Author: xaviercomas

APURARÁS TU COPA HASTA LAS HECES

Posted on


 «Los separatas del Gobierno autonómico cuentan con un rebaño de indignos»

Conviene tirar de ornamento verbal para entrarle a Mas. Y, por encima de todo, no llevarle nunca la contraria. Ley de hierro. Si se lo topan saliendo de un hotel, de un soliloquio ante empresarios, de una reunión de tacaños anónimos (¿sabían que es un cicatero patológico?), si no pueden evitar el encontronazo, háblen le quedo, con gran serenidad, sin altibajos tonales. Inspírense en un personaje con pipa de Ingmar Bergman. Síganle la corriente al elegido, pero extremen el cuidado en no provocar sospecha. Sé que es difícil, pero tendrán que esforzarse, so pena de vivir sometidos de por vida a los anacletos y a los mortadelos del servicio secreto de mentirijillas con el que básicamente se espían los secesionistas unos a otros, pero que da más juego y le puede caer a usted encima por un quítame allá esas pajas.

Por cierto, quítame allá esas pajas, Puig. Ya me estoy demorando. El espionaje catalán es un juguete completo, juguete Comansi. Los separatas del gobierno autonómico (llámenle así, es lo que hay: gobierno autonómico, gobierno autonómico) cuentan, como todos los gobiernos que en el mundo han sido, con un rebaño de indignos paniaguados, de aduladores con reuma, de lameculos vocacionales, de fabios salidos de Francisco de Medrano y sus prisiones de esperanzas cortesanas, de meritorios hambrientos y de militantes, en fin, más papistas que el Papa. Aunque, ahora que lo pienso, desde Francisco, ¿quién no es hoy más papista que el Papa?

Ornamento aconsejé, y aquí va, por ver si le entra al gran Mas el mensaje final. O sea, por si se la meto doblada. Oh, noble Mas, señor entre señores, discreto entre mudos, apuesto entre musculados mármoles de Buonarroti, oh, estadista que si posara junto a Obama y Putin los iban a tomar por asistentes, oh aquel de la penetrante mirada, oh el ungido por su pueblo inmortal, el excelso, el de los secretos nombres, el increado. ¡Eh, tú! Llegeix la resta d’aquesta entrada »

“¿LA SOLUCIÓN?” ES ESPAÑA, LE DICE VIVIANE REDING A MÒNICA TERRIBAS

Posted on


La periodista de Catalunya Ràdio se quedó tiritando.

Sucedió el pasado lunes 24 de febrero. La Terribas (le pagamos €400.000 al año) intenta acorralar a Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión Europea. Pero Reding le da unas cuantas sorpresas.

Parece que todos tengan seny menos los nacionalistas. Amb aquesta gent, el prestigi dels catalans baixa cada dia. Pasen, escuchen y quítense del separatismo.

 

http://dolcacatalunya.com/2014/02/27/la-solucion-es-espana-le-dice-viviane-reding-a-monica-terribas/

JOSEP BORRELL VAPULEA A MÓNICA TERRIBAS: SE ACABÓ EL MITO DEL DÉFICIT CATALÁN.

Posted on


8 Votes

Sucedió hacia las 8:40 del día 6 de febrero, en Catalunya Ràdio.

Si quiere entender la verdad del supuesto déficit fiscal de Cataluña con el resto de España, escuche a Josep Borrell. Sucedió el 6-II-2014, a las 8:40 de la mañana, en Catalunya Ràdio.Borrell jugaba fuera de casa, en el campo de la musa nacionalista de Artur Mas. El antiguo ministro de Hacienda viene de publicar 2 reveladores artículos en El País, donde afirma que los supuestos 16.000 millones de déficit fiscal catalán son mentira.

Terribas intenta arrinconar a Borrell y… dantesco

Se acabó el “espanyaensroba” para siempre. ¿Se acabó también Mònica Terribas y su sueldo de 400.000 euros anuales?

http://dolcacatalunya.com/2014/02/07/dantesco-josep-borrell-destroza-a-monica-terribas-hablando-del-espanyansroba/

EL FIN DEL OASIS CATALÁN

Posted on


Cuando llegué a Cataluña a mediados de los años noventa me incorporé al masivo juego de rol en el que participábamos todos o casi todos los habitantes del país.
Se trataba de un juego divertido y complejo (en Cataluña -como me dice un compañero- las cosas no son nunca lo que parecen y nunca parecen lo que son) en el que partíamos de algunos elementos de la realidad para construir una representación, para levantar una sociedad distinta a la real que, al menos a los efectos del juego, sustituía a ésta.
Como digo todos (casi todos) participábamos en la representación. Cataluña es una Comunidad Autónoma dentro de España; pero todos hacíamos como si España no existiera, como si fuera un accidente o una circunstancia irrelevante. En la televisión oficial, la previsión del tiempo se ofrecía asumiendo que el verdadero encaje de Cataluña son “los Países Catalanes”, y así recibía un tratamiento más detallado la previsión de Alicante que la de Zaragoza o Madrid (situadas en el mismo plano que la de París o Roma). Las banderas españolas estaban reducidas al mínimo y todos (o casi todos) asumían que quien de verdad nos representaba en el fútbol o en otros deportes era el Barça, no la selección española.
La lengua mayoritaria de los catalanes es el castellano; pero en las administraciones autonómicas o locales, en las escuelas y hasta en las asociaciones de vecinos parecía que lo “normal” era solamente utilizar el catalán para cualquier comunicación que tuviera el mínimo aspecto de oficial. En el Parlamento de Cataluña solamente se hablaba en catalán y se suponía que si era posible las presentaciones o intervenciones oficiales deberían ser también en catalán. Por ley se estableció también que la rotulación de los establecimientos debería hacerse también en catalán.
La realidad es que la historia de Cataluña es una parte de la historia de España; pero todos (o casi todos) asumían la ficción de que eso no era así. Así, en Cataluña la guerra de la independencia no se llama así, sino “la guerra del francés” y todas las representaciones medianamente oficiales del pasado catalán asumen que Cataluña es una entidad que tan solo por vía de enfrentamiento se ha relacionado con el resto de España (con España en la terminología propia del juego de rol al que me refiero). La integración de Cataluña en la Corona de Aragón se disimulaba mediante la invención de una inexistente “Corona Catalano-Aragonesa”, etc.
Se trata de una situación curiosa: una serie de sobreentendidos y ficciones crean una ilusión en la que todos participan y en la que todos tienen un papel. Los términos del debate político se mueven tan solo en los límites de este “mátrix”, pues si alguien no lo acepta es excluido como un apestado o, para ser más precisos, como si fuera alguien “que no entendiera la realidad”. Esto sucedió cuando se creó “Ciutadans” (C’s). Recuerdo que entonces “Polònia”, ese programa imprescindible para asumir los elementos estructurales del “mátrix”, describía a los promotores de la formación como marcianos que precisamente por serlo desconocían cuál era “la realidad”. No les faltaba razón. C’s rechazaba participar en el juego de rol y, por tanto, para quienes en él chapoteaban eran ajenos -los fundadores de C’s- a la “realidad”; esto es, propiamente a la ficción de quienes habían creado ese espectacular decorado que era la política catalana.
Desde afuera a ese inmenso escenario en el que todos (casi todos) parecían sentirse tan cómodos se le denominó “el Oasis catalán”. En realidad era tan solo un decorado que, como en la maravillosa película “El Atlas de las Nubes” escondía paredes grises entre suelos y techos bastos y oscuros. Llegeix la resta d’aquesta entrada »

CATALUNYA Y EL DECLIVE DEL ESTADO-NACIÓN.

Posted on


Según Francesc Trillas los verdaderos costes de la secesión de Cataluña son los costes de impulsar las soluciones equivocadas al “trilema de Rodrik”: o bien agarrarse a un estado-nación que participe en mercados internacionales desregulados, comprometiendo la democracia o mantener un estado-nación con democracia, pero sin acceso a los mercados integrados.

Francesc Trillas

26/01/2014 - 20:49h

Trilema de Rodrik

Trilema de Rodrik

Los costes y beneficios de la secesión de una región relativamente rica como Cataluña no pueden desvincularse de la cuestión del federalismo europeo. Por federalismo europeo me refiero aquí a la adopción de mecanismos de decisión comunes y democráticos (y no tecnocráticos) aplicados a una selección de políticas, en la línea de la propuesta de una cámara presupuestaria para los países de la zona euro de Thomas Piketty. Eso implicaría eliminar de facto las fronteras a los efectos de estas cuestiones.

Un artículo escrito por el economista Rodríguez Mora y sus co-autores ilustra el “efecto frontera” en el comercio internacional: si Cataluña se separase y se crease una nueva frontera, los intercambios con el resto de España descenderían a un nivel similar al de Portugal con España. En este artículo se calcula que el coste de esta disminución del comercio podría alcanzar el 9 % del PIB, que es más que el déficit fiscal que Cataluña supuestamente dejaría de sufrir respecto al resto de España. También encuentran que el efecto frontera es en general considerable entre pares de países europeos, incluso en el contexto del mercado único y la unión monetaria.

Los críticos con este planteamiento han argumentado que una reducción de tal magnitud en el comercio entre Cataluña y el resto de España necesitaría mucho tiempo, e incluso en el largo plazo es difícil imaginar que los españoles perderían de tal modo la capacidad de interactuar con los catalanes (que hablan español y que no tienen ninguna razón personal para no comerciar con los españoles), y que cualquier disminución se vería compensada por el aumento del comercio con otros países, presumiblemente europeos.

Pero el comercio no es algo que simplemente sucede, sin ningún tipo de condiciones institucionales previas. Si la reducción progresiva de los intercambios con el resto de España se tiene que ver compensada por un aumento del comercio con el resto de la UE, ello significa (a menos que uno piense que el comercio carece de mecanismos que lo sustentan) que las relaciones con el resto de la UE tendrán que reforzarse mediante instituciones como las que facilitan la densidad del comercio que Cataluña ha mantenido con el resto de España a lo largo de siglos. En España, estas instituciones han incluido una lengua, aranceles comunes, una moneda, un ejército, migraciones, una liga de fútbol, canales de TV,  grandes empresas comunes, canciones, chistes, amistades y proyectos culturales comunes. Con Europa, no tienen por qué ser exactamente los mismos mecanismos, pero serán necesarias algunas instituciones comunes más allá de las ya existentes (y más allá de la Liga de Campeones), y parece razonable esperar que la UE proporcione la plataforma de despegue para ellas. Es plausible pensar que Cataluña puede aprovecharse gratuitamente de algunas instituciones y disfrutar de sus beneficios sin ser miembro de la UE, aunque algunos de los beneficios son difíciles de disfrutar sin ser un Estado miembro (los programas de subvenciones, la política de defensa de la competencia, el crédito bancario). Parece más probable que, para gozar de los beneficios comerciales de un mercado más integrado, a Cataluña se les pida que contribuya a sus costes, suponiendo que todos los demás Estados miembro acepten al nuevo país después de la secesión. Llegeix la resta d’aquesta entrada »

1714 ¿ BUENOS Y MALOS CATALANES?

Posted on


La guerra de Sucesión a la corona española, iniciada en 1701, fue el peor negocio de nuestra historia. Mal asunto morir sin heredero en España. Con la guerra de Sucesión primero y tres guerras carlistas un siglo más tarde, nos quedamos definitivamente descolgados de Europa.

El tratado de Utrecht supuso el fin de la supremacía española en el orden mundial. La vieja monarquía hispana perdía la mayor parte de sus posesiones europeas y ponía fin a su valioso monopolio colonial. Carlos II, el último de los Austrias españoles, moría en Madrid en 1700. Las dos coronas con derechos sucesorios: los Borbones de Francia y los Habsburgo de Austria se prepararon para la batalla dinástica. Y ello a pesar de que Felipe de Borbón, había sido ya designado por el testamento de Carlos II como legítimo soberano de España. Ni Austria, ni nuestros entonces enemigos tradicionales -Gran Bretaña y Holanda- iban a aceptar esta decisión. Así pues, en España se libra esta contienda entre 1700 y 1713, o 1715 si aceptamos la rendición de Mallorca como el último hecho militar.

Es en esta Europa, que se inicia en el siglo de las luces, de la razón, que debemos situarnos en la Barcelona de 1700. Por un lado, la nobleza urbana y la burguesía más progresista, ilustrada y deseosa de los cambios que venían de Francia, abrazó al pretendiente Borbón. Por otro, la nobleza rural, buena parte del clero y los comerciantes y artesanos que veían con recelo las nuevas ideas del reformismo borbónico, y preferían conservar sus privilegios heredados del régimen anterior, vieron con buenos ojos al archiduque Carlos. ¿Eran unos mejores catalanes que los otros? No, sin duda no. Eran dos formas de ver una realidad social y dos proyectos de sociedad alternativos. Dos personajes relevantes de la historia barcelonesa de ese momento, ilustres ciudadanos y claramente enfrentados enemigos -botifler el uno, austriacista el otro-, fueron mis dos abuelos sextos por línea materna. Uno, Antonio de Alós y Rius, y el otro, José Galcerán de Pinós.
Llegeix la resta d’aquesta entrada »

ESPANYA CONTRA “ESPAÑA” de Santiago Trancón

Posted on Updated on


El título: “Espanya contra Catalunya, una mirada històrica”. Subtítulo: “Espanya contra España, o Catalunya contra Cataluña, una provocación histriónica”.

Se celebra en Barcelona un congreso o simposio bajo ese título. Sus organizadores son el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña (CHCC), organismo que depende del departamento de la Presidencia de la Generalidad, y la Sociedad Catalana de Estudios Históricos (SCEH), integrada en el Instituto de Estudios Catalanes (IEC), institución subvencionada por la Generalidad desde el restablecimiento de la autonomía en Cataluña. ¡Cuánta sigla, cuánto pícaro y cuánto oportunista metido en el negocio independentista! Porque esto cuesta dinero, y el dinero sale de las arcas públicas. Arcas públicas que están vacías, pero que deben de tener un doble fondo de reptiles del que se van sacando, como conejitos blancos de una chistera, esos dineros escurridizos. Y mientras tanto, los hospitales, los colegios, las farmacias… Bueno, pero dejemos esta manida consideración y vayamos al meollo.

Dime lo que obsesiva y compulsivamente niegas y tratas de destruir, y te diré lo que inconscientemente admiras. Llegeix la resta d’aquesta entrada »

DÓNDE ESTÁ LA PREGUNTA, “MATARILE, RILE, RO”

Posted on


Aumenta la fragilidad interna de la coalición de hecho de CiU y ERC, como también le pasa al proceso independentista. ERC reclama infructuosamente la fecha y el texto de la pregunta, mientras Mas calla y “hace el indio” (en la India), por decirlo usando una frase hecha.
Oriol Junqueras y Artur Mas

Oriol Junqueras y Artur Mas / FOTO: parlament.cat
Alfons Quintà
Miércoles, 27 de noviembre de 2013 - 07:58

El genial Mark Twain escribió que predecir el futuro es muy complicado porque tiene que ver con lo que todavía no ha pasado. Aun así, creo que predecir siempre es un gran reto periodístico. El pasado miércoles lo asumí, en base a varias fuentes, con la crónica “La consulta puede acabar antes de empezar”.

Ahora el triste final de la locura independentista es más probable que hace una semana, a pesar de que siempre hay que tener en cuenta el irónico adagio de Mark Twain.

En todo caso, la payasada creada por el ausente, o huido, Artur Mas ha llegado a un nuevo paroxismo. En síntesis, los independentistas se han vuelto “independen-tristes”. Están más cerca de las lágrimas que de su viejo, petulante y satisfecho reír. Ya no saben ni si son de los suyos.

Pocas posibilidades de una consulta

Le pido a un cuadro de ERC que estime, valorándolo en porcentaje, las posibilidades de que no (sic) haya acuerdo entre CDC, UDC y ERC respecto a la fecha y la pregunta de la consulta independentista. Me responde: “Creo que sobre cien hay un ochenta y cinco por ciento de posibilidades de que no (sic) se celebre por falta de entente, ya aquí, en Cataluña”.

La fuente de ERC me dice que Mas nunca ha sido independentista, sino que ahora hace un año (el 25 de noviembre) día de las elecciones catalanas decidió hacer una huida adelante para ganar tiempo, creyendo que ya encontraría un buen momento para echarse atrás. Le ha pasado lo contrario. Aquella derrota electoral, en unas elecciones que él ya había planteado como plebiscitarias, ha sido seguida por continuadas pérdidas en la estimación de su voto. Ahora perdería la mitad de los escaños que tiene CiU. Josep Pla diría (dado que a menudo usaba esta frase hecha ampurdanesa) que “le han hecho canario”, expresión propia de un viejo y peligroso juego de cartas de envite.

Mas ha jugado y perdido. Ahora sólo quiere retrasar el final de su carrera política. Prefiere el suicidio colectivo al individual. Pero, por razones antagónicas, UDC y ERC no quieren acompañarle, y sobre todo no quieren hacerlo juntos. ¿Esto puede cambiar? Quizás sí, pero probablemente no. De momento, ahogados por prácticas opacas y cínicas, podemos ablandar nuestros males dedicando a la consulta la canción: “Dónde está matarile, rile, ro”.

El churro de la consulta

La misma fuente de ERC cree que Junqueras no aflojará respecto a que la pregunta, me dice, “tendrá que ser clara, concisa y permitir decidir entre la independencia o bien continuar como ahora, nada más, nada de respuestas inclusivas, que entiendo que quiere decir elegir entre varias opciones, como la federal o algunas otras. Saldría un churro, amorfo por definición”.

Hablo separadamente con dos fuentes de CiU, una de CDC, pero no talibán, y otra de UDC. La primera me dice: “Perder voto, como indican las encuestas, ya es un gran problema, pero que haya sido por una consulta que resulte, además, ser imposible que sea tan sólo aprobada por el Parlamento autonómico catalán, puede ser demasiado. Pronto surgirán voces que pedirán que Mas lo deje. No puede ser de otra forma. Cómo tú predijiste -en base a fuentes, le replico- surgirá algún cuadro de comarcas que levantará la bandera antiMas”.

De momento, el pretendido camino hacia la utópica consulta merece entrar en el libro Guinness, en cuanto que se trata de un ridículo cósmico. Ver como Mas osa querer, impunemente, una adhesión fervorosa a una pregunta inexistente nos deja mal a todos. Moralmente, hemos caído en una letrina.

¿Cómo se le puede pedir a Mas qué tipo de Estado preconiza, cuando solo es capaz de presentar dos proyectos de ley en un año, recortarlo todo (diciendo que no lo hace) y ahora rehuir el precisar qué pregunta (seguramente de sólo dos líneas) quiere hacer aprobar en un plebiscito tronado? ¿Llega a ser capaz de mirarse en el espejo, cada mañana? ¿Nunca se le cae la cara de vergüenza?

Llegeix la resta d’aquesta entrada »

CATALUNYA Y LA PASIÓN POR LA CAUSA

Posted on Updated on


Cuando la historia se pone al servicio del nacionalismo, pierde credibilidad

Decía Ranke, creo recordar, que el objeto de la investigación histórica es llegar a conocer los hechos tal como fueron. Ya sabemos que eso es, en su literalidad, imposible: pero el trabajo del historiador consiste en acercarse el máximo y además colocar los hechos en un contexto que permita entender lo que realmente pasó.

El artículo de Gabriel Tortella sobre el nacionalismo catalán de octubre de 2013 ha tenido una algo airada respuesta de Joaquim Albareda y Borja de Riquer en la que los segundos en algunos asuntos dicen cosas razonables, pero en general es difícil que convenzan a nadie que no sea nacionalista. El interés del artículo de Tortella está en que refleja un estado de opinión muy difundido que quienes le responden creo que no han sabido captar.

Tortella argumenta que el nacionalismo catalán ha crecido como resultado de un plan de adoctrinamiento de la Generalitat, y que en ese plan la interpretación sesgada de la historia de Cataluña ha tenido un papel importante. Creo que tiene toda la razón, pero no entraré a polemizar sobre la primera parte, ese plan cuya obviedad es indiscutible, para centrarme en la segunda parte, la interpretación sesgada de la historia por los historiadores nacionalistas. Y lo hago con propósito cívico, en la convicción, tan ingenua como importante: si los historiadores no son capaces de discutir entre sí sobre el pasado con argumentos no pueden exigir a la clase política que lo haga, como sucede.

La historiografía nacionalista catalana que yo alcanzo a conocer y leer adolece de algunos defectos de credibilidad, de los cuales el primero y más importante es el vaciado metodológico, que, aplicado a Cataluña, consiste en defender la idea de que los hechos del pasado catalán solo son explicables en virtud de factores que operan desde dentro de su comunidad política, y que acaban en ella misma, prescindiendo de todo lo demás. Si como sencillo ejemplo aplicamos esto a uno de los mitos nacionalistas: la derrota de 1714 y la pérdida de los fueros, encontramos que el propio Joaquim Albareda titula un reciente (e interesante) libro suyo La Guerra de Sucesión, como si realmente lo que contiene fuera la guerra, y solo eso. Todos saben, y el autor también, que fue una guerra internacional, una guerra dinástica, y una guerra civil, pero en el libro la guerra se presenta como un enfrentamiento entre Cataluña y el resto de España. Y visto así, sin más, esto simplemente no es cierto: el contexto es fundamental para entender los hechos narrados, y si se prescinde del contexto, estos no se entienden.

Los historiadores nacionalistas han de decidir si quieren convencer

Llegeix la resta d’aquesta entrada »