BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE

LLegó, reformó y se quedó solo.

Cuando nadie se lo esperaba, llegó a Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez González (Cebreros. Avila, 1932- Madrid 2014). Bueno nadie se lo esperaba excepto el Rey y Torcuato Fernández Miranda, quien como experto muñidor de las ubres fundamentales del Movimiento, preparó las cosas para que el Consejo del Reino eligiese a Suárez acompañado en una terna por Federico Silva Muñoz y Gregorio López Bravo, dos esencias preclaras del régimen.

Fue aquel 1976 un año redondo para el ahijado de Fernando Herrero Tejedor. El 25 de mayo, había derrotado por goleada al marqués de Villaverde en la elección para consejero permanente del Movimiento. El 9 de Junio de había descolgado en el pleno de las Cortes con aquellos versos de Antonio Machado que serían, a la postre, la premonición más grande jamás contada:

Está el hoy abierto al mañana.

Mañana, al infinito.

Hombres de España: ni el pasado ha muerto

ni está el mañana,

ni el ayer escrito.

El 3 de Julio de 1976 iba a quedar abierto de par en par el mañana para traspasarlo y para escribirlo. Esa fue la fecha sorprendemente para casi todos. “Me enteré del nombramiento de mi hermano por televisión. De la sorpresa me caí y me rompí un dedo”, confesó Chema Suárez, hermano del recién nombrado Presidente. “Santa Teresa ha hecho otro milagro”, sentenció desde el sarcasmo su paisano Emilio Romero. “Que error, que inmenso error”, dejó escrito (y lo escrito queda) Ricardo de la Cierva, antes de que Suárez cometiera el inmenso error de hacerlo ministro suyo. “El carrerismo vuelve”, dogmatizó el diario El País. “Me extrañó que no se haya elegido al conde de Motrico. Esto me hace sospechar que se trata de un cambio de hombres, pero no de política”, manifestó Marcelino Camacho.

Suárez había empezado su triunfal andadura practicamente solo. Incluso tuvo dificultades para formar su primer Gabinete (el nuevo Gobierno no puede ser más provisional, advirtió Le Monde), compuesto de excelentes subsecretarios, según los más generosos, y de vulgares penenes para los más críticos.

Sin que nadie lo creyera empezó a gobernar diciendo: “Tenemos que elevar a la categoría de norma lo que a nivel de calle es normal”. Luego, cuando apenas llevaba un mes en el cargo y ya había decretado la primera amnistía parcial, sacó pecho y declaró a París-Match:”Nosotros haremos la democracia para los españoles. Y vamos a asombrarles a ustedes”.

Y nos asombró. Y se desmelenó. Y pudo prometer y prometió. Y comenzó la ruptura bajo el nombre de reforma: las Cortes firmaron su autodisolución, el General Manuel Gutiérrez Mellado sustituyó al reaccionario Fernando de Santiago, se impulsaron las libertades públicas y la libertad sindical, se suprimió el Movimiento, se legalizaron los partidos políticos hasta el PCE, se convocaron elecciones…

Continuó el asombro con los Pactos de la Moncloa y con la amnistía total. El asombro culminaria cuando Suárez reforzó aún más su imagen en las elecciones de 1979. Había culminado la tarea que alguién le encomendó y, paso a paso, fueron minándole el terreno sus propios compañeros de partidos y los jovenes socialistas de la oposición. Puestos a minar, los militares debieron de minar lo suyo. Y ya en marzo de 1980, Suárez, otra vez solo, dijo: “No tengo ningún apego al poder, si el partido quiere que me vaya, me voy”. Él, todo un vocacional del poder, ya no sentía vocación.

Después de soportar una cuantas judiadas democristianas en la UCD, Suárez se nos apareció en televisión el 29 de Enero de 1981. Ya ni pudo prometer ni prometió. Ya solo pudo dimitir y dimitió: “Mi marcha es más beneficiosa para España que mi permanencia en el Gobierno”(…) “No quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España”.

Luego el 23F, se quedaría una vez más casi solo plantando cara a los golpistas y prácticamente solo está hoy.

Más vale estar solo que mal acompañado.

Un recuerdo para Adolfo Suárez, de mi parte. Espero que la historia lo trate como lo que fue.

6 thoughts on “BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE

  1. Suárez fue uno de los nuestros. Es ya una figura histórica y de los distintos Presidentes de Gobierno que han ejercido en democracia es el único que puede representarnos a todos. O casi, pues también hay quien le odia. Pero son los menos. Como dice Actorsecundario, Suárez es un activo importante de la Historia de España. No fue perfecto y cometió errores, por eso le admiro.

  2. Xavier Comas, el comentario del Profesor, era una cita del propio Suarez…
    pero tampoco quiero hacer de ello una polémica…Un Saludo.

  3. xavier comas

    Pues Carme, si un Doctor en Derecho, no ha acabado nunca un libro, no es que tenga un golpe de suerte, es que es la suerte en persona. Lo de las limitaciones como político de altos vuelos, dicho por un profesor de Universidad, me imagino que tuyo, el profesor claro, pues sí, era muy limitado, no tenía ni idea, era ramplón, un simplón, pero mira que le vamos a hacer él está en la Historia de España, el profesor al que haces mención me parece que no. !Díos mío¡ que capacidad analítica…

  4. Adolfo Suárez,el hombre que tuvo todo y lo perdió todo. Luchó contra los molinos de viento, contra los gigantes del régimen. Qué hubiera ocurrido si el Rey hubiera elegido a José Maria de Areilza o Manuel Fraga antes que a Suárez?. ¿Habría cambiado la Historia de España?. No lo sabemos, pero sabemos lo que hizo.
    Para mí Suárez, es un activo importante de la Historia de España; no lo olvidemos…

  5. Suarez tuvo un golpe de suerte politica en un momento muy concreto que supo aprovechar y del que se salió satisfactoriamente, pero recuerdo una frase de un profesor de Universidad, que destacaba de él su talante, su interpàs bien llevado pero también sus limitaciones como político de altos vuelos, entre otras cosas según la biografia del propio Suárez, jamás habia conseguido terminar la lectura de un libro…pero en cualquier caso, ahí está escrito en la história su paso entre nosotros.

  6. nuncamais

    Le felicito por la exactitud y el interés de su escrito. La acción política de Suárez, dada su sospechosa procedencia y la vigilancia de los militares fascistoides, fue algo incomparablemente inmejorable, un milagro inexplicable llevado a cabo con una habilidad genial.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s