UN ADJETIVO ENVENENADO por Antoni Puigvert

Posted on

El adjetivo ‘preferente’, manía del Parlament, sirvió de excusa al TC para reevaluar la cuestión de la cooficialidad

Artículos | 29/06/2012 – 00:00h

El catalanismo se tira periódicamente al monte. El 6 d’Octubre de 1934: fiasco monumental. La aventura del Estatut del 2006 también acabó en fiasco; y nos dejó en herencia un regalo envenenado por los propios redactores catalanes. El veneno de un adjetivo. En contra de la opinión de los expertos jurídicos, los diputados del Parlament se empecinaron en adjetivar como preferente el uso del catalán. Fue como servir en bandeja de plata la cabeza de la inmersión. Durante la vigencia del viejo Estatut (ambiguo como la Constitución), el TS y el TC habían avalado la política lingüística y la inmersión, mil veces recurrida y mil veces aceptada por los altos jueces. Pero el adjetivo preferente sirvió de excusa al TC para reevaluar la cuestión de la cooficialidad. Salomónico, el Constitucional dictaminó que lo que es válido para una lengua también debe serlo para la otra.

Todo son aspavientos, ahora, pero el problema nació con el dichoso adjetivo y la testosterónica calentura del catalanismo que, como respuesta a la testosterónica calentura aznariana, presidió la Catalunya del segundo Estatut. De aquellos polvos vienen estos lodos. El Estado y la Generalitat pasarán algunos años en farragosa pelea jurídica. Casaciones, impugnaciones, apelaciones: legítimos recursos de leguleyo, que no resuelven el fondo, pero permiten ir tirando.

La tensión política entre partidarios y contrarios de la inmersión no tiene por supuesto nada que ver con los derechos individuales. El intento de hacer desaparecer la anomalía lingüística catalana es demasiado antiguo como para que, en buena lid argumental, aceptemos, sin más, que el problema de la inmersión escolar son los derechos de los castellanohablantes. No digo que para algunos ciudadanos no sea este el problema, digo que políticamente es indefendible la crítica a la inmersión en nombre de los derechos civiles. El discurso de los derechos civiles se inscribe en una sucesión histórica de argumentos y salvajes prácticas en contra de la normalización social del catalán. Si ahora son los derechos individuales, en tiempos de Suárez resultaba que el catalán “no servía para la física nuclear”. No es necesario citar a Franco ni retrotraernos a Felipe V, bastará con esta frase del rey más ilustrado: “… Para que de una vez se llegue a conseguir el que se extingan los diferentes idiomas, de que [ESPAÑA]se una en los mismos dominios, y sólo se hable el castellano…”. No puede disociarse el debate sobre los derechos individuales del secular relato de la persecución.

Y, sin embargo, es un hecho que el castellano es, no sólo un patrimonio cultural y económico de primer orden en la Catalunya actual, sino también la lengua sentimental de una mayoría de catalanes. El catalanismo no puede seguir dando la impresión de que desprecia, ignora o margina tan importante bagaje.

Es la hora de los castellanohablantes, escribí hace un año. Lo más estúpido de la batalla leguleya actual en torno a la inmersión es que impide al catalanismo abrazar a todos los catalanes, revisando las bases románticas en que se fundó.

About these ads

3 thoughts on “UN ADJETIVO ENVENENADO por Antoni Puigvert

    nuncamais ha dit:
    1 juliol 2012 a les 6:49 pm

    Si el català no pot ser preferent en el seu bressol, on ha estat la llengua única durant molt temps, on ho serà?
    El que és enverinada és l’ànima celtibèrica que, com el cavall d’Atila amb l’herba, arreu on va extermina els idiomes locals per l’espasa, els decrets i les decisions arbitràries; així han aconseguit que parlin la seva llengua 500 milions de persones a bona part de les quals els han robat la SEVA llengua VIOLENTAMENT, malgrat les afirmacions FALSES del caçsdor d’elefents i Rei de la Meentida.

    J. M. Solé ha dit:
    30 juny 2012 a les 3:41 pm

    ! LA COLLONADA DEL DIA !!! : Antoni Puigverd,en el tema Catala i Castella,un cop més torna a pixar fora del test……Em sembla que les limitacions mentals,son evidents,i més greus del que a simple vista pot semblar,tan sols busca la confrontació…..I crec que comença l`hora de preguntar-se igual que alguns a quin pais….Pertanyen ?.

    xaviercomas ha dit:
    30 juny 2012 a les 12:56 pm

    Imaginaos el tema de la testosterona, cuando nos lo dice Puigverd, aquí el tema gónadas y sus hormonas, se reparten por igual entre los dos extremos.
    Esa es la diferencia entre quien escribe desde la prudencia y los que se dedican a encabronar al personal.
    Inmensa realmente, el territorialismo en su máxima expresión.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s