BERNARD MADOFF Y LA MAYOR ESTAFA EN HISTORIA DE LOS EEUU

Posted on Updated on

 La increíble estafa piramidal de Bernard Madoff ha salpicado a gigantes de la banca mundial, que han reconocido ya pérdidas propias o de sus clientes que alcanzan unos 10.000 millones de euros debido a su exposición a los productos del ex presidente del Nasdaq.

En España, las entidades españolas han gestionado o invertido unos 3.000 millones de euros -con el SANTANDER a la cabeza- en instrumentos financieros afectados por la estafa cometida por la firma de Madoff, que podría ascender globalmente a alrededor de 37.400 millones.

Las grandes dudas suscitadas ante este fraude son cómo pudo pasar desapercibido a grandes entidades financieras y a los reguladores durante más de 40 años. Aunque la investigación será la que aporte luz al caso, con los datos actuales, éstas son algunas claves para entender el fraude:

  • ¿Qué es una estafa piramidal?. Es un tipo de fraude que consiste en pagar las rentabilidades prometidas con el dinero que va entrando de nuevos clientes del fondo de inversión. La representación gráfica sería como una pirámide invertida, de tal modo que en la base se encuentra el primer inversor y éste va recibiendo plusvalías de los nuevos accionistas que entran. El problema es que si dejan de entrar nuevos clientes, la pirámide se derrumba. Es un sistema de fraude que ya tiene más de 100 años.
  • ¿Cómo funcionaba el fraude de Madoff?. Su ‘tapadera’ era la sociedad que fundó en 1960 con el nombre de Madoff Investment Securities y que servía para captar las inversiones de personas adineradas. Oficialmente, Madoff invertía ese capital en acciones de grandes compañías y opciones de compra de esos títulos. Ofrecía altas rentabilidades -entre 10-12%-, que nunca se veían afectadas por los vaivenes de los mercados, algo muy inusual. La realidad es que invertía sólo una pequeña parte de esos fondos y la mayor se utilizaba para pagar a los antiguos clientes.
  • ¿Cómo captaba nuevos clientes?. Debido principalmente a dos motivos. Por un lado, la mencionada alta rentabilidad -de hasta el 12% anual-. En segundo lugar, por su prestigio y el aura de exclusividad que otorgó a su sociedad. Madoff fue presidente del consejo de administración del índice Nasdaq de EEUU, uno de los más importantes del mundo, lo que le daba credibilidad. Además, reclutaba a sus clientes en clubes exclusivos, como el Palm Beach de Florida, y su reputación creció entre estas personas ricas hasta llegar incluso a grandes de la banca internacional.
  • ¿Qué vehículos de inversión utilizaba Madoff?. Principalmente, los ‘hedge funds’, es decir, fondos de inversión libre que se caracterizan por una laxa regulación, capacidad para aplicar estrategias arriesgadas y la búsqueda de altas rentabilidades en cualquier situación de mercado. Teóricamente los ‘hedge fund’ están limitados a grandes inversores, ya que requieren un patrimonio mínimo muy elevado.
  • ¿Cómo se desmoronó la pirámide?. La crisis financiera provocó que entraran cada vez menos clientes y Madoff tenía que hacer frente a los pagos de los inversores que querían recuperar su capital, un dinero que ya se había evaporado en el pago a otros que se fueron antes.
  • ¿Por qué no lo descubrió el regulador del mercado?. Ésa es la gran duda y lo cierto es que el fraude deja en entredicho el sistema regulatorio de EEUU. El patrimonio de Madoff bajo su gestión era oficialmente de 17.000 millones de dólares, aunque en realidad estaba moviendo cantidades que pueden superar los 50.000 millones. Esto quiere decir que una parte del dinero nuevo que entraba en el fondo se invertía directamente en la cartera, pero otra parte se desviaba a pagar rentabilidades a los accionistas. La SEC ha alegado que Madoff fue muy inteligente al rechazar facilitar a sus clientes acceso a sus cuentas por Internet. Según ‘Washington Post’, enviaba los informes por correo ordinario, mientras que la mayoría de los ‘hedge fund’ lo hacen por e-mail para facilitar su análisis.
  • ¿Operan los ‘hedge fund’ en España?. Esta industria está sometida a una estricta regulación por la CNMV y apenas está desarrollada en comparación con otros países. Actualmente hay 24 fondos de inversión libre registrados en España, aunque existen otros 40 fondos de fondos. Estos vehículos captan dinero de los inversores y los distribuyen en otros ‘hedge fund’ internacionales.
  • ¿Cómo se extendió el fraude entre la banca?. Principalmente, mediante la inversión del dinero de sus clientes en la sociedad a través de sociedades y gestoras de grandes patrimonios. Por ejemplo, el Santander invirtió más de 2.300 millones de sus clientes en la sociedad de Madoff a través de Optimal, un fondo que invierte en otros fondos. Otros bancos también invirtieron parte de su propia tesorería en la sociedad de Madoff.
  • ¿Corren peligro las inversiones de los pequeños ahorradores?. No, porque los ‘hedge fund’ no son accesibles a ellos, ya que muchos requieren una inversión mínima muy elevada. Además, en el caso de Madoff la inversión en esos fondos era prácticamente por invitación.

Bernard Madoff

El ex presidente del mercado electrónico de acciones Nasdaq fue arrestado y acusado de fraude con valores, en un caso que podría convertirse en la estafa más grande en la historia de Estados Unidos.

El gestor Bernard Madoff administraba un fondo de cobertura que acumuló US$50.000 millones en pérdidas fraudulentas, el cual -según aseguraron los fiscales del caso- él mismo calificó como “una gran mentira”.

A Madoff se le acusa de haber utilizado dinero de nuevos inversionistas para financiar los intereses de aquellos que ya estaban participando, a los cuales inicialmente se les ofrecía una rentabilidad bastante alta.

El acusado, de 70 años, salió en libertad tras pagar una fianza de US$10 millones.

Pruebas de la acusación.

Notificación de la detención.

El operador fundó en 1960 la compañía Bernard L. Madoff Investment Securities, pero también estaba a cargo de forma paralela de un negocio de fondos de cobertura.

De acuerdo con la Fiscalía, Madoff le dijo a al menos tres de sus empleados el miércoles que el fondo que administraba -por unos US$17.100 millones en la actualidad- era un fraude y que había estado insolvente por años, por lo que las pérdidas eran de al menos US$50.000 millones.

Madoff también fue denunciado por la agencia federal a cargo de la protección de los inversionistas y el mantenimiento de la integridad del mercado de valores, la Securities and Exchange Commission (SEC, por sus siglas en inglés).

Otra pirámide financiera

El acusado dijo que “básicamente se trataba de un esquema Ponzi o pirámide financiera”, señala el documento presentado por la Fiscalía.

Se informó que Madoff habría dicho que planificaba entregarse a las autoridades, pero no antes de pagar entre US$200 millones y US$300 millones a “ciertos empleados, familiares y amigos”.

Bajo el esquema Ponzi o de pirámide financiera, se utiliza el dinero de los nuevos ingresados -atraídos por la promesa de altos dividendos- con el fin de pagar a quienes ya se encuentran participando.

De acuerdo con el corresponsal de Negocios de la BBC en Estados Unidos, Greg Wood, el dinero que aportaban los nuevos inversionistas nunca llegaba a ser invertido en la bolsa de valores.

Sin embargo, tras la caída de los mercados, los inversionistas comenzaron a reclamar su dinero, valorado en US$7.000 millones, añadió Wood.

De ser declarado culpable, Madoff podría enfrentar hasta 20 años de cárcel y una multa del orden de los US$5 millones.

Madoff aún no ha respondido a las acusaciones ante la corte.

Su abogado, Dan Horwitz, dijo que lucharía “para salir adelante en esta desafortunada serie de eventos”.

EXPLICACIÓN SENCILLA DE LO QUE ESTA PASANDO CON LA CRISIS ECONÓMICA

About these ads

34 thoughts on “BERNARD MADOFF Y LA MAYOR ESTAFA EN HISTORIA DE LOS EEUU

    [...] dólares, operada por Bernie Madoff, anterior director de la bolsa Nasdaq, mediante un clásico “esquema Ponzi” (The Financial Times, 12/12/08): fraudulenta pirámide de dinero ideada por Charles Ponzi [...]

    quitandose el traje » Apuntándose al chollo said:
    8 juny 2011 a les 3:11 pm

    [...] BERNARD MADOFF Y LA MAYOR ESTAFA EN HISTORIA DE LOS EEUU [...]

    [...] BERNARD MADOFF Y LA MAYOR ESTAFA EN HISTORIA DE LOS EEUU « Por la … [...]

    [...] -¿Cómo captaba nuevos clientes?. Debido principalmente a dos motivos. Por un lado, la mencionada alta rentabilidad -de hasta el 12% anual-. En segundo lugar, por su prestigio y el aura de exclusividad que otorgó a su sociedad. Madoff fue presidente del consejo de administración del índice Nasdaq de EEUU, uno de los más importantes del mundo, lo que le daba credibilidad. Además, reclutaba a sus clientes en clubes exclusivos, como el Palm Beach de Florida, y su reputación creció entre estas personas ricas hasta llegar incluso a grandes de la banca internacional… artículo completo [...]

    marceli responded:
    3 febrer 2009 a les 5:44 pm

    3/02/2009
    El número de afectados por la estafa de Bernard Madoff podría ascender a tres millones en todo el mundo, según el bufete de abogados Cremades & Calvo Sotelo, que representa junto con otros 30 despachos a cerca de 2.900 de ellos en Europa.

    El presidente del bufete, Javier Cremades, indicó que la inversión inicial de estos 2.900 clientes afectada por la presunta estafa se aproxima a los 15.000 millones de dólares (11.600 millones de euros), incluida la demanda colectiva o ‘class action’ presentada en Miami.

    De los tres millones de afectados en todo el mundo muchos de ellos, “aproximadamente el 30%”, según Cremades, aún no es consciente de su situación, pues su exposición a los fondos de Madoff es “marginal o se realiza a través de un plan de pensiones”.

    Este bufete de abogados representa en España a la ‘Agrupación de Perjudicados Madoff’, plataforma integrada por unos 600 afectados que perdieron en la estafa 120 millones de euros.

    Javier Cremades señaló también que la estafa, cuyo volumen superará con toda probabilidad los 50.000 millones de dólares (39.000 millones de euros) pondrá en marcha más de 15.000 pleitos en todo el mundo, que ocuparán a más de 45.000 abogados.

    No en vano, añadió, se trata del mayor asunto judicial de la historia financiera, con ramificaciones en EEUU, Europa, Taiwan, Israel, Sudáfrica, y varios países de Latinoamérica.

    En España, los clientes del Banco Santander y su filial Banesto recuperarán su dinero, una decisión que “no fue fácil”, según Ana Patricia Botín.

    Andonis Charalambous said:
    21 desembre 2008 a les 5:49 pm

    Esto era bastante parecido a la piramide frauduleta que realizaron los hermanos Rios Conde en Mexico y Rep. Dominicana

    brainmagazine said:
    21 desembre 2008 a les 4:48 am

    marceli, cuanta razón tienes…
    (desgraciadamente, pero la tienes).

    Saludos

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 7:07 pm

    Sra. Malanga es que la justicia es, ha sido y me creo que será en mucho tiempo “un cachondeo”.
    Salud y buen rollo.

    Malanga said:
    16 desembre 2008 a les 6:46 pm

    Lo que no se si sabe, es que el jueves lo pillaron y esposaron y que el viernes ya estaba en la calle, saludos.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 6:18 pm

    Sr. Lobby La multimillonaria española Alicia Koplowitz puede perder 10 millones de euros por la estafa de Bernard Madoff. Esa es la cantidad que tenía invertida, a través de su fondo Laredo en otro fondo en Reino Unido que, a su vez, confió dinero a Madoff.

    Fuentes financieras consultadas por elmundo.es apuestan por que las pérdidas de Koplowitz, “de producirse, serán incluso inferiores a esa cifra”.

    Se da la circunstancia de que el grupo financiero Omega que preside Koplowitz había ordenado el pasado septiembre la venta de la participación vinculada a Madoff, no porque sospechara de algo irregular, sino por cambio de estrategia inversora.

    El problema es que Omega no ha recibido aún el dinero de esa desinversión porque la ejecución de la orden ha coincidido con el estallido del escándalo. Por eso, Koplowitz corre el riesgo de perder ahora el dinero.

    Omega estudiará ahora acciones legales, porque no sólo no había invertido directamente en Madoff, sino que, además había dado orden de desinvertir en el fondo relacionado con el estafador estadounidense. El fondo Laredo que controla Koplowitz maneja actualmente 400 millones de euros y la fortuna total de la multimillonaria ronda los 2.000 millones de euros.

    Las sociedades de inversión, también afectadas
    Las grandes fortunas españolas también estaban vinculadas a la estafa de Madoff a través de sociedades de inversión colectiva (ICC) en España. La CNMV señala que hay 224 sociedades vinculadas y estima que su exposición a la estafa es de 106 millones.

    Del total, 39 son fondos de inversión y 185 son Sociedades de inversión de capital variable (SICAV), un instrumento de inversión utilizado por las grandes fortunas. Entre los fondos de inversión figuran siete ‘hedge fund’.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:33 pm

    El estadounidense Bernie Madoff, autor de la estafa del siglo, mantiene en el corazón de Londres una pequeña oficina donde guardaba millones en efectivo, según revela hoy el vespertino “Evening Standard”.
    Comprado con el edificio Lipstick, de Manhattan, donde está la sede central de su banco de inversiones, la oficina londinense, situada en el número 12 de Berkeley Street, en el elegante barrio de Mayfair, es de lo más discreto.
    Según señaló una fuente al periódico, esa sede anónima era algo así como la “hucha familiar” del banquero, en la que guardaba el equivalente de 88 millones de euros en efectivo para determinadas operaciones familiares.
    En esa oficina trabajan veintiocho personas, incluidos analistas y especialistas en inversiones, a cuyo cabeza figura el veterano Stephen Raven, de setenta años, uno de los nombres más respetados en la City de Londres, informa el periódico.
    Raven ocupó un puesto durante dieciséis años en el Consejo de la Bolsa de Londres y formó también parte del consejo de dirección del banco Warburg’s además de ser director fundador de Liffe (productos derivados).
    Madoff y Raven, unidos por el mercado de “futuros”
    El mercado de futuros es lo que unió a Madoff y Raven: el primero estaba ansioso de hacer negocios en Londres y nombró a Raven para un puesto de director ejecutivo en esa oficina.
    Nada más enterarse de la monumental estafa de su jefe, Raven publicó una declaración dirigida a los medios de comunicación en la que señalaba que las actividades desarrolladas en esa oficina no tenían nada que ver con la compañía estadounidense de gestión de activos. Madoff utilizaba la anónima oficina de Berkeley Street sólo para hacer dinero para él mismo y su familia sin que ningún cliente se viese afectado.

    Según fuentes consultadas por el “Evening Standard”, Raven suspendió las operaciones de la oficina el viernes pasado e invitó a que la inspeccionasen los investigadores de la Autoridad de Servicios Financieros y la Agencia contra el Crimen Grave Organizado.
    Raven explicó a las autoridades que en todas las operaciones que llevaban a cabo en su oficina se manejaba exclusivamente dinero de la familia Madoff.
    Según el registro londinense, esa oficina tiene un capital en acciones de poco más de 50 millones de libras (55 millones de euros al cambio actual), en su mayoría perteneciente al propio Bernie Madoff, que es titular de las únicas acciones con derecho a voto.
    Según dijeron al “Evening Standard” fuentes de la investigación, el capital operativo era de poco más de 80 millones de libras (unos 88 millones de euros).

    http://www.abc.es/20081216/economia-economia/madoff-guardaba-millones-para-200812161656.html

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:21 pm

    ¿Es Madoff el flautista de Hamelín de la crisis económica?

    Detrás de este fakir de las finanzas no sólo corrían las ratas, sino los ricos que aún querían serlo más

    Bernard L. Madoff podría ser –en el escenario de la crisis económica internacional- una especie de flautista de Hamelín. Detrás de Madoff no corrían sólo las ratas, sino los ricos que querían serlo más aún o, al menos parecerlo, aireando ante los amigos de la elite neoyokina y de Florida sus excelentes relaciones con el gurú de la pirámide o el fakir de las finanzas, al que se le acaba de descubrir que toda su parafernalia era mentira. Madoff, al fin y al cabo, se limitaba a embaucar a los agraciados por la fortuna, diciéndoles que multiplicarían sus ingresos y, sin duda, ocultándoles que él no era más que un experto en juegos de manos y otros trucos circenses.
    Las ratas perecieron en el río, según el cuento de los hermanos Grimm, pero otras versiones menos amables para con el flautista añaden que -como venganza por no haberle pagados las autoridades de Hamelín su trabajo de liquidar a tantos roedores juntos- continuó tocando la música y los niños le seguían encantados incluso hasta desaparecer en una cueva.

    El mago yankee
    ¿Cuál será la venganza de Madoff, ahora que conocemos que su estafa se ha llevado por delante más de 37.000 millones de euros, una cifra similar a la destinada por José Luis Rodríguez Zapatero a activar el gasto público y tratar así de crear empleo, según precisaba ayer en El País el prestigioso colega Joaquín Estefanía? En España, el agujero dejado por Madoff se ha calculado en 2.330 millones de euros, sólo en el capítulo concerniente al Banco de Santander. Pero es sabido que el BBVA también ha sido atrapado por este mago yankee, especializado en el negocio de la venta de humo, y ya veremos cuántos listos depositantes más, muchos más, van a salir trasquilados de semejante trance.

    Quitarse el muerto de encima
    “Son todos clientes de alta cualificación y sabían muy bien en qué invertían”, argumentan los portavoces de Emilio Botín intentado quitarse el muerto de encima. “Estamos ante un delito en toda regla y el Banco no responde por delitos cometidos por otros”, agregan tales portavoces como preámbulo justificativo de que los afectados no recibirán indemnización alguna a cuenta del Santander. Es lógico que el Banco más importante de España y uno de los más poderosos del mundo no tenga por qué asumir el coste de los “delitos cometidos por otros”.

    Maravillas no monjiles
    Sin embargo, el aval evidente -desde el Grupo Santander- a los milagros o las maravillas no monjiles precisamente, que con el dinero ajeno iba haciendo Madoff puede perjudicar gravemente la imagen de Botín, tan enaltecida precisamente a lo largo de esta crisis. No hay que olvidar además que el efecto dominó ha puesto al descubierto que algunas o muchas de las inversiones de millonarios españoles –actuando como personas individuales o como responsables de empresas y otros tinglados- se canalizaban, en España, a través de la compañía M&B Capital Advisers Gestión, propiedad de Javier Botín, hijo del gran banquero, y consejero de la sociedad.

    ¿Ninguna responsabilidad?
    También participaba Emilio Morenés, casado con Patricia Botín, presidenta en la actualidad de Banesto. ¿No hay ninguna responsabilidad para los que venían ejerciendo de brokers? De momento, no, aunque habrá que observar la deriva judicial de este affaire, el mayor escándalo financiero de EEUU, después del caso Enron, que salpicaba y no poco a la familia Bush y, muy singularmente, a quien terminaba de acceder entonces, hace ocho años, a la Casa Blanca. No hay que olvidar, por cierto, y regresando a España los problemas de Banif, filial privado del Grupo Santander, en relación con la quiebra hace unos meses de Lehman Brothers.

    Exactamente al revés
    El asunto Madoff, por otra parte, corrobora todavía más que la crisis económica no es la culpable de la prodigiosa habilidad estafadora de un gurú de ricos ni de otros numerosos episodios de carácter financiero o de otra índole. Es exactamente al revés. Las maniobras de este trilero de la alta sociedad llevan a la conclusión de que la crisis se ha desatado, sobre todo, como consecuencia de que la economía virtual o ficticia, basada en la especulación y el pelotazo, ha terminado por estallar.

    A precario
    En todo caso, certifica también que el tejido financiero a escala global se encuentra a precario, a pesar de las inyecciones de cantidades desbordantes de dinero, destinadas a suturar las heridas, a contener la sangría y a que fluya la liquidez en el conjunto de la ciudadanía llamada convencionalmente de a pie. ¿Hacia dónde vamos, pues? ¿Cuántos flautistas más se quitarán de pronto su careta de Papá Noel o de Rey Mago -que son seres bondadosos que reparten juguetes y estimulan el consumo- y enseñarán su faz malvada de delincuentes, según el vocablo utilizado por el entorno de Botín?

    Lo peor
    Lo ignoramos pero cabe temer lo peor. Y no únicamente en España, ni mucho menos. Hoy por hoy, la mayoría de noticias económicas de cariz catastrófico han surgido desde hace bastante más de un año en Estados Unidos y han acabado afectando a medio mundo o más. ¡Ojo al Cristo que es de plata!

    Enric Sopena es director de El Plural

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:17 pm

    Prevenir o castigar. La estafa multimillonaria de Bernard Madoff evidencia que las autoridades actúan cuando el crimen se ha cometido. La SEC, el organismo que vigila los mercados en EEUU, jamás supervisó la unidad de asesoramiento de inversiones creada por Madoff en 2006.

    Un equipo de más de 12 investigadores de la SEC ha comprobado que los 17.000 millones de dólares de esta filial han desaparecido. Los reguladores, mas que evitar desaguisados, se convierten en notarios de malas prácticas.

    Los políticos estudian qué medidas tomar para mejorar la regulación de los mercados financieros. Un grupo de trabajo compuesto por autoridades de Reino Unido e Italia debe presentar sus conclusiones en febrero.

    Es muy importante que sepan bien a quién escuchar. El propio Madoff, como inversor respetable, llegó a asesorar a la SEC. Es como pedir a un buitre que proteja un trozo de carne.

    Ahora, los productos de inversión que funcionan como cajas negras, en los que nadie sabe cómo se consiguen los resultados, pueden tener sus días contados. Algunas entidades, ante esa opacidad, prefirieron no invertir. Pero muchos grandes bancos, además de varios gestores de fondos sofisticados, picaron el anzuelo.

    Se supone que entre los estafados están algunas de las mentes más brillantes y de los mejores procesos de selección de inversiones del planeta.

    En circunstancias normales, estos inversores asumirían sus pérdidas y lamerían sus heridas, a la espera de que el largo proceso judicial les permitiera recuperar algo. Pero ahora, con la credibilidad de todo el sistema financiero cuestionada, y con los gobiernos inyectando dinero público a espuertas en las grandes instituciones bancarias, el terremoto se traslada al ámbito público.

    Si papá Estado es el que paga la cuenta, al menos debe tener la posibilidad de vigilar que no haya más excesos.

    * David Anglés es director de contenidos de Fundspeople

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:16 pm

    ¿Cómo estalló el caso?

    La versión oficial es que fueron sus propios hijos los que le denunciaron, pero no está muy claro ni cómo ni cuándo Madoff aportó la información clave del caso (la cifra de 50.000 millones de dólares y la confesión de que la firma era un completa mentira).

    ¿Por qué el auditor no se dio cuenta de nada?

    Se supone que Madoff pasó los filtros de auditoría correspondientes, pero durante años nadie advirtió el tinglado. Posiblemente, en esa miopía influyó que la auditora era una pequeñísima firma con una sede de 22 metros cuadrados.

    ¿Por qué la SEC tampoco lo vio?

    El regulador de los mercados en EEUU recibió denuncias de posibles irregularidades, pero nunca las buscó (o por lo menos las encontró). El hecho de que los ‘hedge fund’ no estén bajo supervisión en EEUU (sólo algunos tienen que inscribirse) explica esta pasividad.

    ¿En qué estaban pensando los inversores?

    Los inversores ricos confiaban ciegamente en Madoff, pese a la opacidad de su actividades, ya que ni conocían en qué invertía su dinero. Pero ese es el juego de los ‘hedge funds’: libertad de inversión, falta de transparencia… y promesas de alta rentabilidad.

    ¿Y los bancos?

    Más difícil de explicar es por qué grandes instituciones financieras, que tienen mecanismos sofisticados de control de riesgo, se dejaron atrapar en la red de Madoff. La explicación más obvia es la más verosímil: daba año tras año excelentes rentabilidades.

    ¿Por qué se trasladaron al pequeño inversor?

    Los inversores minoritarios muchas veces aceptan colocar su dinero en productos financieros cuyas características y riesgos desconocen por completo. Pero se fían porque se los ofrece su banco, que se supone que sí sabe de qué va el asunto.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:15 pm

    Todo ocurría en el piso 17 del Lipstick Building, uno de los más emblemáticos del centro de Manhattan, en la Tercera avenida y la calle 53. Ahí, al margen de sus asuntos legales y de la mayoría de sus empleados, Bernard Madoff manejaba los 50.000 millones de uno de los mayores fraudes de Wall Street, por el que fue detenido el pasado jueves.

    Era un piso, conocido como el hedge fund floor, al que muy pocos tenían acceso, y donde Madoff tenía su oficina personal. Los investigadores federales que han desmenuzado la documentación del caso durante el fin de semana han encontrado pruebas de que el financiero usaba una empresa no registrada, en las oficinas adyacentes a sus otros negocios, para llevar a cabo su estafa, según aseguraba ayer la agencia de noticias financieras Bloomberg.

    Madoff conservaba todos los dossiers de sus clientes bajo llave y se refería a sus operaciones en términos “crípticos”, según los documentos del caso. El negocio paralelo era totalmente desconocido para los que trabajaban en los otros dos pisos, el 18 y el 19, ocupados por otras oficinas relacionadas con el llegó a ser director del Nasdaq.

    Ahora, el FBI tiene que responder a dos preguntas: ¿Cómo Madoff consiguió timar a tanta gente durante tanto tiempo sin que nadie se diera cuenta? y ¿Qué ha pasado con el dinero? “Nuestra tarea es seguir la pista del dinero”, declaró al diario The New York Times Alexander Vasilescu, uno de los abogados de la SEC. “No podemos todavía calcular” en cuanto se cifra exactamente el monto del fraude.

    Auditora investigada
    La auditora encargada de vigilar el fondo, Friehling & Horowitz, también está siendo investigada por el fiscal del condado neoyorquino de Rockland, para ver si lo suyo fue incompetencia o complicidad.

    La SEC, el órgano regulador de la bolsa, también es en parte responsable, afirmaba ayer el Wall Street Journal, al no haber sabido levantar la liebre, pese a una primera investigación en los negocios del financiero a principios de los 90, y numerosas filtraciones de gente al corriente o que sospechaba lo que pasaba. En cuanto al dinero, Madoff dijo a sus hijos la semana pasada que le quedaban unos 300 millones de dólares, según consta en la demanda presentada por la SEC en un tribunal de Manhattan.

    Mientras los investigadores siguen con su tarea, aumentan las víctimas de la estafa. En la lista de víctimas han aparecido los nombres del magnate inmobiliario y editorial Morton Zuckerman y la Fundación del Superviviente del Holocausto y Premio Nobel de la Paz Elie Weisel. Una organización benéfica ligada al director de cine Steven Spielberg, Wunderkinder, también ha resultado afectada.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 5:09 pm

    El estadounidense Bernard L. Madoff, autor de la estafa piramidal que ha salpicado a bancos de todo el mundo, mantiene en el corazón de Londres una pequeña oficina donde guardaba millones en efectivo.

    Comprado con el edificio Lipstick, de Manhattan, donde está la sede central de su banco de inversiones, la oficina londinense, situada en el número 12 de Berkeley Street, en el elegante barrio de Mayfair, es de lo más discreto.

    Según señaló el periódico ‘Evening Standard’, esa sede anónima era algo así como la “hucha familiar” del banquero, en la que guardaba el equivalente de 88 millones de euros en efectivo para determinadas operaciones familiares.

    En esa oficina trabajan veintiocho personas, incluidos analistas y especialistas en inversiones, a cuyo cabeza figura el veterano Stephen Raven, de setenta años, uno de los nombres más respetados en la City de Londres, informa el periódico.

    Raven ocupó un puesto durante dieciséis años en el Consejo de la Bolsa de Londres y formó también parte del consejo de dirección del banco Warburg’s además de ser director fundador de Liffe (productos derivados).

    El mercado de futuros es lo que unió a Madoff y Raven: el primero estaba ansioso de hacer negocios en Londres y nombró a Raven para un puesto de director ejecutivo en esa oficina.

    Nada más enterarse de la monumental estafa de su jefe, Raven publicó una declaración dirigida a los medios de comunicación en la que señalaba que las actividades desarrolladas en esa oficina no tenían nada que ver con la compañía estadounidense de gestión de activos.

    Madoff utilizaba la anónima oficina de Berkeley Street sólo para hacer dinero para él mismo y su familia sin que ningún cliente se viese afectado.

    Según fuentes consultadas por el “Evening Standard”, Raven suspendió las operaciones de la oficina el viernes pasado e invitó a que la inspeccionasen los investigadores de la Autoridad de Servicios Financieros y la Agencia contra el Crimen Grave Organizado.

    Raven explicó a las autoridades que en todas las operaciones que llevaban a cabo en su oficina se manejaba exclusivamente dinero de la familia Madoff.

    Según el registro londinense, esa oficina tiene un capital en acciones de poco más de 50 millones de libras (55 millones de euros al cambio actual), en su mayoría perteneciente al propio Bernie Madoff, que es titular de las únicas acciones con derecho a voto.

    Según dijeron al “Evening Standard” fuentes de la investigación, el capital operativo era de poco más de 80 millones de libras (unos 88 millones de euros).

    lobby said:
    16 desembre 2008 a les 9:35 am

    Imagino la cantidad de dinero que habran perdido algunas familias adineradas que habran confiado en este individuo, por suerte los que no poseemos tales cifras no corremos peligro.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 7:33 am

    “Es difícil imaginar que un fraude de este tamaño no vaya acompañado de problemas de cumplimiento [de la regulación] considerables e inquietantes”. Esta reflexión que ayer expresó Mercer Bullard, profesor de la Universidad de Mississipi y ex abogado del regulador bursátil estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), recorre los mercados desde que el pasado jueves fue detenido Bernard Madoff por una estafa que, según él mismo afirma, puede alcanzar los 50.000 millones de dólares (34.500 millones de euros). Lo cierto es que hasta que la policía detuvo al famoso broker, era un símbolo de distinción formar parte de su cartera de clientes.

    Hasta la semana pasada, el prestigio de Madoff se había escapado al escrutinio del regulador estadounidense. O, al menos, había salido indemne de los exámenes a los que había sido sometido. Su “gran mentira”, como él mismo la llamó en su confesión ante sus hijos Mark y Andrew, había pasado inadvertida pese a que en ya en 1992 había levantado sospechas y dio a la SEC la primera ocasión de intervenir.

    No fue la única vez. En 2005, el broker fue investigado por la SEC y se descubrieron tres violaciones menores de las normas. También el año pasado el regulador estadounidense realizó una investigación a la correduría bursátil de Madoff tras las filtraciones de varios chivatos y las denuncias de la prensa, pero el inversor volvió a salir indemne de la investigación.

    A falta de que la instrucción judicial avance y aclare todo lo sucedido, parece que Madoff, se aprovechó de las lagunas que le dejó la regulación estadounidense. No en vano, el gestor de fortunas llegó a ser presidente de la Bolsa electrónica Nasdaq. Basta un ejemplo que ayer mismo revelaba The Wall Street Journal. En 2006, Madoff se registró en la SEC como asesor de inversiones, pues hasta este momento su licencia legal era la de broker y como tal era tratado por la Administración. En cambio, ya cinco años antes, él mismo se definía como un broker que asesoraba a sus clientes. En estos dos años, Madoff no ha tenido que responder al control de la SEC por esta actividad, pese a que lo habitual es que el regulador estadounidense somete a examen a los nuevos en su primer año de actividad, apunta Bloomberg.

    La estafa Madoff -calificada por su creador como un esquema Ponzi, o lo que es lo mismo, los últimos inversores en aportar dinero a la trama pagan los intereses de los que ya están dentro- ha vuelto a encender las alarmas sobre la laxitud de la regulación y la supervisión financiera en Estados Unidos. El fondo de inversión británico Bradeam Alternatives, que invirtió un 10% de su cartera en la firma de Madoff, critica los “fallos sistémicos” cometidos por el regulador estadounidense. El tema se ha convertido en recurrente desde que estallara la crisis de las hipotecas basura.

    “Yo sabía que la SEC no hacía los deberes desde hace muchos años”, señala el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Blas Calzada, si bien matiza que en su opinión el problema en Estados Unidos no es la falta de normas. “El problema es que está todo demasiado regulado. Lo que hace falta es tener menos regulación, pero aplicarla”, apostilla.

    Bruce Goslin, consejero delegado de la firma de riesgos Kroll, admite el fallo. “Los reguladores no ven todo, sólo algunas cosas”, explica. Pero en su opinión, en la estafa también han jugado un papel determinante la pericia del supuesto estafador a la hora de esconder su trama y un cierto factor psicológico: “Entre los clientes había bancos”.

    Y, como pasara con las hipotecas basura, la mancha Madoff a través de los hedge funds que manejaba se extiende por todo el mundo, desde Japón hasta Europa, sin que los reguladores de los países afectados lo puedan evitar. Eso, al menos, es lo que explican desde la CNMV. “Nosotros supervisamos a los fondos españoles, ese fondo [en referencia a Madoff] no es nuestro. Controlamos que el fondo español cumpla los requisitos, pero no el fondo en el que invierte”, aclaran desde el regulador español. Y añaden que desde la CNMV no se controlan todos los productos financieros que se comercializan en España, sólo aquellos que figuran en sus registros.

    Aplicada esta explicación al ejemplo del Santander, esto quiere decir que sobre la red que la entidad cántabra tejió para que sus clientes llegaran hasta Madoff han actuado, al menos, cuatro supervisores: la gestora Optimal Investment está radicada en Suiza; la sociedad de inversión Optimal Multiadvisors, en Irlanda; Optimal Strategies, en Bahamas; y Madoff Securities, en Estados Unidos. “Todo el mundo confía en que los reguladores han cumplido su papel”, explica Calzada. Por lo que en el momento en que hay un fallo, y esta vez parece que lo ha habido en la base, la pirámide se desmorona como un castillo de naipes.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 7:22 am

    La empresa del presunto estafador Bernard L. Madoff en Wall Street será liquidada, para obtener en lo posible gran cantidad de dinero para los clientes a los que estafó, según ordenó hoy un juez de Nueva York a la Corporación para la Protección del Inversionista en Valores (SIPC).

    No está claro cuánto dinero queda. El propio Madoff estimó el volumen de daños en 50.000 millones de dólares y dijo que sólo tiene entre 200 y 300 millones de dólares.

    Se cree que Madoff, de 70 años, estafó durante decenios a inversores mediante el “esquema Ponzi”, un sistema piramidal que consiste en prometer grandes beneficios a inversores por un producto que en realidad no existe, de modo que los intereses se van pagando con la llegada de nuevos clientes.

    La SIPC garantiza hasta 500.000 dólares por cliente, pero las pérdidas de muchas personas podrían ser mucho mayores.

    Según el diario “Wall Street Journal”, el empresario Carl Shapiro podría ser la persona que más pérdidas sufrió. En total invirtió 545 millones de dólares, informó una portavoz al periódico.

    Shapiro fue amigo de Madoff durante 50 años y está conmocionado y triste, informó el empresario de 95 años, que hizo su fortuna a fines de los años 30 con la marca Kay Windsor.

    Entretanto, surgen los nombres de más famosos afectados por la estafa. Además del director de Hollywood Steven Spielberg, también lo fue su socio y jefe de los estudios DreamWorks Animation, Jeffrey Katzenberg, indicó “The Wall Street Journal”.

    Medidas para proteger a los clientes de Madoff
    Un juez federal de Nueva York dictó el traslado al Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos de los procedimientos iniciados para la liquidación de los activos de la empresa del financiero Bernard Madoff, responsable confeso de lo que se considera la mayor estafa en la historia de Wall Street.

    “Los clientes de Bernard L. Madoff Investment Securities necesitan de la protección de la Ley de Protección del Inversor en Valores (SIPA, por sus siglas en inglés)”, asegura el juez Louis Stanton, de la Corte Federal del Distrito Sur de Manhattan, en el auto firmado hoy, tras el cierre de la Bolsa de Nueva York.

    marceli responded:
    16 desembre 2008 a les 7:14 am

    Un juez federal de Nueva York dictó el traslado al Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos de los procedimientos iniciados para la liquidación de los activos de la empresa del financiero Bernard Madoff, responsable confeso de lo que se considera la mayor estafa en la historia de Wall Street.

    “Los clientes de Bernard L. Madoff Investment Securities necesitan de la protección de la Ley de Protección del Inversor en Valores (SIPA, por sus siglas en inglés)”, asegura el juez Louis Stanton, de la Corte Federal del Distrito Sur de Manhattan, en el auto firmado, tras el cierre de la Bolsa de Nueva York.

    El juez que lleva el caso iniciado por la comisión del mercado de valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) contra el financiero dictó la orden en respuesta a una petición de ese organismo para que se tomaran las medidas oportunas para proteger los intereses de los inversores.

    Para ello, también designó a Irvin Picard administrador legal de los bienes de la firma de Madoff, detenido el pasado jueves por organizar una estafa mediante un “esquema Ponzi” que, según confesó él mismo, podría ascender a 50.000 millones de dólares.

    Picard presidirá la entidad que controlará esos bienes durante el proceso de liquidación y deberá establecer una fianza o bono de fidelidad (seguro contra pérdidas generadas por un fraude) por 250.000 dólares.

    Además, “el fideicomisario está autorizado a tomar posesión inmediata de las propiedades del demandado, con independencia de dónde se encuentren , incluyendo sus libros y registros, así como a abrir cuentas para depositarlos de forma segura”, añade la orden del juez.

    El peor momento para la peor estafa
    La destapada “Estafa Madoff”, protagonizada por esta leyenda de las finanzas de 70 años, se conoce en un momento muy duro para Wall Street, que atraviesa una de las peores crisis de confianza de su historia, y para las autoridades reguladoras estadounidenses, muy criticadas por no haber impedido el estallido de los instrumentos financieros ligados a las hipotecas de alto riesgo.

    La SEC ya abrió una investigación sobre las actividades de Madoff en 1992, pero no descubrió nada irregular.

    La “Estafa Madoff” consistía en un gigantesco esquema Ponzi, un sistema de inversión piramidal que promete alta rentabilidad sin un negocio real que lo respalde y en el que los intereses que cobran los primeros en invertir se pagan con las aportaciones de los nuevos inversores.

    Madoff atraía enormes inversiones incluso en momentos de crisis, ya que durante años ofreció rentabilidades anuales de entre el 8 y el 10 por ciento, al tiempo que actuaba de gestor financiero para personas e instituciones titulares de grandes fortunas.

    Tras la denuncia de dos personas, que según han publicado diferentes medios fueron sus propios hijos, la trama se ha destapado y las oficinas de Madoff, localizadas en el edificio conocido como ‘Lipstick’ (por su forma de pintalabios) de Manhattan, están siendo inspeccionadas y vigiladas durante 24 horas al día. El financiero pagó una fianza de 10 millones de dólares y está en libertad, aunque al final de semana tendrá que presentarse ante el juez para conocer los cargos de los que se le acusa.

    Su amigo Carl Shapiro, el más estafado
    Según el diario ‘Wall Street Journal’, el empresario Carl Shapiro podría ser la persona que más pérdidas sufrió. En total invirtió 545 millones de dólares, informó una portavoz al periódico.

    Shapiro fue amigo de Madoff durante 50 años y está conmocionado y triste, informó el empresario de 95 años, que hizo su fortuna a fines de los años 30 con la marca Kay Windsor.

    Entretanto, surgen los nombres de más famosos afectados por la estafa. Además del director de Hollywood Steven Spielberg, también lo fue su socio y jefe de los estudios DreamWorks Animation, Jeffrey Katzenberg, indicó el rotativo.

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 8:02 pm

    ¿Quiénes actúan e influyen en la bolsa?

    Para poder trabajar en el patio de contratación o parquet, un operador debe ser miembro autorizado de la bolsa.

    El ciudadano común puede invertir en bolsa utilizando los servicios de un Broker (corredor de bolsa) o a través de un portal de internet que se dedique a esa actividad.

    Para poder entrar en bolsa o “cotizar” en los mercados de valores, las empresas tienen que hacer pública su situación financiera, de manera que los inversionistas puedan conocer su estado de “salud” económica.

    Los corredores de bolsa realizan operaciones especulativas a corto plazo, con la intención de obtener beneficios como resultado de los altibajos de los precios de las acciones, que fluctúan según la oferta y la demanda.

    Las bolsas están sujetas al vaivén de los ciclos económicos y están influenciadas por desencadenantes psicológicos: en ocasiones, un falso rumor puede provocar la caída de una acción.

    En última instancia, los precios de los títulos pueden depender de lo que la mayoría de los inversionistas piensa que la mayoría de los analistas cree que va a suceder.

    En tiempos de incertidumbre, como ahora, los mercados de valores de las economías más pequeñas observan con atención lo que pasa en las bolsas de referencia, como la de Nueva York. El pesimismo en Wall Street se puede “contagiar” al resto de las bolsas del mundo.

    No obstante, en términos generales, la bolsa es un indicador fiable de cómo va la economía de un país.

    TODO ELLO HA CAIDO COMO UN CASTILLO DE NAIPES.

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 7:57 pm

    Más apuros para el Royal Bank of Scotland
    En Reino Unido, el Royal Bank of Scotland admitió que podría afrontar unas pérdidas de 400 millones de libras (446 millones de euros) por sus inversiones en productos gestionados por la firma Bernard Madoff. Esta entidad financiera, que pertenece en un 57,9% al Estado británico, no acusó la noticia en el inicio de la jornada bursátil en Londres, donde sus acciones se revalorizaron un 2,32% en los primeros minutos de negociación.

    A finales de noviembre, el Estado se hizo con el control del 57,9% de las acciones del Royal Bank of Scotland tras el rechazo de los accionistas a los títulos que ofrecía el banco por un total de 15.000 millones de libras (17.880 millones de euros).

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 7:52 pm

    Aquel seminario internacional en La Paz fue premonitorio pero ninguno de sus asistentes, todos ellos expertos, pudieron vaticinar el estallido de la gran estafa Madoff de 38.000 millones de euros. Eso sí, todos ellos coincidieron en que la estafa piramidal, como la del anciano Madoff, es “el virus financiero más pernicioso de la época contemporánea” que se produce por los vacíos legales y la incultura bancaria de mucha gente. Todo ello aliñado con la codicia humana.

    Sin embargo, en esta ocasión, parece que los estafados han sido personas con grandes patrimonios y muy habituados a ingenierías financieras.

    Pero es un timo que no funciona sin “la codicia de los depositantes que no miden sus consecuencias”, advirtió el ecuatoriano Camilo Valdivieso en este seminario internacional y quien se mostró partidario de endurecer las sanciones para estafas con víctimas múltiples.

    La determinación de estas coincidencias – vacíos legales e incultura bancaria – en las ‘estafas piramidales’ fue la principal conclusión a la que se llegó en el ‘I Seminario Internacional de Estafas Piramidales’, celebrado hace escasamente un mes en la capital boliviana para celebrar el centenario del primer caso ocurrido en Estados Unidos.

    El fraude de la pirámide, con llamativos casos en Perú, Ecuador, España, Bolivia, Estados Unidos, Albania o Portugal, es una captación masiva e ilegal de ahorros a cambio de tasas de intereses altas pero insostenibles.

    El primer caso notorio de estafa piramidal se atribuye a William Miller, apodado el ‘250%’ que, en 1899 en Estados Unidos, ofrecía un interés semanal del 10%, informa Efe. Veinte años antes que el inmigrante italiano Carlo Ponzi que, en 1919, dejó en la pobreza a 20.000 personas al sonsacarles 9 millones de dólares.

    Los expertos coincidieron en que una mayor dureza con castigos penales de hasta 20 años, como estudia Colombia que finalmente desistió de participar en el seminario, y la permanente educación financiera para la población son formas de frenar las estafas.

    La trampa para el fraude piramidal consiste en que los depositantes más antiguos cobran sus altos intereses y comisiones a cambio de reclutar a nuevos ahorradores hasta que el sistema colapsa: siempre acaba en quiebra y los depositantes nunca vuelven a ver su dinero.

    Las tasas de interés son inverosímiles porque se ofrecen entre un 8% y 10% semanal o mensual, cuando ese es el porcentaje más alto que puede pagar un banco cada año, sin contar casos extremos como el de una entidad de Perú que ofreció hasta intereses del 100%.

    El superintendente de Bancos de Bolivia, el anfitrión Marcelo Zabalaga, destacó como una característica de estas estafas el hecho de que no sean detectadas por las autoridades porque los ahorradores no denuncian hasta que el sistema quiebra.

    Fraudes astronómicos
    “La estafa más conocida en Estados Unidos, en 1919, sobrevivió ocho años, la de Ecuador trece y la de España 25 años. No es fácil, aparentemente, por falta de legislación o descuido de las autoridades darse cuenta del inicio de una estafa”, admitió Zabalaga.

    Las cifras de los fraudes citados en este foro son astronómicas y el número de afectados se cuenta entre decenas o centenas de miles que nunca vuelven a ver su dinero por el déficit legislativo para recuperar activos financieros, según los expertos.

    Además de los citados casos notorios de estafa piramidal (Miller y Ponzi) está el de 2005, en Ecuador, el llamado ‘Caso del notario José Cabrera Román’ que según distintas versiones llegó a convertirse en un “banco paralelo” porque manejó entre 500 y 800 millones de dólares incluso de ahorradores de Perú y Colombia.

    La estafa de Fórum Filatélico y Afinsa en España, en la que unos “400.000 españoles que perdieron hasta 5.100 millones de euros” y la del Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE, en Perú, acusado de estafar 350 millones de dólares a 150.000 personas.

    Un caso dramático es el de Albania donde, en 1997, el “negocio” de varias empresas piramidales llegó a representar el 50% del PIB del país, en un fraude masivo que afectó a dos tercios de la población y que provocó la muerte de 2.000 personas en un violento conflicto.

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 7:51 pm

    El financiero colombiano Andrés Piedrahita, fundador del fondo Fairfield Greenwich Group, se ha encontrado con que su admirado Bernard Madoff ha evaporado los miles de millones de dólares que le había confiado por cuenta de multimillonarios de toda Europa. De esta cantidad, cientos de millones han sido distribuidos a españoles.

    Piedrahita, residente en Madrid, no ha parado este fin de semana de intentar convencer a sus clientes y amigos de que él no es cómplice, sino víctima de Madoff. Este financiero podría haber distribuido en total hasta 4.000 millones en distintos países. Uno de sus amigos millonarios, el hispano-argentino Martin Varsavski, defiende tanto a Piedrahita como al suegro de éste, Walter Noel, máximo responsable de Fairfield.

    “Después de una conversación telefónica con Andrés esta mañana me he enterado que tanto él como muchos miembros de su familia incluido su suegro han perdido enormes cantidades de dinero de su patrimonio personal con Madoff”, afirma el ex propietario de Jazztel en su blog.

    Incluso, Piedrahita asegura a Varsavski que él y su familia sacaron recientemente dinero de otros hedge funds para invertirlo en el de Bernard Madoff, “porque era uno de los pocos fondos que estaban teniendo una buena evolución este año”. El propio Varsavski se pregunta cómo alguien con la experiencia de Piedrahita no analizó mejor a Madoff antes de confiarle tanto dinero.

    Según relata en su blog, el colombiano puso a dos ejecutivos cualificados de Fairfield para escrutar el fondo de Madoff, pero el problema es que estos dos ejecutivos recibieron “información que ha resultado ser fraudulenta”, según se lamentó Piedrahita ante Varsavski.

    Este último considera “probablemente cierta” la versión que ha dado hasta el momento el colombiano, porque, según recuerda, la propia autoridad bursátil estadounidense, la SEC, había examinado dos veces las operaciones de Madoff sin encontrar ninguna irregularidad.

    Varsavski afirma que conoce a Piedrahita desde hace ocho años y que ha sido su socio en algunas de las empresas tecnológicas que ha creado. Por tanto, se atreve incluso a asegurar que “es más probable que sea víctima de Madoff que cómplice de su delito”.

    Piedrahita no es un recién llegado a la alta clase financiera, pues acumula 24 años de experiencia tras sus inicios en Prudential Bache Securities Inc en la década de los ochenta. En 1987 fue vicepresidente de Shearson Lehman Hutton entre 1987 y 1990. En 1991 se independizó y fundó Littlesone Associates. Seis años después lo fusionó con Fairfield Greenwich Group (FGG). Andrés Piedrahita actualmente es el responsable de FGG para Europa y Latinomérica a caballo entre Londres y Madrid.

    En FGG trabaja también el español Santiago Bareño. Fue contratado este mismo año como responsable de productos estructurados tras haber trabajado en los últimos 12 años en el BBVA, donde llegó a ser responsable de hedge funds.

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 7:50 pm

    El ministro de Economía, Pedro Solbes, ha cifrado en 38 millones de euros el impacto de la estafa multimillonaria del gestor Bernar Madoff en fondos de pensiones y aseguradoras en España. Esta cantidad, aunque no importante según Solbes, sí afectará a la credibilidad del sistema financiero.

    El ministro de Economía ha afirmado que hay tres compañías aseguradoras afectadas y nueve fondos de pensiones con pérdidas por el fraude y ha considerado que se trata de una cantidad pequeña en comparación con el dinero que mueve la economía española.

    Solbes consideró que el impacto en España “no es un tema preocupante” y ha explicado que de los 38 millones, dos corresponden a las inversiones de un total de tres compañías de seguros y 36 a nueve fondos de pensiones -esta cantidad representa el 0,04% del capital total que gestionan los fondos-.

    El ministro asegura que el Gobierno no dará los nombres de los afectados y que serán los propios gestores de fondos y aseguradoras quienes se den a conocer.

    El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ha participado en un encuentro con Solbes y el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Khan, coincide en que “lo que conocemos no es importante”. No obstante, el ministro de Economía cree que este episodio “es muy negativo en términos de credibilidad”.

    Los tres han mostrado su extrañeza por los fallos en la supervisión que han permitido una estafa de este tamaño. “El asunto es dónde estaba la policía”, subrayó Strauss-Khan.

    La estafa piramidal de Madoff ha salpicado a los dos grandes de la banca española, Santander y BBVA, que han reconocido pérdidas de 2.330 millones y 300 millones, respectivamente.

    Banesto (-0.08 / -1%), filial del Santander, ha reconocido que también está afectado por la estafa, aunque ha remarcado que su exposición es “irrelevante”.

    Por su parte, Caja Madrid ha cifrado en 2,3 millones de euros su exposición “indirecta” a los fondos de Madoff. La caja que preside Miguel Blesa explicó que comenzó a deshacer sus posiciones en 2002, momento en el que su inversión no superaba los 5 millones de euros.

    Otra de las entidades afectadas es Banca March, cuya exposición es indirecta e inferior a 2 millones de euros, según ha informado la entidad. La Caixa, Banco Popular, Bankinter y Banco Sabadell han asegurado que no están afectados por la estafa.

    Éstas son otras entidades afectadas por la estafa piramidal del ex presidente del Nasdaq:

    RBS. El banco británico Royal Bank of Scotland, que está participado en un 58% por el Gobierno de Reino Unido, ha anunciado que sus pérdidas podrían ascender a unos 400 millones de libras -unos 460 millones de euros-.
    HSBC. La entidad británica, la tercera mayor del mundo, tiene una una exposición de 1.000 millones de dólares.
    BNP Paribas. La entidad francesa estima que las pérdidas alcanzarán hasta los 350 millones de euros.
    Société Générale. El banco francés ha evaluado en “menos de 10 millones de euros” las pérdidas que ha sufrido.
    Natixis. La filial de la entidad francesa Caisse d’Epargne podría haber perdido unos 450 millones de euros.
    Unicredit. La entidad italiana ha reconocido una exposición de 75 millones a la sociedad de Madoff.
    Nomura Holdings. La entidad japonesa ha admitido inversiones de hasta 302 millones de dólares afectadas por la estafa.

    Reichmuth. El banco suizo calcula que habría perdido cerca de 242 millones de euros.

    Fairfield. Las pérdidas de los clientes de la gestora Fairfield-España, todos institucionales, ascienden a 65 millones de euros.
    Credit Agricole El grupo bancario estima que las pérdidas no alcanzarán los 10 millones de euros.
    Access International Advisors. Las pérdidas podrían alcanzar los 1.400 millones de dólares, según anuncia Bloomberg.
    Bernbassat & Cie. El banco suizo tendría una exposición de 935 millones de dólares, según el diario Le Temps.
    Union Bancaire Privee. Según fuentes cercanas a la entidad que han confirmado al mismo rotativo, el banco suizo ha perdido 850 millones de dólares.
    Ascot Partners. La firma tiene una exposición de 1.800 millones de dólares, según ha afirmado el rotativo The Wall Street Journal.
    Pioneer Invesments. La gestora de fondos de UniCredit está expuesta a 280 millones de dólares a través de su hedge fund Primeo Select, según Bloomberg.
    EIM Group. Le Temps recoge el un fondo de hedge funds podría tener 230 millones de dólares de exposición.
    Kingate Global Fund. El hedge fund de 2.800 millones de dólares gestionado por Kingate Management también ha invertido en la estafa.

    Madoff i una proposta estimulant « Max Aue said:
    15 desembre 2008 a les 6:47 pm

    [...] Madoff, els de GESCARTERA eren uns putus aprenents. Per a més informació els blogs d’en Quiron i de Elrohir. La proposta podria ser la d’anar a New York per aplicar-li la llei de Lynch al [...]

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 5:56 pm

    Las autoridades hicieron caso omiso a las denuncias que cuestionaban la capacidad del broker para ofrecer a los inversores una rentabilidad del 8%, cuando el mercado apenas podía asegurar un retorno del 5%.
    Gabriel Rodríguez
    Inversores, rivales y reguladores estaban maravillados por la magia de Bernard Madoff. Nadie dudaba la eficacia de un broker capaz de ofrecer a los inversores una rentabilidad media del 8%, cuando el mercado apenas podría asegurar un 5%. Pero era sólo humo.
    Un espejismo construido durante décadas sobre una mentira financiera de proporciones inimaginables. Se calcula que han desaparecido hasta 37.470 millones de euros, ante la mirada atónita de miles de inversores afectados, desde Palm Beach hasta Madrid, que se preguntan cómo es posible que el supervisor bursátil estadounidense no sospechara nada a pesar de la investigación realizada en 1992 a raíz de las numerosas denuncias de sus rivales y de los intensos rumores que circulaban en el mercado.
    La Securities Exchange Commission (SEC), que no encontró motivo alguno para actuar entonces, se muestra ahora sorprendida por la dimensión de la segunda mayor estafa de la historia de Estados Unidos tras el escándalo de Enron. El supervisor estadounidense admite que trabaja para determinar su alcance y esclarecer si Madoff actuó solo, pero se muestra incapaz de explicar cómo el afamado broker logró mantener activa la pirámide financiera durante 14 años, desde 1993 hasta 2008.
    Esta falta de respuesta lleva a los expertos a cuestionar el hecho de que el supervisor haya revisado en esos años a fondo los libros de Madoff Investment Securities, sobre todo cuando había grandes inversores institucionales dentro la cartera de clientes de la firma.
    Pero ¿a qué puede deberse esa falta de efectividad de las autoridades en la detección del fraude? En ese punto los analistas se muestran divididos. Algunos apuntan a que la ineficacia de las autoridades de supervisión estadounidenses a la hora de supervisar a los agentes que operan en el mercado se debe simplemente al hecho de que no hay suficientes árbitros para vigilar si se cumplen las reglas de juego.
    Pero otros van más allá y dejan entrever incluso un posible caso de corrupción en el seno de la SEC y del sistema político-financiero. Y es que desde el año 2000, Madoff, a quien incluso se le ha permitido asesorar a las autoridades supervisoras en materia de regulación del mercado, ha contribuido con miles de millones de dólares a las campañas electorales de senadores demócratas y republicanos.
    El fraude podría erosionar aún más la confianza del inversor
    Wall Street nunca ha sido ajeno a los grandes escándalos financieros. Sin embargo, la magnitud de este fraude, el segundo mayor de la historia de EEUU, y su impacto en varios continentes es una bomba de relojería para el sector financiero y en particular, para los inversores institucionales y los hedge fund, los más afectados por la estafa de Madoff. Y es que el caso difícilmente podría haber llegado en un peor momento, según los expertos. En plena crisis de confianza de la comunidad inversora hacia el sector por su exposición a las subprime y sus problemas para obtener liquidez, entidades financieras, hedge funds y otras firmas de inversión podrían verse obligadas a hacer frente a una nueva huida inversora que en muchos podrían no soportar. Al fin y al cabo, la mera necesidad de cash fuerza cada día a más inversores retirar el dinero depositado en las firmas.

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 5:50 pm

    Icono de Wall Street y ex Presidente del Nasdaq, el septuagenario estratega financiero Bernard Madoff enfrenta a la justicia de EEUU por orquestar un fraude multimillonario.
    La plaza financiera helvética, importante consumidora de hedge funds, anuncia sus primeras pérdidas. En principio, UBS y Credit Suisse se dicen a salvo.
    El mundo financiero internacional está estupefacto.
    Bernard L. Madoff, uno de los hombres clave de Wall Street durante el siglo XX, fundador y ex presidente del ambicioso mercado bursátil electrónico Nasdaql, fue detenido el viernes (12.12) en NY por el FBI por una estafa financiera que ronda los 60.000 millones de francos suizos.
    La noticia lucía irreal. Imposible.
    Madoff el filántropo, el padre judío ejemplar, el demócrata generoso durante las campañas proselitistas, el estratega financiero que era capaz de ofrecer rendimientos asegurados del 10% anual también cuando los mercados estaban en picada o las economías en crisis, no podía ser el individuo arrestado.
    Pero sí lo era. Y a los 70 años deberá enfrentar a la justicia estadounidense por un fraude realizado a través de hedge funds (ver recuadro) y de la utilización de la técnica de la pirámide o esquema Ponzi para generar a sus clientes ganancias de forma artificial.
    Esencialmente, los inversionistas ubicados en la punta de la pirámide recibían jugosos rendimientos financiados por los inversores que apenas se adherían al esquema. Una dinámica que, increíblemente, le funcionó durante más de una década.
    Sospechas y regulación
    “El negocio era insolvente y lo fue durante años”, reconoció el propio Bernard Madoff el día de su detención.
    Su firma, que lleva por nombre Bernard Madoff Investment Securities LLC, ya había sido investigada en 1992 por la SEC –autoridad financiera supervisora en EEUU-, pero ningún auditor pudo probarle nada.
    En 1999, nuevamente, algunos de sus competidores en el mercado de la inversión especulativa le pidieron a la SEC que revisara los entretelones del imperio Madoff, pero todo se quedó en temores.
    Ahora que él mismo ha confesado estar “acabado” y ser el autor del multimillonario fraude, hay dos temores que prevalecen:
    a)¿A cuánto ascenderán sobre la marcha las pérdidas que el propio Madoff cifró en alrededor de 50.000 millones de dólares (alrededor de 60.000 millones de francos suizos)?
    b)¿Tras la experiencia de los subprime, sobrevivirán los hedge funds a la crisis de confianza que enfrentan justo en el periodo más vulnerable que ha vivido la banca internacional en los últimos 50 años?
    Los perdedores suizos
    Suiza, poseedora de una de las plazas financieras más activas y rentables del mundo, también era seguidora del legendario Madoff.
    Estimaciones preliminares publicadas por el diario suizo Le Temps afirman que sólo la plaza financiera ginebrina podría haber pedido 5.000 millones de dólares (unos 6.000 millones de francos suizos) como resultado de la pirámide especulativa construida por el banquero estadounidense.
    Esto significa que al menos 10% de las pérdidas podrían ubicarse al borde del lago Leman.
    Y por el momento, ya hay tres bancos que han aceptado pérdidas, aunque en todos los casos marginales.
    El Bénédict Hentsch de Ginebra confirmó que tenía fondos ligados a Madoff por 56 millones de francos suizos, sin embargo, afirmó también su capital es sólido y la institución está en perfectas condiciones para operar en el futuro.
    Consultado por swissinfo, el banco Reichmuth, de Lucerna, reconoció que 3,5% de los fondos que administran estaban ligados a instrumentos administrados por Madoff por lo que las pérdidas sumarían 385 millones de francos suizos.
    Destaca, no obstante, que sociedades auditoras de la talla de KPMG o Ernst & Young tuvieron conocimiento, examinaron dichos fondos y jamás emitieron ninguna advertencia de riesgo.
    “Y frente a este fraude colosal, el consejo de administración del banco Hentsch ha tomado ya todas las medidas para garantizar los intereses de sus clientes y para proteger a la institución”, citó el banco.
    En Zúrich, el banco privado Neue Privat Bank aceptó, por su parte, haber invertido 5 millones de francos suizos en los controvertidos los fondos Madoff.
    A salvo UBS y Credit Suisse
    La principal preocupación de la plaza financiera suiza era cuál era la posición del UBS y el Credit Suisse en este nuevo escollo financiero.
    Ambos bancos han confirmado a título empresarial y sin entrar en detalles, que están salvo de pérdidas por esta causa.
    La Comisión Federal de Bancos (CFB), autoridad supervisora del sistema bancario suizo, aún confusa, se ha mantenido al margen y prefiere que el panorama se aclare antes de emitir comentarios.
    Nuevamente, de acuerdo con estimaciones publicadas por Le Temps, la Unión Bancaria Privada (UBP) podría concentrar pérdidas por 1.000 millones de francos suizos.
    Y entre los bancos que han quedado a salvo de esta estafa se encuentran instituciones como el banco Pictet, Mirabaud, Man Group, GAM, Gottex, Rothschild yJulius Bär.
    La verdadera magnitud del impacto sobre el mercado helvético se conocerá en los próximos días. Y también la forma en la que las instituciones y su clientela enfrentarán los daños.
    swissinfo, Andrea Ornelas

    marceli responded:
    15 desembre 2008 a les 5:06 pm

    Varios de los bancos más grandes del mundo revelaron la magnitud de sus pérdidas en el supuesto fraude multimillonario llevado a cabo por un administrador de fondos en Wall Street, Bernard Madoff.
    Con las más recientes admisiones, la lista de víctimas del fondo de inversión de Madoff, que él mismo admitió que fue “una gran mentira”, se sigue ampliando.
    El banco más importante de España, el Santander, perdió US$3.000 millones en la jugada, mientras que el Royal Bank of Scotland, rescatado el mes pasado por el estado británico, calcula perdidas de hasta US$400 millones.
    El HSBC, entretanto, perdió unos US$1.000 millones y el banco más importante de Francia, BNP-Paribas, unos US$460 millones.
    Como cientos de otras instituciones, estos grandes bancos creyeron en las ganancias extraordinarias de Madoff, basadas en un esquema piramidal que utiliza el dinero de los nuevos ingresados -atraídos por la promesa de altos dividendos- con el fin de pagar a quienes ya se encuentran participando.
    Los reguladores financieros de Europa han empezado a tratar de evaluar cómo repercutirá el fraude en los inversionistas.
    “Ruleta”
    Bernard Madoff está acusado de fraude con valores, en un caso que podría convertirse en la estafa más grande en la historia de Estados Unidos.
    Nicola Horlick, jefa de la firma Bramdean Investments, declaró que incluso: “Se trata de mayor escándalo financiero probablemente de la historia de los mercados”.
    Horlick agregó: “Creo que ahora se va a hacer muy difícil invertir en áreas que van a ser reguladas en Estados Unidos porque ellos han fallado en esa materia”.
    Maddox fue presidente del mercado electrónico de acciones Nasdaq y fundó en los 70 su compañía Bernard L. Madoff Investment Securities.
    Al acumular US$50.000 millones en pérdidas fraudulentas, confirma, como opina Marcelo Justo, que una buena parte del sistema financiero se parece cada vez más a una ruleta.
    A fin de cuentas -agrega- la estrategia de Madoof era la de la pirámide, que tantos dolores de cabeza ha generado en países tan disímiles como Colombia y Albania en los últimos 15 años.
    Arrestado el jueves pasado, Madoof quedó el viernes en libertad pagando una fianza de US$10 millones y si se le encuentra culpable podría ser condenado a 20 años de cárcel.

    Lucem said:
    15 desembre 2008 a les 12:31 am

    Se desploman las estructuras financieras de lavado, blanqueo o legitimación de capitales, ya de por si ese elevado pago de intereses es sospechoso. Lo que es evidente que el negocio de drogas, trafico de armas, blanqueo no es un negocio que lo manejan cuATRO CAPOS DEL TERCER MUNDO, dichosas y bienvenidas sean las crisis. Se cayo el Stalinismo y en este siglo el Capitalismo

    Joker said:
    14 desembre 2008 a les 8:40 pm

    Lo “gracioso” del tema es que, a pesar de los avisos y del historial del sujeto, los inversores no se pararon a pensar en lo que estaban haciendo ni en con quién se estaban jugando la plata.

    Ferran said:
    14 desembre 2008 a les 12:02 pm

    Al lado de este tipo, los de GESCARTERA eran unos putos aprendices!!!

    [...] las similitudes con el pasado son muy obvias.  Y Colombia no ha quedado sola en el presente: la estafa Ponzi ‘pura’ mas grande causada por un individuo, ha sido descubierta en los … el ex-presidente del mercado electrónico de acciones Nasdaq.  El mismo Madoff admite que se [...]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s