todos son culpables, pero nosotros los catalanes nos callamos y seguimos haciendo el juego a nuestros empleados, muy bien pagados por cierto y con unas ventajas que nosotros no tenemos.