Carta de un negro cabreado


El negro se ha mudado a otro lugar.

TRILEROS


GRACIAS A  JAUME D'URGELL

Que mentir es un deporte nacional no cabe duda. Las mentiras nos rodean por todas partes. Por arriba, por abajo, de lejos las ves y de cerca te acosan. Una montaña de mentiras ahoga la política nacional, los que se manifiestan mintiendo y los que mienten al contestarles, con banderas de mentira los primeros y con mentiras por bandera los segundos. Una mentira gigante está suspendida encima de nuestras cabezas y por eso el artilugio preferido por los televidentes es un polígrafo que también miente. Se atragantan con sus mentiras los periodistas de pago, se asfixian de respirar tanta falsedad los críticos de arte, tartamudean al escupir sus patrañas los publicistas. Es falso que la gasolina baje y es mentira el sueldo de la mitad de los catalanes. Son de mentira los contratos basura, son unos mentirosos los banqueros y su puto freshbanking, es mentira eso del progreso…
SEGUIR LEYENDO