¿QUE PODEMOS HACER CON EL CAMBIO CLIMÁTICO?

Posted on Updated on

Imagen compuesta que muestra los huracanes que surgieron en 2005 en el Golfo de México. (Foto: Nature)

 

                                                         

     <PULSAR PARA PODER VER TODA LA INFORMACIÓN.

Todo lo que sucede estos días en relación con el cambio climático tiene mucha más importancia de la que parece y sobre todo mucha más de la que le atribuyen los de la ideología de los intereses económicos. El apagón del jueves es un hito en el camino de la concienciación ciudadana y ya ahí se ha visto quiénes están dispuestos a partirse el pecho por cambiar el rumbo del deterioro brutal del planeta y quiénes se buscan mil pretextos y triquiñuelas, debido a servidumbres inconfensables e incluso confesables, para minimizar el problema y para desacreditar a quienes quieren hacerle frente de verdad. Es algo vergonzoso sacrificar el presente y el futuro de todos a cambio de treinta monedas miserables. El nuevo informe presentado este viernes en País y la cumbre misma del Cambio Climático ya han conseguido culminar el proceso de toma de conciencia y de entrada en el campo de la política de la lucha contra el “global warming“.

El informe de Naciones Unidas deja meridianamente claro que la responsabilidad humana en el calentamiento y el deterioro del planeta es apabullante. Es el hombre el que está destruyendo su propio hábitat. El gravísimo aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, el calentamiento, la subida del nivel de los mares, son los caminos seguros para llegar muy pronto al desastre total, si antes, cuando todavía hay tiempo relativamente, no se toman decisiones muy drásticas que detengan esta locura. Las responsabilidades son de todos: de los Gobiernos, de las organizaciones internacionales, de los ciudadanos mismos, de los medios de comunicación, de las grandes y pequeñas empresas y corporaciones, de todo el mundo. Todos, pues, tenemos que implicarnos de lleno en la empresa de la salvación. Este sí que es un objetivo por el que vale la pena el esfuerzo universal y la aplicación de las terapéuticas adecuadas, por costosas, por molestas y por sacrificadas que sean. El discurso inaugural del presidente Jacques Chirac contiene muchos de los compromisos que tenemos que asumir. Manos a la obra, que nos lo estamos jugando todo.

About these ads

169 thoughts on “¿QUE PODEMOS HACER CON EL CAMBIO CLIMÁTICO?

    Julian said:
    21 abril 2009 a les 8:43 am

    Freakssssss me llamao julian y me como los mocos asedem un trabajo para ciencias y les compro un xupa xup a todos……….con mocosss XD

    marceli responded:
    4 desembre 2008 a les 6:41 pm

    4 de diciembre de 2008.- Las energías renovables sufren como ninguna los ataques continuados de los defensores de las fuentes convencionales: nuclear y fósil. Sin embargo la realidad se empeña en mostrar una realidad mucho más positiva de lo que nos quieren hacer creer. Una vez más, las renovables en España baten récords y, a pesar de ocurrir en época de crisis, este buen dato se mantiene en silencio.

    La generación eólica alcanzó la madrugada del 24 de noviembre, en torno a las 5:00 horas, un nuevo récord de cobertura de la demanda al suponer en ese momento el 43% con 9.253 MW eólicos en funcionamiento, frente a una demanda de 21.264 MW en ese momento. El anterior récord tuvo lugar el 22 de marzo al alcanzar el 40,8% a las 18:00 horas con 9.862 MW en funcionamiento.

    A las 12:30 de aquel día alcanzaron los 10.263 MW de producción simultánea, máximo del día. El máximo histórico de producción eólica se alcanzó el pasado 18 de abril a las 16:50 con 10.880 MW, lo que representó en aquel momento el 30% de la demanda eléctrica peninsular. La eólica habrá cubierto al finalizar este año 2008 el 11% de la demanda eléctrica.

    En cuanto al famoso asunto de las primas, la presencia de la energía del viento en el mercado rebaja el precio en 6 €/MWh lo que en 2007 supuso una reducción de 1.198 millones de euros frente a los 991 millones de las primas percibidas. La eólica supone, por tanto, un ahorro de 207 millones de euros para el sistema eléctrico (4,5 € de ahorro por ciudadano), explica la Asociación Empresarial Eólica.

    Además debemos añadir la cantidad de combustible convencional cuya importación ahorramos gracias a estos datos, así como las emisiones contaminantes evitadas. Creo sinceramente que este camino merece una apuesta mucho más decidida, especialmente en época de crisis.

    ——————————————————————————–

    María. said:
    30 novembre 2008 a les 2:46 pm

    Con la mano en el corazón, y por lo que estoy viendo en España y Francia:

    Para mí que este nuevo clima es mejor que el anterior, al menos a mí me gusta más. Sólo hay que ver el sudeste español, donde llueve casi un 75% más desde hace dos años que la media histórica, y son muchos los puntos donde se han superado en un par de meses la mayor cifra de pluviometria de las que se tiene constancia historia, y no por un pequeño porcentaje, si no por 4 o 5, o hasta 10 veces más de lo que jamás llovió.

    Además, en los alpes los hielos han retrocedido, y ahora los bosques son más abundantes, pero sin embargo el Mont Blanc cada vez está más alto, pues llueve más, y a esas alturas toda precipitación es en forma de lluvia en las cimas, y por tanto la cima aumenta, mientras los valles son más cálidos, floridos y arbolados.

    marceli responded:
    30 novembre 2008 a les 1:33 pm

    Miquel Àngel Rodríguez, investigador del Laboratorio del Clima del Parque Científico de Barcelona, el problema del cambio climático se ha enfocado habitualmente desde el análisis de un efecto sectorial concreto. Por ejemplo, “hay gente que, para ganarse la vida, realiza actividades que dependen de los factores ambientales, como un agricultor, que vive del agua, o un hotelero, cuyo negocio depende del buen tiempo”.

    Hay, además, un efecto indirecto sobre el ciudadano que ejerce una actividad que, en principio, no parece ligada a factores ambientales. “Si la actividad económica del agricultor deja de ser rentable”, prosigue Rodríguez, “dejará de producir, y el ciudadano se encontrará con productos que vienen de fuera, lo cual acabará repercutiendo en su bolsillo”.

    El cambio climático, en definitiva, puede afectar, ya sea directa o indirectamente, al tipo de vida de cualquier ciudadano. Éstas son algunas de las 10 principales consecuencias del calentamiento.

    Las diez razones para tenerlo en cuenta
    1. Clima

    Huracanes, incendios, sequías, tormentas, olas de calor… La década pasada fue la más cálida de los últimos 1.300 años. En 2003, una ola de calor costó la vida a más de 30.000 personas en Europa. Y la temperatura irá ascendiendo, hasta en seis grados a finales de siglo. Según informes de la ONU, el aumento del nivel del mar, sobre todo cuando se derritan los polos, provocará fuertes trombas de agua, afectando a dos millones y medio de personas al año para el 2080.

    Hace unos meses, un estudio publicado en Nature probaba que los ciclones son más feroces ahora que hace 25 años. Cuando el agua se caliente un solo grado más, los huracanes de mayor nivel crecerán un 31%. “El gran cambio en la vida cotidiana de los ciudadanos será que tendrán que integrar las informaciones climáticas de su región y gestionar sus decisiones en función de éstas, a corto y medio plazo”, explica Rodríguez.

    2. Consumo

    La tendencia climática actual, según cuenta Rodríguez, comportará problemas con el suministro de agua y electricidad. “El ciudadano se verá sometido a riesgos que antes no tenía: no podrá prever cuándo se producirá la próxima sequía u ola de calor que provoque un pico de consumo energético y, por tanto, una caída del sistema eléctrico”, explica.

    La producción hidroeléctrica en los países mediterráneos disminuirá, al menos, un 25% en los próximos años, pero nuestra demanda será cada vez mayor. Las compañías tendrán que abonar impuestos por las emisiones provocadas por el petróleo, que será más caro.

    Como consecuencia, el ciudadano pagará más por las facturas de suministro de agua, gas y electricidad. Y tendrá que plantearse de forma responsable cómo mejorar el consumo dentro de casa para disminuir la contribución a la emisión de gases de efecto invernadero.

    3. Economía

    Los costes socioeconómicos ocasionados por las inclemencias meteorológicas y las variaciones del clima se han cuadruplicado en los últimos 40 años, según un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). A los efectos derivados de la pérdida de vidas humanas se sumarán los efectos sobre la economía, sobre todo en los países pobres. A escala global, se calcula que las pérdidas económicas asociadas a desastres naturales han pasado de 131.000 millones de dólares en la década 1970-1980 a 629.000 millones de dólares en los años noventa.

    Como consecuencia, se augura una corrección al alza de las primas de seguros o bien que algunos riesgos pasen a considerarse de nuevo como no asegurables, comportando el retiro de la cobertura. En la actualidad, las compañías de seguros sólo pagan un 5% de las pérdidas económicas en Asia y América del Sur y del 10% en África.

    4. Alimentos

    El investigador del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona Francesc Piferrer publicó este verano un estudio que afirmaba que la temperatura a la que están sometidos los peces durante su desarrollo temprano es lo que determina si será macho o hembra. Carlos Duarte apuesta por la acuicultura cuando llegue el momento en el que no podamos vivir del mar.

    Pero la producción de carne también puede peligrar. El biólogo recuerda cuántos litros de agua se necesitan para producir un filete: “¡7.000 litros, una piscina entera!”. Algo totalmente insostenible teniendo en cuenta la escasez de agua.

    El vegetarianismo no será una cuestión ideológica, sino una necesidad. Miquel Àngel Rodríguez piensa que en el llamado primer mundo no habrá problemas de abastecimiento de alimentos, porque los traeremos de fuera, aunque a un precio elevado.

    5. Especies

    Los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC) ofrecen cifras desalentadoras: entre el 20% y el 30% de las especies animales y vegetales del planeta se extinguirá irremediablemente si el calentamiento prosigue al ritmo actual. Si están en lo cierto, dentro de 50 años se habrán perdido alrededor de 1,5 millones de especies. Hay cifras aún más pesimistas. El abogado especializado en temas de medio ambiente Sergio Bulat afirma en su libro Planeta frito (Ediciones Urano) que se perderá un 60% de especies en determinadas áreas montañosas para el año 2080.

    Hay casos conocidos de especies amenazadas, como el de los pandas o los elefantes, pero también lo están muchos microorganismos que no vemos pero que proporcionan servicios como la limpieza del aire o del agua, un servicio que tendrán que compensarse con trabajo humano y mucho dinero.

    6. Agua

    “El futuro de la población humana está vinculado la disponibilidad del agua, y cada vez lo estará más”. Lo dice el biólogo galardonado con el Premio Nacional de Investigación Carlos Duarte, que el año pasado participó en la primera expedición española al Ártico. En septiembre pasado se perdió el equivalente al hielo ártico que se ha fundido en los últimos 15 años.

    No hace falta ir tan lejos. Una investigación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología señala que los glaciares de los Pirineos, los únicos activos de todo el país, desaparecerán antes de 2050 debido al aumento progresivo de la temperatura, un total de 0,9 grados desde 1890 hasta ahora. La consecuencia del deshielo de los glaciares de montaña, que son una de las principales reservas de agua dulce, es que más de mil millones de personas padecerán restricciones en todo el mundo; no sólo en África o Asia, sino también en los países mediterráneos.

    7. Demografía

    Según un estudio del Georgia Institute of Technology y de la Universidad de Hong Kong, existe una conexión entre los cambios en la temperatura y las guerras porque esos cambios afectarán a la disponibilidad del agua, la extensión de los cultivos y la fertilidad de los terrenos. Los más perjudicados serán, como es habitual, los países más subdesarrollados, que no tienen medios para adaptarse a esta nueva realidad.

    La situación, sin embargo, afectará también a los desarrollados. “Llegarán refugiados, no sólo económicos y ambientales, sino también por distintos conflictos bélicos”, afirma Miquel Àngel Rodríguez. La presión demográfica será brutal y agravará la brecha entre ricos y pobres. “Otra de las consecuencias”, prosigue el investigador del Laboratori de Recerca del Clima, “es que el mundo será más inestable desde el punto de vista político”.

    8. Transporte

    El Gobierno español está intentando reducir los mayores focos de emisión de CO2, que se encuentran en el sector energético y en el de los transportes. El primero de ellos ya ha entrado en el mercado de derechos de emisión: cada empresa paga su trozo de tarta en función de lo que consuma.

    En el caso del transporte, una de las soluciones es reducir el privado mediante el carsharing (“coche compartido”), un sistema de movilidad basado en una flota de coches compartida por muchos ciudadanos. La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, presentó recientemente cifras reveladoras. “Los vehículos privados cuentan con un ratio de ocupación de 1,2 personas por coche. Si aumentase un 10%”, hasta las 1,32 personas, en una ciudad de 250.000 habitantes, “se reduciría el número de vehículos en 16.250, las emisiones de CO2 en 21 toneladas y el espacio ocupado en 50.000 metros cuadrados”.

    9. Turismo

    La vida cotidiana de los que se dedican al sector turístico y de ocio puede verse afectada de forma indirecta por el cambio climático. Los expertos reconocen que la mayor parte de la actividad turística en España, por ejemplo, depende de si hace o no buen tiempo en verano. Si el tiempo en Europa se vuelve mucho más benigno por el aumento de las temperaturas, será más complicado que la gente venga a España.

    Por otra parte, “si en el futuro hay menor disponibilidad de agua”, explica Miquel Àngel Rodríguez, “el factor que antes se sacrificará será el ocio, y el último, el uso doméstico”. Llegará un momento en el que la escasez de agua será muy elevada, pero la demanda lo será también. Y entonces será el ocio el que se verá alterado: balnearios, lugares públicos con grandes fuentes, parques acuáticos y de ocio… “Este efecto se notará en los precios, que subirán, y en la calidad de vida de las personas”, añade.

    10. Infecciones

    Trastornos respiratorios y digestivos, alergias, enfermedades tropicales… Expertos como el doctor Rogelio López Vélez, responsable de la Unidad Médica Tropical y Parasitología Clínica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, alertan de que la salud humana es extremadamente sensible al clima, sobre todo en el caso de enfermedades de las que son portadores los mosquitos: chikungunya, dengue, malaria o cólera, entre las más conocidas.

    Miquel Àngel Rodríguez, del Laboratorio del Clima del Parque Científico de Barcelona, advierte de que estas enfermedades exóticas no son debidas al cambio climático en Europa, aunque sí en África. “Las enfermedades tropicales emergentes hoy en día están relacionadas con el tráfico mundial de viajeros y de mercancías. En el futuro, cuando el cambio climático sea mucho más marcado, sí puede ser que proliferen ciertos organismos”, dice.

    marceli responded:
    31 octubre 2008 a les 7:32 am

    Un equipo internacional de científicos ha hallado pruebas de que el calentamiento global en los Polos, que pierden cada vez más masa helada, se atribuye directamente a la actividad humana, según un estudio publicado en la última edición de Nature Geoscience. Por primera vez, se ha constatado que existe una “causa humana” en el aumento de las temperaturas tanto en la Antártida como en el el Ártico.

    “Por primera vez, somos capaces de atribuir directamente el calentamiento en ambos extremos de la Tierra a la actividad humana”, ha indicado Nathan Gillett, de la Universidad inglesa de East Anglia, que ha dirigido el estudio en el que han participado investigadores estadounidenses, británicos y japoneses.

    Las temperaturas del Ártico han aumentado bruscamente en los últimos años y la placa de hielo submarina del continente alcanzó en 2007 su nivel más bajo, pero no se tenía aún constancia de tales efectos en el otro continente helado, la Antártida. Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU, compuesto por 2.500 expertos, el año pasado la huella humana en el clima se detectó en todos los continentes excepto en la Antártida. Con esta nueva investigación, se disipan todas las dudas.

    Incremento de la temperatura

    Los investigadores han comparado los niveles máximos de temperaturas y cuatro modelos climáticos y han observado que el calentamiento se produce en las dos regiones polares. El aumento de temperaturas lo atribuyen al incremento de los gases de efecto invernadero, principalmente derivado de la quema de combustibles fósiles, más que de transformaciones naturales.

    Según los científicos, las temperaturas han aumentado 2ºC en los últimos cuarenta años en el Ártico. En la Antártida, este proceso es aún más rápido debido a la oscuridad que impera en sus aguas y a la humedad del terreno.

    El estudio publicado en Nature Geoscience llega incluso a vincular por primera vez las emisiones de gases de efecto invernadero con el aumento de las temperaturas en el Ártico. “Debemos mostrar más atención a lo que está ocurriendo con las placas de hielo”, ha asegurado Andrew Monaghan, del Centro Nacional Estadounidense para la Investigación Atmosférica.

    marceli responded:
    4 octubre 2008 a les 1:00 pm

    Ante la amenaza que enfrenta el planeta y el impacto que está teniendo el calentamiento global en las tierras de cultivo, un equipo de científicos busca variedades de semillas “a prueba de clima”.

    El proyecto está siendo coordinado por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos que estableció la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

    Los investigadores analizarán variedades de semillas -incluidas de maíz y arroz- en los bancos nacionales de semillas.

    Y seleccionarán a aquéllas con una mayor resistencia natural a los eventos extremos, como inundaciones, sequías y cambios bruscos de temperatura.

    Seguridad alimentaria

    El Fondo espera que estas variedades ayuden a proteger la producción de alimentos y a mantener la seguridad alimentaria del mundo.

    “Nuestros cultivos deben ser capaces de producir más alimentos en la misma cantidad de tierra, con menos agua y con energía cada vez más cara” dijo a la BBC Cary Fowler, director ejecutivo del Fondo.

    “Y sin una diversidad de cultivos será imposible continuar produciendo los alimentos que requerimos” agrega.

    Nuestros cultivos deben ser capaces de producir más alimentos en la misma cantidad de tierra, con menos agua y con energía cada vez más cara”

    Nick Fowler, Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos
    El programa de US$1,5 millones otorgará subsidios para proyectos de análisis de semillas en las colecciones nacionales de los países en desarrollo.

    Para llevar a cabo el proyecto, el Fondo ha reunido a los principales expertos en cada uno de los cultivos principales, como trigo, arroz, lentejas y maíz.

    Los equipos tienen la tarea de identificar la mejor estrategia de conservación para cada uno de los cultivos.

    “Los expertos nos han ayudado a identificar cuáles son las colecciones de semillas más importantes en términos de diversidad genética” dice el señor Fowler.

    “Y esto nos ha dado el fundamento científico de todo lo que intentamos llevar a cabo en la organización”.

    El Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos también es responsable de la llamada “Bóveda del Fin del Mundo” en el Ártico, donde se están almacenando muestras de todas las variedades de cultivos conocidos.

    Y lo que se intenta encontrar ahora son las características exactas que se necesitan para segurar que los cultivos tendrán las mejores posibilidades de prosperar en el futuro.

    Rasgos

    El proyecto otorgará subsidios para estudiar los bancos de semillas de países en desarrollo.
    Un ejemplo, como explica Cary Fowler, es si una planta muestra un grado apropiado de resistencia al calor durante su período de floración.

    “En esa época una planta experimenta un aumento de estrés, y sin embargo existe muy poca información sobre este período del ciclo de vida de los organismos”.

    En los próximos 12 a 24 meses, los investigadores esperan establecer un perfil completo de los distintos rasgos que hacen que una planta pueda resistir al clima.

    Y también esperan descubrir cuáles son los cultivos que poseen estos rasgos.

    “Posteriormente llevaremos a cabo programas de reproducción de las variedades que poseen esas valiosas características”, dice Fowler.

    Los científicos esperan poner toda la información en una base de datos en internet que estará a disposición de organizaciones públicas y privadas.

    Se cree que si el cambio climático continúa con su tendencia actual, para el 2050 el abastecimiento mundial de arroz, maíz y trigo -que suministran la mitad de las calorías alimentarias del planeta- podría reducirse de forma dramática, hasta en un 40%.

    Además, el calentamiento global podría reducir gradualmente el valor nutricional de estos cultivos esenciales.

    Es por eso que, tal como señala Cary Fowler, la investigación agrícola debe ser una prioridad.

    “Porque la civilización depende de sus cultivos y la mejor estrategia ahora es conservar lo que tenemos para el futuro”.

    marceli responded:
    9 setembre 2008 a les 3:41 pm

    La Expo de Zaragoza tendrá continuidad a largo plazo con la creación de un Instituto de Investigación del Cambio Climático, que se instalará previsiblemente en el Pabellón de España del recinto ferial, y que aspira a convertirse en un “centro de referencia a escala mundial”, según afirma Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación.

    El anuncio de esta decisión, que será presentada el próximo domingo cuando se celebre la clausura de la Expo de Zaragoza, ha tenido lugar en la primera jornada del Día Europeo de Investigación del Agua.

    “No escatimaremos medios para conseguir que ese centro sea un referente mundial en las investigaciones acerca del cambio climático”, señaló la ministra.

    “Vamos a hacer todo lo posible para contar con los mejores investigadores. Porque queremos ser líderes mundiales, hace falta coordinar un equipo global que tome las decisiones en contacto con el estado de la cuestión en materia de cambio climático”, añadió Garmendia.

    La sede del Instituto no ha sido anunciada todavía, y aunque no hay confirmación oficial, todo apunta a que será en el Pabellón de España. Se trata de un edificio singular rodeado de un ‘bosque’ de columnas de cerámica que simulan una chopera y beben humedad de un estanque, creando un microclima.

    De momento no hay un nombre para encabezar la dirección del centro. Sin embargo, Garmendia ha adelantado que el equipo de 120 investigadores que dirige el científico Antonio Valero se encuentra ya operativo para diseñar y definir el proyecto científico y la puesta en marcha del centro.

    “A final de año tendremos estos dos criterios definidos, y en los primeros meses de 2009 el instituto será operativo”, concretó Garmendia.

    marceli responded:
    9 setembre 2008 a les 3:22 pm

    Varios bosques fosilizados descubiertos en minas de carbón en Estados Unidos constituyen las primeras pruebas prehistóricas de cómo las selvas tropicales son destruidas por el calentamiento global y presagian el futuro del Amazonas

    Varios bosques fosilizados descubiertos en minas de carbón en Estados Unidos constituyen las primeras pruebas prehistóricas de cómo las selvas tropicales son destruidas por el calentamiento global.

    Los seis bosques petrificados datan de hace entre 303 y 309 millones de años, justo al final del periodo carbonífero, cuando el clima terrestre experimentó un período de fuerte calentamiento global. Esto ha permitido a los investigadoes comprobar los efectos del cambio climático sobre un paisaje prehistórico.

    Según Howard Falco-Lang, de la Universidad de Bristol, los fósiles encontrados a metros de profundidad en los Estados norteamericanos de Illinois y Kentucky indican que ese paisaje estuvo una vez cubierto de árboles musgosos, helechos, equisetos y otras especies de árboles primitivos hace 309 millones de años.

    Una vez producido el calentamiento global, hace 306.5 millones de años, el paisaje sufrió una profunda transformación y los árboles fueron sustituidos por helechos en forma de maleza, según Falcon-Lang. Aquellos bosques primitivos, el mayor de los cuales cubre una superficie de 10.000 hectáreas, tenían una estructura muy similar a la del actual Amazonas, señala el experto británico.

    “Se trata de los mayores bosques fosilizados del mundo. Es extraordinario encontrarse un paisaje forestal de tal extensión perfectamente conservado”, explica Falcon-Lang. Los bosques quedaron sepultados debido a temblores de tierra y la vegetación se conservó perfectamente bajo los sedimentos. Las pruebas de su existencia pueden verse actualmente en más de quinientas minas.

    Falcon-Lang califica de extraordinaria la experiencia de caminar por los túneles de esas minas: “El carbón representa el suelo sobre el que crecía el bosque tropical. Los árboles están en el techo y se ven colgar las raíces”. Según el experto, aquellos árboles enormes padecieron un estrés enorme y murieron por culpa del calentamiento global.

    “El bosque tropical se colapsó durante ese período de calentamiento extremo. Los árboles musgosos desaparecieron de la noche a la mañana y fueron sustituidos por marañas de helechos. Es lo que puede acabar ocurriéndole al Amazonas”, advierte el científico.

    marceli responded:
    4 setembre 2008 a les 5:23 pm

    Holanda debe gastar unos US$2.900 millones anuales en las próximas décadas para proteger de las inundaciones a las áreas más bajas de la costa, dijo este miércoles un panel de científicos del gobierno.

    Si se tiene en cuenta que las proyecciones indican que el nivel del mar crecerá alrededor de 1,3 metros esta década y de entre 2 a 4 metros en la próxima, las defensas marítimas no serán suficientes para proteger al país de un incremento en las mareas, indica el reporte de la Comisión Delta, liderada por el ex ministro de Agricultura, Cees Veerman.

    “El mayor peligro es que no reconoceremos el peligro”, dijo Veerman en una conferencia de prensa en La Haya.

    El reporte aseveró que el desafío es urgente considerando la problemática del cambio climático.

    Holanda tiene una población de 16 millones de habitantes y se cree que unos nueve millones viven en las áreas en peligro, que son los que contribuyen en un 65% a la riqueza de la nación.

    Recomendaciones

    La Comisión Delta dio 12 recomendaciones que incluyen la construcción de diques y de dársenas de agua de río. Además, recomendó agregar tierra a la costa de 350 kilómetros de manera tal que promueva la acumulación de arena
    La comisión señaló que un cuarto de los diques y represas ni siquiera cumplen con las actuales normas de seguridad.

    El paquete de recomendaciones costará el equivalente al 0,5% del total de ingresos del país.

    Un cuarto del territorio de Holanda (también llamada Países Bajos) está bajo el nivel del mar.

    El país tiene una larga historia en el desarrollo de tecnología de avanzada para ganarle terreno al mar y luchar contra las inundaciones recurrentes.

    Para el primer ministro Jan Peter Balkenende “este reporte sienta la base para el futuro de los Países Bajos”.

    La Comisión Delta tiene el mismo nombre del proyecto que reforzó el sistema de defensa contra las inundaciones, luego de las que devastaron al país en 1953 matando a más de 1.800 personas.

    marceli responded:
    4 setembre 2008 a les 4:56 pm

    Los huracanes más potentes se vuelven aún más violentos a consecuencia del cambio climático y la subida de la temperatura de los océanos. Un análisis estadístico basado en datos de los satélites de los últimos 25 años, así lo demuestra, según una investigación de un equipo de científicos dirigido por James Elsner, del Departamento de Geografía de la Universidad Estatal de Florida, EEUU.

    La investigación aparece publicada en la revista ‘Nature’, y puede significar un punto de inflexión en la polémica de si el cambio climático incrementa los efectos más destructivos de los huracanes y su frecuencia. El análisis es válido para los huracanes de las zonas tropicales del Atlántico, el Índico y el Pacífico. El Pacífico sur no ha podido ser evaluado por falta de registros sostenidos en el tiempo para llevar a cabo la investigación.

    Los análisis de los datos tomados por los satélites en estos últimos 25 años, demuestran que hay una tendencia al alza en las velocidades de viento máximas en los ciclones más fuertes que se originan en los mares tropicales, donde la temperatura del agua del mar es más elevada. Este patrón en los ciclones, huracanes o tifones “está vinculado directamente a la temperatura”, según los investigadores.

    Por cada grado Celsius de subida de temperatura del agua superficial del mar, aumenta la frecuencia de los huracanes más fuertes en una relación de 13 a 17, lo que viene a ser un aumento del 31%, señala el artículo de Nature.

    “Cuanto más fuerte es el ciclón, mayor es el incremento de su fuerza”, afirman los autores del análisis. Según su tesis, el motor de los huracanes es la temperatura del mar: cuánto más aumenta, más rápido gira el huracán dando vueltas sobre sí mismo en el sentido contrario a las agujas del reloj (en el Hemisferio norte) a velocidades de entre 150 y 240 kilómetros por hora, registros que definen a los huracanes.

    Los investigadores de la Universidad de Florida advierten, no obstante, de que las incertidumbres sobre la formación, frecuencia e intensidad de los huracanes son todavía muy altas.

    90% de fiabilidad
    También señalan que su estudio no incluye otros parámetros como el origen, la duración, la proximidad a tierra, las interferencias del fenómeno de ‘El Niño’ o la actividad solar. Además, añaden que sería necesario controlar nuevos factores: cambios de temperaturas en la troposfera y los vientos próximos a tierra.

    Aún así, señalan que su análisis y las tendencias que se observan tienen un rango de fiabilidad por encima del 90%, lo que hace que sus conclusiones tengan un elevado índice de credibilidad.

    El huracán ‘Gustav’ arrasó la semana pasada el Caribe, dejando más de un centenar de metros, la mayor parte en Haití. ‘Gustav’ no llegó a ser un huracán de fuerza 4, la más potente en la escala Simpson. Sin embargo, las autoridades cubanas midieron vientos sostenidos de 180 kilómetros por hora, con rachas de hasta 240 en la Isla de la Juventud, cuyas infraestructuras y viviendas quedaron completamente destruidas, aunque no hubo víctimas.

    “Es como si hubiera explotado la bomba de Hiroshima”, declaró Fidel Castro tras visitar la isla. En este momento, la tormenta Anna, amenaza con convertirse en huracán antes de tocar tierra en la costa sur de EEUU.

    Simultáneamente, las tormentas tropicales, ‘Ike’ y ‘Josephinne’, están también cobrando fuerza antes de llegar a las Bahamas y al sureste de EEUU. Numerosas áreas del Caribe registran temperaturas entre los 25ºC y los 30ºC, y hay zonas puntuales que superan este último registro.

    Las previsiones apuntan que en esta temporada de huracanes habrá un incremento del número de fenómenos, según la página web del Centro de Huracanes de Yucatán, México. Sin embargo, hay que esperar al fin de la temporada, a mediados de noviembre para conocer si en 2008 ha habido más tormentas tropicales y huracanes de lo habitual.

    marceli responded:
    4 setembre 2008 a les 4:55 pm

    Pensar en glaciares es hacerlo habitualmente en lugares como la Antártida o Groenlandia, pero en la Península Ibérica también se pueden encontrar estas formaciones de hielo. Aunque tal vez no por mucho tiempo, ya que una investigación española advierte de que sólo en los Pirineos pueden ser encontrados y que además, éstos desaparecerán antes de 2050 por culpa del aumento progresivo de la temperatura (0,9º desde 1890 hasta la fecha de hoy).

    En el trabajo, que ha sido publicado en la revista ‘The Holocene’, han participado científicos de la Universidad de Cantabria, de la Autónoma de Madrid y de Valladolid. Su labor ha consistido en realizar una síntesis del estado actual de los glaciares en Pirineos, Picos de Europa y Sierra Nevada, y para ello han observado la evolución climática desde la Pequeña Edad de Hielo (del año 1300 a 1860) hasta el periodo actual .

    Los autores recabaron datos acerca del glaciarismo actual e histórico junto con información obtenida gracias al Programa Nacional ERHIN (Estudio de Recursos Hídricos y Nivales) de las tres áres aglaciadas en la Península Ibérica.

    El investigador jefe del estudio y profesor en la Universidad de Cantabria, Juan José González Trueba, alerta de que “las altas montañas son espacios especialmente sensibles a los cambios climáticos y ambientales, y dentro de ellas, la evolución de los glaciares es uno de los indicadores más eficientes que evidencia el calentamiento global que estamos viviendo”.

    Sólo quedan 21 en los Pirineos
    Ahora en la cordillera pirenáica sólo se pueden encontrar 21 glaciares (diez en la parte española y uno más en la zona gala). La investigación demuestra que la rapidez con la que se ha producido el derretimiento ha ocasionada la desaparición de todos los glaciares pequeños y de un 50-60% de la superifice de lo más grandes .

    No siempre ha sido así, porque los glaciares en la península han pasado por momentos de mejor vida como el peridodo más frío y que registró un mayor crecimiento de ellos en las altas montañas españolas entre 1645 y 1710.

    Desde esa fecha y hasta principios del siglo XIX sufrieron un retroceso en los Pirineos, pero gracias a una nueva bajada de temperaturas se recuperaron. Sin embargo, desde ese periodo hasta la fecha la temperatura se ha incrementado entre 0,7º y 0,9º en las montañas del norte de España , generando con ello una seria amenaza para la supervivencia de los glaciares.

    La investigación de este grupo de expertos españoles señala que en un siglo (entre 1880 y 1980) pasaron al olvido 94 glaciares ibéricos y desde la década de los 80 hasta el momento presente han desaparecido otros 17 más. Tras conocer esto, González Trueba recuerda que los glaciares son “geoindicadores del cambio climático, en un claro proceso de fusión y por tanto de desaparición”.

    jonkepa said:
    2 setembre 2008 a les 10:08 pm

    Investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) demostraron la vulnerabilidad del Mar Menor al cambio climático, ya que su estado ecológico se deteriorará, se producirá una regresión de los productores primarios bentónicos, y aparecerán procesos de eutrofización como consecuencia del aumento de tres a cinco grados centígrados en la temperatura del agua en los próximos años.

    El trabajo, que publicó recientemente la revista Estuarine Coastal and Shelf Science y financió el Instituto EuroMediterráneo del Agua, constituyó la primera evaluación basada en datos de la vulnerabilidad frente a un probable cambio medioambiental de todo el ecosistema costero de la laguna frente a la eutrofización.

    Según los investigadores, es “esencial” conocer las interacciones entre los procesos para la identificación de impactos futuros y para establecer medidas efectivas de planeamiento y de gestión costera.

    En este sentido, uno de los investigadores de este estudio perteneciente al departamento de Ecología e Hidrología de la UMU, Javier Lloret, señaló que “si las predicciones de cambio climático se hacen realidad, el estado actual de la laguna del Mar Menor podría colapsar por las proliferaciones de fitoplancton y macroalgas flotantes”.

    Así, habló de “un profundo deterioro del ecosistema en su totalidad a través de la aparición de procesos de eutrofización con altas concentraciones de nutrientes”, y que la investigación, aplicable a otras lagunas, prevé que el cambio global afecte en “alto grado” a las lagunas costeras, consideradas como “uno de los ambientes marinos más frágiles frente a estos cambios”.

    Subida de la temperatura del agua

    Entre los efectos más perjudiciales, los científicos destacaron “el incremento de la temperatura del agua, la subida del nivel del mar en al menos 50 centímetros, los cambios en el hidrodinamismo de las masas de agua y en la salinidad del agua, así como el incremento del dióxido de carbono disuelto, de la frecuencia de eventos climáticos extremos y de la aparición de procesos de eutrofización”.

    Así pues, una de las principales consecuencias del aumento de las temperaturas en la laguna será la proliferación de medusas, que constituirá “un ejemplo de la alteración del estado trófico del sistema y de la inestabilidad de los parámetros para la laguna”, apuntó el investigador.

    Por otra parte, el estudio subrayó que la pérdida de los macrófitos bentónicos y la aparición de procesos de eutrofización “podrían conllevar una disminución substancial de la calidad del hábitat de la laguna con consecuencias inesperadas para la diversidad biológica de sus comunidades”.

    A esto “se añade la posible disminución en la cantidad de luz que llega a los fondos de la laguna del Mar Menor por la proliferación del fitoplancton”, una situación que existe “como resultado del efecto combinado de la subida del nivel del mar y la disminución de la transparencia de la columna de agua originada por el incremento de la entrada de nutrientes y sólidos en suspensión”, recalca Lloret.

    La biomasa de la macroalga Caulerpa prolifera, que cubre el 91,7 por ciento de los fondos de la laguna y se encuentra por debajo de los cinco metros de profundidad, “se encarga de mantener un balance positivo de carbono, aunque la mayor parte de esta biomasa se vería afectada, incluso con la muerte, por la disminución de la fotosíntesis con un incremento de la temperatura del agua por encima de los 30 grados centígrados”.

    http://jonkepa.wordpress.com/2008/07/01/medusas/#comment-3645

    jonkepa said:
    2 setembre 2008 a les 5:45 pm

    La primera vez que estuve en Galicia, hace ya años, me sorprendí por tanto eucaliptus.
    Ahora he vuelto y, pese a los incendios, sigo viendo muchos ecucaliptos.

    No sé quien los quemaba ni porqué, me dicen que era en las zonas de las Rias Baixas donde más se quemaban y, aunque no me lo han dicho, me consta que con lo gobiernos de Fraga era cuando más incendios había.

    J Font, "crtiico de criticos" said:
    2 setembre 2008 a les 5:07 pm

    Amigo Kepa, Pues por desgracia estos bosques de eucaliptus han y siguen siendo un problema para los pastos, ya que en estos bosques no subsisten especies que eran autocnomas ni son aptos para el ganado. (Creo que esta es la causa de tanto incendio) ya que los pastores creo que tenian los pimientos hinchados de ver reducir sus pastos, quizás ahora los perjudicados ya deben haber recibido compensaciones y no habrá sido necesarío incendiar nada.

    jonkepa said:
    2 setembre 2008 a les 4:45 pm

    Sr. Font, todas las armas son destructivas, incluso las defensivas.
    Contaminan tanto los vuelos de tarifas bajas como los de tarifas altas y además estos últimos te contaminan el presupuesto.
    Galicia está llena de bosques de eucaliptos.
    El tabaco mata, mejor no fumar.
    Los aerosoles ya no usan gases CFC contaminantes como propulsores..
    Mejor quedarse en San Cugat o en Blanes, el aire es más puro que el de Barna.

    marceli responded:
    2 setembre 2008 a les 4:37 pm

    Sr. J. Font tendré en cuenta sus observaciones en mis próximas vacaciones que se celebraran el dia 11 de septiembre. Gracias por su interés.

    J Font, "crtiico de criticos" said:
    2 setembre 2008 a les 4:23 pm

    Sr Marcel·li, lo que podemos hacer es mandar menos cohetes al espacio, no servirse de armas destructivas ni defensivas, circular solo ambulancias bomberos y policia, reducir los vuelos de tarifa baja, nada de viajes con AVE ni cruceros para disfrute de trabajadores con sueldos de 1000 € mensuales, ir a comprar el paquete de tabaco en bicicleta, y no usar nada de aerosoles. ni plantar más eucaliptus, o sea nada de fibras sinteticas y si plantar pinos, o sea el que quiera ir de San Cugat a Barcelona lo haga a pie por el camino de la hermita de San Medi.

    marceli responded:
    2 setembre 2008 a les 4:07 pm

    La Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente decidían, hace el domingomañana 20 años, poner en marcha un grupo de expertos que analizaran científicamente las evidencias del calentamiento del planeta y que evaluaran las consecuencias ambientales y socioeconómicas de los gases de efecto invernadero. Fue el nacimiento del Panel Intergubernamental de cambio Climático (IPCC).

    Durante estas dos décadas, científicos de todo el mundo han recopilado datos del clima, y en varios informes han mostrado claramente la realidad del calentamiento global. El año pasado presentaron el informe de síntesis, elaborado por 500 científicos y revisado por 2.000 expertos, y la conclusión era rotunda: el cambio climático es “inequívoco” y es debido “muy probablemente” a las actividades antropogénicas. Cuando los especialistas hablaron, los políticos iniciaron en Bali el camino para adoptar las medidas oportunas en un segundo régimen de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

    No obstante, los científicos del IPCC no han terminado su trabajo y, al igual que el clima, sus análisis y evaluaciones cambian y están en continuo movimiento. La incógnita que queda por despejar es saber con precisión cómo va a afectar el cambio climático a escala local, no sólo por países, sino incluso por ciudades o regiones. Además, conocer este quid de la cuestión ayudará a realizar proyecciones sobre afecciones en los diferentes sectores (agrícola, turístico, pesquero, maderero, industrial, energético y residencial, entre otros), para poder adoptar las medidas de adaptación y mitigación, en caso de que el calentamiento sea inevitable.

    Su trabajo y el de su presidente, Rajenda Pachauri, les ha valido el Premio Nobel de la Paz en 2007. El domingo estarán de cumpleaños y lo celebrarán con una sesión de trabajo en Ginebra (Suiza).

    marceli responded:
    2 setembre 2008 a les 4:01 pm

    El agujero de ozono ha reaparecido sobre la Antártida, según ha anunciado la Organización Mundial de la Meteorología (OMM). Geir Braathen, experto de la organización, señaló en una rueda de prensa que la aparición del agujero en la capa de ozono es un fenómeno que ocurre cada año entre agosto y diciembre.

    “Según los datos preliminares de que disponemos, creemos que este año el agujero en la capa de ozono estará en los niveles medios”, señaló. Según Braathen, no alcanzará los niveles récord de 2006 pero que creen que será superior a los “niveles más débiles de 2007″.

    El especialista dijo que el agujero continuará existiendo durante varias décadas, debido a la concentración de gases en la atmósfera, pero aclaró que debería ir reduciéndose progresivamente tras la adopción del protocolo de Montreal en 1987.

    La cantidad de gases que tienen un efecto destructor en la capa de ozono tocó techo en el 2000, y desde entonces esas sustancias se reducen lentamente a un promedio del 1% anual. La amplitud del agujero depende cada año de las temperaturas en la estratosfera.

    En 2006, el agujero sobre la Antártida alcanzó un récord debido a un invierno especialmente frío y se extendió sobre una superficie de 29,5 millones de kilómetros cuadrados, con una pérdida de ozono evaluada en 40 millones de toneladas.

    En 2007, en cambio, las temperaturas templadas en la estratosfera redujeron el agujero de la capa de ozono hasta ser uno de los más pequeños de la última década, aunque ya la OMM advirtió de que eso no significaba una recuperación.

    El ozono es el responsable de filtrar los rayos ultravioleta del sol, que causan daños a la vegetación y pueden causar cáncer de piel.

    marceli responded:
    2 setembre 2008 a les 4:00 pm

    España estrena, tras 14 años de retrasos, su primer Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación. La estrategia contra este secular mal de nuestros suelos viene a reconocer que un 37% de la superficie del país tiene riesgos muy altos, altos y medios de erosionarse para siempre. España tiene abierta la puerta a un fenómeno muy adverso que bien podría llamarse ‘sahelización’.

    Se nos cuela el desierto, pero las medidas se aplican con cuentagotas y sin nueva dotación presupuestaria. Aunque el programa -publicado en el BOE el pasado día 26 de agosto-, detalla la mayoría de los problemas y la manera de atajarlos, se olvida de uno importante: la pérdida de suelo fértil provocada por el desarrollo urbanístico y de infraestructuras, según ha denunciado Ecologistas en Acción.

    La magnitud de la ‘africanización’ es inmensa, como reconoce la estrategia y todos los actores que han trabajado por sacar adelante este documento, que debía haberse aprobado tras la adhesión de España al Convenio de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, vigente desde 1994. Una dificultad que se ve incrementada por el cambio climático, la subida de las temperaturas y un menor régimen de lluvias.

    España es uno de los países de la UE más afectados, junto a Grecia e Italia. La pérdida media de suelo fértil era en 2001 de 17 toneladas por hectárea y año. Una simple multiplicación da idea de la dimensión de la erosión: 67 millones de toneladas caen cada año por los barrancos y fluyen por los ríos para terminar en el mar o en el fondo de los embalses (todavía peor). La fila de camiones de 25 toneladas necesarios para transportar tantos recursos en forma de suelo -que daría la vuelta al mundo 1,5 veces-, se ha incrementado un 8% desde 2001.

    En una estación experimental en Lamaja, Huesca, la pérdida de suelo registrada ha sido de 752 toneladas por hectárea al año. Si se pudiera ver a cámara lenta, se entendería lo que ocurre cuando millones de gotas de agua impactan contra el suelo desnudo: la tierra salta dos metros en horizontal y uno en vertical; varios kilos de tierra se movilizan en cada metro cuadrado. Si no hay raíces o plantas, la tierra cae ladera abajo.

    El impacto de la urbanización
    El país se va por los ríos y se colmatan los pantanos. Las islas Canarias orientales, el sureste peninsular y amplias zonas del valle del Ebro son las regiones más afectadas. En todos ha habido enormes transformaciones del territorio las últimas décadas que han acelerado la desertificación ya en curso. Laboreo intensivo de los cultivos, aplanamiento de grandes extensiones para situar invernaderos, autopistas, vías férreas y millones de chalés y viviendas con sus viales, accesos y escombros. Cemento que tapa, inertiza, y, ni deja transpirar a algo tan valioso como es el suelo.

    “La urbanización y la construcción son las más importantes causas de la destrucción y transformación irreversible del territorio”, afirma Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción y portavoz de las ONG en la reciente Cumbre de Desertificación de la ONU que tuvo lugar el año pasado en Madrid. Aunque lamenta que este aspecto no haya sido incluido en el programa español, reconoce que “es mejor que nada y aborda los demás impactos y cómo atajar la desertificación”.

    El programa propone en primera instancia la recuperación de la cubierta vegetal y de los cauces de los ríos. Defiende una correcta gestión del matorral mediterráneo o del pastoreo y propone estabilizar las riberas fluviales. El manejo de pastos, el laboreo del suelo, la quema de rastrojos o el número de cabezas de ganado por hectárea se contemplan. Casi nada queda al azar, salvo lo ya apuntado y que se olvida del compost.

    De las 25 millones de toneladas de residuos urbanos que se generan en España, casi la mitad es materia orgánica. Pero sólo se producen medio millón de toneladas de compost de calidad, frente a los 12 millones potenciales. Esa materia orgánica tratada ayudaría mucho a la recuperación de la cubierta vegetal. El fracaso del sistema de recogida y tratamiento de los residuos es criticado desde su implantación. Pero la materia orgánica se sigue enterrando como si no sirviera para nada.

    marceli responded:
    2 setembre 2008 a les 3:56 pm

    Una reciente investigación climática ha concluido que los últimos 10 años han sido los más calurosos que ha habido en los últimos 1.300 años, en el Hemisferio Norte.

    La edad de la conclusión se eleva a 1.700 años si se consideran las investigaciones llevadas a cabo con los anillos de los árboles, un sistema de análisis con el que algunos científicos discrepan para este tipo de estudios.

    La investigación, desarrollada por el Centro de las Ciencias de Sistemas de la Tierra del Estado de Penn (EEUU), se publica hoy en la edición electrónica de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

    “Como hay quienes consideran que los datos que aportan los anillos de los árboles son inaceptables, hemos decidido no tenerlos en consideración y basarnos en los resultados de los demás análisis. Estos señalan con una precisión mucho más sofisticada y hasta ahora desconocida la temperatura que hubo en plazos muy largos de tiempo”, ha declarado Michael Mann, profesor adjunto de Meteorología y Geociencias del centro.

    Las conclusiones del estudio son menos precisas en el Hemisferio Sur, porque los datos disponibles son más escasos que en el norte.

    El equipo investigador ha estado formado por expertos de cuatro universidades y centros de EEUU, y se formó a instancias del Consejo de Investigación Nacional, que sugirió la necesidad de revisar la temperatura terrestre de los últimos 2.000 años, sin considerar los anillos de los árboles.

    Las conclusiones actuales, realizadas con técnicas que hace una década no existían, coinciden con una anterior investigación del equipo de Mann de finales de los 90. En aquel estudio sí se tuvo en cuenta los análisis de los anillos de crecimiento de los árboles.

    Al haber sido cuestionada la investigación por algunos científicos, que consideran que los anillos inducen a confusión, puesto que cuando se estrechan los anillos puede deberse a otras cuestiones que no tengan que ver con la temperatura, Mann y sus colegas han realizado el nuevo estudio sin árboles. Pero han llegado a los mismos resultados.

    La investigación multidisciplinar ha sido apoyada por la Fundación Nacional de la Ciencia, el Ministerio de Energía y la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA).

    chavita-jose said:
    25 agost 2008 a les 10:08 pm

    biodiversidad

    marceli responded:
    31 maig 2008 a les 7:15 am

    Las ‘perlas’ de la Casa Blanca sobre el efecto invernadero
    – Efecto invernadero. “Hay una gran parte del efecto invernadero que se da por causas naturales. [Los gases] atrapan el calor y calientan la Tierra porque evitan que una gran parte de la radiación infrarroja se escape al espacio”. 11/06/2001, Washington.

    – Kioto. “El Protocolo de Kioto arruinaría nuestra economía, si se me permite hablar claro”. 29/06/ 2005, Londres.

    – Gases. “Obviamente [en el cambio climático], influye el hombre, hasta cierto punto. Los combustibles fósiles crean gases de efecto invernadero y nosotros quemamos estos combustibles, como muchos otros países”. 04/07/2005, ITV1, Londres.

    – Calentamiento. “Primero, hay que tener claro que el planeta se está calentando. Ahora la cuestión fundamental es si eso lo provoca el hombre o la naturaleza”. 29/03/2006, Washington.

    – El debate. “Tenemos un problema con el calentamiento global. Creo que hay un debate sobre si lo causa la humanidad o la naturaleza. Es un debate de enjundia. Y estoy en proceso de resolverlo”. 06/07/2006, People.

    – Petróleo. “América está en una era de grandes desarrollos tecnológicos que nos permitirán vivir menos pendientes del petróleo y nos ayudarán a enfrentarnos al gran reto del cambio climático”. 23/01/2007, discurso del estado de la Unión.

    – Nación líder. “América es líder de la independencia energética. Somos los líderes en nuevas tecnologías. Somos los líderes en el cambio climático y así nos vamos a quedar”. 08/03/ 2008, Washington.

    – Tecnología. “A la larga, las nuevas tecnologías son clave para enfrentarse al cambio climático. Pero a corto plazo pueden ser muy caras”. 16/04/2008.

    marceli responded:
    31 maig 2008 a les 7:14 am

    Igual que el primo de Rajoy, la Casa Blanca ha reconocido en un informe que la especie humana es la principal causante del calentamiento global, lo que comporta “graves riesgos para la seguridad de Estados Unidos”, tales como sequías o enfermedades infecciosas. Es la primera vez que el Gobierno del presidente George Bush admite en un documento oficial la relación directa y controvertida entre las actividades de las personas y el cambio climático, y la enorme gravedad de esa realidad.
    Un documento oficial hecho público el jueves por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, un organismo dependiente de la presidencia, afirma que “es más que probable que el calentamiento global reciente lo produzca el incremento de concentraciones de gases de efecto invernadero causado por la humanidad”. Hasta ahora, el argumento de que elementos como los combustibles fósiles y los aerosoles aumentan alarmantemente la temperatura del planeta había sido disputado en numerosas ocasiones por Bush. Con el texto titulado Asesoramiento científico sobre los efectos de los cambios globales en EE UU se acaba, por tanto, con casi ocho años de divergencias entre el Gobierno y la comunidad científica del país.

    El informe, de 271 páginas, cita conclusiones a las que ya ha llegó hace tiempo el Comité Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU. Lo novedoso es que las haga suyas el Gobierno de EE UU, el país que más dióxido de carbono emite en el mundo. Por primera vez, la Administración republicana reconoce rotundamente que “las emisiones de dióxido de carbono de los combustibles fósiles y otros usos de la tierra son la primera causa del calentamiento global”.

    El escenario que se dibuja es desolador: la agricultura se paralizará; aumentará la sequía y, a la vez, los huracanes e inundaciones; el agua no contaminada se convertirá en un bien escaso, y enfermedades como la malaria volverán a ser comunes. “El cambio climático acabará por acentuar las disparidades ya existentes en el sistema sanitario americano. Los efectos negativos van a caer de forma desproporcionada sobre los pobres, los ancianos, los discapacitados y los que no tienen cobertura médica”, dice el texto.

    El Gobierno debe publicar un informe como éste cada cuatro años. El último lo hizo Bill Clinton, en 2000. Con cuatro años de retraso y una orden judicial que le ha obligado, Bush ha publicado su texto seis meses antes de dejar la Casa Blanca. Se espera que los senadores lo tengan en cuenta la próxima semana para elaborar la futura ley sobre el clima.

    jonkepa said:
    20 maig 2008 a les 9:32 pm

    Sr. Marcel.lí.

    No me gusta que en los escritos que pongo se hable de cosas que no vienen a cuento y mucho menos que se utilicen para soltarse frescas e insultos variados.

    Le digo ésto porque el post “Cambio climático, costas en peligro inminete” está degenerando de un modo poco apetecible.

    Por lo que le rogaría que cogiera sus escritos y se los trajera aquí o donde le plazca, yo me los he llevado a mi blog ya que es mi intención eliminar dicho post. No me gusta que se convierta en otra especie como ese de la raza blanca es superior.

    Un saludo.

    Marcel·lí said:
    18 maig 2008 a les 9:01 am

    Los estridentes y luminosos efectos especiales de una producción de Hollywood pueden hacer parecer pura ficción la teoría científica más rigurosa en la que se pueda pensar. Es el caso de la gélida película ‘El día de mañana’ (‘The day after tomorrow’) dirigida por el experto en superproducciones Roland Emmerich.

    Sin embargo, los decorados y la nieve sintética no desacreditan la teoría sobre la posiblidad de que el actual cambio climático pueda desencadenar una nueva pequeña edad de hielo popularizada por el prestigioso científico Wallace Broecker, descubridor de la circulación oceánica global y de su influencia sobre el clima.

    La idea se publicó hace tiempo en la revista ‘Science’ y, aunque sigue habiendo debate en torno a ella, muchos investigadores consideran que se puede dar la paradoja de que el calentamiento global detone una pequeña edad de hielo. Uno de ellos es Godfrey M. Hewitt, un “genetista que ha tenido que aprender paleoclimatología para desarrollar su trabajo”, según explicó a EL MUNDO.

    En su reciente visita a España para ser investido como doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Madrid, Hewitt también recordó que el cambio climático puede ser el gatillo que dispare una pequeña edad de hielo como la que ocurrió hace 11.000 años en la época que se conoce como ‘Dryas’ reciente.

    “Actualmente, nadie sabe qué ocurrirá con las corrientes oceánicas y con su efecto sobre las oscilaciones de las glaciaciones a consecuencia del cambio climático, hay demasiados factores implicados”, aseguró Hewitt, “pero yo no creo que el ciclo de las edades de hielo haya terminado, el cambio climático puede ser el gatillo que dispare el comienzo de una época fría”.

    Los ciclos de glaciaciones y periodos interglaciares que se han producido durante el Cuaternario, el último millón y medio de años, han estado controlados por tres factores que tienen que ver con la órbita terrestre y que están incluidos en un ciclo llamado de Croll-Milankovic. Dos de ellos tienen que ver con la inclinación del eje terrestre, pero el que quizá haya tenido mayor importancia es el que se conoce como excentricidad de la órbita.

    La Tierra no gira alrededor del Sol describiendo siempre la misma órbita. Tiene una oscilación que acerca y aleja nuestro planeta de la radiación solar en ciclos de 100.000 años, los mismos que han pasado entre cada uno de los máximos glaciares a lo largo de la Historia reciente de la Tierra.

    La configuración orbital controla las grandes oscilaciones, pero existen otros factores que generan los cambios intermedios. Una investigación del propio Wallace Broecker publicada en 2006 en la revista ‘Science’ señalaba a un cambio en la corriente oceánica del Atlántico como principal causante del Dryas reciente.

    Un lago sobre el hielo
    El trabajo aclaró que esta época fría comenzó debido al aporte masivo de agua dulce proveniente de un lago formado por el deshielo en el casquete que en aquella época había sobre norteamérica. Esto frenó la corriente termohalina que lleva aguas cálidas a la costa oeste europea y que regresa hacia Canadá después de enfriarse en el Ártico y desencadenó una mini edad de hielo.

    Aunque no se tratase de un máximo glacial, sino de una época fría en un periodo de transición hacia uno cálido, durante el Dryas reciente el panorama biológico europeo cambió radicalmente. De hecho, esta pequeña edad de hielo debe su nombre a una flor propia de la tundra llamada ‘Dryas octopelata’ que ocupó durante este periodo las tierras meridionales de Europa.

    La comunidad científica no pone en duda ni el origen de esta época ni el importante papel de la corriente termohalina en los cambios abruptos que ocurrieron después del último máximo glacial ocurrido hace 18.000 años. Sin embargo, los investigadores consideran imposible que las consecuencias del cambio climático puedan desencadenar una glaciación severa.

    “Las causas del comienzo de una edad de hielo son muy diferentes a las de los pequeños cambios y tienen que ver con cambios en la configuración orbital de la Tierra”, asegura Thomas Stocker, del Instituto de Clima y Física Ambiental de la Universidad de Bern, en Suiza.

    Francisco Javier Sierro, director del grupo de Geociencias Oceánicas de la Universidad de Salamanca, matiza que las glaciaciones “están controladas por el ciclo de Croll-Milankovic, pero lo que dispara el cambio puede ser una alteración de la corriente termohalina”.

    Marcel·lí said:
    15 maig 2008 a les 6:41 am

    El cambio climático está modificando la vida a escala global. Prácticamente todos los ecosistemas del planeta están siendo afectados por el aumento de las temperaturas.

    La afirmación se desprende del macroanálisis efectuado por el Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (EEUU), que se publica hoy en la revista ‘Nature’.

    El estudio, coordinado por Cynthia Rosenweig, con el apoyo de decenas de expertos, se basa en las investigaciones publicadas hasta ahora de 829 sistemas físicos y 28.800 trabajos sobre biología de las fauna y la flora.

    Los trabajos se han ido editando desde los años 70 y son la base de los cuatro informes publicados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de la ONU en estos años.

    La mayoría de los sistemas físicos y biológicos de la tierra y los océanos están experimentado modificaciones según van elevándose las temperaturas. El 90% de estos cambios son constantes. La elevación de las temperaturas se atribuye al efecto invernadero provocado por la emisión de gases industriales.

    En el estudio se descarta casi completamente que la subida del termómetro desde hace medio siglo pueda ser atribuible a causas naturales.

    Los estudios científicos en los que se basa el análisis abarcan casi todas las regiones del planeta, aunque son mucho más abundantes los que se refieren a Europa y América del Norte. Sin embargo son también concluyentes los estudios de Asia, África, América del Sur y Australia.

    La principal causa de los cambios a escala global son debidas al aumento de las temperaturas, aunque también existen modificaciones causadas por los cambios en el uso de la tierra y la contaminación. Los cambios se han producido fundamentalmente en los sistemas biológicos terrestres y los sistemas con temperaturas bajo cero, según el análisis.

    Pero también hay impactos evidentes en los ecosistemas costeros, los biológicos marinos y de agua dulce, la agricultura y la silvicultura, según se desprende de las investigaciones de los últimos 35 años.

    Las respuestas en los sistemas físicos incluyen el retroceso de los glaciares en todos los continentes. Asimismo, el permafrost (superficie terrestre permanente congelada) se derrite y los ríos llevan cada vez menos agua.

    Por otra parte, el calentamiento de ríos y lagos influye muy negativamente sobre la vida acuática y en los aumentos de la erosión en los sistemas costeros.

    El calentamiento está teniendo una importante influencia en los acontecimientos fenológicos, afectando al cambio de hojas otoñal y brotes primaverales, migraciones de aves y otras especies y épocas de reproducción de los seres vivos.

    Los estudios también han demostrado transformaciones en los ecosistemas marinos, que tienen una importante repercusión sobre la productividad marina, las interacciones entre las especies y las migraciones.

    marceli responded:
    13 maig 2008 a les 6:19 pm

    La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha alcanzado una cifra récord a nivel mundial, 387 partes por millón (ppm) según las mediciones realizadas desde el Observatorio Loa Mauna, en Hawai (Estados Unidos). Esto significa un crecimiento de casi el 40% desde la revolución industrial y la cifra más alta de los últimos 650.000 años.

    Los datos, recogidos por el Departamento Oceánico y Atmosférico Nacional de Estados Unidos y que publica el diario The Guardian, también confirman que el CO2, principal gas de efecto invernadero, se está acumulando en la atmósfera más rápidamente de lo esperado.

    El observatorio hawaiano viene midiendo el dióxido de carbono en la atmósfera desde 1958.

    El crecimiento medio anual para 2007 fue de 2,14 ppm (el cuarto de los seis últimos años en el que se registra un incremento superior a 2). Entre 1970 y 2000, la concentración aumentó en torno 1,5 ppm al año, pero desde 2000 el crecimiento medio es de 2,1 ppm.

    La Tierra está agotada
    Los investigadores consideran que este cambio podría indicar que la Tierra está perdiendo su capacidad natural para absorber millones de toneladas de CO2 al año. En este sentido, advierten de que si una mayor cantidad de CO2 permanece en la atmósfera, las emisiones tendrán que recudirse más de lo previsto para evitar niveles peligrosos del calentamiento global.

    El co-director del grupo sobre impactos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC), Martin Parry, afirma que a pesar de todo lo que se ha hablado sobre esta problemática, la situación va a peor. “Los niveles de gases de efecto invernadero continúan aumentando en la atmósfera y la media de ese crecimiento se está acelerando. Ya estamos observando los impactos del cambio climático y su escala puede acelerarse mientras decidimos hacer algo”, añade.

    Marcel·lí said:
    14 febrer 2008 a les 11:11 pm

    Las palabras de algunos de los más prestigiosos oceanógrafos del mundo son muy elocuentes cuando son preguntados por el estado de los océanos: “es desastroso a escala global y es debido a la acción del hombre”. Un extenso grupo de científicos pertenecientes a universidades, agencias estatales y ONG internacionales ha realizado, por primera vez, un mapa de los efectos de la actividad humana sobre la salud de los ecosistemas marinos de todo el mundo.

    Más del 40% de los océanos de todo el mundo están afectados de forma grave, según esta investigación, publicada hoy en la revista Science. Para la elaboración del mapa que acompaña a estas líneas, los científicos analizaron de forma global las 17 causas más importantes del deterioro de los océanos. El cambio climático, la sobrepesca, las especies invasoras, la navegación o la contaminación son sólo algunas de ellas.

    La parte más sutil de la investigación consistió en evaluar su impacto sobre el medio natural y otorgar un valor a cada una de ellas de forma que pudiesen ser sumables en cada zona del planeta. Una vez solucionado este escollo metodológico, las zonas peor paradas fueron en general las zonas costeras, pero más concretamente el Mar del Norte, ciertas zonas del Caribe y el Mar oriental de China. Por contra, las áreas cercanas a los polos son las que menor impacto sufren, pero representan tan solo un 3,7% de la superficie de los océanos, según los autores de la investigación.

    El presidente de la Sociedad Americana de Oceanografía y Limnología, el oceanógrafo español Carlos Duarte, no ha participado en el trabajo, pero opina que han podido faltar algunos recientes datos en la realización del mapa, cosa que los propios autores admiten que haya podido pasar. «Si el Ártico no ha sido señalado como una zona muy impactada es por falta de datos. En los últimos años la ciencia ha constatado daños importantes. Las consecuencias del calentamiento global van a poner en peligro la biodiversidad del polo Norte», aseguró Duarte a EL MUNDO.

    Los ecosistemas más afectados por el impacto humano son las plataformas continentales y los arrecifes de coral. Las praderas de posidonia, los manglares y los corales ya no tienen un sólo lugar en el mundo donde los efectos de la mano humana no hayan aparecido aún. Todos están amenazados. Los autores del trabajo aseguran que la mitad de los arrecifes de coral presentan un impacto de medio-alto a muy alto, lo que pone en peligro uno de los pilares fundamentales de los ecosistemas marinos en los trópicos. Resulta llamativo que la única zona costera del mundo que no está afectada o que posee un impacto muy pequeño son algunas áreas de la costa norte de Australia.

    El mapa pretende ser un punto de partida para tomar medidas de protección a escala local. «Si algún grupo de gestión o de conservación desea tomar medidas para preservar una determineda zona, nuestro trabajo supone un sólido marco para poder hacerlo», afirma Kimberly Selkoe. Carlos Duarte, en cambio, no es tan optimista. «Los daños más graves deben ser abordados de forma global porque son consecuencia del cambio climático», dice.

    marceli responded:
    6 febrer 2008 a les 4:38 pm

    Nueve de cada 10 españoles han oído hablar del cambio climático, y el 86% de ellos consideran que la actividad humana se encuentra detrás de este fenómeno global.

    Los datos provienen de una encuesta representativa de la opinión de los ciudadanos mayores de 15 años, en una muestra entre 2.000 encuestados de todas las regiones, realizada por la Fundación BBVA el pasado mes de diciembre. En esas fechas, cuando el IV Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático había dado a conocer su documento resumen en Valencia, y mientras se celebraba la Cumbre del Clima de Bali.

    Cuatro de cada 10 españoles ya han percibido los cambios asociados al calentamiento. El 82% de los encuestados consideran que en los últimos 20 años ha aumentado la temperatura, el 75% cree que el clima es más variables y el 66% constata que las lluvias han disminuido.

    Para una amplia mayoría, el 82%, el calentamiento global es un problema importante en la actualidad para sus familias, cifra que llega al 93% cuando se refieren a las generaciones futuras.

    Sin embargo, siete de cada 10 españoles creen que es un problema reversible y un 82% considera que hay que tomar medidas de inmediato.

    Otros siete de cada 10 encuestados está dispuesto a introducir cambios en su vida y un 50% estarían dispuestos a pagar algo más por la energía o los combustibles, si proceden de fuentes renovables.

    Los acuerdos internacionales para combatir el fenómeno reciben un apoyo del 81%. El Protocolo de Kioto recibe el apoyo de un ocho de cada 10 españoles.

    jonkepa said:
    30 gener 2008 a les 11:41 pm

    ¿ Cómo que no amigo Font?.
    En el Antártico llegan a los -70º. Estos días en China andan por los – 40º y en Siberia están llegando a los – 50º y aquí en mi pueblo ahora tenemos 10 pero hace un ratico estábamos a 7.

    J. Font said:
    30 gener 2008 a les 11:30 pm

    Amigo Jon, no busque tres pies al gato, el calor no baja.

    jonkepa said:
    30 gener 2008 a les 10:05 pm

    Calienta si te pones en la línea del chorro.

    Otras cosas calientan más y nadie se queja.

    rosa said:
    30 gener 2008 a les 9:43 pm

    Font carinyo no creo que Castellar d’Nug sea un ejemplo, del precisamente cambio climatico , hay otros sitios donde si podemos empezar a temblar, ¿pero? ¿la tierra es la tierra y cambia como demostrado esta ciclicamente? ¿o, es verdad que la arñamos y se defiende ¿quien lo sabe?

    J. Font said:
    30 gener 2008 a les 9:34 pm

    Amigo Kepa, pero también calienta.

    jonkepa said:
    30 gener 2008 a les 8:43 pm

    El combustible usado por los aviones, el queroseno, es la destilación más pura que hay del petróleo y es, por lo tanto, el que menos contamina.

    J. Font said:
    30 gener 2008 a les 8:31 pm

    ¿Han pensado Uds la contaminación que estan causando actualmente los politicos viajando a diario con toda su troupe en esta campaña electoral?

    J. Font said:
    30 gener 2008 a les 8:28 pm

    Sres, mucho hablar de cambio climático , de calentamientos, de contaminación de combustibles, de nucleares, de 80Km hora, y ninguna medida para evitar la contaminación aérea causada por la gran cantidad de combustibles que se quema cada hora en el espacio los reactores de los aviones , un servidor no tiene primos conocedores de este cambio climático, pero creo que todos Uds pueden observar con sus ojos que los testimonios de lugares que hace doscientos años se podían cultivar patatas o viñedos hoy sería imposible cultivarlos a causa de que en menos de 200 años ya ha cambiado el clima, pruebas: Pont de Bar, Castellar de Nuc, parte pirenaica aún quedan los testimonios de piedras sobre piedra de lo que fueron viñedos hace 200 años, en fin que de cambios climáticos han existido siempre continuadamente , o sea, desde la época de los dinosaurios hasta la fecha. El cambio lo tendríamos que hacer nosotros no ensuciando ni plastificando ni viajando tanto en coche ni en aviones.

    Marcel·lí said:
    30 gener 2008 a les 7:37 pm

    INVESTIGACIÓN PUBLICADA EN ‘NATURE’
    El calentamiento del mar ha aumentado un 40% la intensidad de los huracanes
    También se ha incrementado en la misma proporción la frecuencia de estos fenómenos meteorológicos catastróficos.
    El aumento de la temperatura del mar en medio grado está asociado al incremento y frecuencia de los huracanes en el Atlántico Norte.
    La afirmación proviene de un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Londres, que hoy publica la revista Nature.
    Los resultados de la investigación, realizada por Mark Saunders y Adam Lea, del Centro de Investigación de Riesgos de la citada universidad, demuestran que el aumento local de la temperatura del agua del mar Caribe en 0,5ºC se puede asociar a un incremento e intensidad de los huracanes en un 40% en el periodo comprendido entre 1996 y 2005, considerando el promedio observado entre 1950 y 2000.
    La investigación se centra en las tormentas que se forman en el Atlántico norte tropical, el mar Caribe y el golfo de México, una región que produjo casi el 90% de los huracanes que alcanzaron EEUU en la última mitad del siglo pasado. La estadística ha sido obtenida de los grandes centros de predicción meteorológica y de seguimiento de los huracanes.
    El análisis de los resultados también concluye que la sensibilidad de los huracanes a los cambios de la temperatura superficial del mar es elevada. En el caso estudiado se analiza que esa sensibilidad contribuye en un 40% a la actividad de estos fenómenos catastróficos.
    En la década mencionada fue cuando tuvieron lugar los más devastadores huracanes tropicales en la región del Caribe, que afectaron a las costas de EEUU. Entre agosto y septiembre de 2004, se sucedieron ciclones destructivos como los que recibieron los nombres de Charley, Frances, Ivan y Jeanne.
    Al siguiente año, en 2005, entre julio y octubre los huracanes Dennis, Emily, Katrina, Rita y Wilma dejaron miles de víctimas y pérdidas que superaron los 180.000 millones de dólares sólo en EEUU.
    La investigación se basa en modelos estadísticos tomados de las temperaturas registradas en la capa superficial del mar y en las primeras de la atmósfera, además del viento atmosférico en la región, que tiene una importante influencia en la alimentación de los huracanes tropicales.
    Una vez analizados los resultados, se retiró de los modelos la estadística del viento para determinar exclusivamente la contribución de la temperatura superficial del mar en los meses de agosto y septiembre, cuando tienen lugar la mayor parte de los huracanes tropicales.
    Efecto invernadero.
    Sin embargo, los investigadores se muestran cautos a la hora de atribuir la subida de temperatura del agua del mar a las emisiones de gases de efecto invernadero. El estudio no analiza esta circunstancia.
    Pero lo que si se atreve a afirmar el artículo de Nature es a señalar que el modelo utilizado permite prever proyecciones de futuro fiables, que «sugieren que la actividad de los ciclones puede seguir aumentando a lo largo del siglo actual».
    Según señalan, la actividad de los huracanes ha aumentado perceptiblemente desde los años 1950 y 2000. Ese porcentaje de subida sería del 16 % entre 1970 y 1994 y aumentaría hasta el 82% entre 1995 y 2000. Parte del aumento señalado se atribuye a las fases por décadas de la Oscilación del Atlántico Norte.
    Los autores aseguran que la precisión de su modelo es «muy elevada» y explican que entre un 76% y un 81% de las variaciones entre 1965 y 2005 se explican con sus análisis.

    rdsfds said:
    20 gener 2008 a les 11:45 am

    esto es muy largo

    Marcel·lí said:
    19 gener 2008 a les 9:37 am

    El Mediterráneo ha subido 16 centímetros desde los 90
    En 50 años, el nivel del mar podría aumentar medio metro más.

    Para hablar con rigurosidad del clima hay que tener información continuada durante décadas, reclamaba ayer el coordinador del proyecto Cambio climático en el Mediterráneo español,Manuel Vargas. Y eso es lo que aporta el estudio del Instituto Español de Oceanografía (IEO): una valiosa serie de datos basados en la observación directa desde 1948 hasta el 2005, de la que se desprende que, desde mediados de los años noventa, el nivel del Mediterráneo se ha incrementado de forma acelerada en 16 centímetros. El informe demuestra además el calentamiento notable de la temperatura del mar.

    Según el coordinador del estudio, las proyecciones para los próximos 50 años apuntan a una subida del nivel del mar “entre 12,5 centímetros y medio metro más”, en el caso de que se mantenga la tendencia actual. Esta subida de las aguas marinas, apuntan los expertos, afectaría sobre todo a las zonas de la costa mediterránea más llanas como la Manga del Mar Menor o el Delta del Ebro. Para el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla. estas proyecciones hay que tomarlas como “escenarios de actuación para los gestores, no de unas predicciones”.

    Si se tiene en cuenta la evolución global desde los años cuarenta, el aumento que ha sufrido el Mediterráneo es de ocho centímetros, porque durante casi cinco décadas el nivel fue descendiendo, “debido a una causa anómala como es la presión atmósférica”. Además de una mayor cantidad de masa de agua procedente del deshielo de los glaciares, Manuel Vargas vinculó el aumento del nivel del mar con un ascenso de la temperatura de las aguas – “cualquier cuerpo al calentarse, se dilata”, explicó-. Para los miembros de la IEO, la aceleración sufrida a lo largo de los años 90 es un fenómeno detectado en todo el planeta, aunque consideran que es pronto afirmar que este ritmo vaya a mantenerse.

    El estudio concluye también que el Mediterráneo español ha sufrido una “apreciable” subida de la temperatura del aire y de sus aguas, con especial incidencia a partir de mediados de los 70. “Ha habido claramente una aceleración en el ritmo del calentamiento. Desde 1974, el claro en la plataforma continental se incrementó en 0,8 º C”, afirmó Vargas con rotundidad. “Es un cambio del clima”.

    El incremento de la temperatura en las aguas del mar no son uniforme puesto que dependen de la profundidad. Desde 1948, el incremento medio en la superficie marina osciló entre 0,12 º C y 0,5 º C, mientras que en las capas intermedias varió entre 0,05 º C y 0,2 º C. En las capas profundas, entre 0,03 º C y 0,1 º C. “Pueden parecer cantidades muy pequeñas, pero hay que pensar que se trata de un volumen enorme de agua, que necesita de cantidades gigantescas de calor absorbidas para elevar su temperatura”, advirtió el coordinador del estudio.

    La proporción de sal en las aguas mediterráneas ha variado también. Así, durante el periodo analizado por el IEO, las denominadades profundidades intermedias sufrieron un incremento de la salinidad de 0,05 a 0,06 unidades. Una mayor presencia de sal en el mar tiene que ver con la disminución de las precipitaciones en el Mediterráneo, así como la caída del agua que aportan los ríos a la cuenca.

    Las modificaciones experimentadas por el Mediterráneo se corresponden en gran medida, según sus autores, con las previsiones realizadas por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático. Los responsables del IEO recordaron que los océanos tienen un “papel fundamental” en el clima terrestre y en el calentamiento del planeta ya que, por ejemplo, “entre el 25 y el 30% del dióxido de carbono está siendo absorbido por el mar”.

    Ariadna said:
    8 gener 2008 a les 9:47 pm

    Personalmente creo que ante el cambio climático se debería actuar lo más rápidamente y sin duda alguna, pues, ¿acaso la gente no se da cuenta de que se cava su propia tumba? Vivimos en la tierra y ese es nuestro único hogar. Debemos cuidarlo y respetarlo, porque de lo contrario estariamos conduciéndonos a nosotros mismos a la desgracia. Es cierto que nosotros debemos colaborar en cuanto a labores de reciclaje, reducción de la contaminación y demás, pero también está claro, que si a las grandes potencias no les importa un penique, nuestro esfuerzo, no digamos tanto como será en vano, pero sí será muy difícil de lograr el que alcancemos la meta de conseguir una reducción considerable de los gases efecto invernadero y de las demás causas que alteran el clima en nuestro planeta. Aún así y todo, debemos seguir luchando por conseguir que todo el mundo se de cuenta del proceso que está ocurriendo en nuestro planeta, las formas que hay de reducir los problemas que ocasiona el cambio y por supuesto, intentar que no le den la espalda, por ser una verdad incómoda.

    Balance final « 14 de abril said:
    28 desembre 2007 a les 8:30 pm

    [...] balance es que al releer te das cuenta que te has olvidado casi de todo: terrorismo internacional, cambio climático y de lo que parece el final de la bonanza económica. De cualquier manera, hay que terminar con [...]

    jonkepa said:
    17 desembre 2007 a les 7:47 pm

    En cuanto a la foto que más que una foto es una composición entre foto y dibujo, no recuerdo de donde la saqué pero desde que la colgué en el blog se ha convertido en un referente para todos los motores de búsqueda por internet.

    jonkepa said:
    17 desembre 2007 a les 7:44 pm

    El tema este del cambio climático es muy importante y no es plan de ir en plan (valga la redundancia) de primo de Mariano poniendo desastres que nada tienen que ver con dicho cambio.
    Un TSUNAMI (del japonés TSU: puerto o bahía, NAMI: ola) es una ola o serie de olas que se producen en una masa de agua al ser empujada violentamente por una fuerza que la desplaza verticalmente. Este término fue adoptado en un congreso de 1963.
    los Terremotos son la gran causa de tsunamis. Para que un terremoto origine un tsunami el fondo marino debe ser movido abruptamente en sentido vertical, de modo que el océano es impulsado fuera de su equilibrio normal. Cuando esta inmensa masa de agua trata de recuperar su equilibrio, se generan las olas. El tamaño del tsunami estará determinado por la magnitud de la deformación vertical del fondo marino. No todos los terremotos generan tsunamis, sino sólo aquellos de magnitud considerable,que ocurren bajo el lecho marino y que son capaces de deformarlo.
    Si bien cualquier océano puede experimentar un tsunami, es más frecuente que ocurran en el Océano Pacífico, cuyas márgenes son más comúnmente asiento de terremotos de magnitudes considerables (especialmente las costas de Chile y Perú y Japón). Además el tipo de falla que ocurre entre las placas de Nazca y Sudamericana, llamada de subducción, esto es que una placa se va deslizando bajo la otra, hacen más propicia la deformidad del fondo marino y por ende los tsunamis.

    A pesar de lo dicho anteriormente, se han reportado tsunamis devastadores en los Océanos Atlánticos e Indico, así como el Mar Mediterráneo. Un gran tsunami acompañó los terremotos de Lisboa en 1755, el del Paso de Mona de Puerto Rico en 1918, y ee de Grand Banks de Canadá en 1929.

    Las avalanchas, erupciones volcánicas y explosiones submarinas pueden ocasionar tsunamis que suelen disiparse rápidamente, sin alcanzar a provocar daños en sus márgenes continentales.

    Respecto de los meteoritos, no hay antecedentes confiables acerca de su ocurrencia, pero la onda expansiva que provocarían al entrar al océano o el impacto en el fondo marino en caso de caer en zona de baja profundidad, son factores bastante sustentables como para pensar en ellos como eventual causa de tsunami, especialmente si se trata de un meteorito de gran tamaño.
    El mayor tsunami del que se tiene noticias fue el provocado entre las islas de Java y Sumatra por la erupción del volcán Krakatoa , en Mayo de 1883, donde la ola producida alcanzó una altura media de 42 metros.

    marceli responded:
    17 desembre 2007 a les 7:35 pm

    Sr. Jon Kepa gracias ya la he cambiado con la fotografia que usted me autorizó de su come3ntario sobre el cambio climático..

    jonkepa said:
    17 desembre 2007 a les 6:34 pm

    La primera imagen creo que pertenece al tsunami de Indonesia y eso poco tiene que ver con el cambio climático, poco por no decir nada.

    ROSA said:
    17 desembre 2007 a les 6:07 pm

    Ballarem al so que ens toqui Marceli, poc mes podem fer

    marceli responded:
    17 desembre 2007 a les 5:15 pm

    NATURE GEOSCIENCE.
    El nivel del mar durante el último interglaciar era de menos 4 metros más altos que los actuales, con las pruebas de las fluctuaciones a corto plazo de hasta 10m. A new continuous sea level record from the Red Sea and coral ages suggest that during these fluctuations, sea level changes were on the order of 1.6 m per century. Un nuevo registro continuo del nivel del mar desde el Mar Rojo y los corales edades sugieren que durante estas fluctuaciones, el nivel del mar, cambios en el orden de 1,6 m por siglo.

    http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.nature.com/ngeo/&sa=X&oi=translate&resnum=1&ct=result&prev=/search%3Fq%3DNature%2BGeoscience.%26hl%3Des%26sa%3DG

    marceli responded:
    17 desembre 2007 a les 5:10 pm

    El nivel del mar puede subir en este siglo hasta 1,6 metros, es decir, el doble de lo previsto por los científicos hasta ahora.
    Este efecto clave del calentamiento global ha sido estudiado por un equipo de investigación en Estados Unidos, que se ha centrado en el llamado período interglacial de hace unos 120.000 años, cuando el clima de la Tierra era más templado que ahora por la diferente configuración orbital del planeta alrededor del Sol.
    Los resultados de la investigación se dieron ayer a conocer en la revista Nature Geoscience.

    marceli responded:
    12 desembre 2007 a les 8:08 pm

    El Ártico podría descongelarse en un plazo no superior a seis años, según las predicciones de un equipo científico estadounidense dirigido por el profesor Wieslaw Maslowski, quien, utilizando “supercomputadores” y mediciones tomadas entre 1979 y 2004, ha estimado que en 2013 podría no quedar hielo en la zona.

    Seguir leyendo noticia
    Según recoge la ‘BBC’, el estudio, presentado en un congreso Unión Geofísica Americana en Estados Unidos, concluye que las predicciones anteriores sobre el estado del Ártico estaban “subestimando” el impacto real del cambio climático sobre los glaciares.

    El deshielo se produce poco a poco durante los periodos estivales pero en el último verano se ha acentuado por encima de lo normal. Ya en septiembre de 2005 un equipo científico detecto un mínimo histórico en la superficie helada del Ártico, que en el verano de 2007 se ha reducido hasta quedar limitada a poco más de cuatro kilómetros de extensión glaciar.

    Sin embargo, Maslowwski afirma que la “predicción de la desparición del hielo en 2013 no tiene en cuenta los mínimos alcanzados tras los veranos de 2005 y 2007″, por lo que las conclusiones de su estudio “podrían resultar incluso demasiado conservadoras”.

    El equipo del profesor Maslowwski incluye a científicos de la NASA, el Instituto de Oceanología y la Academia de Ciencias de Polonia y la tecnología utilizada, los “supercomputadores” para predicciones, se ha convertido en un estándar de la climatología.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 5:53 pm

    Sra. María en cuanto a los alarmismos y los alarmistas siempre quedan retratados, como en el caso del expresidente Aznar que nos solicitaba que lo creyeramos, que en Irak habia ADM, como el exministrop Acebes que nos solicitaba que el atentado del 11M habia sido Eta, como G. W. Bush que nos alarmaba con que en Irak, habia laboratorios ambulantes con ADM – con fotografias incluidas – que Sadam habia comprado Uranio en Niger – con facturas falsas -,
    Que Sadam tenia contactos con Al Qaeda, todo ello demostrado que fué una sarta de mentiras para alarmar al mundo e intentar justificar la invasión de Irak y la matanza indiscriminada de iraquies.
    Es cierto hay “alarmismo” que mata.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 5:44 pm

    Sra. María lo que usted comenta de las algas, se está estudiando en varios centros inclusive el la NASA y seria un gran avance para los biocombustibles ya que como usted ya debe de conocer los litros que se pueden obtener por Ha de cada planta son:
    Planta Castor, 1.413 litros/Ha
    Girasol, 952 litros/Ha.
    Sasafras, 779 litros/Ha.
    Palma, 5.950 litros/Ha.
    Soja, 446 litros/Ha.
    Coco, 2.689/Ha.
    Algas, 100.000 litros /Ha.
    Pueden obtener más información en los siguientes enlaces:
    http://www.unh.edu/p2/biodiesel/article_alge.html
    http://www.greenfuelonline.com/technology.htm
    http://www.oilgae.com
    http://www.fuelandfiber.com/Athena/biodiesel_from_algae_es.pdf [formato PDF]

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 1:14 pm

    Marcellí

    Si se puede generar biomasa en el mar, a través de plantaciones da algas, sin competir con alimentos humanos, adelante. Biodiesel para todos, pues ni consumirian agua ni recursos alimenticios. Pero mientras, no me haga subir el precio de los cereales un 50%

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 1:12 pm

    El desarrollo tecnologico, Marcellí, así como el ahorro de recursos, es algo que nada tiene que ver con lo otro, pues es algo que se daria de igual manera tarde o temprano.

    Yo no me niego a nada de eso, ni a que se investigue en todos los campos. Lo que me parece absurdo es la desinformación y la exageración.

    Sigo esperando esos 150 millones de muertos por la gripe aviar, que nos pronosticaron hace un año. Por ese pánico se sacrificaron infinidad de aves en muchos sitios, sin que supusieran peligro alguno, y se creó alarma social.

    El alarmismo siempre vende, y es una buena herramienta de control de la gente. Si usted se hace eco del alarmismo, yo simplemente diré que no quiero que se me manipule.

    Como le he dicho antes, expliqueme las dudas que le expuse, y demuestreme que esos modelos climaticos que nos auguran tan funesto futuro son realistas, sometiendolos a que sean capaces de demostrar la evolución del clima en el siglo XX, del que tenemos datos.

    Si no son capaces de eso, no me merecen credibilidad.

    Todo lo anterior no quita que se mejore la eficiencia del consumo energetico, pero sin demagogias ni exageraciones, y sin causar daños mayores, como la subida de productos alimenticios basicos para el tercer mundo.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 1:03 pm

    Sra. María, quien da a cambio de nada, es feliz. Si usted lo hiciera la mejoraria como persona, no es preciso confundir los sueños con las realidades, no es preciso confundir los sueños con castillos, ni con hoteles, motos “super guay”, etc y asumir la realidad. Que es bueno tener sueños, totalmente de acuerdo, es necesario. Pero confundir dichos sueños con la realidad y perseverar en ello son signos patológicos – sin acritud – que deben de mejorarse.
    Un dia tuve un sueño de que era posible tener un gobierno socialista y lo tuvimos. Otro dia tuve el sueño que volveriamos a ganar y lo hicimos. Ya lo ve usted es bueno tener sueños y que se transformen en realidades. Y no desestime “mi capacidad” si es usted guapa y joven, ja ja.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 12:51 pm

    Sra. María se la corrijo ahora mismo. En la ciudad donde resido, está disminuyendo el consumo de agua a traves de una ordenanza de ahorro de agua, ha disminuido el consumo de H2O, el tratamiento de las aguas grises es hoy una realidad, no se construye un edificio sin estas instalaciones, como tampoco sin una instalación de ACS solar para el consumo de agua caliente sanitaria, se aprovecha el agua de lluvia para regar las plantas, toda esta información la puede usted encontrar en el enlace http://www.santcugat.cat
    Es empezar a tomarse el tema con seriedad y en la medida de lo posible, los constructores han asimilado estos cambios con toda normalidad. Saludos fraternales.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 12:47 pm

    Y sus amores y desamores, Marcellí, sólo me demuestran que se está haciendo mayor, pero de mala manera. Está perdiendo su identidad, y entregando parte de usted a cambio de cariño.

    Al final dará tanto que no le quedará nada, y se encontrará con la incongruencia de que no le quieren porque ya no será usted nada, pues nadie quiere a quien nada es.

    No existe mayor mentira que la del amor platonico. Deles a sus sobrinos seguridad, personalidad y conocimientos, y dejese de amores platonicos y chantajes emocionales. No chochee antes de tiempo.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 12:40 pm

    Sabe cual será la realidad, Marcellí, al margen de todo lo que se diga:

    Pues pondrán centrales nucleares de fisión hasta que las de fusión estén listas.

    Habrá quien se dedicará a los biocombustibles, haciendo subir el precio de los cereales, y sometiendo a la penuria economica a latinoamerica, pues son importadores netos de comido, aún teniendo los ingentes territorios fertiles que tienen, y tras ver el hambre que provocan en esas zonas y la carestia de las rentas más bajas de occidente, lo eliminarán, pero antes habrán hecho padecer a mucha gente.

    Habrá quien se dedique a poner aerogeneradores a gran escala, pero no podrán usarlos porque no dan energia continua y no aseguran el suminstro constante, y luego tendrán que quitarlos, tras haber devastado amplias zonas forestales.

    Lo mismo pasará con la solar, etc.

    Darán mil vueltas para aparentar que se preocupan por los demás, pero lo que harán será hacerles pasar hambre, empobrecerlos y devastar su naturaleza.

    Tras todo ello recurrirán a la nuclear, que deberán desmantelarla antes de estar amortizadas, pues antes de eso ya habrá salido la de fusión.

    Así será la realidad..apuntesela, y luego me corrije si me equivoco en algo.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 12:32 pm

    Sra. María, todo llegará a su tiempo, los amores no tienen porque ser salvajes, hay amores platónicos y son los de más durabilidad, es obvio que si en mi juventud me lo hubieran dicho los hubiera mandado a freir espárragos. Pero el amor platónico es más sereno.
    Primero intentaremos arreglar el mundo siguiendo las indicaciones de los gobiernos reunidos en su ciudad de Valencia y lucharemos para un mundo mejor para nuestros hijos, nietos y si me apura sobrinos, ja ja. Saludos fraternales.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 12:23 pm

    No soy así de sabia, Marcellí

    Yo soy de las que piensan que la felicidad y la plenitud no pueden estar en cosas que puedas perder, como en el dinero o el amor, si no en uno mismo, en algo tuyo, intimo e indestructible.

    Aunque lo pierdas todo siempre has de tenerte a tí misma, sin depender de nada. Lo que no quita que te lo pases bien con otra gente, pero siempre que sea alguien pleno, que no te necesite a tí para ser el mismo.

    No creo ni en la media naranja, ni en el alma gemela ni en Papá Noel.

    carmef said:
    18 novembre 2007 a les 12:19 pm

    Marcel.li, comnça per tutejar-la, ja ja ja ja. Fina ironia la teva. Felicitats!

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 12:13 pm

    Sra. María, porque hemos de discutir entonces, si somos almas gemelas. ¿Cuántos de nosotros no hemos sentido un vacío o una necesidad de encontrar “algo”? Es una nostalgia que se experimenta en nuestro espíritu, que nos dice que necesitamos unirnos a esas otra mitad para funcionar con toda la fuerza con la que fuimos creados desde un principio, los caninos pueden ser el camino para el “reencuentro”.
    Es necesario que al menos tengamos la conciencia de que en algún lugar del planeta o del universo existe ese ser que nos hará vibrar, que nos está esperando, nos está amando como somos y, que al igual que nosotros, anhela nuestra presencia, puede ser en Annecy el lugar del encuentro. Es obvio que tenemos que poseer esa claridad en nuestro corazón: somos dos seres que antes eran uno solo y debemos lograr esa re-unión para alcanzar la felicidad que todos merecemos gozar o un triangulo, o un cuadrado o hasta un circulo amoroso entre amantes de los caninos.
    Por ello, los Maestros de Sabiduría siempre enfatizan que es muy importante que sepamos esto, porque a partir de que seamos capaces de hallar a ese complemento tendremos la fuerza necesaria para luchar contra todo lo que debemos de sacar de nuestra vida y así transformarnos en seres que únicamente buscan la felicidad y el amor.
    A partir de ahora le pondré más empeño en estos lazos de amor y amistad. Saludos fraternales Sra. María.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 12:05 pm

    Seguro, Marcellí, jajajajajaja.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 12:04 pm

    Sra. María, esto ya me llega al corazón, su amor a los caninos es otra unión, no si al final seremos almas gemelas, ja ja.
    El Sr. J. Font, también tiene amor por su perrita, como un servidor con los mios y me consta que hay otros bloqueros de este blog que también tienen mascotas. Lo dicho somos como almas gemelas, ja ja.

    carmef said:
    18 novembre 2007 a les 12:03 pm

    Esto es para partirse el culo!

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 11:58 am

    Sra. María, no será usted el mismisimo José Luis Rodriguez Zapatero, esto si que sería un gooool a todos/as los/as bloqueros/as de este blog – valga la redundancia – ja ja.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 11:56 am

    El viernes me voy a mi castillo de Saboya, Marcellí.

    Pasesé usted por Annecy, y a ver si nos vemos. O vaya usted el dia de noche vieja a bajar el Mont Blanc en la noche con bengalas. Es precioso, y allí estaré. No me llevaré la moto, pero si mis perros de trineo, así que si no le da miedo ir en trineo, puede ir con una moto con mis perros por la nieve.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 11:54 am

    Sabe una cosa graciosa, Marcellí

    En la cumbre, el mismisimo ZP dijo literalmente cosas que yo habia dicho aquí. No porque piense que ZP me lea o me lea alguien del gobierno, q seguro que no, si no porque es de cajón.

    Eran cosas que al decirlas aquí he tenido trifulcas, y va ZP y se las suelta como si tal cosa a los chavistas

    Le dijo: Da lo mismo que las empresas sean públicas o privadas, lo que importa son los servicios que dan a la sociedad y los impuestos que pagan, que son el 35%, y con eso podemos hacer una sociedad del bienestar para todos.

    Así que da lo mismo lo que digas, Marcellí, pues al final siempre se acaba imponiendo lo obvio, aunque hasta llegar a ello, los progres pongais mil palos en la rueda de la verdad y el progreso.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 11:52 am

    Sra. María al final nos vamos a entender, ja ja. Solo hace falta poder pasar unos dias de asueto – pagando lo estipulado – en el hotelito de Tulum y otros dias en el castillo de Saboya y es obvio que me gustaria montar en la Harley Davinsón, ja ja. A mi tampoco me gustan como a usted, los mentirosos y tramposos. Saludos.

    carmef said:
    18 novembre 2007 a les 11:50 am

    Ja ja ja ja ja

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 11:48 am

    Sí, Marcellí, tengo acciones de petroleras, y también estoy en proyectos solares y eolicos.

    Estoy en contra del uso del petroleo, por tres razones.

    1-Porque es muy contaminante
    2-Porque suele estar en manos de gobiernos corruptos y se usa para chantajear al pueblo
    3-Porque la tenencia de petroleo por parte de algunos paises, hacen que se descuiden en la formación de su gente, pues se acostumbran a vivir de las rentas.

    Pero obviamente una cosa son mis deseos y otra la realidad imperante. Yo invertiré allá donde haya negocio, pero eso no quita que me gustaria un mundo idilico, y que si puedo contribuir, lo haré.

    Lo que no soporto en la mentira y la hipocresia. No hace falta jugar sucio si eres bueno, y no me gustan los tramposos.

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 11:42 am

    ¿Sabes lo que para mí es un NARCISISTA, SEP?

    Pues aquella persona que sólo está pendiente de la gente que lee sus escritos, que se preocupa más de la forma que del contenido. De quien llora cuando le critican. De quien su pensamiento no habla de otra cosa, pues todo gira en torno a ello. De quien no sufre cuando no lo quieren lo suficiente. Ser o no ser, he ahí la cuestión.

    Yo, Sep, soy lo antagonico a un narcisista. No necesito ser querida, pues soy, y con eso me sobra. Otros por el contrario son de otra manera.

    Analizate, y ahorrate el psicologo.

    Sep said:
    18 novembre 2007 a les 11:36 am

    Los narcisitas manipulan para ocupar un lugar en el que se sienten protagonistas.Las verdaderas víctimas son las personas que se relacionan con ellos, que deben evitar ser arrastradas por sus delirios. La prepotencia y la arrogancia, síntomas de la personalidad narcisista unidas a una apariencia de gran seguridad e invulnerabilidad, han generado a lo largo de la historia sujetos que en el ejercicio de poder han demolido su entorno discrepante desde la tiranía y el desotismo: Hitler, Franco, Stalin, Mussilini, Pinochet, Videla, PolPot…entre otross, algunos de los cuales están pendientes aún de ser juzgados por la historia.
    El narcisismo es una enfermedad psicológica de la que podemos ser víctimas indirectas y muy sufridas en lo individual y en lo colectivo. Frente a ella cabe la vacuna de la prevención, que nace de la informacón sobre el proceder del narcisista para evitar ser arrastrados por los fantanmas que nacen de su delirio,manipulación y ambición.
    A los narcisistas siempre les queda la opción de hacer un profundo examen de conciencia o ponerse en manos de un buen psicoterapeuta, pero obviamente y por desgracia,eso esharto… difícil

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 11:26 am

    Sra. María, parece estar usted en lo cierto, ya que la industria petrolera y de gas natural de los EEUU estan patrocinando el despliege de cientos de colaboradores para frenar esfuerzos encaminados a liberar al país de su dependencia de combustibles fósiles.
    En la convención democrata de los EEUU se ha dicho “Ahora mismo, no sólo nos estamos ignorando la crisis del calentamiento global, también estamos desperdiciando una oportunidad para encabezar al mundo y retomar el espíritu del ingenio estadounidense que ha llevado al hallazgo de grandes inventos y nos ha ayudado a superar grandes retos en el pasado las compañías petroleras y de gas están bloqueando el progreso al invertir millones de dólares y desplegando cientos de cabilderos en Washington para asegurarse que Estados Unidos conserve su adicción al petróleo extranjero y a los combustibles fósiles. Sabemos que la necesidad de actuar es urgente, y también sabemos que los pasos que necesitamos adoptar están justamente frente a nosotros. Sin embargo, Washington no los está adoptando
    Hilary Clinton parece tener intereses en corporaciones que han efectuado una importante contribución monetaria a su campaña”.
    H. Clinton ha aceptado 567.950 dólares de cabilderos, mientras que Edwards ha recibido 18.900 dólares, de acuerdo con un análisis del Centro para una Política Responsable, una organización apartidaria. Es obvio que hay intereses contrapuestos, pero es aún más obvio que en Valencia se ha producido un importante avance de sensibilización. La pregunta es obvio: No tenfrá usted acciones en pretoleras, ja ja.

    Sep said:
    18 novembre 2007 a les 11:23 am

    Dónde Leónidas perdió el paso… ja ja ja

    María, la motera mosquetera said:
    18 novembre 2007 a les 11:10 am

    Demasiadas incognitas Marcellí. Demasiado alarmista. Demasiadas contradicciones.

    En los sitios donde llueve mucho, lloverá más, dicen
    En los sitios donde llueve poco lloverá menos.

    ¿Que lógica tiene todo eso?

    Si se sabe que en los tiempos de Roma no habia glaciares en los Alpes ni en los Pirineos.

    Si se sabe que con el deshilo alpino están aflorando calzadas y bosques que estuvieron en uso en los tiempos de Roma.

    Si se sabe que en aquella época llovia más en el mediterraneo, y España era un bosque.

    Si hasta hay restos de hipopotamos en España en tiempos algo más lejanos, donde habia más calor y más lluvias.

    Sí se sabe que hay ciudades Romanas bajo el mar en tiempos en que el clima era más cálido y lluvioso, y el mar subió al producirse el enfriamiento de la tierra.

    Todo lo que se sabe a ciencia cierta, contrastado con lo que dicen estos denominados cientificos no encaja.

    Yo no puedo saber que está pasando, pero sí que veo que nada de lo que se dice es coherente.

    ¿Porque no nos demuestran que sus simuladores aplicados a los 70 nos dan el clima de hoy dia, para así demostrar que son eficaces?

    ¿Porqué no dan ninguna respuesta al tiempo que teniamos en los tiempos de Roma?

    ¿Porqué no puediera ser que el cambio climatico venidero fuera a ser mejor que el actual clima?

    Yo admito que lo mejor es ser nuetral con el medio ambiente. Que no habria que alterarlo de forma humana, salvo excepciones. Pero de hay a tratar el tema de forma integrista y sin lógica, me niego.

    Quiero más respuestas. Quiero más pruebas. Quiero más certezas. Quiero explicaciones a lo que ya pasó en tiempos no tan lejanos como los tiempos de Roma, pues si ni son capaces de explicarme el pasado, ¿Como quieren que les crea que son capaces de explicar el futuro?.

    Yo jamás daria el visto bueno a alguien que me viniera con un esbozo tan desdibujado e incoherente como el que presentan estos cientificos.

    Asumo que aquí hay intereses contrapuestos. De un lado intereses economicos igualmente contrapuestos, de unos que contaminan, y otros que quieren entrar en un negocio nuevo como el que augura el combate contra el clima. De otro lado el interes por captar fondos de las universidades y laboratorios que viven de las subvenciones que provoca el miedo a lo desconocido.

    Demasiados intereses como para pensar que lo que se dice tenga que ser la verdad.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 9:49 am

    No queda casi tiempo. Las emisiones de gases de efecto invernadero de todo el mundo tienen que empezar a bajar a partir de 2015. Si no se cumple ese calendario -el adjetivo ambicioso se queda corto para describirlo-, la concentración de gases de efecto invernadero causará un aumento de temperatura de entre 2 y 2,4 grados, el nivel a partir del cual la UE considera que hay “interferencias peligrosas sobre el clima”.

    Ésa es una de las más alarmantes conclusiones a las que han llegado los científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU, reunidos desde el lunes en Valencia y que ayer presentaron, su documento final.

    La importancia del informe radica no sólo en que hayan colaborado más de 2.500 científicos y que resuma en 23 páginas el conocimiento aceptado internacionalmente sobre el calentamiento global. Es que cuenta con “el respaldo expreso de los 130 países representados en Valencia”, como destacó el secretario general de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri.

    Estos países, incluso Estados Unidos, China, India o Arabia Saudí, han respaldado las conclusiones del grupo: que el calentamiento global es inequívoco; que está causado por la emisión de gases de efecto invernadero debida principalmente a la quema de carbón y petróleo; que la temperatura va seguir subiendo; que el Ártico se funde; que las sequías en África y en el Mediterráneo cada vez serán más frecuentes; que aumentarán las lluvias en latitudes altas y que bajarán entre un 20% y un 40% en zonas ya secas como España y que es fácil que un 20% de las especies entren en extinción.

    El presidente del IPCC, el indio Rajendra Pachauri, remarcó la conclusión de que “el nivel del mar seguirá subiendo durante siglos y sólo por la expansión térmica ya es inevitable un aumento a largo plazo de entre 40 centímetros y 1,4 metros”.

    El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lanzó un solemne mensaje al plenario: “Los científicos han hablado con una sola voz. El cambio climático es el reto de nuestra época”. Ki-moon es un convencido de que el mundo tiene que cambiar el modelo energético y de la amenaza que supone el calentamiento. La semana anterior visitó la Antártida y la Amazonia. “Las imágenes que vi allí son tan aterradoras como las de una película de ciencia ficción. Y lo son aún más porque son reales”.

    Ki-moon incidió en que el IPCC no deja resquicio alguno para que no haya acuerdo en la cumbre de Bali, Indonesia. Allí, dentro de tres semanas, los países comienzan a discutir un tratado que sustituya al de Kioto.

    El acuerdo de 1997 obligó a los países desarrollados a reducir sus emisiones un 5,2% en 2012 respecto al nivel de 1990. El protocolo probablemente se cumplirá pero aun así las emisiones de gases en todo el mundo crecieron un 24% entre 1990 y 2004 (un 9,6% en los últimos cuatro años). Además, hace un mes un estudio británico descubrió que desde 2000 la concentración de CO2 en la atmósfera crece un 35% más rápido. Esto se debe no sólo al aumento de emisiones sino a que el océano cada vez absorbe menos CO2.

    Ki-moon insistió en que “los países desarrollados deben seguir al frente de la lucha contra el cambio climático”, pero advirtió: “No puede haber soluciones posibles si los países en desarrollo no participan en ese esfuerzo”. La cumbre de Bali intentará marcar la senda para que los países pobres adquieran compromisos, aunque sean voluntarios, contra el cambio climático. “No creo que puedan reducir sus emisiones en los próximos años, pero sí pueden reducir el ritmo de crecimiento”, matizó Pachauri, que previsiblemente no irá a Bali. En esas fechas recogerá el Nobel de la Paz que el IPCC ha recibido junto a Al Gore.

    El mensaje es que sin China o EE UU será imposible cumplir la recomendación del IPCC y poco útil la reducción de emisiones de hasta el 30% que ofrece la UE. El director ejecutivo de la ONU para el Medio Ambiente, Achim Steiner, explicó que “reducir las emisiones a partir de 2015 es viable si hay una presión social como la que ha despertado en 2007 y que culmina en Valencia”.

    marceli responded:
    18 novembre 2007 a les 9:38 am

    Sr. Salvador. El Comité Científico del Panel Internacional sobre Cambio Climático (IPCC), reunido en Valencia, ha aprobado su cuarto informe, en el que se reafirma en sus anteriores conclusiones y propone a los responsables políticos diferentes opciones para actuar en los próximos años. La calidad del trabajo realizado por el IPCC confirma el acierto del comité que le acaba de otorgar el Premio Nobel de la Paz y suministra una base indiscutible sobre la cual se deberían tomar decisiones en los próximos meses.
    Los autores del informe, que basan sus conclusiones en las pruebas científicas más sólidas disponibles, se reafirman en que el calentamiento del planeta es algo indiscutible, y que este es una consecuencia de la actividad humana. También resumen los posibles impactos a corto plazo del cambio climático a escala global y regional, las posibles acciones para adaptarse a él y mitigar sus efectos, y ofrecen una perspectiva a largo plazo sobre la que actuar. Y recuerdan que las sociedades que pueden verse más afectadas son aquellas que por su situación política o económica tienen menos recursos para reaccionar.
    Es hora de que nuestra sociedad deje de preguntarse sobre la existencia del cambio climático y sus causas. Es algo que está claro desde una perspectiva científica. Quizá puede esperarse a que el precio del barril supere de forma amplia los 100 dólares o a que los alimentos se encarezcan más. Pero, antes de que se registren efectos peores, debe aceptar que este es también el momento en el que debe pasar a la acción.
    De las opciones que se presentan está claro que algunas de ellas son de naturaleza global y, por lo tanto, es exigible que los responsables políticos construyan un sistema internacional del que el protocolo de Kioto es un precedente insuficiente. Debemos también exigir a nuestros responsables políticos que los estados asuman sus responsabilidades y actúen en su ámbito de decisión. En las opciones de transporte, de producción de energía o de alimentos nuestro país debe tomar decisiones valientes e inmediatas. Y también los ciudadanos debemos asumir que el despilfarro de recursos es inaceptable y que debemos asumir nuestra parte de cambios indispensables en nuestro estilo de vida. Todo ello es necesario para conseguir que las generaciones venideras puedan seguir disfrutando de unas condiciones de vida similares a aquellas sobre las que hemos construido las sociedades del presente.

    salvador1 said:
    16 novembre 2007 a les 8:16 pm

    Pues yo no lo tengo nada claro, la verdad. A mi me tocó vivir la famosa crisis energética del 73. Aún recuerdo que los expertos agoreros decían que el petroleo se acabaría en unos 30 años (ya han pasado). Hay mucha demagogia en este asunto. Por ejemplo, la foto que hay en este post en el que se ven unas chimeneas con una columna inmensa de humo. Ese humo es, simplemente, vapor de agua que no contamina en absoluto. Evidentemente que cualquier actividad humana puede alterar, en mayor o menor medida, el equilibrio natural. Pero, Marcel·lí, el mundo no será lo que nosotros queramos. El mundo será lo que quiera la naturaleza. No olvidemos que a lo largo de la historia del mundo, los grandes cambios climáticos han sido producidos por la misma naturaleza. Incluso en el tema del CO2, tampoco lo tengo claro. Porque resulta que entre el 40 y el 50 % del CO2 que generamos queda absorvido, al final de su proceso, en el fondo del mar. En definitiva, no lo tengo nada claro.

    marceli responded:
    16 novembre 2007 a les 7:36 pm

    Sra. María a mi si que me preocupan, y cada vez más se van incorporando de forma sensata y no alarmista ciudadanos del mundo que desean un mundo mejor del que encontraron para sus hijos y descendientes, gobiernos sensatos y responsables que priman más el futuro que la riqueza “liberal” inmediata, hay cada vez empresas más responsables con el medio ambiente. El mundo será lo que nosotros queramos que sea, no podemos caer en el determinismo de los especuladores, sin acritud. Saludos.

    marceli responded:
    16 novembre 2007 a les 7:30 pm

    La contaminación causante del cambio climático prolonga los días de primavera.
    La contaminación causante del cambio climático por la emisión de dióxido de carbono adelanta y prolonga la vida de las hojas de los árboles, de modo que los días de primavera aumentan, según un estudio de la universidad británica de Southampton.
    El incremento de los niveles de dióxido de carbono (CO2) permite un aumento de los procesos de fotosíntesis de las hojas, para los que usan CO2, agua y luz del sol para producir nutrientes y oxígeno, recoge el diario ‘The Independent’.
    Ese proceso permite a las hojas mantenerse verdes durante un periodo de tiempo más largo antes de volverse marrones y caer.
    Según el estudio, ese proceso de envejecimiento se ha retrasado entre 1,2 y 1,8 días cada década durante los últimos 30 años, periodo en el que la concentración de CO2 ha aumentado un 13,5 por ciento.
    Al mismo tiempo, existe una aparición más temprana de la primavera, con la apertura prematura de capullos en los robles, por ejemplo, hasta diez días antes que en años pasados.
    Hasta ahora se pensaba que ambos fenómenos estaban motivados por el aumento de las temperaturas.
    Aunque se ha demostrado que existe una relación importante entre las altas temperaturas y las primaveras más tempranas, análisis realizados en los procesos de envejecimiento en catorce países europeos muestran que existe sólo una semana de correlación entre las tendencias de la temperatura y la fecha de los cambios de color de las hojas y su caída.

    El nuevo estudio sugiere que los crecientes niveles de CO2 son los que realmente retrasan los procesos de envejecimiento de los árboles.

    María, la motera mosquetera said:
    16 novembre 2007 a les 7:24 pm

    Pensando logicamente, lo normal incluso seria que el nivel del mar bajara, pues si sube el 13% el nivel de evaporación de los mares, por efecto de la temperatura, lo normal es que el mar baje de nivel, no que suba.

    A mí no me cuadra nada de nada, de lo que dicen estos pseudocientificos de pacotilla.

    María, la motera mosquetera said:
    16 novembre 2007 a les 7:16 pm

    Mi hotel, Marcellí, está en primera linea de playa.

    Está la zona federal de proteccion litoral, y justo detrás está mi hotel, sobre una duna, pero si subiera el nivel del mar medio metro, se lo llevaria.

    Pero ni creo que haya tanta agua en los polos, además de que la atmosfera absorveria mucha más agua del mar que la que aportaria el polo. Que dicho sea de paso está a 70º bajo cero, y no creo que funda a 60º grados bajos cero, aunque subiera 10º la temperatura global.

    Eso sí, los terrenos que tengo junto a mi hotel, si cunde el alarmismo igual no los vendo al precio que yo quiero venderlos. Así que por mi hotel tranquilo, pero por mis terrenos puede preocuparse. Aunque sinceramente, no creo que le importen mucho los intereses de las inversiones españolas en latino america.

    marceli responded:
    16 novembre 2007 a les 7:03 pm

    Sra. María, quizás sea porque a usted no le importa, será porque su hotelito en Tulum está a buena distancia y elevado del nivel del mar y que su castillo en la Saboya está libre de inundaciones, ja ja.
    Pero los que somos conscientes del peligro, hacemos y haremos todo lo posible para preveer que ello ocurra y “que su fortuna virtual” “sus castillos y hoteles virtuales” no sufran ningún deterioro y que usted pueda continuar “fantaseando con su liberalismo“. Saludos cordiales.

    María, la motera mosquetera said:
    16 novembre 2007 a les 6:54 pm

    YO NO ME CREO ABSOLUTAMENTE NADA !!

    Si ningún modelo climatico aplicado a los años 80 ha acertado absolutamente nada.

    Las lluvias desde los años 80, así los modelos climaticos en vigor, aplicados desde los años 80, en los que la temperatura ha aumentado 0.4º, dan la tercera parte de lluvias que las que existen en la actualidad, lo cual es una desviación brutal.

    Cuando con algún modelo climatico de los que usan, sean capaces de acercarse a la realidad, entonces habrá que darles alguna credibilidad.

    Si se sabe que por cada grado que aumenta la temperatura, la evaporación se incrementa un 6.5%, habiendo más agua en la atmosfera, y siendo proporcional el agua de la atmosfera a las lluvias, es evidente que lloverá más, no menos.

    No saben lo que al final lloverá o no. No saben donde lloverá más o menos. Y además, sus modelos no son capaces de soportar una simulación con lo pasado. Así que de momento es puro alarmismo.

    Es cierto que la temperatura está subiendo, pero de ahí a dar alarmismo, en vez de tratar el tema con sentido común, pues va el que se aburra a la gente que se basa en datos y no en teorias catastrofistas, o se les tenga en serio.

    Como suelen decir ¿A quien beneficia tanto alarmismo?

    marceli responded:
    16 novembre 2007 a les 4:51 pm

    Las consecuencias del cambio climático corren el riesgo de ser “irreversibles”, subirán las temperaturas y se extinguirá un 30% de las especies, según han alertado los expertos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climatico (IPCC, en inglés), que han aprobado en Valencia la síntesis de su informe, destinado a los dirigentes del planeta.

    El cambio climático podría ser irreversible y se debe, casi con toda seguridad, a las actividades industriales del hombre. La temperatura global ascenderá entre 1’8 y 4 grados, y el 30% de las especies del planeta podrían desaparecer. Estas son algunas de las conclusiones que los expertos de la ONU han consensuado en Valencia para incluir en la síntesis de su último informe sobre el calentamiento de la Tierra, dirigido a los líderes políticos.

    El documento se desconoce, pero según ha señalado WWF/Adena, que forma parte de las reuniones, en una rueda de prensa, mantiene su contundencia y están “satisfechos con lo aprobado”. “La síntesis sigue confirmando la acción humana como causa del cambio climático”, señaló Mar Asunción, responsable de Cambio Climático de la ONG.

    El documento hace una referencia, en uno de sus gráficos, a que nuestro país está situado en la zona roja de la subida de las temperaturas, como ya se había recogido en los anteriores informes presentados a lo largo de este año. Según Asunción, el informe es tan firme como los anteriores y deja claro que “políticos deben empezar a trabajar para lograr compromisos más ambiciosos para Kioto 2, en la Cumbre de Bali”. El Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de la ONU, IPCC, ha logrado consensuar el documento en el que se apuntan las políticas que se deben acometer para combatir este fenómeno global, informaron a Efe fuentes de la negociación.

    Las delegaciones de casi 150 países reunidas en Valencia desde el pasado lunes han conseguido a primera hora de esta mañana, tras negociar durante toda la noche, consensuar un acuerdo en torno al texto que enviarán a los responsables políticos para que sirva de referente en sus planificaciones estratégicas.

    Las mismas fuentes han aclarado que faltan todavía algunos aspectos muy específicos que se deberán incluir en ese texto, al que se sumará un documento más amplio que recogerá las evidencias científicas del cambio climático que pueden ser asumidas de forma unánime por toda la comunidad internacional.

    Aunque ese texto ha sido ya consensuado, todavía no se ha sometido a votación de la sesión plenaria del IPCC.

    La reunión de Valencia, que se celebra a puerta cerrada, completará el cuarto informe del IPCC, que se suma a los otros tres que ya ha hecho públicos este año: “La base científica física” (en el mes de febrero en París); “Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad” (en abril en Bruselas); y “Mitigación del cambio climático” (en mayo en Bangkok).

    El primer informe corroboró que el calentamiento es irreversible debido a las emisiones de gases de efecto invernadero en la era industrial, y que la subida se situará este siglo entre 1,8 y 4 grados, aunque podría llegar a ser de hasta 6,4 grados.

    El segundo informe reveló que una subida de dos grados de la temperatura media del planeta supondrá la extinción del 30% de las especies y una importante caída de la producción agrícola

    EL REQUERIDO said:
    19 setembre 2007 a les 4:35 pm

    sorrrrrrrrrrrrrrsy

    It is terribol

    marcel·lí said:
    8 agost 2007 a les 2:35 pm

    El cambio climático puede mermar la producción de alimentos en el mundo en desarrollo, mientras que los países industrializados pueden ganar en potencial de producción, afirmó Jacques Diouf, director de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
    “El potencial de rendimiento de los cultivos podría aumentar en latitudes altas en caso de incremento de la temperatura media mundial de entre uno y tres grados centígrados, para luego disminuir si el aumento es mayor”, aseguró Diouf. “Por el contrario, en latitudes más bajas, en especial en el trópico seco, el potencial de rendimiento puede disminuir incluso con ligeros aumentos de temperatura media, lo que incrementará la amenaza del hambre”.

    Una mayor frecuencia de sequías e inundaciones afectará negativamente la producción local, en especial a los agricultores de subsistencia de las latitudes bajas, añadió Diouf.

    “La agricultura de secano en zonas marginales de regiones semiáridas y subhúmedas se encuentra amenazada en su mayor parte”, explicó. “La India podría perder 125 millones de toneladas de cereales de secano, 18% de su producción total”.

    El impacto del cambio climático en los bosques —y en la población que depende de ellos— ya se ha hecho evidente en el incremento de incendios forestales y de plagas y enfermedades. Un gran número de ecosistemas deberá adaptarse al cambio climático, incluyendo los agroecosistemas (cultivos, ganado y pastos), los bosques y las zonas forestales, las aguas interiores y los ecosistemas costeros y marinos, según Diouf.

    Nuevas biotecnologías

    La ciencia y la tecnología deben orientar la producción agrícola durante los próximos 30 años a un ritmo más rápido del que lo hizo la revolución verde durante las tres últimas décadas, aseguró Diouf.

    “Explotar las nuevas tecnologías, incluyendo en particular el cultivo in vitro, la transferencia de embriones y el uso de marcadores DNA puede complementar los métodos convencionales de desarrollo genético y mejorar así el rendimiento agrícola, aumentar el uso eficiente de recursos, reducir los riesgos y enriquecer la calidad nutricional”, añadió.

    Al mismo tiempo, el responsable de la FAO advirtió que la mayoría de los cultivos genéticamente modificados que existen hoy se han desarrollado para tolerar bien los herbicidas y ser resistentes a las plagas, y no para tener características que los hagan atractivos para los campesinos pobres, especialmente en el contexto del cambio climático: resistencia frente a la sequía, las temperaturas extremas, la acidez del suelo o la salinidad.

    “Nunca insistiré lo suficiente sobre la necesidad de atender también los requerimientos de agricultores sin recursos en las áreas de secano y las tierras marginales”, señaló Diouf. “Asegurar que las nuevas biotecnologías nos ayudan a alcanzar este objetivo, siendo plenamente conscientes de los problemas de bioseguridad, socioeconómicos y éticos asociados a su uso, continúa siendo un desafío para toda la comunidad científica”.

    marcel·lí said:
    8 agost 2007 a les 2:32 pm

    Información General
    CAMBIO CLIMÁTICO-UE. Bruselas alerta amenaza cambio climático para población indígena en el mundo
    08/08/2007

    Bruselas, 8 ago (EFE).- La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, advirtió hoy de que el cambio climático representa una “amenaza” para la subsistencia y el modo de vida de las poblaciones indígenas en todo el mundo, informó la Comisión Europea (CE) en un comunicado.
    Según Bruselas, el calentamiento global está alterando el entorno natural de estas poblaciones, “que tradicionalmente establecen un fuerte lazo con la tierra y el resto de seres vivos”.
    Algunas de las principales consecuencias del cambio climático que amenazan la supervivencia de los indígenas “como individuos y como pueblo” son “la subida del nivel del mar, la desaparición de los glaciares y la desertificación de tierras que antes fueron ricas en recursos”, explicó la CE.
    Ferrero-Waldner hizo estas declaraciones en la víspera del Día Mundial de las Poblaciones Autóctonas, una jornada que para la CE representa “la ocasión de celebrar la diversidad y riqueza cultural de las poblaciones autóctonas en todas partes del mundo”.
    La titular europea de Relaciones Exteriores resaltó el liderazgo del Ejecutivo Comunitario en la lucha contra el cambio climático: “estamos desarrollando esfuerzos para que Europa haga un uso más responsable de la energía, para mejorar la educación y la toma de conciencia y para la promoción de acuerdos internacionales”.
    La CE también insistió en la necesidad de aprobar en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas una declaración universal de los derechos de las poblaciones autóctonas, iniciativa que la ONU anunció por primera vez en 2003.
    “Espero que los obstáculos que subsisten para la aprobación de esta declaración sean eliminados rápidamente”, afirmó Ferrero-Waldner. EFE lm/pq

    marceli responded:
    23 juny 2007 a les 5:54 pm

    Sr. Font, no se preocupe que en el limbo, purgatorio, infierno o donde vayamos a parar cuando se nos acabe la vida, seguiremos discutiendo, ja ja.

    j. Font said:
    23 juny 2007 a les 3:58 pm

    Sr Marcel•li, es una lastima que cuando Ud pone la banya al forat no lo saque, es en referencia al cambio climático y que Ud no acepta, según los testimonios obtenidos por la NASA nuestro planeta esta condenado a desaparecer como lo han sido otros planetas, de sobras sabe Ud que desde la luna a Marte pasando por Venus todos estos planetas hace millones de años tenían agua, y como la tierra no es una excepción vamos camino a que el clima aumente nuestro planeta y que los océanos se evaporen y dentro de otros millones de años más la tierra este más seca que la Luna, o sea que todos estos estudios científicos hechos ya antes del siglo 20 no son validos, ni de que el mar ha bajado 120 mt en miles de años, no sirven los testimonios de que en la cima del Tibet se han encontrado fósiles marinos, ni de la subida de los mares y el Arca de Noe, o sea lo que si es cierto es que las placas terrestres chocan entre si continuadamente y en millones de años suben y se forman montañas que estaban hace millones de años sumergidas en el mar, en fin como de sobras se que Ud buscará los tres pies al gato para no darme la razón, esperare unos cuantos años más para marcharme de este mundo y ver con mis propios ojos como Ud tendrá que bajar muchas pendientes ó hasta abismos para llegar a tocar el mar. Saludos.

    marceli responded:
    22 juny 2007 a les 8:36 pm

    Sr. Font, no es así y no porque lo diga yo, sino por la física, ja ja. A parte de que el hielo de los polos se derrita y que las nieves perpetuas también, lo que es obvio es la aportación del volumen de agua no su disminución.
    En física un nuevo factor es la expansión termal del agua de los océanos. A medida que la temperatura de las aguas oceánicas aumenta y los mares se hacen menos densos, ellos se expandirán, ocupando una mayor superficie del planeta. Un aumento de la temperatura aceleraría la tasa de aumento del nivel del mar.
    Desde el final de la última edad de hielo, hace 18,000 años, el nivel del mar ha subido más de 120 metros.
    Los datos geológicos sugieren que los niveles globales promedio del nivel del mar pueden haber subido a una tasa promedio de 0.1 a 0.2 mm por año en los últimos 3,000 años.
    Sin embargo, los datos de los medidores de mareas indican que la tasa global de aumento del nivel del mar durante el Siglo XX fue de 1 a 2 mm por año.
    A lo largo de costas relativamente llanas como las del Atlántico, o a lo largo de costas que bordean los deltas de ríos fértiles y altamente poblados, una subida de 1 mm en el nivel del mar causa un retroceso de la costa de 1.5 metros. Ya estamos viendo el efecto del retroceso de las costas en los EE.UU.:
    A lo largo de la pantanosa Costa del Golfo de la Florida, los efectos del aumento del nivel del mar pueden ser observados en el número de palmas reales (cabbage palm, Sabal palmetto) muertas en los bordes de los pantanos salobres que dan al mar.
    A lo largo de la costa Atlántica de los EE.UU., la erosión está angostando las playas y destruyendo casas vacacionales. A medida que el nivel del mar sube y las comunidades costeras continúan creciendo y bombeando agua de sus acuíferos, la intrusión de agua salada en los depósitos subterráneos se convertirá en un gran problema.
    Las naciones isleñas de baja altura en el Pacífico se inundarán o verán sus acuíferos de agua potable invadidos por agua salada.
    Tuvalu está formado por nueve atoles coralinos entre Australia y Hawaii. Su punto más alto se encuentra a 5 metros (15 pies) sobre el nivel del mar. A medida que el nivel del mar ha subido, Tuvalo ha experimentado la inundación de sus áreas bajas. La intrusión de agua salada está afectando sus aguas potables y la producción de alimentos. Los líderes de Tuvalo han predicho que la nación se verá sumergida en 50 años. En Marzo del 2002, el primer ministro del país le pidió a Australia y a Nueva Zelanda que proveyeran hogares para su gente si su país desapareciera bajo las aguas, pero la petición de esta nación ha sido ignorada.
    Otras naciones isleñas amenazadas incluyen las Islas Cook y las Islas Marshall. Durante la última década, la isla Majuro (parte de las Islas Marshall) ha perdido hasta un 20% de su costa playera.
    Además de las naciones isleñas, los países con costas bajas se ven amenazados por la subida del nivel del mar. Una subida de 1 metro inundaría la mitad de los campos de arroz de Bangladesh. Millones de bangladeshis se verían obligados a emigrar. Otras tierras bajas productoras de arroz incluyen áreas en Viet Nam, China, India y Tailandia. La subida del nivel del mar crearía millones de refugiados climáticos en las Filipinas, Indonesia y Egipto. Espero haberle ayudado y el Sr. Anónimo que se compre una barca, ja ja.

    j. Font said:
    22 juny 2007 a les 5:42 pm

    O sea que el Sr Anónimo que dice tener unas propiedades cerca de la orilla del mar puede estar tranquilo, aún que quizás tendrá que destinar una parte económica para instalar una escalera mecánica o un ascensor para escalar su acceso.

    j. Font said:
    22 juny 2007 a les 5:11 pm

    Sres , sin ser fisico ni haber terminado el bachiller, un servidor les puede instruir que no habrá subida de los niveles del mar, o sea tienen que tener en cuenta que las montañas de hielo (icebergs incluidos) que estan aglomerados en los polos y que por causas del clima se derretieran no afectará en subidas de nivel, 1ª El volumen de hielo al derretirse es inferior al volumen en un tanto por %, y gracias a sufrir temperaturas más elevadas su evaporación ayuda a reducir el posible nivel actual con mucha rapidez, o sea que lo más normal es que los niveles bajen más de lo previsto,o sea hasta es posible que para salir de viaje maritimo tendremos que bajar escaleras para subir a bordo de un trasanlatico. Si tienen la oportunidad de llenar un vaso de agua casi hasta el borde, echenle cubitos de hielo según el volumen libre,y se sorprenderan que el vaso no se derrama. En fin lo que vamos a sufrir en muchas partes del mundo es bajada del nivel de los oceanos.

    Anònim said:
    22 juny 2007 a les 1:24 pm

    Gracias Marceli , pero el acojono no me lo quita nadie.

    marceli responded:
    11 juny 2007 a les 4:48 pm

    Sr. Anónimo, puede usted adecuar su casa con energias renovables, el ICAE le subvencionará parte de la instalación de agua caliente sanitaria o fotovoltaica

    Acorazado Potemkin said:
    11 juny 2007 a les 4:44 pm

    China es el segundo contaminador y eso que sólo contaminan fumando kifi , porque por lo demas , van todos en bicicleta. Esperemos que los cuachos del PP , no les enseñen a conducir.

    Anònim said:
    11 juny 2007 a les 1:29 pm

    Marceli , de mis casas una es heredada y la otra la compré con hipoteca a 30 años. La vida es así.

    marceli responded:
    4 juny 2007 a les 4:37 pm

    China, segundo contaminador del planeta por detrás de EE UU, ha presentado hoy su primer plan para luchar contra el cambio climático, que no fija compromisos concretos de reducción de las emisiones de CO2 aunque se compromete a controlarlas. El esperado plan de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, que recoge objetivos ya anunciados y delinea medidas para lograrlos, se ha presentado dos días antes de la Cumbre del G8 en Alemania, a la que asistirá el presidente Hu Jintao y que abordará el cambio climático como asunto principal.

    “China no considera aceptable que se impongan a los países en desarrollo compromisos en reducción de emisiones, pero se fija la meta de reducir el consumo energético un 20% en 2010, lo que disminuirá su emisión de gases de efecto invernadero”, ha dicho Ma Kai, presidente del máximo organismo planificador del país.

    Ma ha reconocido que China desplazará a EE UU como principal emisor de CO2 del mundo (en 2008, según la Agencia Internacional de la Energía) aunque el nivel per cápita de emisiones seguirá siendo “sólo una quinta parte del estadounidense”. Pekín, ha dicho, está comprometido con cambiar su actual modelo de crecimiento por uno más sostenible con mayor peso de las energías renovables, nuevas variedades de cosechas resistentes a la sequía y más superficies forestales.

    En opinión de Ma, la propuesta de la UE para evitar que la temperatura global se eleve en más de dos grados respecto a 2000 y para ello reducir las emisiones de CO2 en un 50% en el horizonte de 2050 “es prueba de prueba esfuerzos pero la cifra carece de base científica y requiere más estudio”. Y, sobre la última propuesta para luchar contra el cambio climático del presidente de EE UU, George W. Bush, Ma ha considerado que, aunque supone “un cambio positivo de actitud”, debe ser complementaria al Protocolo de Kioto (no firmado por Washington) y la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (UNFCCC). “Además, debería incluir el principio de Kioto de responsabilidad compartida pero diferente entre los países en desarrollo y desarrollados”.

    La transferencia de tecnología

    El responsable chino ha insistido en que China necesita “urgentemente” la transferencia de tecnología de los países desarrollados para combatir el cambio climático y adaptarse a él. “No hemos visto demasiada acción en la ayuda financiera y técnica a los países en desarrollo (como establece el Protocolo de Kioto). “Esperamos que los países industrializados cumplan sus obligaciones y den ese apoyo”, ha afirmado, antes de advertir de que las compañías extranjeras que invierten en industrias de alto consumo energético en China son también responsables de las emisiones del país.

    El nuevo plan chino apuntala la posición defendida por Pekín de que los países desarrollados y sus 200 años de industrialización son los principales causantes del calentamiento global, por lo que tienen la “responsabilidad básica” de reducir las emisiones. “La comunidad internacional debería respetar el derecho de los países en desarrollo a modernizarse e industrializarse”, ha declarado Ma.

    Según los últimos datos disponibles, China emitió en 2004 el equivalente a 6.100 millones de toneladas de CO2, el 75 por ciento procedentes de la combustión de energías fósiles, como el carbón y el petróleo.

    marceli responded:
    31 maig 2007 a les 11:28 pm

    Sr. Anónimo comprese una barca y contamine menos, si hubiera invertido en “acciones” para mejorar la capa de ozono, seguramente no tendria que vender sus casas en la costa, hoy el mismo G. Bush, por motivos electorales ha puesto en claro una vez más lo que es obvio desde hace algunos años ¡¡Que debemos luchar cada dia para evitar el cambio climático.

    Anònim said:
    31 maig 2007 a les 11:47 am

    El mar subirá 6 metros y mis dos casas están en la costa , lo tengo crudo.

    marceli responded:
    30 maig 2007 a les 10:36 pm

    Del cambio climático a la UTOPIA
    Febrero 7th, 2007 por jivago
    Leo en http://quiron.wordpress.com/ “El informe de Naciones Unidas deja meridianamente claro que la responsabilidad humana en el calentamiento y el deterioro del planeta es apabullante. Es el hombre el que está destruyendo su propio hábitat…. Las responsabilidades son de todos: de los Gobiernos, de las organizaciones internacionales, de los ciudadanos mismos, de los medios de comunicación, de las grandes y pequeñas empresas y corporaciones, de todo el mundo. Todos, pues, tenemos que implicarnos de lleno en la empresa de la salvación.”

    La blogosfera se ha hecho eco del fuerte impacto que ha causado algo que se sabía y que mucha gente prefería no aceptar en sus plenas consecuencias.. nos estamos cargando el planeta, o por lo menos las condiciones climáticas en las que veniamos viviendo. Flod Maps de Google nos permite ver simulados los efectos en nuestra costa mediterránea.

    Hasta George Bush que rechazó el Protocolo de Kioto y se ha opuesto a cualquier restricción proteccionista de la naturaleza ha elogiado el informe de la Onu.

    Con este informe se legitima la certeza de los cambios que se han empezado a producir y se abre la puerta al debate en el mundo sobre las alternativas para la supervivencia, para frenar el cambio climático. Un debate que alcanza todos los aspectos de nuestra vida y la organización de la sociedad en el que no se puede separar la cuestión energética o del clima de nuestra forma de vivir, de las relaciones productivas entre humanos, de las diferencias sociales y de nosotros con la naturaleza.

    ¿Sobrevivirá la industria del automovil a la desaparición o retirada de los productos del petroleo?. Con una estructura productiva especializada y distribuida por todo el planeta ¿sobrevivirá esta a la forzosa reducción del transporte y la movilidad humana?.

    Con un hábitat creado sobre la base de la movilidad urbana y la separación entre lugares de trabajo y domicilo personal ¿seguirá siendo esto posible reduciendo drásticamente el uso de los actuales combustibles?.

    El actual modelo energético replica como un espejo las desigualdades sociales. Los excluidos extraen energía que se consume mayoritariamente por otros que son los que contaminan; de esta forma se perpetua la exclusión siendo imposible obtener recursos energéticos adicionales para salir de su extrema pobreza. Quedan para aportar sus cuotas de emisión de CO2 para que puedan seguir contaminando en otras partes del planeta.

    Y si seguimos buscando serán miles los interrogantes que cuestionaran cada detalle de nuestra forma de vivir, que no es sino la forma detallada en la que el hombre ha causado la destrucción de la que se nos reconoce ahora culpables.

    Cuando antes respaldaban las voces que negaban la realidad los gobiernos fomentaron “mirar a otro sitio”. ahora que esto no es posible se esforzarán en reconocer y buscar la forma de mantener esto como sea, sin que cambie sustancialmente o proponiendo iniciativas con otra clase de secuelas desastrosas.

    En EE.UU se estan valorando las posibilidades de la geoingeniería espacial para manipular la influencia solar y aminorar el cambio climático, una locura megalómana a gran escala para manipular de otra forma naturaleza.

    La Comisión Europea ya ha anticipado su posición favorable a las reducciones de CO2 proponiendo como alternativa el desarrollo de la energía nuclear, energía de ricos y para ricos por unos costes de construcción de las centrales que generalmente no se han recuperado al finalizar su vida técnica.

    Recuerdo que entre las ideas contra la energía nuclear estaba lo incontrolable de esta energía en caso de fallo técnico, vease la experiencia de Chernobil, los peligrosos residuos con una vida más larga y corrosiva que cualquier material que los pueda contener y que la producción de energía nuclear, tanto por sus inseguridades técnicas como por su potencial uso bélico conlleva el fortalecimiento de los aspectos mas militarizantes y antidemocráticos del estado y una exacerbación de las exlusiones.

    La propuesta de la Unión Europea pretende seguir por un camino parecido al que nos llevó a este desastre preparando otros nuevos bajo el pretexto de evitar el calentamiento global.

    ¿Será solución solo la reducción de emisiones… la reducción del uso de energías fósiles(gas, petroleo, carbón)?.

    Sin esas energía no es posible seguir viviendo igual, la solución contendrá necesariamente esa reducción pero tendrá que afectar también a la estructura de nuestra sociedad, a las diferencias sociales y a la forma de vida.

    Eliminar todo aquello que contravenga el orden natural evolutivo de la naturaleza supondría un retorno a las cavernas y una mortalidad inenarrable del género humano. La miseria tambien destruye la naturaleza, por sobreexplotación, por desesperación….

    Sin duda habrá muchas propuestas generandose lo que pudieramos llamar una “Lluvia de ideas sobre el cambio climático (Globar Warming Brainstorm)”

    ¿Habrá ideas que no supongan el mantenimiento del actual orden de cosas?. No se si seremos capaces de tomar el problema en nuestras manos y no dejarselo a quienes han demostrado su incapacidad cuando no su negativa a cambiar el rumbo de la sociedad, pero si hay conclusiones
    que podemos sacar de como orientarnos hacia un estado nuevo de cosas que conlleve una relación nueva y diferente con la naturaleza.

    Particularmente prefiero y busco aquellas que no sean parciales, que tomen el problema en su conjunto. Ideas que nos permitan crear una relación sostenible entre el hombre y la naturaleza pero también que cambien las actuales relaciones entre los humanos.

    Entremos, por favor, en el mundo de las utopias y las denostadas ideologías sin miedo a pringarnos de ellas u oler a tal o cual corriente pues habrá que trazar un camino del cámbio climático a la Utopía.

    Las ciudades, tal cual las conocemos, no podrán seguir existiendo; son importantísmos focos de consumo de energías y emisión de contaminantes. Tampoco es necesaria esta forma de vida. Cualquier proceso productivo es posible en pequeñas escalas cerca de nuestro lugar de residencia y en núcleos humanos de tamaño mediano o pequeño.

    Esta población dispersa por el globo es hoy posible por otros fenómenos inexistentes anteriormente. La expansión del conocimiento y la cultura a todos los niveles aporta al ser humano una gran capacidad de acción y creación incrementada dia a dia por la interconexión de las comunicaciones globales.

    La reducción de los viajes aéreos interoceánicos y los grandes transportes de mercancias serán posibles gracias a una mayor autonomía productiva de los nucleos humanos y su vertebración en escalas comarcales cercanas y unidas por vinculos culturales así como la potenciación de la red de redes, fuente de comunicaciones de datos de compartición de conocimientos y de contacto mundial entre las personas.

    La interdependencia social hará mas fácil la desaparición de desigualdades tornando en obsoletos los recursos militares que carecen de sentido sin un estado que los alimente y azuze.

    La desaparición de las viejas fuentes energéticas o su bajo nivel de uso harán imprescindible el desarrollo e investigación científica para mejor aprovechar la fuerza del aire, del sol de los mares o rios así como los biocombustibles. ¿Cuanto ha gastado el mundo en acciones militares por el control de la energía?.

    La sociedad así organizada pensará y trabajará para sobrevivir apoyandose colectivamente sin desarroillar para ello estructuras verticales jeraquizadas. Solo organizaciones pequeñas o medianas, pero horizontales y cercanas, fluidas como el latir de nuestra actividad, querencias y necesidades.

    Una utopia lejana en la realidad y en las mentes de nuestros dias, pero si salvar el planeta es tarea del ser humano, de todos los humanos, la utopía puede estar muy cerca si no se la dejamos a los de siempre, si no nos dejamos guiar por el camino de siempre. Aunque sea un esbozo en lineas imprecisas… ¿hay mas ideas?, ¿tienes ideas? hagamos que corran por la red.

    marceli responded:
    29 maig 2007 a les 6:30 pm

    El deshielo del Ártico se está produciendo al doble de rápido de lo esperado
    EFE. 28.05.2007 – 20:07h Michel Béland es uno de los mayores expertos en el estudio del deshielo del Ártico.
    De seguir el cambio climático, el hielo del ártico desaparecerá durante los veranos.
    Traerá consecuencias fatídicas para todo el planeta.

    En apenas unos años se ha visto una reducción del 20% de la población de osos polares por el deshielo polar.

    El meteorólogo canadiense Michel Béland, uno de los grandes expertos en clima polar, ha advertido de que cada década que pasa el Ártico pierde el 15% de su superficie helada, un fenómeno que se está produciendo a una velocidad el doble de rápida de la que preveían los modelos científicos.

    “De seguir esta tendencia yo diría que el Ártico no tendrá hielo en los próximos 30 ó 40 años, y no a finales de siglo, como defienden algunos científicos, ya que las observaciones apuntan en esta dirección”, ha asegurado el científico canadiense.

    Pesimista con el calentamiento global

    Béland, que acumula más de 25 años de experiencia en el estudio de las atmósferas polares, mantiene una actitud de “pesimismo” ante el calentamiento global del planeta, un fenómeno que, en su opinión, lejos de remitir “se acelerará en los próximos años”.

    La desaparición del hielo del Ártico durante el verano afectará a toda la población mundial”Yo me uno a los pesimistas, no veo que la mitigación de los gases de efectos invernadero se haga lo suficientemente deprisa como para evitar cambios graves en la atmósfera ártica”, indica Béland, que advierte de que estos cambios comportarán la desaparición de todo el hielo del Ártico en verano, lo que afectará no sólo a esta zona, sino a “toda la población mundial”.

    El experto recordó que algunos científicos apuntan a que este deshielo masivo podría aumentar el nivel del mar entre uno y seis metros, lo que provocará millones de desplazados, muchos de ellos también en España, donde ciudades como Barcelona “quedarían bajo el agua”.

    Centinelas del calentamiento global

    Son como centinelas, como reservorios de lo que pasa en las regiones templadas
    Béland, que ha acudido a Barcelona para participar en el ciclo de conferencias con motivo del Año Polar Internacional, recordó también que los polos son las zonas del planeta en las que, por sus características atmosféricas y climáticas, los efectos del cambio climático son más acusados.

    “Son como centinelas, como reservorios de lo que pasa en las regiones templadas”, sostiene Béland.

    Los efectos del calentamiento global son preocupantes y ya empiezan a manifestarse. Por el momento, el hielo del Ártico se está deshaciendo a una velocidad “mucho más rápida” de la que se preveía, hasta el punto de que en los últimos diez años ha perdido el 15% de su superficie helada.

    Un cambio muy rápido

    “El riesgo es que este cambio de clima se produzca tan deprisa que no dé tiempo a las especies a adaptarse. Los osos polares, por ejemplo, necesitan hielo para cazar focas, pero ahora este hielo está tan lejos de la costa que tienen que nadar distancias muy largas para llegar a él y muchos se ahogan. De momento, ya se ha visto una reducción del 20% de la población de osos polares”, subrayó Béland.

    El riesgo es que este cambio de clima se produzca tan deprisa que no dé tiempo a las especies a adaptarse
    El experto, que preside la Comisión de Ciencias de la Atmósfera de la Organización Meteorológica Mundial, destacó también que los cambios en las regiones polares tienen una importante incidencia en el clima del resto del planeta, así como en la circulación de los océanos.

    “Si los polos se calientan demasiado, esta circulación se puede interrumpir, lo que tendría grandes impactos en el clima europeo. Si la corriente del Golfo se interrumpiera, el clima de Europa sería completamente diferente a como es ahora”, insistió.

    Artículos relacionados
    El deshielo antártico permite descubrir 15 nuevas especies (03/05/07)
    El deshielo ártico impulsa las industrias del crudo y transporte (18/03/07)
    El deshielo de los polos
    El deshielo glaciar deja con el agua al cuello a un pueblo de Alaska
    La Antártida sufrió en 2005 el mayor deshielo de los últimos 30 años
    (16/05/07)

    Anònim said:
    28 maig 2007 a les 1:46 pm

    Mayo 22nd, 2007 en 5:44 pm

    Anónimo
    1) No obsesionarse
    2) invertir en I+D.
    3) Sentido Común
    4) Evitar que los burócratas vivan demasiado bien con el cuento
    5) Explorar concienzudamente la fisión nuclear y el problema de los residuos
    6) Nada de alarmismo. Los cambios climáticos son la norma meteorológica de la historia y son impredecibles. No sabemos por qué se enfría el planeta ni por qué se calienta.
    7) No dar soluciones que afectan a problemas más graves, éticos y dramáticos como la pobreza. Basta leer el panel para ver que morirán más personas de hambre este año que en todo un siglo por los “presuntos” desastres que quizás se puedan evitar y en los que no se cuentan las muertes que se evitarán. Como las de frío.
    Buscar el lado positivo, profundizar, invertir y confiar en la adaptación del hombre y de otros seres, que con menos medios siempre ha sido exitosa.
    9) Incluir el avance tecnológico en en las previsiones y por supuesto actualizar valores.
    10) Escuchar a los científicos, que son muchos, que no son ni alarmistas
    11) Leer bien las conclusiones del Panel
    12) No creernos las patrañas como lo de la noticia de EXXON que comentaba Marcelí. Dejo un link que si lo leen al final te lleva a las fuentes de todo, incluidas las cartas del AEI: http://www.gees.org/articulo/3921/27
    13) Creer en el hombre y actuar como tales
    14) Potenciar la conciencia ecológica no como dogma, sino como seducción ética, estética y libre a la par que proteger lo básico por el acuerdo comunitario.

    El engaño que muestra el punto 12 es muy significativo y debería hacer pensar, así como la reflexión sobre el concepto Popperiano de avance científico en la sociedad abierta que está cada vez más en peligro. Yo soy optimista. Cuidemos la naturaleza y no renunciemos a la lucha contra la pobreza, como pretenden algunos obsesos de Kyoto.

    Anònim said:
    24 maig 2007 a les 5:34 pm

    finales del siglo XIX, la humanidad se enfrentaba a un serio problema medioambiental: el estiércol. La población urbana se disparaba y, dado que el medio de transporte principal eran los coches de caballos, los excrementos se acumulaban peligrosamente en la ciudad causando hedor, enfermedades respiratorias y fiebres tifoideas. Los sabios, que proyectaban una explosión demográfica a lo largo del siglo XX, predijeron una crisis ecológica sin precedentes.

    Han pasado cien años y el miedo a morir sepultados por boñigas ecuestres se ha evaporado. Los que no han desaparecido son los augures de la desgracia. Es como si tuvieran su propia ley de la termodinámica: ellos ni se crean ni se destruyen, sólo se transforman. En su actual encarnación, los catastrofistas (cuyo exponente más conocido es el actor Al Gore) nos dicen que el planeta se calentará tanto que el nivel del mar subirá 7 metros provocando inundaciones masivas y hecatombes varias.

    Los científicos serios, cuya opinión intenta resumir el informe del Panel del Cambio Climático de la ONU (IPCC), son mucho menos dramáticos. Por ejemplo, sobre la subida del nivel del mar (que es el tema potencialmente más peligroso para el hombre), durante los noventa se decía que subiría un metro, en el informe del 2001 dijo que serían 49 cm y el de 2007 dice que el aumento medio será sólo de 34 cm. Parece que, a medida que los conocimientos mejoran, las predicciones científicas son cada vez menos pesimistas, cosa que contrasta con la creciente histeria de los profetas de la calamidad.

    Ustedes se preguntarán: Y todo esto, ¿cómo lo saben? Los catastrofistas simplemente se lo inventan por lo que deben ser ignorados. ¿Y los científicos? Pues la verdad honesta es que… tampoco lo saben: lo proyectan con complicados modelos matemáticos.

    Para que las predicciones de esos modelos sean acertadas se necesitan dos elementos. El primero, un modelo matemático correcto. Sobre la fiabilidad de éstos no voy a opinar porque no soy climatólogo, pero los mismos climatólogos confiesan que sus modelos actuales son muy imperfectos ya que el clima depende de muchos factores que no acaban de entender con precisión. El mismo gráfico 2 del IPCC-2007 confiesa que el nivel de comprensión científica de los efectos de la radiación solar, el vapor o los aerosoles es bajo.

    Pero aunque los modelos fueran correctos, acertar en las predicciones requiere un segundo elemento: saber cuántos gases de efecto invernadero va a haber en la atmósfera durante el siglo XXI. Y aquí es cuando abandonamos el terreno de las ciencias del clima y entramos en el de la especulación económica. Entre otras cosas, hay que saber cual será al crecimiento de la población, su nivel de renta, su composición sectorial (la industria, por ejemplo, emite más que los servicios) o la tecnología que se utilizará para producir esa renta o para secuestrar el CO2 previamente emitido. No hace falta decir que la capacidad de los economistas (e insisto que yo no soy climatólogo) de predecir esos factores a 100 años vista con algún tipo de fiabilidad es, digamos… ¡nula!

    Y como el IPCC sabe que no hay fiabilidad, lo que hace es simular diferentes escenarios: en uno la población (y por lo tanto las emisiones) crece mucho, en otro poco, en uno nos hacemos ricos, en otro no, en uno seguimos utilizando petróleo, en otro no, etc. Luego utilizan diferentes modelos para estimar los aumentos de temperaturas bajo cada uno de esos escenarios y los hace públicos en su informe.

    La ONU piensa que con eso soluciona el problema, pero se equivoca: las predicciones sólo son realistas si los escenarios son realistas y algunos claramente no lo son. Por ejemplo, en el escenario llamado A2 se hace el supuesto de que la renta de los países pobres crecerá hasta los niveles que actualmente tenemos los ricos y que, a pesar de ello, la población mundial seguirá aumentando hasta alcanzar los 15.000 millones de personas. Eso es muy poco probable ya que cuando sube la renta la natalidad baja, como demuestra la experiencia de España y Europa en las últimas décadas.

    Otro ejemplo: en el escenario A1FI, se proyecta que la renta per cápita mundial subirá desde los 3.900 dólares actuales hasta los 75.000 y que, a pesar de ello, seguiremos utilizando las mismas tecnologías intensivas en petróleo y carbón. Eso es muy poco probable ya que la mayor riqueza incrementará la demanda de esos recursos y, en consecuencia, su precio subirá (miren, si no, lo que ha pasado en los últimos años a raíz del crecimiento de China). Eso hará que la gente pase a utilizar aparatos que gasten menos (miren cómo bajó la demanda de 4x4s en Estados Unidos cuando el petróleo se puso a 70 dólares/barril) y que las energías alternativas que ya existen pasen a ser rentables y sustituyan a las fósiles.

    Lo interesante es que estos dos escenarios tan poco probables desde del punto de vista económico son los que proyectan los aumentos más dramáticos de temperaturas y del nivel del mar. Claro que incluso los escenarios más razonables son poco fiables ya que incurren en el mismo error que cometieron los sabios del siglo XIX: ignoran las innovaciones que se van a producir a lo largo del siglo y que ahora no podemos ni imaginar. Al fin y al cabo, en 1900 no sólo nadie soñó que durante el siglo XX aparecerían el teléfono móvil, Internet, los transbordadores espaciales o el bikini, sino que fueron incapaces de ver que el automóvil –que a la postre fue la solución al problema del estiércol urbano- estaba a la vuelta de la esquina.

    Anònim said:
    24 maig 2007 a les 5:31 pm

    Leo con estupor que el gobierno acaba de contratar a Michael Moore como asesor en temas de terrorismo y se ha comprometido a hacer llegar a todos los colegios españoles su película Fahrenheit 9/11.

    ¿O era Al Gore para temas de CC (o cambio climático)? Bien, Moore, Gore, para el caso es lo mismo: ambos se dedican a hacer cinematografía propagandística con una preocupante falta de respeto por la verdad. En el caso del ex vicepresidente, su lucrativa cruzada político-climática le ha llevado a protagonizar Una Verdad Incómoda, una película bien hecha, dramática y a veces estremecedora, pero con un pequeño inconveniente: está plagada de mentiras incómodas.

    Empecemos por la afirmación de que un 100% de los científicos están de acuerdo con sus postulados. Es verdad que hay casi unanimidad en que la tierra se ha calentado (menos de un grado, eso sí) durante el último siglo. Desafortunadamente para la credibilidad de Gore, la unanimidad se acaba aquí. Y si no, comparemos las afirmaciones de la película, no con algún informe de algún científico loco en la nómina de Exxon, sino con el documento que el Grupo Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de la ONU hizo público la semana pasada, documento probablemente sesgado a favor de posiciones ecologistas pero que, incluso así, demuestra que la película está llena de exageraciones.

    Gore muestra imágenes de un océano Ártico sin hielo y de una Groenlandia y una Antártida descongelándose cosa que, asegura, causará una subida del nivel del mar de 7 metros. Es cierto que la masa de hielo del Ártico se ha reducido durante el último siglo (un proceso que, dicho sea de paso, empezó a principios del XIX, mucho antes de las emisiones de CO2 industriales). Pero en lo que se refiere a la Antártida, el IPCC dice que las temperaturas allí no sólo no han subido sino que han bajado (página 9) y se espera que su masa de hielo aumente durante el próximo siglo (página 13). La película muestra imágenes de una pequeña zona antártica cuyo hielo ha caído al mar, pero esa zona es la excepción en un continente que se está enfriando.

    Lo de los 7 metros también es una exageración: la descongelación del Ártico tendrá consecuencias menores sobre el nivel del mar porque su hielo ya está flotando en el agua. Y como, según dice el IPCC, la Antártida no se va a derretir sino más bien al contrario, el aumento del nivel del mar no pueden ser muy grande. Las previsiones del IPCC confirman esa lógica y auguran que el nivel subirá no los 7 que dice Gore sino entre 0,18 y 0,59 metros (IPCC página 11). Las terroríficas imágenes de Nueva York inundándose lentamente y de Holanda, Shangai o Bangladesh desapareciendo y provocando cientos de millones de desplazados forzosos son pues, según el propio IPCC, una fantasía cinematográfica concebida para hacer cundir el pánico.

    Gore sugiere que el deshielo de Groenlandia hará que se detenga la corriente del Atlántico que trae agua caliente de los mares del sur y provocará una nueva glaciación en Europa. Los científicos del IPCC están 90% seguros de que eso no pasará (página 12).

    Tras mostrar imágenes de la ola de calor que sufrió Europa en 2003, Gore asegura que el calentamiento global causará millones de muertos. El IPCC dice (página 9) que los altibajos climáticos locales como los que sufrió Europa en 2003 no se pueden relacionar con el aumento de CO2. Es más, para ser intelectualmente honesto, a la cantidad de gente que se morirá por culpa del calor, Gore debería restar la gente que dejará de morir de enfermedades relacionas con el frío (hipotermias, gripes, enfermedades respiratorias y cardiovasculares relacionadas con las bajas temperaturas, etc). La película no explica que durante ese mismo 2003 catastrófico en que murieron 34.000 europeos por la ola de calor, también murieron 100.000 europeos de frío.

    Aventurándose en el terreno del género cómico, Gore afirma que la gripe aviar, la tuberculosis, la SARS e incluso la guerra de Darfur están causadas por el calentamiento global. Lógicamente, ninguna de esas graciosas aserciones aparece en el IPCC. También enseña un gráfico en el que los costes de las compañías de seguros para hacer frente a los huracanes se han disparado. El IPCC tampoco habla de eso porque todo el mundo sabe que los pagos del seguro aumentan cuando sube el precio de las casas y cuando hay más gente que vive en primera línea de mar en zona de huracanes.

    Finalmente, el no va más de la impostura es la imagen de una New Orleáns devastada por Katrina y un Gore explicando que la culpa es el aumento de la intensidad y la frecuencia de los ciclones tropicales por culpa del calentamiento global. El IPCC (página 6) dice que, a pesar de que hay alguna evidencia observacional de que la intensidad puede haber subido desde 1970 en el Atlántico, los datos no permiten ver tendencias a largo plazo ni en la intensidad ni en la frecuencia de los huracanes. Es más, al tomar tierra, Katrina era un huracán menor de fuerza 3-4 en una escala de 5. La razón por la que fue devastador no fue su inusual potencia sino el hecho de que reventó unos diques de contención deteriorados por el tiempo. La ironía es que hacía años que los científicos estaban avisando al gobierno de que cualquier huracán que pasara por encima de los viejos diques podría romperlos y causar una catástrofe. Digo que es una ironía porque, ¿adivinan quien era el vicepresidente del gobierno que decidió ignorar esos consejos y no reparar los diques? La respuesta, señor Gore, sí es una verdad incómoda.

    popeye el marino said:
    23 maig 2007 a les 12:11 pm

    con el cambio climático ? … relájate y disfruta.

    Anònim said:
    22 maig 2007 a les 5:44 pm

    1) No obsesionarse
    2) invertir en I+D.
    3) Sentido Común
    4) Evitar que los burócratas vivan demasiado bien con el cuento
    5) Explorar concienzudamente la fisión nuclear y el problema de los residuos
    6) Nada de alarmismo. Los cambios climáticos son la norma meteorológica de la historia y son impredecibles. No sabemos por qué se enfría el planeta ni por qué se calienta.
    7) No dar soluciones que afectan a problemas más graves, éticos y dramáticos como la pobreza. Basta leer el panel para ver que morirán más personas de hambre este año que en todo un siglo por los “presuntos” desastres que quizás se puedan evitar y en los que no se cuentan las muertes que se evitarán. Como las de frío.
    8) Buscar el lado positivo, profundizar, invertir y confiar en la adaptación del hombre y de otros seres, que con menos medios siempre ha sido exitosa.
    9) Incluir el avance tecnológico en en las previsiones y por supuesto actualizar valores.
    10) Escuchar a los científicos, que son muchos, que no son ni alarmistas
    11) Leer bien las conclusiones del Panel
    12) No creernos las patrañas como lo de la noticia de EXXON que comentaba Marcelí. Dejo un link que si lo leen al final te lleva a las fuentes de todo, incluidas las cartas del AEI: http://www.gees.org/articulo/3921/27
    13) Creer en el hombre y actuar como tales
    14) Potenciar la conciencia ecológica no como dogma, sino como seducción ética, estética y libre a la par que proteger lo básico por el acuerdo comunitario.

    El engaño que muestra el punto 12 es muy significativo y debería hacer pensar, así como la reflexión sobre el concepto Popperiano de avance científico en la sociedad abierta que está cada vez más en peligro. Yo soy optimista. Cuidemos la naturaleza y no renunciemos a la lucha contra la pobreza, como pretenden algunos obsesos de Kyoto.

    GILDARDO PINEDA A said:
    7 maig 2007 a les 12:14 pm

    EL CALENTAMIENTO GLOBAL CAUSAS Y SOLUCIONES

    DERECHO DE PETICION DE LA HUMANIDAD

    LA CAUSA DEL PROBLEMA

    Tenemos una relación simbiótica con los árboles, nosotros producimos co2, del cual ellos toman y los transforman en oxigeno. Debemos conservarlos,

    La tala indiscriminada de bosques, para usarlos como materias primas para muchas cosas, durante toda la existencia de la humanidad, pero en los últimos 70 años fue muy superior a todo lo anterior , en tala de bosques, para usarlos como materias primas de muchas cosas que consumimos, como muebles, papel, empaques , y materiales para la construcción, etc., LOS ÁRBOLES DE LOS BOSQUES NOS DAN OXIGENO, los árboles de los bosques son el habitad de muchas especies, LOS ÁRBOLES DÉLOS BOSQUES SE CONSUMEN EL CO2 QUE ES TAN DAÑINO PARA NUESTRO AMBIENTE, los tumban para hacer varias cosas, entre ellas papel, empaques, tarimas, estibas, muebles etc. la autoridades no pueden c o n t r o l a r la tala de bosques, pues es muy extenso el territorio para poderlo c o n t r o l a r y evitar que se tumben mas bosques, que nos dan como única fuente de vida el oxigeno y se tragan el co2 dióxido de carbono que es tan malo y dañino para la humanidad y el mundo vivo en general,

    LA SOLUCION

    como no se puede c o n t r o l a r los bosques, si puedo c o n t r o l a r su consumo, que el estado y las autoridades y nosotros mismos, se comience un plan mundial, prohibiendo a las empresas, que si pueden c o n t r o l a r , usar maderas para sus procesos, reemplazando estas maderas por otros materiales, como ejemplo pongo el caso de las fabricas de gaseosas, cerveceras y otras, que usan estibas o palets de madera, que datos de una sola empresa en Colombia son de 4.900.000 (cuatro millones novecientas mil ) estibas por año y si tenemos en cuenta que para cada estiba se necesita una pieza de madera que es el lo que da un árbol, que tardo entres 40 años como el pino o 150 años como el roble para ser una pieza de madera, que luego se convierte en una estiba, ESO QUIERE DECIR QUE ESTA EMPRESA PROPICIO, FOMENTO, PROMOVIO, ESTIMULO, DEMANDO LA TALA DE MUCHOS BOSQUES QUE se tuvieron que tumbar y talar 4.900.000 (cuatro millones novecientas mil ) árboles por año. Y esto multiplíquelo por 50 empresas de esas en Colombia y luego multiplique por la cantidad de empresas de esas en el mundo y haga cuentas en 10 años entonces nos da un desastre ecológico, la causa del calentamiento global y la desertificación del mundo, todo para sacar una pieza de madera, Que luego se convierten en una estiba que solo dura un año o menos, para ser basura que se bota.

    PARA QUE NOS DUELA

    Siembre un árbol con sus hijos, cuídelo por espacio de 40 años un pino o 150 si es mas fino, para que luego que alguien extraño lo corte para hacer una estiba o un empaque, que dura menos de un año. Y esperar que sus hijos y nietos les pase lo mismo.

    Entonces empezar por prohibir el uso de las maderas donde se puedan
    C o n t r o l a r y desetimular la predaccion de bosques, eliminando su consumo, y sustituyendo este material de maderas por otros materiales, también prohibir las maderas en empaques y embalajes, que solo duran unos días como empaques, y luego se botan, y para esos empaques se tubo que utilizar una pieza de madera que es un árbol que demoro en crecer 40 a 150 años,

    Mírelo de esta manera si viviéramos en una isla, CON NUESTRAS MUJERES Y DOS HIJOS CADA UNO, qué tuviéramos únicamente 1 árbol con una sola semilla, y se necesitara hacer un mueble, un empaque, una estiba o un ataúd, ALA OTRA FAMILIA Y A SUS HIJOS, le tocaría esperar 40 a 150 años para tener de su semilla un árbol, para su ataúd o su mueble, aunque usted no lo crea si lo mira desde afuera de nuestra galaxia, vivimos en una isla un poco mas grande llamada tierra UNICA EN EL UNIVEROS CON ARBOLES Y OXIGENO, que se esta agotando, pues el resto del universo no nos es alcanzable, y es totalmente desértico según lo que podemos ver y entender, entonces si estamos en una isla cuidémosla.

    SEGUNDA ETAPA DE LA SOLUCION

    Estimulara la siembra de árboles y el desarrollo sostenible, de la humanidad
    UTILIDADES SIN ECOLOGÍA ES ATROPELLO,
    ECOLOGÍA SIN UTILIDADES SE UNA BOBADA,
    ECOLOGÍA CON UTILIDADES ES DESARROLLO SOSTENIBLE.

    CONCLUSION

    MIENTRAS EVITEMOS LA TALA DE BOSQUES EVITANDO SU CONSUMO, Y CONTROLANDO SU DEMANDA, DONDE LA PODAMOS CONTROLAR, TENDREMOS NOSOTROS Y NUESTROS HIJO, NIETOS, Y DECENDENCIA, UN FUTURO MEJOR QUE EL NUESTRO.

    TAMBIEN ESTIMULANDO LA SIEMBRA DE BOSQUES, LA CAPA VEGETAL DEL PLANETA SE REJUVENCE.

    CADA VES QUE MIRO EL RESTO DEL UNIVERSO CREADO POR DIOS, Y MIRO EL RESTO DE PLANETAS Y GALAXIAS LEJANAS TOTALMENTE DESÉRTICAS, ME DOY CUENTA QUE AUN ESTAMOS EN EL PARAÍSO, ENTONCES PROTEJAMOS NUESTRO PLANETA PARAÍSO TIERRA.

    GILDARDO PINEDA A
    gildardopineda@hotmail.com

    NOTAS DE PRENSA DE IMPORTANCIA INTERNACIONAL MAS RECIENTES SOBRE EL TEMA CALENTAMIENTO GLOBAL
    LINK DEL PROTOCOLO DE KIOTOS RESPALDANDO MIS ARGUMENTOS : http://unfccc.int/portal_espanol/essential_background/feeling_the_heat/items/3378.php

    marceli responded:
    6 maig 2007 a les 10:00 am

    El tercer informe mundial que ha aparecido en pocos meses sobre la amenaza del cambio climático y cómo paliarlo, acordado en Bangkok el viernes, no contiene novedades inesperadas que modifiquen o añadan alarma a los informes anteriores, pero aportan una sana voluntad de ser comprensibles para la mayoría de la población. El documento acordado entre representantes de 150 países y un colectivo científico de primer nivel cierra el ciclo de los más recientes documentos conocidos en los últimos meses. Primero fue el científico, después el político y ahora el económico.
    Los integrantes del Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC en sus siglas en inglés) han lanzado un cifra emblemática: el 0,12%. Es una alusión directa a lo que cuesta al crecimiento del PIB mundial la aplicación de normas de buena conducta para evitar la progresión imparable de emisión de gases nocivos a la atmósfera, que causan el calentamiento del planeta. Este 0,12% son 55.000 millones de dólares (40.000 millones de euros, 6,7 billones de pesetas) sobre un PIB mundial de 46,3 billones de dólares. Las reticencias a la hora de aceptar las nuevas propuestas provinieron de EEUU, por el dominio ideológico de los neocons, y de China y la India por su preocupante falta de experiencia en crecimiento sostenible.
    Pero se impone la idea dominante de los últimos meses: el cambio climático quizá no amenaza la supervivencia del planeta (dos grados más de temperatura no son un cataclismo, ya se han dado en otras eras), pero sí supone un peligro para el modelo de crecimiento económico. Su aviso más comprensible entre nosotros es que el calentamiento amenaza a parte del sector agrario, energético y turístico español.
    De las propuestas acordadas en Bangkok, la más determinante es la de cambio del modelo energético, que en resumidas cuentas propone exigir a quienes obtienen combustibles fósiles –petróleo, carbón, gas– que espabilen en aplicar efectivamente el uso de nuevas tecnologías para ser menos contaminantes. Por contra, el IPCC han dado otro espaldarazo a la energía nuclear, con poca exigencia sobre los residuos que genera, y se ha avalado la producción de nuevos carburantes para coches con sucedáneos de la gasolina obtenidos a partir de cereales o vegetales, sin acompañarlo de la evaluación del riesgo que supone el fomento de estos cultivos en países pobres o emergentes.

    jonkepa said:
    4 maig 2007 a les 7:45 pm

    Los expertos de la ONU han concluido que para limitar el calentamiento global a dos grados centígrados las emisiones de gases de efecto invernadero deberán empezar a reducirse a partir de 2015. Los especialistas afirman que ello costaría un 0,12% del Producto Interior Bruto Mundial y que en la actualidad existen medios técnicos suficientes para alcanzar dicho objetivo. Estados Unidos- emisor del 25% de dichas sustancias- rechaza los límites con el argumento de que exigen demasiado. El presidente George W. Bush se negó en el 2001 a ratificar el Protocolo de Kyoto con el pretexto de que afectaría la economía de su país, que lidera la lista de países contaminantes.

    El Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ha llegado a estas conclusiones en Bangkok (Tailandia), después de cuatro días de negociaciones sobre el informe acerca de las estrategias y tecnologías destinadas a combatir el calentamiento global.

    El informe, elaborado por científicos y representantes de unos 150 países, y el tercero de los realizados en el 2007, asegura que mantener el actual nivel de concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera costará casi el 0,3% del Producto Bruto mundial, es decir, bastante más de lo que costaría no hacer nada.

    Las negociaciones, celebradas a puerta cerrada en la sede de la Comisión Económica y Social de Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (CESAP), han terminado está madrugada tras alcanzar un consenso, han dicho los delegados europeos.

    Un último repaso

    “Esta mañana daremos un último repaso al documento antes de aprobarlo”, ha precisado Michael Willian, portavoz del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas.Las delegaciones de China, el segundo país que más contamina tras Estados Unidos, y la de India, fueron las que más se resistieron a que el IPCC recomendara estabilizar en un nivel bajo la concentración de partículas de CO2.

    El nivel actual de concentración es de unas 430 partículas de CO2 por millón, de acuerdo con los expertos. El IPCC dice también en su informe que la estabilización de los gases causantes del llamado efecto invernadero puede conseguirse mediante las tecnologías existentes y reducir la quema de combustibles fósiles.

    jonkepa said:
    30 abril 2007 a les 10:06 pm

    Estados Unidos y China -los dos países más contaminantes del planeta, aunque en el caso de EEUU su “logro” viene de lejos- criticaron un informe clave sobre el cambio climático y dijeron que las medidas para reducir las emisiones de gases invernadero serán más costosas y consumirán más tiempo de lo que aseguran los científicos, de acuerdo con documentos que se examinaron este lunes. El informe será analizado esta semana por expertos de todo el mundo, pero los comentarios presentados por ambos gobiernos antes de la reunión del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC), también minimizaron los posibles beneficios de la reducción de las emisiones de gases contaminantes y arremetieron contra las conclusiones del informe de que si se toman medidas de manera inmediata se estabilizarían los niveles de gases invernadero.

    El mayor emisor de gases de efecto invernadero, Estados Unidos ha hecho caso omiso de su responsabilidad por el calentamiento global y continúa cuestionando los métodos recomendados para reducir la amenaza climática.

    El gobierno del presidente estadounidense, George W. Bush, ha rechazado persistentemente el rol de la actividad humana en el fenómeno, incluso cuando los expertos estiman que la cuarta parte de los contaminantes existentes en la atmósfera y que contribuyen al calentamiento provienen de Estados Unidos.

    Sin embargo, presiones provenientes de expertos internacionales, de la opinión pública, de la mayoría demócrata en el Congreso e incluso de la Corte Suprema han venido socavado esta postura.

    A principios de abril, Estados Unidos reconoció el alarmante diagnóstico del calentamiento global y sus consecuencias potencialmente desastrosas, tras la publicación de un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima de la ONU (IPCC, por su sigla en inglés), que se reúne desde el lunes en Bangkok para buscar un acuerdo sobre soluciones concretas.

    Bush, criticado en todo el mundo por negarse en 2001 a ratificar el Protocolo de Kioto -que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero- argumentando que suscribir este pacto perjudicaría la economía nacional, ahora afirma que se toma el calentamiento global “muy seriamente”.

    Pero se ha negado a tomar medidas que no sean meros incentivos, en particular favoreciendo los biocombustibles, para combatir la amenaza climática.

    En el Congreso, el ex vicepresidente demócrata y ahora un importante defensor de la causa medioambiental, Al Gore, ha recibido una cálida bienvenida. Han aumentado las audiencias sobre el tema y este verano se someterá a debate un proyecto de ley que pretende combatir el fenómeno.

    No obstante, los legisladores siguen inciertos sobre la forma de enfrentar el problema.

    Incluso aunque Estados Unidos es responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero, sólo algunos estados, como California, han tomado iniciativas para reducir la contaminación.

    Bush se niega a considerar cualquier medida que dañe el crecimiento de la economía estadounidense o amenace el mercado laboral. Su razonamiento es que sólo con prosperidad económica se pueden enfrentar las consecuencias del calentamiento global y financiar el desarrollo de tecnologías limpias, que tienden a ser más costosas.

    Su gobierno también supone que cualquier iniciativa doméstica al respecto sería inútil si China, el segundo mayor contaminante mundial, e India no son forzados también a limitar sus emisiones.

    Pero la opinión pública norteamericana está ansiosa de que se tomen medidas para combatir el calentamiento global, incluso si ello afecta el crecimiento económico o fuerza a las automotoras a reducir el tamaño de sus vehículos.

    Para un 52% de los estadounidenses el medio ambiente es la primera preocupación, respecto a un 36% que opinó que la economía debía venir primero, según indicó un sondeo del New York Times y CBS publicado el viernes.

    Un 92% de los encuestados afirmó que estaría de acuerdo con normas que requieran a las automotoras fabricar automóviles que consuman menos combustible, mientras un 20% se manifestó a favor de un aumento en el impuesto a la gasolina con el fin de que se limite su consumo.

    Un informe emitido a mediados de abril por un equipo de almirantes y generales retirados planteó el asunto de un modo diferente, argumentando que el cambio climático presenta una seria amenaza a la seguridad nacional.

    Este estudio describe el calentamiento global como un potencial “multiplicador de amenazas” provenientes de regiones del mundo que ya son frágiles, puesto que exacerbaría las condiciones de pobreza y corrupción, que en última instancia son el caldo de cultivo “del extremismo y el terrorismo”.
    Fuente: Agencias/inSurGente.-

    marceli responded:
    24 abril 2007 a les 6:51 pm

    El pronóstico meteorológico del siglo
    Medio ambiente – 06-12-2005 – 00:01

    El cambio climático está en marcha
    Ya no queda tiempo para preguntarnos si se producirá un cambio climático o no, porque éste ya está en marcha. El Profesor Guy Brasseur ha transmitido a los eurodiputados que es necesario tomar medidas cuanto antes para adaptarse al cambio climático .

    Los pronósticos del tiempo que vemos cada noche en nuestras pantallas de TV, incluidas las imágenes en movimiento que proporcionan los satélites, son sencillas si las comparamos con los modelos desarrollados por el Instituto de Meteorología Max Planck con sede en Hamburgo y que dirige el Profesor Guy Brasseur. Los eurodiputados han tenido ocasión de observar las predicciones del instituto para el presente siglo.

    Guy Brasseur se refirió a la cuarta Conferencia Anual de STOA, del pasado 23 de noviembre. STOA es la unidad de Evaluación de las Opciones Científicas y Tecnológicas del Parlamento y proporciona apoyo científico a los legisladores. El comentario del Profesor Brasseur de que “un buen gobierno necesita un buen nivel de desarrollo científico” bien podría servir como lema para STOA.

    Importantes diferencias regionales

    Según los modelos presentados, la temperatura terrestre subirá para el año 2100 de 2,1°C a 4,1°C. La mitad de los hielos del Ártico desaparecerá y, a partir de 2080, durante el verano, los transatlánticos podrán ir de Europa a Japón atravesando el Polo Norte sin encontrar ni un solo bloque de hielo. Respecto a la temperatura global del planeta, ésta continuará aumentando después de 2100. Según las declaraciones del Profesor Brasseur, “si hoy se detuvieran todas las emisiones de dióxido de carbono, las temperaturas continuarían aumentando durante los siguientes 200 o 300 años”. En Europa, los efectos serán diversos. En la cuenca del Mediterráneo, se incrementarán las sequías y empezará la desertización. En Europa Central aumentarán las lluvias y las inundaciones, mientras que en Europa del Norte bajarán las temperaturas debido al retroceso de la Corriente del Golfo.

    Con pronósticos como éste, no bastará con cobijarse bajo un paraguas o una sombrilla. ¿Qué se puede hacer entonces?. Aunque el Profesor Brasseur respalda los esfuerzos para reducir las emisiones de dióxido de carbono, según establece el Protocolo de Kyoto, considera sin embargo que “las disposiciones de Kyoto son insuficientes si queremos producir algún efecto. Las emisiones se deben reducir en un 80 o 90% y no sólo en un 5 o 10%. Kyoto es sólo el comienzo”.

    En respuesta a la pregunta de un eurodiputado sobre que recomendaciones dar a los líderes mundiales, el Profesor Brasseur respondió que “si bien las medidas para reducir el impacto son necesarias, se deben aplicar nuevas políticas energéticas, especialmente en Estados Unidos. Yo les diría a los europeos que no se conformen con el Protocolo de Kyoto y que continúen desarrollando nuevas tecnologías”. Añadió que no se debe descuidar la investigación, ya que ésta nos proporcionará nuevas herramientas de lucha. Una forma elegante de decir que la ciencia también necesita de un buen gobierno.

    marceli responded:
    18 abril 2007 a les 6:15 am

    Sr. Jon Kepa lo que usted comenta ya se expilicaba en los años 68 en el libro “La geografía: un arma para la guerra” de Lacoste, Yves, de como utilizar la geografia para la guerra en Vietnam por parte de los EEUU.

    En Francia, la revista que cumplió un papel central en este movimiento fue Herodote, que comenzó a publicarse a mediados de los años setenta por iniciativa de Ives Lacoste, un conocido geógrafo francés con una larga tradición de estudios regionales. En esta revista, por ejemplo, tuvo lugar el rescate de un viejo geógrafo como Elisée Reclus, que había sido olvidado por la geografía académica.

    La geografía radical francesa centró sus críticas en el carácter “supuestamente” ingenuo e irrelevante de la geografía regional, y en particular en su relación con la formación de profesores y el contenido escolar. En su libro Geografía, un arma para la guerra, Ives Lacoste denunció a esta geografía de los profesores como una “cortina de humo” que, instalando en la formación básica destinada a toda la población la idea de una geografía memorística e irrelevante, ocultaba los verdaderos alcances del saber geográfico. Estos alcances sí eran valorados, en cambio, por lo que él denomina la geografía “de los estados mayores”, esto es, por los grupos de poder que estaban en condiciones de valorar y utilizar en función de sus intereses el conocimiento pretendidamente “neutro o ingenuo” del trabajo regional, dando ejemplos de que efectivamente así lo hacían.

    jonkepa said:
    17 abril 2007 a les 11:53 pm

    En un informe titulado “Las implicaciones en la seguridad nacional del cambio climático mundial”, un documento de 63 páginas que será divulgado el lunes, ex altos oficiales retirados de EEUU afirmaron que el cambio climático involucrará a EEUU en “terrorismo” y en guerras por escasez de agua y otros recursos.

    Según el informe, difundido por The Washington Post en vísperas de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebre su primer encuentro sobre el tema, el calentamiento global representa una “grave amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos”, con un empeoramiento del terrorismo y muy probablemente involucrará al país en guerras por escasez de agua y otros recursos.

    Sumándose a llamados hechos ya por científicos y activistas ambientales, once generales retirados, incluyendo al antiguo jefe del Estado Mayor del Ejército, Gordon Sullivan, y un ex negociador del presidente George W. Bush en Oriente Medio, Anthony Zinni, llamaron al gobierno norteamericano a realizar importantes recortes en las emisiones de gases de invernadero.

    El documento del centro de estudios de seguridad nacional The CNA Corporation –un think tank con financiación del gobierno con sede en Alexandria, Virginia–, despliega una lista de autores que incluye a generales de cuatro y tres estrellas, muchos de ellos con experiencia en el terreno de la tecnología y otros, como el Almirante Jospeh Lopez, son cercanos al vicepresidente Dick Cheney.

    Otros, a su vez, como Zinni, han criticado al presidente Bush en los últimos años. Y todos advierten sobre rampantes enfermedades, escasez de agua e inundaciones que empeorarán la situación en áreas ya volátiles, como Oriente Medio, Asia y Africa.

    El informe advirtió que en los próximos 30 o 40 años va a haber guerras por agua, una creciente inestabilidad causada por hambruna, enfermedades y la elevación de los niveles del mar y olas de refugiados.

    “El caos resultante será un caldo de cultivo para disturbios civiles, genocidio y el crecimiento del terrorismo”, sentencia el documento.

    “Los cambios climáticos exacerban situaciones que ya son inestables”, advirtió Gordon Sullivan a la radio de la Associated Press.

    “Todo el mundo tiene que comenzar a prestar atención a lo que está sucediendo. No pienso que sea algo difícil de entender en el Pentágono… Nosotros estamos prestando atención a las implicaciones de seguridad”, agregó.

    Sullivan admitió que al principio se mostró “un poco escéptico”, cuando el grupo de estudios comenzó a reunirse en setiembre. Pero luego de entrevistarse con científicos de primer nivel especializados en clima, y tras observar los cambios en su natal Nueva Inglaterra, Sullivan aseguró que se convenció de que el calentamiento global presenta un grave desafío al estado de preparación de las fuerzas armadas norteamericanas.

    Zinni, ex enviado de Bush a Oriente Medio, señaló en el documento que “no es difícil establecer la conexión entre cambios climáticos e inestabilidad, o cambios climáticos y terrorismo”.

    Los autores del informe, que demandó un trabajo de más de medio año, junto con otros expertos en seguridad nacional, confirmaron la semana pasada que las fuerzas armadas norteamericanas han comenzado a estudiar los posibles futuros impactos del calentamiento global con nueva intensidad.

    En una velada alusión a la negativa de Bush a integrarse a un tratado internacional para reducir las emisiones de gases de invernadero, el informe dice que el gobierno estadounidense “debe volverse un socio más constructivo” con otras naciones para combatir el calentamiento global y lidiar con sus consecuencias.

    “Fue sólo en los últimos seis meses que el cambio climático emergió a la superficie como un tema con implicaciones en la seguridad”, señaló Kent Butts, un profesor de estrategia político-militar en el War College’s Center for Strategic Leadership.

    Butts reveló que cuando se reúne con líderes militares para analizar cómo afrontar al terrorismo y a la inestabilidad regional, los uniformados admiten que “esto se está poniendo cada vez peor debido a los cambios en el clima”.

    Nimo said:
    17 abril 2007 a les 10:53 pm

    Contrapunto para contrastar la opinión mayoritaria respecto a este tema. Muy interesante y necesario para hacerse una idea cabal de ante qué nos enfrentamos.

    Xavier Sala i Martin en La Vanguardia: http://www.columbia.edu/~xs23/catala/articles/esp/articlesesp.htm

    Channel Four y “el gran timo del calentamiento global”

    Saludos

    marceli responded:
    17 abril 2007 a les 9:57 pm

    17/4/2007 18:03 h INFORME DE CCOO

    Las emisiones de CO2 en España bajaron un 4% el año pasado
    • La reducción, la mejor cifra desde 1990, se produjo en un contexto de fuerte crecimiento económico

    • La mejora se debe al aumento del precio de petróleo, al incremento de la producción hidráulica y a las políticas del Gobierno.
    Las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) en España, principales responsables del cambio climático, se redujeron el pasado año un 4,1% respecto al 2005 en un contexto de fuerte crecimiento económico, ya que el producto interior bruto (PIB) creció un 3,9%, según un informe de CCOO presentado en Madrid por el secretario confederal de Medio Ambiente y Salud Laboral, Joaquín Nieto.

    Así, en el 2006 las emisiones aumentaron hasta el 48,05% respecto al 1990, mientras que en el 2005 estaban en el 52,2%, según Nieto. Esta cifra, según el sindicato, se debe en parte a las políticas adoptadas por el Gobierno, pero principalmente al aumento de la producción hidráulica y, sobre todo, al incremento de los precios del petróleo y de otros combustibles, como el carbón o el gas.

    Más contaminación de la aviación y de la industria cementera

    Todos los sectores rebajaron sus emisiones en 2006, excepto el transporte aéreo que aumentó 5,5% y el cemento con un 7% más. Nieto ha afirmado que las causas de esta disminución son que las políticas adoptadas están dando resultados, que la climatología fue favorable con más lluvias que en 2005, y que el precio del petróleo, gas y carbón fue elevado. “Es un resultado muy bueno y de seguir en esta tendencia se cumpliría el protocolo de Kioto”, ha afirmado.

    El crecimiento del 48,5% de las emisiones de CO2 desde el 1990 triplica el 15% de aumento promedio permitido a España por el protocolo de Kioto para el periodo 2008-2012, lo que sitúa a España lejos aún de su cumplimiento. Nieto ha apuntado que habrá que ver si estas cifras constituyen una tendencia a la rebaja de emisiones y si se confirma sí se cumplirá el protocolo.

    Para lograr el cumplimiento del protocolo de Kioto, CCOO considera imprescindible que la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia incluya una ley de movilidad, que condicione la planificación urbanística y sectorial; una ley un marco estable de las energías renovables; regulación del uso de la energía en los sectores comercial y residencial y los centros administrativos, públicos y privados; y medidas fiscalidad que favorezcan la reducción de emisiones, particularmente en el transporte y la energía.

    marceli responded:
    15 abril 2007 a les 9:37 am

    Existen diversas estrategias para disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO ) y mitigar 2 el cambio climático: 1) reducir la cantidad de energía que el mundo utiliza, sea mediante la puesta a punto de tecnologías mas eficientes o por un cambio en el estilo de vida y comportamientos, 2) expandir el uso de fuentes energéticas que no emiten (o emiten poco) CO a la atmósfera, como las renovables 2 y la nuclear, 3) perfeccionar los sumideros biológicos mediante, por ejemplo, la reforestación o la fertilización del fitoplancton marino, y 4) captar el CO generado 2 por el uso de combustibles fósiles para después inyectarlo y almacenarlo, con el propósito de aislarlo de la atmósfera, en formaciones geológicas del subsuelo, en el océano o en carbonatos minerales. Esta última estrategia de captura y secuestro recibe el nombre oficial de captación y almacenamiento del dióxido de carbono (CAC).

    Sistema energético
    Ninguna de las cuatro líneas comentadas puede, por si sola, sacarnos del atolladero. El planeta ha desarrollado un inmenso y complejo sistema energético, la sed global de energía parece insaciable y nuestra dependencia de los combustibles fósiles es aguda: carbón, petróleo y gas constituyen algo más del 80% del total de la energía primaria que el mundo consume. Las cuatro estrategias son necesarias y complementarias, pero la CAC, una de las menos conocidas, puede resultar vital. Básicamente porque la sustitución a gran escala de los hidrocarburos por otras fuentes no parece tecnológicamente posible ni económicamente viable hasta bien entrada la segunda mitad de este siglo y a medida que en un plazo mucho más corto, quizás a partir de la próxima década, vaya menguando o se estanque la extracción de petróleo, anticipándose en una o dos décadas a la del gas natural, no nos quedará más remedio que volver nuestras miradas hacia un viejo y denostado conocido: el carbón. No en vano las reservas mundiales de este hidrocarburo sólido -el 75% de las cuales se concentran en cinco países (Estados Unidos, Rusia, China, India y Australia, por este orden)-podrían durar, al ritmo de consumo actual, algo más de dos siglos, lo que le convierte en la fuente de energía fósil más barata y abundante.

    El problema es que la combustión del carbón produce la mayor cantidad de CO por unidad de 2 energía de todos los combustibles fósiles: casi dos veces más que el gas natural. En la actualidad, el petróleo y el carbón contribuyen, cada uno, con cerca del 40% de las emisiones globales de CO , pero algunas 2 previsiones señalan que hacia finales de siglo, incluso con un fenomenal desarrollo de las tecnologías que mejoran la eficiencia y un espectacular crecimiento de las energías renovables y la nuclear, el carbón podría ser el responsable del 80% de las citadas emisiones. Si no queremos llegar a esa situación, la puesta a punto y el despliegue de la CAC resulta urgente, particularmente en países como Estados Unidos, China e India, con grandes reservas de carbón y que libres, por el momento, de las ataduras de Kioto han apostado por un ambicioso programa de construcción de centrales eléctricas alimentadas por carbón. Sin embargo, Rusia, China e India no quieren sacrificar su crecimiento económico a corto plazo (se estima que la captación de CO de una 2 planta térmica de carbón podría incrementar los costes de generación de electricidad en un 50%), la UE contempla la estrategia de CAC pero prioriza las de la eficiencia y uso de energías renovables (en parte porque sus recursos de carbón son limitados) y Estados Unidos, aunque también se muestran bien dispuestos, se debaten en un mar de dudas sobre diversos aspectos científicos y económicos.

    Sobre las incógnitas científicas, aparte del impacto ecológico de la inyección de CO en el océano, quizás 2 la pregunta más candente es si el CO secuestrado puede escaparse

    2 de nuevo a la atmósfera y, si así fuera, en cuanto tiempo.

    Proyectos experimentales
    Respecto a esta cuestión conviene aclarar que el CAC no pretende almacenar para siempre el CO inyectado. 2 Tan sólo el tiempo necesario para que la maquinaria del ciclo natural del carbono permita reducir las concentraciones de CO en la atmósfera 2 hasta niveles preindustriales, lo que podría llevar entre mil o dos mil años. Si el secuestro geológico del CO es lo suficientemente eficiente 2 para evitar el escape del gas durante milenios, se supone que la citada maquinaria puede apañárselas para limpiar la atmósfera. Sin embargo, ni los proyectos experimentales actualmente en marcha, como el desarrollado por la compañía Statoil en el campo de petróleo de Sleipner bajo las aguas del Mar del Norte en Noruega (donde desde 1998 se viene inyectado un millón de toneladas métricas de CO por 2 año), ni la experiencia de las petroleras en todo el mundo, aportan datos concretos sobre la existencia de posibles escapes y las tasas implicadas en este fenómeno.

    La industria del petróleo hace tiempo que está familiarizada con las técnicas de inyección de CO en 2 rocas sedimentarias del subsuelo para, por aquello de que “un clavo saca otro clavo”, mejorar los porcentajes de recuperación del petróleo de los yacimientos. Dichos porcentajes oscilan entre el 30-50% y una simple mejora global del 5% en la recuperación, utilizando, por ejemplo, la inyección de CO , podría 2 suponer aumentar las reservas recuperables de petróleo en 300.000 millones de barriles (más que las reservas probadas de Arabia Saudí). Por esta razón, los anuncios de nuevos proyectos por parte de las grandes petroleras se suceden sin interrupción.

    Por ejemplo, el pasado noviembre, ExxonMobil anunciaba su participación en un programa de investigación de la UE (CO ReMoVe) 2 que también cuenta con la financiación y experiencia técnica de BP, ConocoPhillips, Schlumberger, Statoil, Total, Vattenfalll y Wintershall, y que pretende inyectar CO y monitorizar 2 su comportamiento en los campos de Sleipner y Snohvit en el Mar del Norte (Noruega), In Salah en pleno desierto del Sahara (Argelia) y Ketzin (Alemania). Y este mismo mes, Total comunicaba el inicio de un proyecto semejante en el campo de Rousse, al otro lado de los Pirineos, en la cuenca de Aquitania.

    La captura y secuestro del CO no 2 es la panacea, pero, como sucede con otras estrategias de mitigación del cambio climático supone una nueva oportunidad de negocios para la industria del petróleo y el gas.

    marceli responded:
    15 abril 2007 a les 9:36 am

    Bueno, ahora ya lo sabemos, incluso Bush. A veces la ciencia muestra su utilidad. Se ha constatado oficialmente un proceso de calentamiento del planeta con consecuencias significativas y con efectos potencialmente catastróficos hacia finales del siglo. Se evalúa en un 90% la probabilidad de que estos cambios se deban mayoritariamente a la acción humana, sobre todo por la emisión de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso) que modifican nuestra atmósfera. No reiteraré los datos que pueden encontrar en internet. Porque lo esencial es cómo damos la vuelta a un proceso enraizado en el modelo de desarrollo industrial construido en los últimos dos siglos. Un modelo que se acelera con la incorporación de buena parte de la humanidad hasta ahora excluida, Europa tan sólo representa el 11% de la población, y los países desarrollados en su conjunto, menos del 20%. Si el modelo de crecimiento no era ecológicamente sostenible con la contaminación provocada por este 20% (aun siendo responsables de más del 70%), la difusión del modelo a China, India, Sudeste Asiático, Latinoamérica y áreas metropolitanas en toda la geografía planetaria nos sitúa en el disparadero del colapso. Porque sólo el subdesarrollo y la pobreza de la humanidad permitían nuestro propio desarrollo. No tanto porque los explotáramos (que también) como porque podíamos usurpar la parte de deterioro ambiental que les tocaba. Por cierto, existe ahora un mercado de derechos de contaminación, por lo que se puede comprar a otro país o empresa el derecho a contaminar a cambio de que los vendedores reduzcan su contaminación. Así, puede decirse que históricamente habíamos expropiado a la mayoría de la población de sus derechos de contaminación.Y ahora cuando les pedimos que no nos imiten porque vamos todos juntos a la catástrofe, nos encontramos con su comprensible (aunque injustificable) reticencia a colaborar en serio. Sobre todo cuando Estados Unidos, siendo responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero, sigue sin firmar el protocolo de Kioto. O cuando España, que sí ha firmado el protocolo, lo incumple por amplio margen, como acaban de denunciar con los datos en la mano las asociaciones ecologistas. Y mientras Alemania se autoproclama líder mundial de la conservación, va a la greña con otros países europeos en las negociaciones para reducir las emisiones de CO de los automóviles para poder 2 preservar la supremacía de su industria en los vehículos de mayor cilindrada y más contaminantes en su diseño actual. Es decir, que la evidencia científica es tal, que ya no se podía acallar. Pero al mismo tiempo continúa la negociación para dilatar en el tiempo y responsabilizar al vecino en las medidas concretas que urge tomar.La cuestión es a la vez fácil e imposible de resolver. Por un lado, tenemos una larga lista de medidas concretas que son técnicamente posibles y que, en su mayoría, se refieren a la priorización de las energías renovables, a la conservación energética, al control de los compuestos químicos en los productos de uso cotidiano y, sobre todo, a la reducción sustancial de emisiones de los motores de combustión alimentados por derivados del petróleo. Y aquí está el quid de la cuestión. La economía industrial del siglo XX se construyó en torno a las industrias, estrechamente interrelacionadas, del petróleo y el automóvil. No sólo fueron fuentes decisivas de acumulación de capital, de innovación tecnológica y de gestión, de creación empleo y de nuevas formas de consumo, sino que también contribuyeron sustancialmente a la formación de las oligarquías industriales y financieras globales que se constituyeron en la clase dirigente sobre la que se sigue asentando el poder social en el planeta. Desde ese imperio automóvil/ petróleo surgieron patrones culturales y espaciales que cambiaron nuestras vidas, desde la formación de las grandes áreas metropolitanas hasta la adicción a la autonomía de movilidad como forma de expresión de nuestra individualidad. Claro que a mí me encanta el coche, como a usted. Pero hemos construido nuestras vidas, e incluso nuestra geopolítica (léase la lucha por el suministro de petróleo) en torno al automóvil como forma esencial de transporte y de vida. Y el coche mata (y las motos también). Sabíamos que mataba en las carreteras y en las calles, que es la primera causa de muerte entre los hombres jóvenes, que deja inválidos a miles cada año, que satura nuestras calles y nuestros nervios. Ahora también sabemos que está matando al planeta. Por consiguiente, con la iglesia del sacrosanto automóvil hemos topado. Ya han salido los consultores habituales de la industria a perorar sobre las exageraciones de los ecologistas y la demagogia de los gobiernos. Y los economistas de tertulia, a minimizar los porcentajes de cambio climático, como si cuatro o siete grados en el Polo Norte fuera una cuestión de ajuste del aire acondicionado. Al tiempo que alertan sobre la reducción del crecimiento económico. Naturalmente que se pueden hacer coches distintos, eléctricos o híbridos. Pero las empresas del automóvil quieren amortizar primero sus actuales inversiones y asegurar una transición lo más lenta posible. Y los híbridos requieren una infraestructura de mantenimiento que aún está por construir. Y los combustibles alternativos (etanol, por ejemplo) se encuentran con la oposición de las productoras y distribuidoras de productos petrolíferos. Y tendremos que disminuir las prestaciones del coche. Es decir, una política seria de prevención del cambio climático requiere una transformación tecnológica, económica y cultural de nuestras sociedades. No contemos con la industria, ni con los sindicatos que emplean a sus trabajadores, mientras puedan quedarse como están. Y no contemos con los gobiernos, más allá de las declaraciones tonitruantes que se hacen agua de borrajas en las mesas de negociación. De modo que, como todo cambio de civilización, dependerá de lo que hagan los ciudadanos. Pero como los ciudadanos es un abstracto que se concreta en usted y yo, tampoco me fiaría mucho. Así que, a disfrutar del calor como sugiereya una publicidad de moda que demuestra que este sistema se lo traga todo.

    marceli responded:
    15 abril 2007 a les 9:36 am

    La importancia económica, social y mediombiental del cambio climático y las distintas técnicas para mitigar sus peores consecuencias han sido ampliamente discutidos en los últimos meses. No obstante, se ha debatido mucho menos sobre un aspecto igualmente importante y que se refiere a cuán preparadas están nuestras democracias para enfrentar el reto.

    Las democracias liberales surgen de un modelo de crecimiento poco sostenible que, según la evidencia científica más consensuada, ha sido el principal responsable del cambio climático. Como señaló hace medio siglo Seymour Lipset y han confirmado sucesivos estudios empíricos, el crecimiento económico incrementa las demandas de derechos sociales y políticos y, por tanto, las probabilidades de transitar hacia una democracia y consolidarla. Las democracias liberales se fundamentan en gran parte en el crecimiento sostenido de la renta y el consumo de las generaciones presentes, lo que permite aumentar los bienes, servicios y los empleos disponibles, y mejorar así progresivamente el nivel de vida de las personas. Siguiendo esta lógica, una primera deducción es que la democratización de muchos países en vías de desarrollo no parece ninguna solución a los problemas del cambio climático.

    Las democracias tienen limitaciones institucionales para tener más en cuenta el bienestar de las generaciones futuras. Como estas generaciones no votan, los intereses de las generaciones presentes concentran la oferta y el interés de los partidos políticos. Desde esta otra lógica, tampoco una democracia global haría demasiado. Además, el mismo principio de libertad de escoger de la democracia liberal a menudo también dificulta los cambios en los hábitos de consumo. Nadie puede obligar a nadie a reciclar, comprar bombillas y coches energéticamente más eficientes o utilizar el transporte público.

    Estos cambios son secuenciales, y únicamente cuando el precio de los nuevos hábitos y costumbres y la conciencia ciudadana llegan a un equilibrio razonable, se produce un cambio en nuestra forma normal de hacer las cosas. Pero estos ajustes espontáneos, que tanto desarrollo han generado, pueden ser demasiado lentos en el caso del cambio climático.

    Ante estas fragilidades de nuestras democracias, ¿qué opciones pueden emprenderse para mejorar la eficacia de la negociación política en la lucha contra los efectos más posibles y dramáticos del cambio climático? A escala internacional, se debe ser más pragmático. Únicamente veinte países producen el 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero y, en el corto y medio plazo, bastaría con que estos países se pongan de acuerdo para establecer un plan de acción creíble. Reducir el número de países en la negociación puede ser más eficiente que aumentarlo, tal como hace el protocolo de Kioto. Veinte ha sido el número que recientemente ha propuesto el primer ministro de Canadá, pero podrían ser menos.

    A escala nacional, es especialmente importante evitar que las políticas no caigan en la pugna maniquea entre un populismo ecologista y un laissez faire irresponsable. Medidas como el aumento de los impuestos a los combustibles fósiles son altamente susceptibles de caer en tentaciones electoralistas que den votos a los partidos que se opongan a los impuestos. En la lucha por el bienestar de las generaciones futuras, como sucede también con la construcción de la paz, el consenso es un elemento especialmente estratégico. Para ello, un debate público más informado es imprescindible para promover un cambio en la mentalidad y que las demandas ciudadanas obliguen a los partidos a adaptar su oferta.

    marceli responded:
    15 abril 2007 a les 9:31 am

    Hasta hace bien poco, pocos podían imaginar conceptos como el cambio climático o el calentamiento global en los manuales de economía. Las herramientas clásicas para estudiar problemas como la contaminación u otras externalidades han quedado de repente desbordadas por una amenaza que cobra fuerza. En los últimos meses el cambio climático se ha convertido en materia de estudio no sólo para economistas académicos, sino también para analistas financieros, firmas de inversión y compañías de seguros que tratan no sólo de medir el riesgo y el impacto de la amenaza, sino también de adivinar los ganadores y perdedores de la nueva situación. El cambio climático es también una gran oportunidad de inversión.

    El primer ministro británico Winston Churchill se quejaba de que cuando pedía consejo a dos economistas tenía dos opiniones contrapuestas, o tres, si uno de ellos era lord Keynes. Medio siglo más tarde, Tony Blair ha encargado un único estudio a sir Nicholas Stern sobre el impacto económico del cambio climático. Stern no se ha librado de las críticas de muchos otros economistas, pero su conclusión básica es ampliamente compartida: “Nadie puede predecir las consecuencias del cambio climático con absoluta certeza”, señala, “pero sabemos lo suficiente como para entender los riesgos que supone”.

    En su opinión, si no se toman las medidas adecuadas, el cambio climático puede hacer retroceder hasta un 20% la economía mundial. Stern, con todo, califica su análisis de optimista, porque pone el énfasis en que aún se puede frenar el cambio climático. Tomar las medidas apropiadas para detener ese calentamiento costaría un 1% del PIB mundial.

    Hay un consenso científico generalizado en que es la actuación humana la que a través de la emisión de gases con efecto invernadero está provocando un calentamiento del planeta que amenaza con tener consecuencias catastróficas, casi apocalípticas. Aumento del nivel del mar, sequías, pérdida de cultivos, desaparición de especies, hambrunas, deforestación, proliferación de fenómenos meteorológicos extremos como olas de calor, tormentas o huracanes…

    Impacto económico
    Aunque el calentamiento puede beneficiar tangencialmente a las regiones más frías del planeta, esos beneficios serían mínimos en comparación con los perjuicios que conllevaría incluso en esas zonas. Si las emisiones se controlan, concluyen los expertos, el calentamiento será moderado, aunque ya inevitable, y las consecuencias menos dramáticas. Si la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera se dispara, los impactos serán negativos en todas las regiones y sectores, según ha explicado hace una semana el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés), dependiente de la ONU.

    En paralelo al debate científico sobre el cambio climático, se ha ido abriendo una reflexión sobre su impacto económico.

    Firmas de análisis bursátil, bancos de inversión, entidades aseguradoras y otras instituciones financieras se han sumado desde diferentes perspectivas al debate sobre el cambio climático y sus consecuencias económicas.

    Identificar a los sectores más perjudicados por el cambio climático es una de las tareas de estos analistas. Pero también lo es encontrar a los ganadores. “El cambio climático también implica nuevas oportunidades de negocio, desde la participación en los mercados energéticos, el uso y desarrollo de nuevos recursos energéticos más limpios, hasta la mejora del posicionamiento, el aumento de la reputación, etcétera”, según un informe de Marsh, el principal intermediario mundial de seguros.

    Hay varias empresas españolas entre las ganadoras del cambio climático. Iberdrola, Gamesa, Abengoa y Acciona han visto premiada en Bolsa su apuesta por la energía verde con fuertes revalorizaciones.

    En general, las empresas favorecidas son aquellas que encajan con lo que se perciben como soluciones al problema.

    El propio Stern proponía cuatro maneras de recortar las emisiones: reduciendo la demanda de bienes y servicios intensivos en emisiones, incrementando la eficiencia, actuando en emisiones no energéticas (como la deforestación) y promoviendo tecnologías limpias en electricidad, calefacción y transporte.

    Una de las medidas en que casi todos coinciden es poner precio a las emisiones de carbono. Los derechos de emisión son la moneda del cambio climático. Limitar los permisos y permitir que se negocien esos derechos, permitirá que las emisiones se reduzcan del modo más barato posible, explica Chris Rogers, analista de JP Morgan. Poner precio a las emisiones supone que el que más contamina, más paga y eso conduce a la eficiencia a través del mercado.

    “Mientras que los derechos de emisión dan una señal de mercado, las energías renovables aportan una solución tecnológica”, añade Rogers. JP Morgan sitúa entre las empresas favorecidas por el comercio de emisiones a FPL, Fortum y British Energy, y considera perjudicadas a RWE y Drax. En cuanto a las renovables, advierte del riesgo de sobrevaloraciones. Elige a FPL Group y recomienda vender los títulos de EDF Energies Nouvelles. Además, incluye a Enel y Edison entre potenciales beneficiarias por sus métodos de gestión de la demanda.

    Potenciales ganadores
    Por su parte, Citigroup ha identificado las oportunidades que pueden surgir en los próximos tres a cinco años como reacción a la amenaza de calentamiento global. Edward Kerschner, su analista jefe de inversiones, clasifica las implicaciones para los inversores en tres grandes categorías (físicas, regulatorias y de conducta) y selecciona a los potenciales ganadores en un amplio informe que incluye a 74 compañías de 18 países.

    El calentamiento, la sequía y los huracanes beneficiarán a empresas de sectores como el gas natural, el agua (cita a Aguas de Barcelona) y aseguradoras especializadas. Desde el punto de vista regulatorio, el foco hay que ponerlo, según Kerschner, en los sectores de generación eléctrica, transporte y construcción, grandes emisores de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero. Las eléctricas con mayor peso de las relativamente limpias tecnologías nuclear y de ciclos combinados de gas (EDF, Fortum, FPL) están mejor situadas a largo plazo que las sucias centrales térmicas (RWE), explica Kerschner.

    Dentro de las implicaciones regulatorias está también el apoyo al uso de energías alternativas y fuentes de energía renovables. Entre ellas están las centradas en el etanol y el biocombustible, de un lado. De otro, las regulaciones gubernamentales “deben beneficiar a las compañías que aprovechen el poder del sol y del viento”, señala Kerschner, que incluye entre potenciales beneficiarios a Ebro Puleva (biocombustibles), Acciona, Iberdrola y Gamesa (energía eólica). Las implicaciones sobre la conducta de los diferentes agentes son más especulativas, pero pueden favorecer a empresas con una estrategia climática adecuada. Citigroup incluye a Ence en este grupo.

    El propio cambio climático se ha mostrado como “el mayor fracaso del mercado”, según las conclusiones del informe de Stern. Entre las soluciones hay, sin embargo, mecanismos de oferta y demanda. Y en muchos casos el mercado ha ido por delante del análisis y las recomendaciones premiando por anticipado -quizá a veces en exceso- a las empresas mejor situadas para aprovechar las oportunidades del cambio climático.

    marceli responded:
    15 abril 2007 a les 9:07 am

    14/04/2007. Miles de ciudadanos se congregaron este sábado en pistas de esquí de Estados Unidos para pedir mayores medidas para prevenir el cambio climático a nivel mundial.

    En total, más de 1.300 actos fueron organizados en cada estado bajo el título ‘Step It Up 2007′, con el fin de presionar al Congreso norteamericano a que exiga una reducción del 80 por ciento en las emisiones de bióxido de carbono antes de 2050. “Cuando se trata de calentamiento global, no creo exactamente que el presidente George W. Bush esté haciendo una labor muy buena”, expresó Tiffany Cordero, de 12 años, residente en Nueva York y asistente a una de las protestas.

    Tiffany había preparado un discurso para un mitin en el Parque Battery de Manhattan, desde el que se aprecia la bahía de Nueva York, donde cientos de personas vestidas de azul, algunas con equipo de buceo y pelotas para playa, se reunieron para formar simbólicamente la futura línea costera de Nueva York.

    El aumento en los niveles de agua en los océanos también fue utilizado para una puesta en escena dramática en Portland, Maine, por el Desfile New Coast, una de las más de 30 celebraciones en el estado. “Lo más importante que tenemos que hacer como Gobierno es preparar a nuestros niños para un futuro brillante y preservar y proteger nuestros recursos naturales”, expresó el gobernador de Maine, John Baldacci, ante la multitud congregada.

    Los actos a nivel nacional fueron iniciados por un grupo de estudiantes del Colegio Middlebury de Vermont, que organizaron una campaña mediante ‘blogs’ de internet.

    Marcel·lí said:
    2 abril 2007 a les 3:28 pm

    2/04/2007. Los más de 400 científicos que integran el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) han comenzado hoy en Bruselas una semana de trabajo a puerta cerrada para elaborar una lista de medidas que enviarán a los líderes políticos del mundo con el objetivo de reducir el impacto del cambio climático.

    Son expertos de 190 países y se reúnen para analizar el informe El Cambio Climático 2007: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad, fruto de cinco años de estudio de cerca de un millar de científicos sobre el calentamiento global, del que extraerán un “resumen a la atención de los dirigentes”, una síntesis de unas 20 páginas con medidas concretas para paliar los efectos de las sequías, inundaciones u olas de calor que se pronostican como consecuencia del calentamiento global.

    Tras concluir en enero en la reunión de París que el cambio climático es sin duda responsabilidad del hombre y que sus efectos durarán décadas, los expertos del IPCC pasan a la fase del impacto real de sus predicciones y sus efectos en los recursos de agua, los medios naturales, pero también sobre la agricultura, la sanidad o la economía y sobre las medidas que hay que tomar para reducir los riesgos. Según las previsiones del IPCC, creado por la ONU en 1988, la temperatura media del planeta aumentará entre 1,9 y 4,6 grados de aquí a fin de siglo.

    Sobre las perspectivas que dibujan los científicos, “los políticos deberán tomar medidas impopulares en todos los países. Porque no podemos dejar que se produzcan”, ha dicho el primer ministro belga, Guy Verhofstadt en la apertura de la reunión. Ese resumen dirigido a los dirigentes con propuestas de estrategias para adaptarse a los cambios previstos se hará público el viernes en la capital belga.

    A nivel europeo, el comisario de Medio Ambiente, el griego Stavros Dimas, ha anunciado que la Comisión publicará en “algunas semanas un libro verde sobre las estrategias de adaptación” al cambio climático, que incluirá las medidas más pertinentes que puede tomar la UE para luchar contra esta amenaza.

    La Delegación española está formada por representantes del Ministerio de Medio Ambiente, en concreto de la Oficina Española de Cambio Climático y el Instituto Nacional de Meteorología. A partir del 10 de abril, se celebrarán ruedas de prensa adicionales por todo el mundo para presentar el informe, especificando los impactos del cambio climático regionales en diferentes lugares del planeta. Así, la rueda de prensa correspondiente a Europa se celebrará en Madrid, el día 10 de abril en la sede del Ministerio de Medio Ambiente, con la participación del responsable del capítulo correspondiente a Europa, José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla La Mancha.

    marceli responded:
    31 març 2007 a les 9:13 am

    Alrededor de 643 millones de personas en áreas costeras –una décima parte de la población mundial– están en grave peligro debido al impacto del cambio climático en los océanos, alertaron científicos. Se trata de la primera investigación que identifica a poblaciones que corren gran riesgo por la elevación del nivel de mar y por las cada vez más intensas tormentas a causa de las transformaciones del clima.

    Los investigadores pertenecen al Center for International Earth Science Information Network (Ciesin) de la estadounidense Universidad de Columbia, y al Instituto Internacional de Ambiente y Desarrollo (IIED, por sus siglas en inglés), con sede en Londres.

    “De los más de 180 países con poblaciones en zonas costeras de baja altitud, 130 de ellos, o alrededor 70 por ciento, tienen sus mayor conglomerado urbano en esas áreas”, explicó Bridget Andersen, del Ciesin.

    “Además, las ciudades más grandes del mundo, las que cuentan con más de cinco millones de habitantes, tienen en promedio un quinto de su población y un sexto de su territorio en zonas costeras”, añadió.

    La investigación, que se publicará el mes próximo en la revista Environment and Urbanisation, evalúa los riesgos para las poblaciones y los asentamientos urbanos en las costas que están a menos de 10 metros por encima del nivel del mar.

    Esas áreas representan sólo dos por ciento de las tierras del planeta, pero albergan a 10 por ciento de la población mundial y a 13 por ciento de los centros urbanos, según el estudio.

    Las 10 naciones con mayor cantidad de personas en zonas vulnerables son China, India, Bangladesh, Vietnam, Indonesia, Japón, Egipto, Estados Unidos, Tailandia y Filipinas.

    Ciudades como la oriental china de Shangai, la occidental india de Mumbai o Dhaka, la capital de Bangladesh, son las más expuestas a los peligros que se ciernen sobre las costas, como inundaciones, tormentas y ciclones.

    Además, la rápida urbanización, en especial en China, país con grandes zonas económicas en expansión a lo largo de su costa, sigue atrayendo a cada vez más personas.

    “Las ciudades costeras crecen en promedio 20 por ciento más rápido que las otras y tienen entre 10 por ciento y 15 por ciento de mayor densidad”, dijo a IPS Sharad Shankardass, portavoz del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (Hábitat), y añadió que de las 20 grandes ciudades del mundo, 15 se encuentran en el litoral.

    La mayoría de científicos coinciden en que el recalentamiento del planeta, con sus consecuentes transformaciones climáticas, es causado por las actividades humanas, sobre todo por el efecto de los gases liberados por la combustión de petróleo, gas y carbón, el principal de los cuales es el dióxido de carbono.

    Esos gases se acumulan en la atmósfera y, por su gran capacidad para retener el calor de los rayos solares, acentúan el llamado “efecto invernadero”.

    El Protocolo de Kyoto entró en vigor en febrero e impone a los países industriales que lo firmaron y ratificaron la obligación de reducir sus emisiones de gases a volúmenes 5,2 por ciento inferiores a los de 1990. El plazo para operar esas reducciones vence en 2012.

    La investigación reveló que 75 por ciento de las personas que residen en zonas de baja altitud y dos tercios de la población urbana mundial se encuentran en Asia.

    En consonancia con el estudio de Ciesin-IIED, Hábitat elaboró en 2005 una lista indicando que 11 de las 15 grandes ciudades del mundo se encuentran en países de bajos y medianos ingresos.

    Además, 14 por ciento de la población total del Sur en desarrollo se encuentra en las zonas vulnerables, frente a 10 por ciento de las naciones ricas. Asimismo, 21 por ciento de la población urbana en los países pobres se ubica en esas áreas, mientras que, en las naciones de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, el porcentaje cae a 11.

    Por lo tanto, los asentamientos humanos en países de bajos ingresos y con recursos limitados son significativamente más vulnerables a los peligros que supone el cambio climático.

    “Para mí es claro que las naciones pobres llevarán una carga desproporcionada, en especial las que tienen grandes regiones con deltas”, dijo a IPS Deborah Balk, investigadora y coautora del estudio.

    Bahamas, Holanda y Suriname tienen 70 por ciento de su población en áreas vulnerables. Detrás vienen Vietnam, con 55 por ciento, Bangladesh, con 46 por ciento, y Egipto, con 38 por ciento.

    La investigación fue financiada en parte por la Agencia Internacional de Cooperación para el Desarrollo de Suecia y su equivalente de Dinamarca, ambas con programas dedicados a cuestiones urbanas.

    Los científicos usaron datos geográficos, los más recientes y disponibles de los censos y los relativos a asentamientos urbanos para elaborar mapas donde resaltan las poblaciones y territorios de zonas vulnerables de 244 países. Luego se clasificó la información por país, región e ingresos.

    La cuarta evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático calculó que el nivel del mar podría elevarse en el rango de los 22 a 34 centímetros entre 1990 y 2080. Pero el aumento podría ser significativamente mayor con el acelerado derretimiento de los hielos de Groenlandia y los casquetes polares, sostiene el estudio del Ciesin-IIED.

    Los pequeños países insulares tienen grandes porciones de sus tierras en zonas de baja altitud (16 por ciento) y se verían, por lo tanto, probablemente más afectadas por los peligros de la subida del nivel del mar. Sin embargo, tienen un porcentaje menor de su población en esas áreas.

    Según Balk, ello obedece a que las poblaciones isleñas están mejor adaptadas a esos peligros y suelen asentarse lejos de la costa.

    “El estudio demuestra que se trata de un asunto crítico desde el punto de vista global y no sólo para los estados isleños”, dijo a IPS Gordon McGranahan, jefe del grupo de asentamientos humanos del IIED y coautor del estudio.

    Según Tanya Imola, portavoz de la Asociación Internacional de Gobiernos Locales, muchas ciudades comenzaron a implementar programas para hacer frente al cambio climático y frenar sus emisiones de gases invernadero.

    Esas iniciativas incluyen mejoras en el sistema de transporte, programas de reciclado y de eficiencia energética. Pero sólo unas pocas ciudades han comenzado a pensar en cómo afrontar la elevación del nivel del mar y otros peligros vinculados con los cambios que experimentan los océanos.

    marceli responded:
    24 març 2007 a les 4:20 pm

    Pavorosas sequías en África -con sus correspondientes hambrunas-, inundaciones en Centroeuropa y Asia, huracanes en el Caribe, tifones en Asia… Cada vez son más los científicos que ven la mano del hombre detrás de todas estas catástrofes. El cambio climático causado por el calentamiento global del planeta puede tener buena parte de la culpa.

    Katrina ha sido la pesadilla que desde hace años temían multitud de meteorólogos: un huracán de la más alta categoría que tocara tierra en una zona altamente poblada y con edificios construidos por debajo del nivel del mar. La revista National Geographic ya anunciaba hace más de un año que se podría producir una situación así en Nueva Orleans -frecuentemente azotada por huracanes-, pero nadie ha podido hacer nada por evitarlo. Y es que los propios científicos aseguran que incluso si la humanidad reaccionara enérgicamente ahora, el daño ya estaría hecho.

    Durante décadas, la actividad industrial de los países más desarrollados ha supuesto una constante emisión de gases a la atmósfera que provocan el calentamiento global del planeta, también conocido como ‘efecto invernadero’, sin que se haya hecho prácticamente nada por frenar su impacto. Sólo la entrada en vigor del protocolo de Kioto, que obliga a los países a reducir la emisión de estos gases contaminantes, puede mejorar algo la situación, aunque casi todos los expertos sostienen que mientras EEUU -que emite el 25% de los gases contaminantes del planeta- no lo ratifique, poco hay que hacer.

    Mientras tanto, España y buena parte de Europa llevan dos años sufriendo los veranos más calurosos que se recuerdan, y las olas de frío polar son cada vez más frecuentes en los países mediterráneos; la cima del Kilimanjaro y los glaciares de Pirineos, Alpes y el Himalaya se derriten; gigantescos fragmentos de hielo se desprenden de los polos; las aves cada vez migran menos que antes; aumenta el nivel del mar; suben las temperaturas medias de los océanos… y según los científicos, esto no ha hecho más que empezar.

    Científicos y ecologistas vienen alertando desde hace años de algunas de las consecuencias que podrá tener el cambio climático: más tormentas y fenómenos meteorológicos extremos, un aumento del nivel del mar de hasta 0,88 m en 2100, un aumento de 1,4 °C en la temperatura media de la Tierra, desaparición de los hielos en los polos… a lo que seguirán millones de personas sin acceso a agua potable, hambrunas, inundaciones, etc.

    A todo ello se suman los costes que tendrán las sucesivas catástrofes. Sólo el Katrina ha sido el huracán que mayores pérdidas ha supuesto para EEUU. Pero los costes derivados de estos problemas aumentan año a año. Según un estudio realizado por la Unión Europea, entre 1975 y 1984 se produjo a nivel mundial tan sólo una catástrofe natural de grandes dimensiones, con daños estimados en mil millones de dólares. Fue el huracán Alicia, que golpeó las costas del Golfo de México y de Estados Unidos en 1983. Durante la posterior década se produjeron 13 catástrofes y en la última, desde 1995, el número de incendios, tormentas e inundaciones ascendió a 35. Los expertos creen que sus costes podrán suponer los 200 billones de dólares estadounidenses hasta el 2050.

    marceli responded:
    24 març 2007 a les 4:13 pm

    Bilbao acogerá en abril la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático con la participación del Nobel Mario Molina
    El Palacio Euskalduna de Bilbao acogerá los próximos 23 y 24 de abril una Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, organizada por el Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno vasco, a la que acudirá el premio Nobel de Química Mario Molina.

    Europa Press Bilbao

    Según informó el citado departamento a Europa Press, el cambio climático “es un problema real, una realidad indiscutible atribuible en gran medida a la actividad humana y que irá a más en las próximas décadas”. Para la consejera del ramo, Esther Larrañaga, la conferencia se incluye en la Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible 2002-2020 y que, en el caso de la transformación del clima, ha cristalizado en la constitución, a comienzos de 2006, de la Oficina Vasca de Cambio Climático, que trabaja en la elaboración del Plan Vasco de Lucha contra el Cambio Climático, cuya finalización está prevista para este mismo otoño.
    “Pretendemos abrir una gran ágora para el debate y la reflexión en torno a este grave problema al que nos enfrentamos. Un foro donde podamos conocer las buenas prácticas o políticas avanzadas que se desarrollan en otros lugares del mundo. Un punto de encuentro para contrastar nuestras propias políticas, en concreto el Plan Vasco de Lucha contra el Cambio Climático, sometiéndolas al análisis de los principales expertos internacionales”, añade.

    El lunes 23 de abril, tras una intervención de la consejera Larrañaga y del lehendakari, Juan José Ibarretxe, sobre la citada Oficina Vasca de Cambio Climático, el premio Nobel de Química en 1995 por sus trabajos sobre el ataque de los CFCs a la capa de Ozono, Mario Molina, ofrecerá una conferencia magistral.

    Tras estas intervenciones, se desarrollará un debate sobre la problemática global y las acciones internacionales, moderado por el vice consejero vasco de Medio Ambiente, Ibon Galarraga. En el mismo, el asesor económico del Gobierno británico para el Informe Stern sobre Economía del Cambio Climático, Dimitri Zenghelis, hablará sobre este informe; el miembro del Grupo de Trabajo III del IPCC (Panel Internacional de Expertos en Cambio Climático de la ONU) disertará sobre el IV Informe IPCC; la profesora de Economía de la Universidad de Bath (Reino Unido), Kirsten Halnaes, se referirá a las Opciones post Kyoto. Además, está por confirmar un representante de la Agencia Ambiental Europea que dará explicaciones sobre la UE y el cambio climático.

    Ya por la tarde, se compondrán dos mesas paralelas. En la primera, titulada Acciones para la Adaptación, el responsable del Servicio de Variabilidad y Predicción del Clima del Instituto Nacional de Meteorología, Luis Balairón, hablará sobre Escenarios Climáticos en el Estado; el director del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Castilla-La Mancha, José M. Moreno, lo hará sobre el Plan de Acción de Adaptación Nacional; el director del Euskalmet, Adolfo Morais, disertará sobre Escenarios Climáticos en Euskadi; por último, un representante de la Agencia Medioambiental sueca dará explicaciones sobre Medidas de Adaptación.

    Esta mesa estará moderada por la directora de la Oficina de Biodiversidad y Participación Ambiental, Elisa Sainz de Murrieta, y por la vice consejera de Ordenación del Territorio y Recursos de Agua, Ana Oregi.

    La otra mesa paralela contará con el director del Departamento de Protección del Clima, Medio Ambiente y Energía de la Agencia del Medio Ambiente federal alemana, Klaus M~schen, que hablará sobre Energía Sostenible en Alemania; con el director ejecutivo de Carbosur, Daniel Martino, que intervendrá acerca de Sumideros de Carbono; con el presidente de la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IATA) -pendiente de confirmar- que disertará sobre Comercio de Emisiones y con el científico jefe y director para el Desarrollo Medioambiental y Socialmente Sostenible del Banco Mundial, Bob Watson, -también por confirmar- para referirse a la Infraestructura del Cambio Climático.

    Esta mesa estará titulada Acciones para la Mitigación de Emisiones y la moderará el director general del Ente Vasco de la Energía, José Ignacio Hormaeche.

    La jornada del martes

    La jornada del martes comenzará con un debate sobre Estrategias de Cambio Climático a Nivel Nacional, moderado por el director de la Oficina Vasca de Cambio Climático, Xabier Caño. Sobre la Estrategia Sueca hablará el responsable de la Sección de Clima de la Agencia de Protección del Medio Ambiente Sueca, Lars Westermark; sobre Estrategia Británica y Economía lo hará Michele Pittini, de DEFRA -pendiente de confirmar-; sobre el Plan Nacional de Acción sobre el Cambio Climático disertará el secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpirif; y sobre el Plan Vasco de Acción sobre el Cambio Climático se referirá la consejera Larrañaga.

    A media mañana se darán de nuevo dos mesas paralelas. La primera, titulada Planes de Cambio Climático a Nivel Regional estará moderada por un miembro de la Oficina Vasca del Cambio Climático.

    Contará con el miembro del Departamento de Sanidad y Medio Ambiente del Ministerio de la Región de Flandes, Els Van Den Broeck (Estrategia en Flandes); con el director general para Políticas Medioambientales y Sostenibilidad del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda del Gobierno catalán, Frederic Ximeno (Estrategia Catalana y Energía Renovable); con el director general de Desarrollo Sostenible del Gobierno gallego, Emilio Fernández (Estrategia Gallega y Sumideros de Carbono); así como con la directora general de Calidad y Protección Ambiental del Gobierno de Andalucía, Esperanza Caro (Estrategia Andaluza y Adaptación).

    La otra mesa paralela que cerrará la mañana se titulará Estrategias de Cambio Climático en Países en Vías de Desarrollo y estará también moderada por un miembro de la Oficina Vasca de Cambio Climático. En esta mesa, sobre la Estrategia Mejicana hablará el secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje y Conciliación Ambiental, Ramón Ojeda. También está pendiente de confirmar la presencia de representantes de Brasil e India para hablar sobre las estrategias de estos estados.

    Por la tarde, una primera mesa paralela tratará sobre el Plan Vasco de Cambio Climático, en la que se dará un debate sectorial sobre acciones del Plan Vasco de Cambio Climático, en lo que respecta, entre otros, a energía, transporte, agricultura y que estará moderada por el director de la Oficina Vasca de Cambio Climático, Xabier Caño.

    Inscripciones

    La otra mesa de la tarde, titulada Mejores Prácticas de Cambio Climático en Municipios, será moderada por el director de la Oficina de Planificación, Participación y Control Ambiental del Gobierno vasco, Alberto Jiménez de Aberasturi. Los ponentes serán la coordinadora de Clima y Aire ICLEI Europa, Ilaria de Altin, así como representantes de Udalsarea 21, de los ayuntamientos de Estocolomo y Camden -los dos últimos por confirmar-. La conferencia finalizará con la puesta en común de Conclusiones Comparativas y Compromisos a Nivel Nacional, Regional y Local a cargo del viceconsejero vasco de Medio Ambiente, Ibon Galarraga, y la posterior clausura de la consejera Larrañaga.

    La información sobre esta conferencia Internacional sobre Cambio Climático que acogerá Bilbao a finales de abril se puede ampliar en http://www.climatechangebilbao.net, en la página del Departamento vasco de Medio Ambiente, http://www.ingurumena.net o en el teléfono 900 840 664. La cuota de inscripción, de 50 euros, se podrá formalizar hasta el 16 de abril.

    jonkepa said:
    22 març 2007 a les 8:39 pm

    El ex vicepresidente de EEUU Al Gore ha dicho hoy que el calentamiento global ha puesto al ser humano frente a la mayor crisis de su historia, y ha pedido al Congreso de su país que actúe ante la que calificó como una “verdadera emergencia planetaria”.
    La comunidad científica insiste en la necesidad de reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera para frenar la constante subida de temperaturas que amenaza, en última instancia, la existencia de la propia vida en la Tierra.
    Gore participó hoy en sendas audiencias en el Congreso y el Senado estadounidense, adonde no había acudido desde enero de 2001, cuando se certificó su derrtota en las elecciones presidenciales del 2000 frente al actual presidente de EEUU, George W. Bush.
    Desde entonces, se ha convertido en un líder ecologista, en protagonista del documental doblemente ‘oscarizado’ Una verdad incómoda en el que alerta de las consecuencias del calentamiento global, y ha sido propuesto para los premios Nobel de la Paz y el Príncipe de Asturias de Cooperación.
    Resistencia «ecológica» de los republicanos
    Su regreso al Capitolio refleja el mayor compromiso del nuevo Congreso -de mayoría demócrata- con el desafío del cambio climático, un problema que EEUU ha ignorado durante años, al ser uno de los últimos países en aceptar la evidencia científica sobre el cambio climático y en reconocer la influencia del hombre en el aumento global de las temperaturas.
    “Existe la esperanza en el país de que este Congreso (…) presentará soluciones valiosas a esta crisis”, dijo Gore , quien se encontró con una cálida acogida entre las filas demócratas y con la fría recepción de destacados republicanos.
    “Estás totalmente equivocado”, le dijo el legislador Joe Barton, el republicano de mayor rango en el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes, quien cuestionó que las emisiones de dióxido de carbono provoquen una subida de las temperaturas.
    En el Senado, se embarcó en un agitado debate con James Inhofe, el republicano de Oklahoma famoso por haberse referido al calentamiento global como “el mayor engaño” al que ha tenido que hacer frente el pueblo estadounidense y tachó al ex vicepresidente de “alarmista”.
    Gore defendió el Protocolo de Kioto, que Washington se ha negado a ratificar, e insistió en que, pese a no formar parte del tratado, Estados Unidos debería de cumplir con las metas establecidas en el mismo, entre ellas congelar “inmediatamente” las emisiones de CO2.

    jonkepa said:
    22 març 2007 a les 8:38 pm

    El déficit de precipitación en la Comunitat Valenciana desde septiembre es del 10 por ciento, con lo que ya se acumulan 30 meses de sequía climática, según un informe elaborado por la sección de Climatología del Centro Meteorológico de Valencia.
    El balance de los dos años y medio de sequía ofrece un déficit estimado del 20 por ciento de precipitación, con el 96 por ciento del territorio de la Comunitat con déficit pluviométrico.
    Entre el 1 de septiembre de 2006 y el 28 de febrero de 2007, lo que se denomina año agrícola o hidrometeorológico, el déficit de precipitación se registra en un 80 por ciento del territorio de la Comunitat y en áreas litorales de Castellón y Valencia, y en el norte de Alicante, las precipitaciones son superiores a la media
    El déficit de estos 6 meses se acumula al registrado en la Comunitat desde septiembre de 2004, cuando se estima comenzó la actual sequía climática.
    Durante los dos años y medio de sequía en la Comunitat, hubo algunos periodos de lluvia, como el de diciembre de 2004, enero de 2005 o noviembre de 2006, pero en general fueron de corta duración, sin gran extensión espacial y, en la mayoría de casos, no tuvieron gran penetración hacia el interior, limitándose los registros más importantes a zonas litorales o montañas prelitorales.
    Las zonas más deficitarias de los 30 meses de sequía climática se extienden por gran parte de la provincia de Valencia, sur de la de Alicante, y extremo norte de Castellón.
    La sequía fue más intensa en el periodo septiembre de 2004 a agosto de 2005, cuando se llegó a acumular un déficit del 30 por ciento, en el periodo de septiembre de 2005 a agosto de 2006, con un déficit del 12 por ciento, y en los últimos 6 meses, del 10 por ciento.

    marceli responded:
    22 març 2007 a les 7:02 pm

    Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial del Agua
    22 de marzo de 2005

    El agua es esencial para la vida y, sin embargo, es escasa para millones de personas en todo el mundo. Muchos millones de niños mueren a diario por enfermedades transmitidas por el agua y la sequía azota periódicamente algunos de los países más pobres del planeta.

    El mundo debe dar respuestas mucho mejores. Hemos de aprovechar mejor el agua, especialmente en la agricultura. Hay que liberar a las mujeres y las niñas de la tarea diaria de ir a buscar agua, a menudo muy lejos, y hacerles participar en la adopción de decisiones sobre su ordenación. Debemos dar una importancia prioritaria al saneamiento, aspecto en el que el progreso va más a la zaga. Además, hemos de demostrar que los recursos hídricos no deben ser fuente de conflicto, sino un elemento catalizador para la cooperación.

    Se han producido avances considerables, pero todavía queda una gran labor por hacer. Por eso, este año el Día Mundial del Agua marca también el comienzo del Decenio “El agua, fuente de vida”. Nuestro objetivo es alcanzar las metas acordadas internacionalmente para 2015 en el ámbito del agua y el saneamiento y sentar las bases para seguir avanzando en los años siguientes.

    Estamos ante un asunto urgente de desarrollo humano y de dignidad humana. En este Día Mundial del Agua, adoptemos la decisión de trabajar más para proporcionar agua potable y apta para el consumo a todas las personas del mundo. Asimismo, reafirmemos nuestro compromiso de ordenar mejor los recursos hídricos mundiales, que son nuestro único medio de supervivencia y de conseguir un desarrollo sostenible en el siglo XXI.

    Medidas adoptadas para organizar las actividades del Decenio Internacional para la Acción, “El agua, fuente de vida”, 2005-2015 – Informe del Secretario General.

    marceli responded:
    22 març 2007 a les 7:01 pm

    22 de marzo – Día Mundial del Agua 2006: Agua y cultura
    La coordinación de los eventos llevados a cabo alrededor del mundo con ocasión del Día Mundial del Agua (DMA) se confía cada año a una agencia diferente del sistema de las Naciones Unidas, eligiéndose también cada año un tema particular que ilustre los múltiples aspectos relativos al agua. Este año, el Día Mundial del Agua será coordinado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el tema “Agua y cultura”.

    Construimos nuestras ciudades cerca del agua; nos bañamos en el agua; jugamos en el agua; trabajamos con el agua. Nuestras economías están en gran parte basadas sobre la fuerza de su corriente, el transporte a través de ella y, todos los productos que compramos y vendemos están vinculados, de una u otra manera, al agua. Nuestra vida diaria se desarrolla y se configura en torno al agua. Sin el agua que nos rodea – la humedad del aire, la fuerza de la corriente fluvial, el agua del grifo – nuestra existencia sería inconcebible. En las últimas décadas, nuestra estima por el agua ha decaído. Ya no es un elemento digno de veneración y protección, sino un producto de consumo que hemos descuidado enormemente. El 80% de nuestro cuerpo está compuesto de agua y dos tercios de la superficie del planeta están cubiertos por agua: el agua es nuestra cultura, nuestra vida.

    El tema “Agua y cultura” del DMA 2006 atrae nuestra atención hacia el hecho de que existen tantas maneras de considerar, utilizar y conmemorar el agua como tradiciones culturales alrededor del mundo. Sagrada, el agua se sitúa en el centro de numerosas religiones y se utiliza en diversos rituales y ceremonias. Durante siglos, el agua ha sido también fuente de inspiración para el arte, que la ha representado a través de la música, la pintura, la literatura y el cine. El agua constituye también un factor esencial en diversos ámbitos científicos. Cada región del mundo tiene su particular forma de consagrar el agua, pero todas reconocen su valor y el lugar central que ocupa en la vida humana. Las tradiciones culturales, las prácticas indígenas y los valores sociales determinan la manera en que las poblaciones perciben y gestionan los recursos hídricos en las distintas regiones del mundo.

    Como punto focal de las Naciones Unidas para la promoción de la diversidad cultural, la UNESCO pretende conservar y respetar la especificidad de las distintas culturas, acercándolas y extendiéndolas en un mundo cada vez más interactivo e interdependiente.

    marceli responded:
    22 març 2007 a les 7:00 pm

    Hoy es el dia mundial del agua.
    Acerca del Día Mundial del Agua
    La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1993 la resolución A/RES/47/193 por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, a celebrarse a partir de 1993, en conformidad con las recomendaciones de la Conferencia de la Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo contenidas en el Capítulo 18 (Recursos de Agua Dulce) de la Agenda 21. Se invitó entonces a los diferentes Estados a consagrar este día, en el marco del contexto nacional, a la celebración de actividades concretas como el fomento de la conciencia publica a través de la producción y difusión de documentales y la organización de conferencias, mesas redondas, seminarios y exposiciones relacionadas con la conservación y desarrollo de los recursos hídricos así como con la puesta en práctica de las recomendaciones de la Agenda 21.

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:37 pm

    A MODO DE CONSEJOS VARIOS
    La función “stand by” que tienen los ordenadores, TV, aparatos de música, vídeo,
    etc. no se alimenta de la nada. Esta función puede suponer el 5% del consumo de la
    vivienda, ya que pueden si no los desconectamos del todo, funcionan “en espera” 24
    horas, todos los días del año, incluidas vacaciones.
    􀀹 Procura desconectar totalmente todos los aparatos cuando no los utilices.
    􀀹 Evita la plancha para pocas prendas. La plancha consume mucho para
    calentarse.
    􀀹 Las bombillas de bajo consumo aunque son más caras, se amortizan en sólo
    tres meses, pues consumen 5 veces menos y duran 10 veces más.
    􀀹 Reciclando el aluminio de las latas ahorramos el 95% de la energía que se
    consume en su producción. El reciclaje de una tonelada de vidrio (2000
    botellas) ahorra 100 litros de petróleo El papel reciclado reduce en un 40%
    el gasto de energía y en 58% el uso de agua
    5. EN MOVIMIENTO
    En el Estado Español, el transporte consume el 41% de la energía final que debido a
    su dependencia de los combustibles fósiles, supone el 67% del petróleo consumido
    en España.
    La supremacía de la carretera sobre otros medios de transporte más sostenibles
    (el transporte por carretera supone en España el 90% en el transporte de viajeros
    y el 80% en las mercancías) y el constante aumento del consumo energético del
    sector hacen que sea el transporte donde nos juguemos el cumplimiento de Kioto y
    la respuesta al cambio climático.
    Además el transporte por carretera tiene otras nefastas consecuencias, 40.000
    personas mueren anualmente en las carreteras de la UE, la congestión del tráfico
    supone el 0,5% del PIB, los accidentes el 2% del PIB. y además cuando no circulan
    los vehículos también realizan una auténtica usurpación del espacio público

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:37 pm

    COCINANDO A TODO GAS
    Cocinando consumimos el 4% de la energía del hogar. La cocina y los hornos, mejor
    si son de gas. Los hornos también tienen etiqueta, los más eficientes A ó B
    􀀹 Puedes aprovechar el calor residual de cocinas y hornos bajando la
    temperatura antes de terminar de cocinar los alimentos.
    􀀹 Si tienes vitrocerámica, es más eficiente usar el programa económico.
    􀀹 Mejor si es de gas y de convección.
    􀀹 Si no abres la puerta del horno aprovecharás mejor el calor.
    􀀹 Los Pucheros y cazuelas es preferible que tengan el fondo mayor que el
    fuego.
    􀀹 Si pones tapa al cocinar, ahorrarás hasta un 20% de energía.
    􀀹 Las ollas a presión consumen la mitad de energía que las convencionales.

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:36 pm

    LA COLADA
    El mayor consumo energético de la lavadora es el del calentamiento del agua.
    Por eso es importante minimizar el uso de agua caliente en las coladas.
    􀀹 Siempre que sea posible, procura lavar con agua fría o baja temperatura.
    􀀹 Los detergentes ecológicos, o sin fosfatos, son menos contaminantes.
    􀀹 Si compras una lavadora, las bitérmicas, con dos tomas de agua
    independiente, permiten tomar el agua caliente del ACS y evitan el
    calentamiento por medio de la electricidad, que supone un mayor consumo
    de energía primaria.
    􀀹 Es preferible acumular ropa hasta completar una colada. Analiza los ciclos
    de lavado, es importante disponer, de programa de media carga y de un ciclo
    económico corto.
    􀀹 Las lavadoras de carga frontal generalmente consumen menos energía y
    agua que las de carga superior
    􀀹 siempre que sea posible el secado al sol, evitando la secadora

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:36 pm

    ¡¡ CUIDADO, EL FRIGORÍFICO NO DESCANSA !!
    El frigorífico es el electrodoméstico que más electricidad consume en el hogar,
    pues funciona 24 horas, 365 días al año. Consume el 5% de la energía del hogar.
    Pequeñas labores de mantenimiento consiguen significativos ahorros de energía.
    􀀹 Procura mantener limpia y ventilada la parte trasera de los frigoríficos y
    congeladores. En malas condiciones consumen hasta un 15% más.
    􀀹 No abrir la puerta inútilmente y mantener en buen estado las gomas de
    las puertas y descongelar el congelador cuando alcance 3 mm de espesor.
    reducen sensiblemente el consumo de energía

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:35 pm

    EL AGUA CALIENTE
    El agua caliente sanitaria (ACS) supone entre un 15 y un 20% del consumo
    energético doméstico. Por eso es importante regular el consumo a nuestras
    necesidades y aislar bien las tuberías de conducciónde agua caliente.
    􀀹 Una temperatura adecuada del agua en calderas es 60º.
    􀀹 Una temperatura de 35o C es suficiente para el aseo personal y reduce
    el consumo de agua y energía
    􀀹 bajando 10º la temperatura del agua caliente ahorramos un 15% de
    energía.

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:35 pm

    La calefacción supone más de las dos terceras partes del consumo energético
    de una vivienda. La gestión del sistema de calefacción debe permitir que se
    regule cada espacio según sus necesidades, favoreciendo la autonomía en el uso. No
    calentar recintos y pisos vacíos, diferenciar cada espacio (pasillos, dormitorios,
    sala de estar) y las horas de estancia. Los sistemas automatizados facilitan el
    control, pero deben permitir la intervención manual para optimizar el consumo
    energético.
    Es fundamental el Mantenimiento periódico de calderas, radiadores..
    􀀹 Bajar un grado la temperatura del termostato supone ahorrar un 7% del
    consumo de calefacción.
    􀀹 Colocando Válvulas termostáticas en los radiadores podemos regular
    independientemente la temperatura de cada habitación.
    􀀹 Una temperatura agradable para el cuarto de estar es 20º o menos, y
    16º en las habitaciones.
    􀀹 10 minutos son suficientes para ventilar la casa, ojo, antes de encender
    la calefacción.

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:34 pm

    UNA FUENTE DE ENERGÍA PARA CADA USO
    Para calentar (calefacción, agua caliente y cocina) es preferible hacerlo con gas
    que con electricidad, ya que el rendimiento energético de la electricidad para el
    calentamiento es mucho menor.
    Tal vez en el edificio de tu vivienda se pueden instalar colectores solares para
    calentar el agua.
    􀀹 La electricidad no es recomendable para calefacción ya que para obtener
    energía eléctrica necesitamos tres veces más energía que si usamos
    directamente los combustibles.
    􀀹 los colectores solares pueden proporcionar el 60% del agua caliente
    sanitaria de la vivienda

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:34 pm

    El carro de la compra, es un carro de combate, con perdón. Nuestras elecciones
    como consumidores y consumidoras nos permite favorecer a las empresas y
    productos más respetuosos con el medio, boicotear a quienes no lo son, e incidir
    para que los nuevos procesos productivos y servicios sean más respetuosos.
    promocionar las responsables: envases, reciclaje.
    􀀹 los productos con menor embalaje y con embalaje reciclable suponen un
    ahorro de energía y recursos. Por ejemplo el aluminio de los envases
    tiene un altísimo coste energético para su producción.
    􀀹 si eliges los productos locales o producidos lo más cerca posible
    reducirás los consumos asociados al transporte. Cada vez son más los
    productos frescos que recorren largos recorridos en camiones
    frigoríficos para abastecer nuestra despensa
    􀀹 si haces la compra en los comercios de tu barrio o localidad evitarás
    comprar cosas innecesarias y reducirás el consumo asociado al
    transporte hasta un Centro Comercial.
    􀀹 si llevas tu carrito de la compra evitarás un gasto superfluo de bolsas
    de plástico.
    􀀹 si tienes que comprar electrodomésticos, calentadores de agua, equipos
    de aire acondicionado, bombillas, ten en cuenta que los aparatos con
    etiqueta A, B pueden llegar a consumir menos de la mitad que uno de
    clase D. Los menos eficientes son los de clase E y F.
    􀀹 si tienes que contratar un servicio, puedes elegir los más respetuosos.
    Por ejemplo una Ciclomensajería, un servicio de hotel que tenga un
    sistema solar para el agua caliente o que te permita no lavar sábanas y
    toallas todos los días servicios.

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:32 pm

    CÓMO SE REPARTE EL CONSUMO DE ENERGÍA
    Es importante tener información para ponderar qué sectores y
    actividades suponen consumo energético para que nuestros esfuerzos,
    hábitos, nuestras decisiones, nuestras opciones políticas…….
    obtengan los mayores ahorros de energía
    CONSUMO VIVIENDA MEDIA POR PERSONA EN KWH AL AÑO /
    CONSUMO VEHÍCULO MEDIO EN KWH SEGÚN Km AÑO

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:32 pm

    EL PRECIO DE LA ENERGÍA
    El precio que pagamos por la energía no incorpora los costes ambientales y
    sociales derivados de su extracción, transporte y uso. Es decir, no
    incorporan las externalidades en el precio de la energía.
    Si en el precio de la gasolina estuvieran comprendidos los costes ambientales
    del uso del coche particular, cada litro tendría que costar 5 €

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:31 pm

    ENERGIA Y DESIGUALDAD
    En el ciclo de la energía también salen perdiendo los países empobrecidos. Son
    quienes aportan los combustibles. Tan solo se benefician sus élites mientras la
    mayor parte de la población sufre expropiaciones y la contaminación de unas
    explotaciones no respetuosas con el medio. Sin embargo el cambio climático
    afecta a toda la humanidad.
    Los países industrializados emiten más del 75% de los gases contaminantes
    2.000 millones de personas carecen de electricidad

    Marcel·lí said:
    22 març 2007 a les 6:31 pm

    EL EFECTO INVERNADERO
    Informarse someramente de qué manera se produce el efecto invernadero que
    genera cambio climático.
    ESQUEMA EFECTO INVERNADERO
    El 94% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) son debidas
    al tratamiento de la energía.
    Equivalente entre energía y toneladas de CO2:
    1 kilovatio.hora electricidad = 1 kg de CO2
    1 litro gasolina = 2,35 kg de CO2
    1 litro de gasoil = 2,6 kg de CO2
    1 km en coche = 107,7 grs. de CO2

    marceli responded:
    20 març 2007 a les 3:26 pm

    La Agencia Espacial Europea (ESA) ha conseguido elaborar los primeros mapas o animaciones de los que se dispone en relación con la distribución mundial de los gases efecto invernadero más importantes sobre la superficie terrestre (dióxido de carbono y metano), que contribuyen al calentamiento del Planeta.

    Estas primeras películas sobre gases de efecto invernadero han sido posibles gracias a la labor de los científicos tras tres años de observaciones realizadas por el Espectrómetro de Absorción de Exploración e Imágenes para Cartografía Atmosférica (SCIAMACHY), a bordo del satélite Envisat de la ESA.

    Se trata del primer sensor espacial capaz de medir con gran sensibilidad los gases de efecto invernadero más importantes sobre la superficie terrestre, al observar el espectro de la luz solar a través de la atmósfera desde una posición “nadir”, según los responsables de la ESA.

    Los científicos Michael Buchwitz y Oliver Schneising, del Instituto de Física Medioambiental (IUP) de la Universidad alemana de Bremen, dirigido por el profesor John P. Burrows, han sido los responsables de la elaboración de los mapas basándose en observaciones de SCIAMACHY, entre los años 2003 y 2005.

    Aunque el dióxido de carbono es el gas invernadero más importante, las moléculas de metano atrapan el calor con una eficacia 20 veces superior a la de una molécula de dióxido de carbono, según los expertos.

    Además las emisiones de metano -el segundo gas invernadero más importante- pueden incrementarse de manera importante en el futuro por el calentamiento global si las zonas de permafrost actualmente heladas empiezan a liberar metano.

    El metano en los bosques

    Los datos sobre metano confirman los resultados de otro estudio realizado en 2005 por el Instituto de Física Medioambiental (IUP) de la Universidad de Heidelberg, junto con el KMNI (Royal Netherlands Meteorological Institute), según el cual existían emisiones de metano mayores de las previstas en bosques tropicales, distintas de los modelos de simulación obtenidos en el mismo periodo.

    Buchwitz y sus colegas utilizaron los datos de SCIAMACHY para obtener información sobre las columnas de dióxido de carbono, originadas tanto de manera natural como por actividades humanas, como quemar combustibles fósiles.

    Tal como sucede con el metano, existen importantes lagunas de conocimiento respecto a las fuentes de dióxido de carbono, como los incendios, la actividad volcánica y la respiración de organismos vivos, así como de las zonas de absorción natural, como los suelos y el océano.

    Al conocer mejor todos los parámetros referentes al ciclo del carbono, los científicos pueden predecir mejor el cambio climático y controlar mejor el cumplimiento de los tratados internacionales destinados a reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, como el Protocolo de Kioto, que promueve la reducción de seis gases, entre ellos el dióxido de carbono y el metano.

    jonkepa said:
    16 març 2007 a les 5:38 pm

    Una agencia gubernamental de Estados Unidos confirmó que en los últimos tres meses, es decir en el invierno en el hemisferio norte, se ha experimentado el periodo más cálido observado desde que se comenzó a llevar registros hace más de 125 años.

    La temperatura global de la superficie de la tierra durante el invierno del hemisferio norte también fue la más cálida de las registradas hasta ahora, mientras que la de la superficie del océano fue la segunda más alta después del invierno de 1997-98.
    La Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA, por sus siglas en inglés), dijo que la temperatura combinada en superficies terrestres y marítimas entre diciembre y febrero estuvo casi tres cuartos de grado por encima del promedio para el siglo XX.
    Un enero extraordinariamente cálido fue el responsable de elevar la media de las temperaturas combinadas para el invierno, señaló la página web de la agencia, http://www.noaa.gov.
    La temperatura del período entre diciembre y febrero superó en 0,72 grados Celsius a la cifra promedio del siglo pasado, indicó la agencia gubernamental.
    Las temperaturas fueron mayores a la media histórica en Europa, Asia, África Occidental, el sureste de Brasil y el noreste de la mitad de Estados Unidos.
    Según el analista de la BBC Martin Vennard, durante el último trimestre el clima estuvo más cálido que de costumbre en Europa, Asia, el occidente de África, el sudeste de Brasil y el noreste de Estados Unidos.
    La NOAA aseguró que la presencia de El Niño, un fenómeno estacional de calentamiento de partes del Océano Pacífico, contribuyó a las inusuales temperaturas.
    Durante el siglo pasado, las temperaturas de la tierra se han incrementado en alrededor de 0,06 grados Celsius por década, pero la tasa de aumento ha sido tres veces mayor desde 1976, con aproximadamente 0,18 grados Celsius por década.
    Expertos meteorólogos predicen que 2007 podría ser el año más cálido para el que se tengan registros.
    La NOAA manifestó que las temperaturas siguen subiendo a un ritmo de una quinta parte de grado por década.
    Según la agencia, algunos de los mayores aumentos de temperatura provienen del hemisferio norte.

    Anònim said:
    12 març 2007 a les 9:55 pm

    [...] en http://quiron.wordpress.com/ “El informe de Naciones Unidas deja meridianamente claro que la responsabilidad humana en el [...]

    nuncamais said:
    3 febrer 2007 a les 11:31 am

    Voy a ser un poco largo en mi exposición porque quiero llegar a los mismos fundamentos del absurdo comportamiento del ser humano en el uso de la casa común: la tierra.
    El ser humano es autodestructivo. Lo es a nivel individual en muchos casos. Como ejemplo de ello se podrian poner varios comportamientos individuales como el de comer por encima de las necesidades de ingestión de alimentos energéticos y plásticos que provoca primero sobrepeso y posteriormente obesidad. Esta última termina con la vida del individuo en edades tempranas, desde luego mucho menores de aquellas que se pueden alcanzar con una vida plenamente gratificante con una alimentación adecuada y con unas medidas higiénicas de acuerdo con las necesidades básicas del cuerpo humano.
    La poca variedad en los elementos que constituyen la dieta habitual puede provocar carencias de elementos básicos para la actividad normal del cuerpo humano. Si tenemos en cuenta las variadas necesidades fisiológicas del cuerpo podemos darnos cuenta que este necesita tres grandes grupos de compuestos químicos: los hidratos de carbono que proporcionan la energía necesaria, lo mismo que las grasas que, por ello se denominan alimentos energéticos y las proteinas que proporcionan los elementos básicos para la contrucción de la musculatura. A esto debemos añadir las vitaminas, los compuestos minerales lo mismo los que intervienen en cantidades apreciables en la constituciones de los huesos y de los demás órganos, como de aquellos, llamados oligoelementos de los que es necesaria una ingesta en pequeñas cantidades. A este panorama podríamos añadir la fibra, necesaria para un adecuado tránsito intestinal.
    Si tenemos en cuenta la enorme variedad de los distintos comonentes de los alimentos, llegaremos a la conclusión de que, para ingerirlos todos se impone la adopción de una dieta sumamente variada de manera que podemos decir sin temor a equivocarnos que la mejor dieta es la más variada.
    El ejercicio físico moderado constituye un complemento de una alimentación sana. Resulta ridículo el hecho de que individuos que usan constantemente y abusan del coche para sus necesidades locomotivas y que, al llegar a casa, invariablemente hacen uso del ascensor para acceder a su vivienda, sienten la necesidad de jugar al tenis, al padel o cualquier otro deporte para compensar su carencia de actividad física.
    La exposición a los rayos solares, que son los responsables de dos clases de efectos, unos beneficiosos como la producción de vitamina D, antiraquitismo por efecto de la irradiacions de la provitamina que existe en la piel, y otros perjudiciales relacionados con el cáncer de piel a causa de una irradiación excesiva, así como el envejecimiento de la piel por la misma causa.
    En referencia con las necesidades psicológicas el afán autodestructivo se deriva esencialmente del odio, del afán de posesión de riquezas y de los comportamientos insolidarios provocados por estos lacras.
    Creo que con lo dicho basta para tener unas pinceladas que retratan el comportamiento autodestructivo del hombre a nivel individual que es la base y el fundamento del comportamiento autodestructivo de la humanidad a nivel colectivo.
    El afán de posesión, fruto del intento de satisfacción del orgullo personal y del goce de los sentidos, provoca las guerras y la explotación del hombre por el hombre, a nivel de clases sociales y a nivel continental.
    La producción, comercio y uso de armas es uno de los mayores absurdos humanos. Invertir en ingenios, que, en el mejor de los casos, van a tener como destino quedar obsoletos en unos pocos años es una de las mayores locuras del hombre, sobretodo si se tiene en cuenta que mucho peor es que estas armas sirvan al fin para el que han sido construidas: matar. Y este cáncer mental está tan extendido que gobiernos teoricamente de izquierdas com el nuestro despilfarran cantidades tremendas de recursos en este capítulo. No dispongo de datos en este momento pero he leído informaciones fidedignas que ponen los pelos de punta al desvelar lass cantidadesd del nuestro presupuesto de dinero trabajosamente conseguido con nuestro trabajo se dedica a satisfacer unas ilusorias necesidades militares.
    La detracción de cantidades ingentes de recursos dedicados al armamento y al ejército hace imposible su uso para actividades relacionadas con la lucha contra en cambio climático.
    Esta lucha debe ser una lucha sin cuartel, basada en la predisposición de todos los ciudadanos y su colaboración bajo la dirección de los poderes públicos. Para ello falta todavía conciencia de la magnitud de la tragedia y una firme resolución de combatirla porque en ello nos jugamos el futuro de nuestros descendientes.
    En que debe fundarse la lucha contra el cambio climático? En primer lugar en el ahorro energético a todos los niveles. Para enumerar solo lo más obvio diré que es necesario el reciclado de todo lo reciclable, el ahorro en calefacción y refrigeración, la racionalización del transporte tanto de mercancias como de pasajeros estudiando la posibilidad real de reducirlo al mínimo, sobretodo por una adecuada distribución geográfica de la población y de la producción de recursos. El ciudadano debe vivir lo más cerca posible de su centro de trabajo. Los bienes de consumo deben evitar los absurdos del comercio a escala mundial, que trasladan absurdamente servicios y producción de bienes a distancias enormes del punto en que deben ser consumidos.
    Deben proveerse los paises demedios de trasporte colectivos eficientes que disuadan en la medida de lo posible del uso del trasporte individual.
    El capítulo de los embalajes, muchos de ellos suntuarios, debe reducirse al mínimo por ser elementos absolutamente inútiles a nivel social, solo al servicio del marketing.
    Logicamente todo lo expresado hasta aquí, y muchas otras materia que se me escaparon, por falta de conocimiento de las mismas, así como por no aburrir demasiado al lector, constituye un programa de actuación ingente,a nivel individual, a nivel colectivo, a nivel de los gobiernos y de las grandes corporaciones industriales.
    Hay un asunto que no he visto nunca citado como contribución a la lucha contra el calentamiento global: una campaña, a nivel mundial, de repoblación forestal intensa y extensa. La razón es obvia. Si, por una parte, la lucha debe llevarse a cabo disminuendo la producción de CO2, por otra debe tenerse en cuenta del efecto de la función clorofílica de los vegetales como sumidero de este CO2. Creo que la captación del CO2 para la cormación de masa forestal puede ser un elemento cuya influencia es útil estudiar. Si por una parte la combustión de productos del petróleo – antiguas masas forestales cuyo carbono pasa a la atmósfera – lanza a esta cantidades ingentes de C en forma de CO2, la captación este para formar nueva masa forestal parece de cajón que puede ser de utilidad para barrer la atmósfera de CO2.
    El mundo dispone de unos recursos limitados que deben ser distribuidos con equidad y con eficiencia, muy al contrario de lo que se hace actualmente. No soy muy optimista en cuanto a poderlo conseguir de manera mínimamente aceptable. Para ello cada individuo y cada gobierno debieran estar imbuidos del espíritu de pobreza evangélica que consiste en estar muy atentos al uso adecuado de los medios que Dios puso a disposición de los humanos en su conjunto, con justicia y con eficiencia.
    Y aquí termino porque el tema es inagotable y hay que poner fin a él cuando uno cree que ya ha dicho lo que juzga que es lo más importante.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:03 am

    ¿Qué es la vulnerabilidad climática?
    La vulnerabilidad climática se deriva de las condiciones extremas en el clima que afectan la vida del planeta y los impactos que tienen en la sociedad o en un ecosistema.

    Estos impactos, que pueden ser desde imperceptibles hasta catastróficos, dependen de la intensidad y duración de una anomalía en la lluvia o la temperatura, así como del grado de vulnerabilidad de la sociedad o ecosistema.

    Para entender el origen de muchos de los grandes desastres naturales se debe tener en cuenta el factor riesgo, como una combinación de la amenaza y de la vulnerabilidad.

    En el caso del cambio climático global, la amenaza pueden ser las condiciones extremas asociadas al fenómeno, mientras que la vulnerabilidad climática estará asociada al desarrollo (o subdesarrollo) del país.

    En México, la vulnerabilidad de la población a extremos del clima es grande. Por ejemplo y dado que una vasta parte de nuestro territorio es semiárido (poca precipitación la mayor parte del año), los cambios en la temporada de lluvias resultan en amenaza de sequía y, con frecuencia, en desastres para sectores dependientes del agua.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:02 am

    12. ¿Cuáles son los impactos potenciales de un cambio climático a nivel mundial?
    Los estudios científicos desarrollados por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC), pronostican que entre 1990 y 2100 la temperatura promedio del planeta aumentará entre 1.4 y 5.8°C, el promedio del nivel del mar aumentará entre 9 y 88 cm, lo que causará un paulatino deshielo de los polos glaciares, y la consiguiente desaparición de zonas costeras bajas.

    Las proyecciones indican que aumentará la contaminación atmosférica local y global, y se retrasará la recuperación de la capa de ozono estratosférico.

    El cambio climático podría también afectar la productividad de los ecosistemas terrestres y marinos, con pérdida potencial de diversidad genética y de especies; podría acelerar la tasa de degradación de la Tierra, y aumentar los problemas relacionados con la cantidad y calidad del agua en muchas zonas geográficas. Todo lo anterior, afectará el clima de la Tierra al cambiar las fuentes y sumideros de gases de efecto invernadero, el balance radiativo de la atmósfera y el albedo de la superficie.

    Las mismas proyecciones indican que el ciclo hidrológico se intensificaría dando lugar a precipitaciones frecuentes e intensas en algunas regiones, y prolongadas sequías en otras.

    Estos cambios en el clima afectarán a los seres vivos que habitan el planeta. Algunas especies de fauna y flora tenderán a migrar o a desaparecer ante la modificación de sus ecosistemas. La existencia de los seres humanos y el funcionamiento de sus sistemas de organización política, económica y social también están seriamente amenazados por un cambio en el clima como el pronosticado

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:01 am

    11. ¿Cuál es la diferencia entre variabilidad climática y el cambio climático?
    La variabilidad del clima se refiere a variaciones en las condiciones climáticas medias y otras estadísticas del clima (como las desviaciones típicas, los fenómenos extremos, etc.), que pueden suceder en cualquier momento y en cualquier sitio del planeta. La variabilidad puede deberse a procesos naturales internos que ocurren dentro del sistema climático (variabilidad interna), o a variaciones en el forzamiento externo natural o antropógeno (variabilidad externa).

    Por otra parte, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en su Artículo 1, define el cambio climático como: “cambio del clima atribuido directa o indirectamente a actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial, y que viene a añadirse a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables” (IPCC, 2001).

    Por tanto, la variabilidad del clima se refiere a variaciones provocadas de manera natural o por influencia de las actividades del hombre, mientras que el cambio climático únicamente es atribuible a la influencia de actividades humanas.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:01 am

    10. ¿Qué es el fenómeno de la Niña?

    Es un fenómeno natural que resulta de la interacción entre la superficie del océano y la atmósfera sobre el Pacífico tropical. La Niña se refiere a un enfriamiento periódico de la temperatura de las partes central y Este del océano Pacífico que ocurre en periodos de 3 a 5 años. La Niña representa la fase fría del ciclo El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), y es algunas veces referido como un episodio frío del Pacífico. Por lo regular este fenómeno se presenta después de El Niño

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:00 am

    9. ¿Qué es el fenómeno del Niño?
    El fenómeno conocido como El Niño es una condición anómala en la temperatura del océano en el Pacífico tropical del este. El Niño corresponde al estado climático en el que la temperatura de la superficie del mar está 0.5°C o más por encima de la media del período 1950-1979, por al menos seis meses consecutivos, en la región conocida como “Niño 3”(4°N-4°S, 150°W-90°W). (Magaña, 2004[7]).

    El Fenómeno El Niño se le denomina también ENSO, por las siglas en inglés de El Niño – Southern Osscillation (Oscilación del Sur). Mientras El Niño se refiere a la parte oceanográfica, la Oscilación del Sur se refiere a un fenómeno meteorológico global del que sólo recientemente se ha descubierto su relación con el anterior. Se trata de una oscilación de las presiones atmosféricas entre dos lugares del pacífico caracterizada por las mediciones hechas en Darwing (Australia) y Tahiti.

    El Niño produce cambios en la circulación de la atmósfera, lo que altera el clima de todo el planeta. Esto genera alteraciones en el ciclo hidrológico y en la disponibilidad del agua. Por ejemplo, entre 1997 y 1998, el Niño causó lluvias torrenciales que en muchos casos resultaron en inundaciones, mientras que en otras partes se presentaron sequías.

    Algunos de los efectos socioeconómicos del Niño son: hambrunas, incendios forestales, plagas, daños a propiedades, pérdida de vida silvestre, racionamiento de agua, y muertes, entre otros.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:00 am

    8. ¿Qué papel juegan los océanos en el sistema climático?
    Los océanos juegan un papel central en la evolución del clima por su capacidad de almacenar, transportar y liberar grandes cantidades de calor mediante sus interacciones con la atmósfera y con los suelos. Los océanos absorben y emiten radiación, tienen un rol central en la dinámica del vapor de agua, y almacenan enormes cantidades de carbono.

    A través de los anteriores procesos, los océanos participan en la regulación del clima. Sin embargo, su participación es sumamente compleja y difícil de estimar con precisión.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 10:00 am

    7. ¿Cuáles son las estimaciones y las consecuencias previstas del aumento en las temperaturas?
    De acuerdo a los científicos que han analizado este fenómeno, cada vez tendremos climas más extremosos y fenómenos climáticos más intensos. En general, los veranos serán más cálidos y los patrones de las lluvias se modificarán lo que dará lugar a una variación en la frecuencia de sequías e inundaciones.

    También se teme que las capas de hielo que actualmente permanecen en las partes más frías del planeta (en los polos y en las cimas de las montañas) se vayan derritiendo lo que ocasionará un aumento en el nivel del mar y la posible inundación permanentemente de amplias zonas costeras.

    En el caso de México, se prevé una variación en la disponibilidad de agua en el país, variaciones en los patrones de lluvia y sequía, y posibles afectaciones a la actividad agrícola.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:59 am

    6. ¿Cuáles son las pruebas que se tienen del cambio climático?
    Existen diversas evidencias del cambio climático, aunque la principal es el aumento de la temperatura promedio de la atmósfera:
    La temperatura superficial media aumentó unos 0.6ºC (± 0.2°C) durante el Siglo XX. El incremento de la temperatura se manifestó principalmente entre 1910 y 1945; y entre 1976 y 2000. Las temperaturas nocturnas y en tierra firme son las que más acusaron dicho aumento. (IPCC, 2001)
    Otra evidencia es la disminución en la extensión del hielo y la capa de nieve sobre la superficie terrestre:
    Datos de satélites muestran que es muy probable que haya habido disminuciones de un 10 % en la extensión de la capa de nieve desde finales de los años 60 (IPCC, 2001).
    Otra prueba más es que el nivel medio del mar en todo el mundo ha subido y el contenido de calor de los océanos ha aumentado:

    Los datos de los mareógrafos muestran que el nivel medio del mar en el mundo subió entre 0.1 y 0.2 metros durante el siglo XX (IPCC, 2001).
    También hay algunas evidencias de cambio en el comportamiento de algunas especies animales y vegetales.

    En latitudes altas del hemisferio norte se incrementaron los eventos de precipitación intensa y tormentas fuertes son cada vez más frecuentes (IPCC, 2001).

    Si quieres conocer más evidencias te recomendamos visitar la sección “Para comprender el Cambio Climático”[6] de este sitio.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:58 am

    5. ¿Qué es el ciclo del carbono?
    El ciclo del carbono es la circulación o flujo del elemento carbono a través de los sistemas del planeta, es decir, de la atmósfera, de los seres vivos (biósfera), de las regiones de hielo y nieve (criósfera), de los suelos, sedimentos y rocas (geósfera), y del océano.

    El carbono se encuentra en intercambio constante entre dichos sistemas, y en su recorrido se transforma asociándose con otros elementos, tales como el oxígeno, el hidrógeno, el azufre, el fósforo y el nitrógeno para formar diferentes tipos de moléculas.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:58 am

    4. ¿Qué es el cambio climático?
    El Cambio Climático es un fenómeno que se manifiesta en un aumento de la temperatura promedio del planeta. Este aumento de la temperatura tiene consecuencias en la intensidad de los fenómenos del clima en todo el mundo.

    De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: “Por cambio climático se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables” (Artículo 1 de la CMNUCC, 1992).

    El cambio climático ocurre por una exacerbada acción del efecto invernadero; esto ocurre por una mayor concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:57 am

    3. ¿De dónde provienen los gases de efecto invernadero (GEI)?
    Los gases de efecto invernadero se encuentran de manera natural en la atmósfera, y también provienen de actividades humanas.

    Los GEI que existen de manera natural se mantienen con cierto equilibrio dentro de la atmósfera debido a los procesos geofísicos del planeta, tales como el ciclo del agua y el ciclo del carbono.

    Sin embargo, las actividades humanas han aumentado la concentración de los GEIs en la atmósfera. El origen de algunos GEI provenientes de actividades humanas es:

    El bióxido de carbono (CO2) proviene principalmente de la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural, o sus derivados) en la producción de energía, en el funcionamiento de los procesos industriales, y en su uso en el sector transporte; también proviene de los procesos industriales [como la producción de cemento, cal, sosa, amoniaco, carburos de silicio o de calcio, acero, y aluminio], la deforestación –que provoca la descomposición de la materia orgánica- y de la quema de la biomasa vegetal.
    El metano (CH4) proviene de la agricultura (p.ej. cultivo de arroz), el uso del gas natural [el metano es un componente del gas natural], la descomposición de los residuos en los rellenos sanitarios, y del hato ganadero.
    El óxido nitroso (N2O) se genera en la producción de ácido nítrico y ácido adípico, el uso de fertilizantes, en incineración de residuos, y en la quema de combustibles en el sector transporte.
    El perfluorometano, el perfluoroetano y los hidrofluorocarbonos (HFC) se generan en la producción de aluminio, espumas de poliuretano, ciertos solventes de limpieza especializados, aerosoles, y compuestos empleados en extintores. También pueden emitirse a la atmósfera por fugas o mal uso de los gases refrigerantes contenidos en refrigeradores, congeladores, equipos de aire acondicionado de casas, comercios y automóviles, y en equipos de refrigeración de empresas, transporte (trailers refrigerados), o de empresas productoras de hielo.
    El hexafluoruro de azufre (SF6) se genera durante la producción de ciertos tipos de aluminio, en fundiciones de aluminio o magnesio, y puede emitirse a la atmósfera por fugas o accidentes con equipo eléctrico de alto voltaje que emplea al SF6 como aislante.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:57 am

    2. ¿Cuáles son los gases de efecto invernadero?
    De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático(CMNUCC): “Por gases de efecto invernadero se entiende aquellos componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como antropógenos (de origen humano), que absorben y reemiten radiación infrarroja” (Artículo 1 de la CMNUCC, 1992).

    Debido a que estos gases tienen la capacidad de retener el calor emitido por la superficie terrestre, actúan a manera de un gigantesco invernadero que mantiene y regula la temperatura en la Tierra. Aunque solo representan el 1% de la composición atmosférica, cumplen funciones primordiales, ya que sin su existencia la Tierra sería demasiado fría para albergar la vida.

    Los gases de efecto invernadero naturales son los responsables de la existencia del efecto invernadero, fenómeno que mantiene la temperatura de la Tierra y que permite la presencia de vida en el planeta.

    Los gases de efecto invernadero naturales son:

    Vapor de agua (H2O)
    Bióxido de carbono (CO2)
    Metano (CH4)
    Óxido nitroso (N2O)
    Ozono (O3)
    Por su parte, los gases de efecto invernadero generados por las actividades del hombre son:

    Bióxido de carbono (CO2)
    Metano (CH4)
    Óxido nitroso (N2O)
    Perfluorometano (CF4) y perfluoroetano (C2F6)
    Hidrofluorocarbonos (nombres comerciales: HFC-23, HFCS-134a, HFC-152a)
    Hexafluoruro de azufre (SF6)
    Los gases previamente mencionados están regulados por la CMNUCC y por el Protocolo de Kioto.
    Existen otros gases que además de destruir la capa de ozono, también tienen la capacidad de retener el calor emitido por la Tierra. Aunque estos gases son cubiertos por la Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y por el Protocolo de Montreal, y no están cubiertos por el Protocolo de Kioto, también se consideran como gases de efecto invernadero[4]. Los gases son:

    Clorofluorocarbonos (nombres comerciales: CFC-11, CFC-12, CFC-113, CFC-114, etc.)
    Halones (nombres comerciales: Halon-1211, Halon-1301, Halon-2402, Halon-1202)
    Clorocarbonos: bromuro de metilo (CH3Br), tetracloruro de carbono (CCl4) metil cloroformo (CH3CCl3).
    Hidroclorofluorocarbonos (nombres comerciales: HCFC-22, HCFC-141b)

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:56 am

    1. ¿Qué es el efecto invernadero?
    El efecto invernadero es un fenómeno atmosférico natural que permite mantener la temperatura del planeta al retener parte de la energía proveniente del Sol [1].

    La Tierra recibe de forma permanente un flujo de rayos solares; una parte de los rayos del Sol son reflejados al espacio por las nubes, pero la mayor parte de estas ondas luminosas atraviesan la atmósfera y alcanzan la superficie terrestre. La energía recibida del Sol calienta la superficie de la Tierra y los océanos.

    A su vez, la superficie de la Tierra emite su energía de vuelta hacia la atmósfera y hacia el espacio exterior en forma de ondas térmicas conocidas como radiación de onda larga (radiación infrarroja).

    Sin embargo, no toda la energía liberada por la Tierra es devuelta al espacio; parte de ella queda atrapada en la atmósfera debido a la existencia de ciertos gases, denominados gases de efecto invernadero, que tienen la propiedad de absorber y re-emitir la radiación proveniente de la superficie de la Tierra.

    Los gases de efecto invernadero atrapan el calor emitido por la Tierra y lo mantienen dentro de la atmósfera, actuando a modo de un “gigantesco invernadero”. A este fenómeno se le conoce como Efecto Invernadero[2].

    Si el efecto invernadero no existiera de manera natural, la temperatura media de la Tierra sería de -180°C.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:55 am

    La región mediterránea sufrirá el impacto del aumento de la temperatura, la escasez de agua y los incendios forestales

    País-. La región mediterránea es la más vulnerable de Europa a los efectos del cambio climático. Así lo establece un amplio estudio internacional que pronostica un fuerte ascenso de las temperaturas y un descenso de lluvias en las próximas décadas. La investigación revela que, en un cuadro de fuerte crecimiento económico y alto consumo de combustible fósil, como el actual, la península Ibérica llegaría a registrar un aumento de temperaturas de 4,4 grados. Asimismo el estudio, en el que han participado científicos españoles, pronostica que entre un 14% y un 38% de la población mediterránea vivirá en cuencas que tendrán grandes problemas de escasez de agua.

    “Entre todas las regiones europeas, la mediterránea resulta la más vulnerable al cambio climático. Se prevén múltiples impactos potenciales, relacionados principalmente con el aumento de las temperaturas y la reducción de las precipitaciones”, explican los investigadores de un nuevo estudio, cuyos resultados se dan a conocer hoy en la revista Science. “Los impactos incluyen escasez de agua, aumento del riesgo de los incendios forestales, desplazamiento hacia el norte de la distribución de especies vegetales típicas y pérdida de potencial agrícola”, afirman los científicos.

    En el futuro el cambio de las temperaturas en Europa varía regionalmente pero se aprecia una clara tendencia al calentamiento. El incremento medio, en la segunda mitad del siglo XXI, puede ser de 2,1 grados centígrados en el mejor de los casos y de 4,4 grados en el peor, con mayor calentamiento en las latitudes altas y cambios considerables en los patrones de precipitaciones. El sur de Europa, con España, registra en todos los casos menos lluvias, especialmente en verano.

    El estudio parte de varias predicciones climáticas ya conocidas basadas en modelos, y aborda la influencia del calentamiento global en el continente europeo, considerando diferentes modelos de proyección hacia el futuro que tienen en cuenta los parámetros socio-económicos. En concreto, abarca los 15 países de la UE anteriores a la ampliación, más Noruega y Suiza, en tres plazos (2020, 2050 y 2080), respecto a 1990. Casi 40 investigadores de 15 instituciones europeas, incluidos tres españoles, han realizado el estudio, dirigido por Dagmar Schröter, del Instituto de Postdam de Investigación de Impacto del Clima, en Alemania.

    Agua dulce

    La disponibilidad de agua dulce, recalca el artículo de Science, afecta directa e indirectamente a la sociedad y a los ecosistemas. En Europa, el aumento de la población y de la intensidad del cambio climático supondrá que más gente vivirá en áreas con recursos hídricos ya críticos y se exacerbarán las deficiencias de agua en muchas áreas que ya están padeciendo el problema, advierten los investigadores. Esto será particularmente preocupante en España.

    La tendencia que se desprende de los modelos indica que entre un 20% y un 38% de la población mediterránea (un 14% en el mejor escenario posible) vivirá en cuencas que tendrán menos recursos hídricos que ahora. La escasez de agua se verá agravada por la mayor demanda debida a la irrigación y al turismo.

    Todos los escenarios analizados coinciden en predecir una reducción de las precipitaciones en España, particularmente en verano, y un aumento en la mayoría de las regiones septentrionales del continente.

    “La idea [de la investigación] es ofrecer estos resultados para dar a conocer cómo evolucionarán los ecosistemas según lo que hagamos y hacia dónde los dirijamos”, explica Santi Sabaté, de la Universidad de Barcelona y uno de los españoles autores del estudio. “Hablamos de una proyección cara al futuro, nada de esto ha pasado todavía. Sabemos que la maquinaria ambiental tiene mucha inercia y esto siempre se tiene que tener en cuenta, pero podemos anticiparnos a problemas que pueden venir y, como mínimo, prepararnos y dar información útil para la toma de decisiones”.

    Otras regiones europeas especialmente vulnerables, son las montañosas, donde el desplazamiento de las nieves hacia mayores alturas no sólo afectará radicalmente al turismo, sino que perturbará los regímenes fluviales. En los Alpes, la cota de nieve pasará de los 1.300 metros de altura actualmente a 1.500 ó 1.750 a finales del siglo XXI.

    Los ecosistemas resultarán seriamente afectados por el calentamiento global. Schröter y sus colegas se han centrado en la distribución de más de 2.000 especies vegetales y animales en toda Europa y explican que las mediterráneas y las de montaña son “desproporcionadamente sensibles al cambio climático”. Por ejemplo, al centrarse en especies concretas, los investigadores prevén que decrecerá la presencia de cuatro árboles típicos del Mediterráneo

    : Quercus suber, Quercus ilex, Pinus halepensis y Pinus pinaster

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:52 am

    Efecto invernadero

    A largo plazo la Tierra debe liberar al espacio la misma cantidad de energía que absorbe del sol. La energía solar llega en forma de radiación de onda corta, parte de la cual es reflejada por la superficie terrestre y la atmósfera. Sin embargo, la mayor parte pasa directamente a través de la atmósfera para calentar la superficie de la Tierra. Ésta se desprende de dicha energía enviándola nuevamente al espacio en forma de radiación infrarroja, de onda larga.

    El vapor de agua, el dióxido de carbono y los otros “gases de efecto invernadero” que existen en forma natural en la atmósfera, absorben gran parte de la radiación infrarroja ascendente que emite la Tierra, impidiendo que la energía pase directamente de la superficie terrestre al espacio. A su vez, procesos de acción recíproca (como la radiación, las corrientes de aire, la evaporación, la formación de nubes y las lluvias) transportan dicha energía a las capas altas de la atmósfera y de ahí se libera al espacio. Afortunadamente este proceso es muy lento e indirecto, ya que si la superficie de la Tierra pudiera irradiar libremente la energía, nuestro planeta sería un lugar frío y sin vida, tan desolado y estéril como Marte.

    Al aumentar la capacidad de la atmósfera para. absorber la radiación infrarroja, las emisiones de gases de efecto invernadero alteran la forma en que el clima mantiene el equilibrio entre la energía incidente y la irradiada. De no registrarse ningún otro cambio adicional, la duplicación de la concentración de gases de efecto invernadero de larga vida proyectada para comienzos del próximo siglo reduciría en un 2 por ciento la proporción de energía que nuestro planeta emite al espacio. La energía no puede acumularse sin más: el clima deberá adaptarse de alguna manera para deshacerse de ese excedente, y si bien un 2 por ciento puede no parecer mucho, tomando a la Tierra en su conjunto, ello equivale a retener el contenido energético de 3 millones de toneladas de petróleo por minuto.

    Los científicos señalan que estamos alterando el “motor” energético que acciona el sistema climático. Algo tiene que cambiar para atenuar el impacto.

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:48 am

    La astronomía desde la Tierra podría ser casi imposible para el año 2050 debido a que el calentamiento global ocasionará un aumento dramático en la cubierta de nubes, de acuerdo con la revista New Scientist.

    “Las nubes y los rastros de condensación de los aviones, o estelas de vapor, estorbarían“, afirmó Gerry Gilmore, astrónomo de la universidad de Cambridge.

    Su preocupación por la cubierta de nubes llevó a Gilmore a realizar este estudio, para entender cómo el tráfico aéreo y el calentamiento global afectarán la operación del telescopio de 100 metros de diámetro que se construirá en Chile.

    Éste será uno de una serie prevista de telescopios extremadamente grandes diseñados para observar los cielos con un detalle sin precedentes.

    Las estelas de vapor y el calentamiento global se alimentan uno a otro, dice Gilmore.

    “Las estelas de vapor aumentan el calentamiento global, y el calentamiento global ayuda a la formación de estelas de vapor más grandes”.

    Aunque se sabía que el aumento de las nubes era una amenaza potencial, los astrónomos no apreciaron la escala del problema hasta antes del estudio de Gilmore.

    “El estudio demuestra que los telescopios terrestres ya no servirán antes del 2050″.

    Gilmore espera divulgar aun más esta información, consecuencia pasada por alto del calentamiento global.

    “Podemos ir solamente a los lugares menos afectados e intentar hacer que los gobiernos aprueben leyes para proteger estos sitios, pero el futuro del transporte barato en aeroplano y el cambio climaáico está fuera de nuestras manos”.

    ” En verdad queremos esto para nuestros hijos?? “

    marceli responded:
    3 febrer 2007 a les 9:45 am

    UN CENTRO DE ESTUDIOS FINANCIADO POR EXXON MOBILE.
    Ofrecen dinero a científicos para cuestionar el informe sobre el cambio climático.
    El American Enterprise Institute (AEI), centro de estudios conservador financiado por una de las mayores petroleras del mundo, ha ofrecido 10.000 dólares a científicos y economistas para que pongan en tela de juicio el informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

    Así lo informa el diario británico ‘The Guardian’, según el cual ese grupo de presión, financiado por Exxon Mobil y con estrechos vínculos con el gobierno de George W. Bush, ha ofrecido ese dinero a los autores de artículos que pongan de relieve los fallos de ese informe, que advierte de un aumento de la temperatura global de entre 2 y 4,5 grados de aquí a finales de siglo.

    El American Enterprise Institute ha recibido más de 1.6 millones de dólares de la petrolera estadounidense y más de 20 personas de su plantilla han trabajado como asesores para la actual Casa Blanca.

    El ex presidente de Exxon Mobil, Lee Raymond, es actualmente vicepresidente del patronato de ese centro de estudios.

    Científicos británicos y estadounidenses han recibido cartas del AEI en las que se les ofrece ese dinero por artículos que cuestionen el informe intergubernamental sobre el cambio climático, señala el periódico.

    Las cartas acusan al grupo intergubernamental que ha elaborado el informe de resistirse a “las críticas razonables” y de “llegar a conclusiones sumarias e insuficientemente apoyadas por el trabajo analítico”.

    David Viner, de la Sección de Investigaciones Climáticas de la Universidad de East Anglia, califica la iniciativa de ese instituto conservador de “intento desesperado de una organización que quiere tergiversar las pruebas científicas en beneficio de sus objetivos políticos”.

    Las cartas fueron enviadas por Kenneth Green, un colaborador del AEI, quien confirmó que la organización se había dirigido a científicos, economistas y analistas para pedirles que subrayaran los puntos fuertes y débiles del informe sobre el cambio climático.

    Según Ben Stewart, de la organización ecologista Greenpeace, el American Entreprise Institute es algo más que un “think tank” ya que funciona “como la Cosa Nostra intelectual de la administración Bush”.

    “Son los sicarios de la Casa Blanca en los últimos estertores de la campaña negacionista del cambio climático. Han perdido la batalla científica, han perdido la batalla ética. Y lo único que les queda es una maleta llena de dinero”, señala Stewart.

    El próximo lunes, otra organización financiada por Exxon y con base en Canadá, publicará en Londres un estudio que arroja la sombra de la duda sobre el informe intergubernamental.

    Entre los autores de ese estudio está Tad Murty, un ex científico que niega que la actividad humana tenga algo que ver con el cambio climático.

    El informe intergubernamental sostiene, por el contrario, que hay un 90% de probabilidades de que el calentamiento del planeta se deba precisamente a la actividad del hombre.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s