COMO EN LA BATALLA DE LAS TERMÓPILAS de Márius Carol

Posted on

El partido Grecia-Alemania es visto en Atenas como un nuevo episodio de su épica

Artículos | 21/06/2012 – 00:00h

Màrius Carol

Lawrence Durrell definió a Grecia como un estado mental. El novelista escribió que este “pequeño país” tantas veces saqueado guarda, en medio de su decadencia, el fuerte latido de su corazón: “Tal vez Grecia no sea más que cenizas, pero el fénix está todavía ahí aguardando su hora”. Seguramente por eso, el partido de la Eurocopa que enfrenta mañana a Grecia con Alemania es percibido por muchos ciudadanos griegos como algo más que un partido de fútbol. Ganar en Gdansk sería un episodio más de su épica milenaria, reforzaría la castigada moral del país y permitiría resarcirse de tanto desprecio acumulado por la política germana. El diario Bild Zeitung, que nunca ha sido ejemplo de ecuanimidad ni de templanza, ha titulado: “Contra Jogi (Joachim Löw) no hay rescate que los salve”. Mientras, en el texto, el comentarista proclama: “Pobres griegos, la próxima bancarrota se la ofrecemos de regalo”. El Goal News heleno ha puesto en su portada la frase “¡Traigan a Merkel!” tras eliminar a Rusia y Sports Day ha hecho gala de cierta bravuconería: “Alemania, así es como se clasificaron tus deudores”.

La canciller alemana es el personaje más impopular en Grecia, después de sus acusaciones de que los helenos trabajan poco y tienen muchas vacaciones. Un sentimiento parecido empieza a aflorar en otros países del sur hartos de ver cómo Merkel utiliza un discurso culpabilizador que horrorizaría a Adenauer. La Eurocopa ha conseguido que Grecia y Alemania se vean las caras sobre un terreno de juego, pero a nadie se le escapan las connotaciones políticas del enfrentamiento. El morbo está servido, en lo que desde Atenas se percibe como una oportunidad de venganza que el fútbol ofrece al país.

Este clima no gusta nada al correcto entrenador alemán, cuyo equipo es claramente superior al griego. Löw ha declarado que será sólo un partido de cuartos de final y nada más. Y para sacarle hierro al asunto incluso ha bromeado, diciendo que tiene un acuerdo con Merkel, según el cual ni ella le aconseja en las alineaciones, ni él le sugiere nada en política. El presidente de la Federación Alemana, Wolfgang Niersbach, ha insistido: “Está en juego la clasificación para las semifinales, no el futuro del euro”.

La selección griega no es un gran equipo, pero resulta un buen equipo. No se puede esperar de su once grandes maravillas, pero son aguerridos en defensa y poderosos en los balones aéreos, aunque escasamente resolutivos en ataque. Conocen perfectamente el oficio y saben cómo romper el ritmo del rival, cómo ganar segundos al cronómetro y cómo marcar el terreno a sus adversarios. Las apuestas son claramente favorables a la selección alemana, una de las favoritas, que además es la única que ha ganado los tres partidos disputados en la fase de clasificación. Pero para vencer a Grecia deberá sudar lo que no está escrito. Los futbolistas griegos transmiten un discurso de orgullo de país que les hace ser aún más temibles. Katsouranis, uno de los pocos supervivientes de la selección que ganó la Eurocopa hace ocho años, lo ha dejado claro: “Nuestras familias están pasando momentos muy difíciles y queremos darles una alegría que celebrar”.

Mañana se disputará un partido singular en la ciudad cuyos astilleros son símbolo de la lucha por la libertad. La austeridad -y el talento- alemán tendrán enfrente al orgullo -y la historia- griega. El entrenador de Grecia, el portugués Fernando Santos, ha calentado el espectáculo al comentar que es difícil darle lecciones a un país que es la cuna de la ciencia y la democracia. Se ha escrito que el fútbol es el sustitutivo moderno e inocuo de las gestas bélicas de la antigüedad. El partido de mañana es visto en Atenas como una nueva batalla de las Termópilas, donde los griegos ganaron por coraje al muy superior ejército persa.

http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20120621/54314593274/marius-carol-como-en-la-batalla-de-las-termopilas.html

About these ads

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s